Kimberly-Clark: un conocido cartel del mercado de papel ¿pero también de drogas?

kc

 

Equipo 15 y Último.

A propósito de Kimberly Clark (uno de lo oligopolios más grandes que opera en el país, entre otros productos con los pañales Huggies, las toallas sanitarias Kotex y el papel higiénico Scott, todos muy escasos como bien sabemos) una de las primeras notas publicadas en 15 y Último, daba cuenta del procedimiento administrativo que el Estado colombiano le tiene abierto a su sucursal en Colombia, dada la práctica de cartelización aplicada por la empresa en varios productos, entre ellos el papel tualet.

Resaltábamos en aquella ocasión, el informe de 277 páginas redactado por el grupo de trabajo para la Protección y Promoción de la Competencia de la Superintendencia de Industria y Comercio colombiana, donde se detalla paso a paso cómo el grupo de empresas más grandes del país en el negocio de los papeles suaves, tenían montada una serie de acuerdos para fijar los precios de sus productos, y de esa forma, obligar a los colombianos a pagar más por cada uno de ellos por más de una década. El documento detalla que fue evidente “un acuerdo restrictivo duradero y permanente entre los investigados durante los años 2000 a 2013”. Allí aparece, por ejemplo, la declaración de Luis Fernando Palacio González, quien fuera gerente de Kimberly para la Región Andina y quien participó en el acuerdo durante todo el tiempo de su existencia. Al poco tiempo de redactada esta nota, Kimberly salió involucrada en otros dos carteles: el de cuaderno y el de pañales desechables.

Pero en realidad estas no son las únicas cosas de las que se puede acusar a la empresa. Y es que si bien nadie a estas alturas se recuerda de eso, en 2009, durante la toma de una de sus plantas por acusaciones de acaparamiento, las autoridades se encontraron con la sorpresa de un camión cargado con más de 400 kilos de cocaína negra. Hasta no mucho la noticia se podía descargar de la página web del diario El Aragueño. Sin embargo ahora casualmente ya no se puede. Pero todavía y antes que lo bajen, puede ver la reseña acá: http://www.reporteconfidencial.info/noticia/10259/incautaron-444-kilos-de-cocaina-negra-en-zona-industrial-de-san-vicente/

Claro que cualquiera podría pensar que se trataba de un hecho fortuito. No obstante, al tiempo de esto, en una planta de la misma empresa pero en México, fue incautado otro vehículo de carga con 700 kg de marihuana. La noticia de este caso la puede leer acá: http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=29721.

Así las cosas, ya que está comprobado que Kimberly Clark carteliza el mercado de la industria papelera donde se ínstala para extorsionar a los consumidores, ¿no será el caso que no es el único cartel del que le gusta participar?

Por cierto, a propósito de la no entrega de las divisas, dejamos acá la siguiente gráfica de Pasqualina Curcio donde se demuestra que como por lo general suele ocurrir,  es un argumento bastante discutible por decir lo menos…

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*