Hablan las víctimas de la violencia política (III): “Detrás del sicariato campesino está el verdadero poder económico de este país” / Conversando con Maite García

maite-victimas

Por: Jessica Dos Santos y Luis Salas Rodríguez

El 21 de noviembre del año 2001, frente a las cámaras de televisión, el entonces presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), José Luis Betancourt, rompía la Gaceta Oficial donde había sido publicada la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, promulgada por el presidente Hugo Chávez, vía habilitante, junto a otros 48 instrumentos, entre los que también figuraba la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

En aquella oportunidad Betancourt, quien también presidió Fedecámaras y fue coordinador nacional del Comando Venezuela, expresó: “Si él [Chávez] quiere plantearle una guerra al sector privado venezolano, en los términos que él imponga, en el terreno que sea, nosotros nos vamos a enfrentar”, y tan solo unos meses el sicariato empezó a cobrar la vida de los principales líderes campesinos del país.

“El asedio de los terratenientes se inició en el mismísimo momento en que el presidente Chávez levantó las banderas zamoranas, empezó a dignificar a los campesinos, y promulgó esa ley que en su primer artículo declara el latifundio como contrario al interés social. Todos recordamos a José Luis Betancourt rompiendo la gaceta, pero eso no fue lo más grave, sino que enseguida sentenciaron a muerte a nuestros familiares. Ellos llamaron a todos los ganaderos a armarse para oponerse a quien tratase de implementar la normativa, y el 19 de septiembre del año siguiente asesinan a mi papá. De hecho, en el Zulia mataron a los 5 líderes que acompañaron al presidente Chávez en la promulgación”, expresó Maite García, presidenta de la Asociación de Familiares de las Víctimas del Sicariato.

Maite es hija de Armando García Huerta, mejor conocido como El Pelaíto, un líder y defensor de los campesinos y pescadores, quien formó parte del Movimiento Quinta República (MVR) y fungió como presidente del Comité Agrario Bolivariano de Catatumbo. “A mi papá lo apodaron así porque él insistía en que los niños campesinos debían tener derecho a la educación, porque, aunque algunos no lo recuerden, acá los terratenientes ponían a trabajar a los niños campesinos, empleaban al campesino y aceptaban que se llevase a su esposa y a sus hijos, y al final todos trabajaban, pero se les pagaba solo con la comida, y si acaso. En cambio, mi papá decía que esos niños debían estudiar y ser los educadores del mañana”, agrega.

“Mi papá tenía posesiones, él no peleaba por un lote de tierras para él, al contrario, dentro de sus terrenos él creó la escuela del conuco, ahí se les daba clase a niños campesinos de todos los sectores, tres de sus hermanos se graduaron como educadores y trabajaban ahí ad honorem, ellos se iban a buscar a los niños al sur del lago, les pedían permiso a sus familiares y los ponían a estudiar. Mi papá era sociólogo de la Universidad del Zulia. Siempre tuvo la sangre bien rojita”.

Precisamente Pelaíto fue el primer líder campesino revolucionario en caer a manos del sicariato como retaliación tras la promulgación de esta ley. Tenía solo 44 años y recibió doce impactos de bala, en su propio hogar. “A mi papá lo asesinaron en nuestra casa, delante de mis hermanos, de mi mamá, dos tíos, y mi abuelo. El sicario entró y lo mató, ahí, delante de todos nosotros, fue muy fuerte”, nos relata Maite.

Al mejor estilo de las Autodefensas Unidas de Colombia, nación donde unos meses antes había tomado posesión el presidente Álvaro Uribe Vélez. “Los terratenientes contratan sicarios de bandas paramilitares colombianas. Desde el asesinato de mi papá, que además era el presidente de la poligonal rural, se iniciaron los asesinatos selectivos, y todavía mucha gente dice: ‘¿qué es eso del sicariato campesino?’. Ha sido invisibilizado, precisamente porque detrás de estos asesinatos está el poder económico, quienes creían que las tierras les pertenecían, y eran dueños de las vidas de aquellos campesinos e indígenas a los cuales explotaron por años. De esa forma intentaron desmovilizar a los campesinos, para que no se atraviesen a realizar denuncias ni a pelear por la tierra”, nos explica Maite.

Tras el asesinato de su padre su casa padeció también fuertes acciones vandálicas, razón por la que su familia se vio forzada a residenciarse en Caracas e iniciar esta asociación. “Las víctimas son incontables. El sicariato campesino no es nuevo, aunque nos quieran hacer creer que lo es. Los gobiernos de los años 60, 70, 80, 90, nos asesinaban, pero decían ‘ay esos campesinos se mataron por una lechosa’, o ‘miren, se pelearon entre ellos y se mataron a machetazos’, pero en realidad eran líderes y víctimas de la represión de Estado”, nos aclara la hoy integrante de la Asociación de Familiares de las Víctimas del Sicariato.

Maite nos dice que en la asociación han trabajado con fuerza para registrar los asesinatos que van desde el año 1999 hasta el día de hoy. “Tenemos 312 familias, donde asesinaron a sus padres o a sus madres, porque también tenemos 2 casos de mujeres líderes campesinas que fueron asesinadas, una en el 2015 y otra en el 2013. Pero se están investigando más casos porque las denuncias crecen y crece”, enfatiza Maite.

En este sentido a Maite también le preocupa el panorama político actual: “Es que la oposición siempre aprovecha las coyunturas para hacer llamados a la violencia, para asesinar a nuestros líderes, a mi papá lo mataron después del golpe de Estado y antes del paro petrolero. Y de verdad, a mí me parece muy bien el diálogo nacional que hoy se realiza, pero debe imponerse la verdad para que pueda existir justicia y solo entonces podremos consolidar una paz verdadera”, finaliza.

3 Comentarios en Hablan las víctimas de la violencia política (III): “Detrás del sicariato campesino está el verdadero poder económico de este país” / Conversando con Maite García

  1. Camarada eso es muy cierto muchos lideres y lideresas son victimas de empresarios y terratenientes como henry falcon gobernador de lara ese es un vaga bundo que se a dueñado de empresas y terrenos a traves de los terceros que le cubren todas esas antimañas una es muy evidente como la empresa pegarpa hace todos los trabajos de acueductos en lara y la famosa tevial todo lo que es infraestructuras viales esa es la realidad el ex gobernador de la a podado fan FA yana Orlando Fernandez Medina lo denuncio por el triangulo de las trinitarias eso lo por la fiscalia general de la república y nada

    • el gobierno lo sabe y es cómplice de ello la fiscalia lo sabe y el poder judicial tan bien pero son autónomos y si ellos no imparten justicia seguimos en la 4ta republica digan lo que digan

  2. solo llaman ha los familiares de las victimas solo para tomar les las fotos en los eventos del gobierno pero para dar respuesta de los juicios no y menos para pagar oh resarcir daños menos

3 Trackbacks & Pingbacks

  1. Hablan las víctimas de la violencia política (III): “Detrás del sicariato campesino está el verdadero poder económico de este país” / Conversando con Maite García | D-Todo
  2. La lucha por la tierra en el año zamorano – 15 y Último
  3. La lucha por la tierra en el año zamorano | Quisqueya Sera Libre

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*