Lorenzo Mendoza no paga impuesto: ¿eso qué significa?

30bbde251ff94666b25d8502e72aaf96

Por: Luis Salas Rodríguez

En todos los países civilizados, y especialmente aquellos los cuales la derecha gusta poner como contraejemplo de nuestro “barbarismo” tropical, la función pública debe ser financiada por los ciudadanos y las empresas. Para ello existe el mecanismo histórico de los impuestos, que son las contribuciones que unos y otros damos al Estado para que al transformarlas en presupuesto pueda ejecutar las obras, operar servicios, etc.

Por otra parte, históricamente hablando, los impuestos cumplen dentro de las sociedades el papel de propiciar una mejora en la redistribución de los ingresos. Y es que en la medida en que el régimen patrimonial dominante es el privado, la garantía de disminuir las inequidades que esta condición causa sin pasar por una redistribución del régimen patrimonial, es garantizando una mejor redistribución de los ingresos.

Es por este doble motivo que, por norma, los impuestos son tanto de obligatorio cumplimiento en su pago como de carácter progresivo, es decir: quien más gana más paga. Lo que significa que su incumplimiento es un delito que debe ser sancionado, un delito no contra el Gobierno ni tan siquiera contra el Estado, sino contra la sociedad toda.

¿Pero qué pasa en Venezuela?

En nuestro país existe una inveterada tradición al no pago de impuestos. Es algo contra lo que han luchado todos los gobiernos, desde Bolívar en adelante, y en buena medida, por cierto, algo de rebelión fiscal hubo en la caída de la República grancolombiana.

Pero cuando apareció el petróleo el no pago de impuesto no solo se hizo endémico, sino que pasó a ser, de hecho y de derecho, política de Estado. Y es que como desde el principio el Estado venezolano ha sido la caja chica de los grupos económicos dominantes, a la corrupción pura y simple (la práctica de privatizar vía los bolsillos y cuentas propias la riqueza pública) le siguió la de reemplazar la contribución tributaria obligatoria privada por el ingreso adicional, propiciado por el petróleo en cuanto riqueza nacional.

Lo que esto quiere decir, en criollo, es que contrario a los demás países, la operatividad del Estado y la función pública no dependen de los tributos internos sino de la renta petrolera. Pero si esto es así no es por error sino a propósito: es el mecanismo histórico de mayor apropiación “indirecta” de la renta petrolera en la medida en que el Estado –y por tanto el país– suple, vía renta petrolera, lo que los privados dejan de pagar.

La excusa histórica que se dio para esto es que siguiendo la famosa “teoría” del derrame, todos los impuestos que los privados no pagan deben dedicarlo a la inversión productiva. Sin embargo, eso nunca ha pasado. Desde el principio, más que un incentivo para la producción nos encontramos ante un privilegio “gracias” al cual nosotros los venezolanos mantenemos una especie de “realeza” no decretada de parásitos que usa ese dinero para la importación de bienes suntuarios que consumen divisas y para la fuga de capitales.

Así las cosas, Venezuela en este momento cuenta con una de las presiones fiscales más bajas del continente (12%), si no la más baja, muy por debajo de, por ejemplo, Brasil (34%) e incluso el neoliberal Chile (20%), y del promedio latinoamericano que ronda también el 20%. Todo sin contar los todavía existentes problemas de evasión y elusión sobre los cuales se ha avanzado pero donde todavía nos falta mucho, dada que la ingeniería comercial del sector privado recurre a todos los medios concebibles para burlar la contribución. Los estudios más conservadores estiman la evasión fiscal en nuestro país en torno al 40%, y otros incluso hablan del 70%. Mucho se avanzó entre 2002 y 2012 pero aún falta en este terreno y buena parte del componente del boicot económico actual pasa por lo fiscal.

Ahora nos enteramos vía un periodista argentino que empresas Polar, el principal monopolio del país, es evidencia de esto último. Y es que entonces, más allá de las denuncias sobre especulación y acaparamiento, resulta que al parecer tampoco paga impuestos. ¿Será esto cierto? ¿Y qué tiene que decir al respecto la principal autoridad tributaria del país? Es una denuncia sumamente grave, sumada a las otras graves que ya se han hecho, pero que no se puede dejar pasar así no más como otro capítulo de la diatriba oficialismo-oposicionismo a la que ya nos hemos mal acostumbrado.

Como lo hemos dicho infinidad de veces: más allá de la voluntad de sabotear de la derecha, son la debilidad institucional y la impunidad las variables a ser modificadas en esta historia.

9 Comentarios en Lorenzo Mendoza no paga impuesto: ¿eso qué significa?

  1. me parece muy bien que el SENIAT haga una revision exahustiva de todas las empresas (todas), y que las pongan a pagar los impuestos que realmente deben pagar. y aquellas que hayan incurrido en evasion de impuestos,
    deben ser sancionadas con todo el peso de la ley.

    • LORENZO MENDOZA ES UN HOMBRE DE UNA RECTITUD Y CORRECTITUD CONOCIDAS SUFICIENTEMENTE POR 28 MILLONES DE VENEZOLANOS. POR ESO ES TAN RESPETADO. EL PUEBLO LO AMA.

      • Que se sepa, la publicidad no es una fuente válida para conocer las “rectitud”de nadie. Si esto fuera así, muchos políticos serían casi unos ángeles.

      • No se trata de amor, se trata de corroborar si realmente Mendoza y sus empresas, asi como otras tantas de consorcios igualkmente poderosos en Venezuela pagan y si pagan lo exigido por Ley

  2. Para un sector importante de la sociedad ese se*or representa el paradigma de la “clase productiva” y cualquier falsa costura q se le indilgue sera visto como un ataque a su sentimiento de clase.si fuera el caso q ante delitos de boicot,acaparamiento,bachaqueo y robo de divisas(hay Quien denuncia q las maquinas de sus plantas aq en el pais son obsoletas y las nuevas,gracias a ls divisasq recibio del estdo,estan en sus plantas del exterior).en todo caso este es el momento de que rinda cuentas o la impunidad sera quien termine de destruir la 5 ta republica

    • Usted debe mirar a los militares y gobernantes. Las vidas suntuosas que llevan…de donde sacaron el dinero? No me diga que un sueldo de sargento es 11 mil millones de dolares. Mire para alla y va a encontrar lo que busca

      • si tiene las pruebas en la mano presentelas y no haga lo que dijo el señor ramos allupu que dijo tener pruebas del fraude electoral y a la fecha no las ha presentado.

  3. Infinidad de radiografías (todos muy valiosos para el debate y la construcción) se han realizado de los acontecimientos socio económicos de nuestro país… al parecer nunca es suficiente y es por ello que se hacen estrictamente necesario las investigaciones, denuncias y propuestas… ¡pero se nos siguen escapando los morrocoy!

  4. Claro esta que esto de las donaciones que no es otra cosa disfrazada de publicidad también se ha aprovechado para rebajar sus impuestos, concepto que debió tener un tope,publicidad que se ha beneficiado la empresa para meterse en el venezolano por todos lados con su cerveza y a la vez pintarse como el empresario honesto y súper productor, cuando es obvio que se ha llevado las divisas de aquí para el exterior, dejando aquí las mismas estructura sin ningún crecimiento, que se investigue, y no solo el todo los que manejen recursos vitales para la navion , sea entes publicos o privados.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Lorenzo Mendoza no paga impuesto: ¿eso qué significa? | D-Todo

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*