El bloqueo financiero internacional. Otra arma de guerra contra el pueblo venezolano

riesgo-pais-mejoro-165-puntos-en-un-mes

Por: Pasqualina Curcio Curcio

No hay duda de que el pueblo venezolano ha estado sometido a fuertes agresiones que buscan, por la vía de la distorsión de los mercados y la afectación de la economía, incidir en las preferencias electorales de una población que ha transitado, desde 1999, en un proceso político democrático y pacífico.

Una de las armas utilizadas en el marco de esta guerra no convencional contra el pueblo venezolano ha sido el bloqueo financiero internacional. Se ha basado principalmente en la publicación de índices de riesgo-país que no se corresponden con la realidad económica. Se trata de mecanismos que buscan manipular estos mercados y con ello la percepción de riesgo financiero hacia Venezuela.

El riesgo-país es un índice que trata de medir la garantía de que un Estado cumpla con sus compromisos de deuda en los términos acordados. Constituye una prima de riesgo asociada a la probabilidad de incumplimiento en el pago de la deuda externa. En la medida en que el riesgo país es mayor, dicha prima también lo será, y por lo tanto, ante eventuales solicitudes de créditos en el exterior, el país deberá pagar tasas de interés más elevadas para cubrir tal prima. O dicho en otras palabras, los inversionistas exigirán un mayor rendimiento debido al riesgo.

Este índice se expresa en puntos. Cada 100 puntos equivale a 1% adicional de tasa de interés. Por ejemplo, si el riesgo país es 2000, la deuda tendrá un costo de 20%.

Son los grandes bancos privados y las calificadoras de riesgo las que se encargan de hacer seguimiento continuo del riesgo crediticio de los países. Son sus publicaciones diarias las que influyen sobre la posibilidad de que un país tenga mayor o menor acceso a créditos en los mercados financieros internacionales, o en todo caso, que dicho crédito sea más o menos costoso. Índices muy elevados pudiesen hacer muy costosos los créditos a los países, reorientándolos de esta manera a acudir al Fondo Monetario Internacional, cuyas tasas son menores, pero con todas las condiciones de políticas de “estabilización macroeconómica” que ello implicaría.

¿Actúan estas agencias de manera rigurosamente científica al calcular el riesgo-país o por el contrario se trata de manos que visiblemente manipulan los resultados en favor de sus propios intereses o el de los mercados financieros mundiales o, incluso y más allá de los objetivos económicos y financieros, responden a intenciones políticas?

Es el caso que Venezuela es, actualmente, el país con mayor índice de riesgo-país a nivel mundial. A la fecha asciende a 2323 puntos. Esperaríamos, teóricamente, que los incrementos de este índice se correspondan, principalmente, con incumplimientos del pago de servicios de la deuda pública externa.

Sin embargo, para el caso de Venezuela y durante el período 2001-2016, los resultados han sido contrarios: mayores niveles de pago del servicio de la deuda externa están asociados a mayor riesgo-país. A medida que aumenta el pago de servicio de la deuda, también aumenta el riesgo país (ver gráfico). Estábamos esperando que esa tendencia positiva del riesgo-país, es decir, esa pendiente positiva de la línea roja, estuviese acompañada de una disminución y una pendiente negativa del pago de la deuda mostrada por la línea azul. No obstante, lo observado es contrario a lo teóricamente esperado.

bloqueo-financiero-001

Resaltamos el período 2006-2008, en el cual se observa que en la medida en que aumentó el pago del servicio de la deuda externa también incrementó de manera importante el riesgo-país. De hecho, fueron los años que registraron mayor variación del riesgo-país: entre 2006 y 2007, esta fue 177%, pasando de 183 a 577; de 2007 a 2008, la variación fue 257%, pasó de 577 a 1808. Debemos recordar que el año 2007 se realizó el referendo para la reforma de la Constitución, también debemos recordar que durante ese año se registraron niveles de desabastecimiento, programado y selectivo, muy elevados. Además las manipulaciones del tipo de cambio ilegal fueron de las más elevadas.

Desde el año 2013, momento en el que inicia una escalada del riesgo-país, y hasta la fecha, Venezuela ha pagado 63.566 millones de dólares por concepto de servicio de deuda pública externa. Ha cumplido de manera puntual con todos los compromisos, y sin embargo el riesgo-país incrementó 202% durante el mismo período, pasando de 768 en 2012 a 2323 en 2016.

El riesgo-país ha sido una de las principales armas utilizadas para bloquear financieramente a Venezuela. Este ha sido manipulado, en tiempo y en magnitud, de la misma manera que lo ha sido el tipo de cambio en el mercado ilegal y el desabastecimiento programado de bienes esenciales. El gráfico siguiente muestra en un mismo plano cómo se han comportado estas tres principales armas económicas contra el pueblo venezolano.

bloqueo-financiero-002

Se observa que los tres indicadores muestran similares variaciones en los mismos momentos, cuyos niveles más altos de manipulación corresponden con procesos electorales o de coyuntura política. Siguen un patrón en su comportamiento que atiende a los ciclos políticos.

Debemos resaltar el hecho de que estadísticamente no hallamos relación significativa entre el riesgo-país y los indicadores económicos y financieros que se supone están asociados o determinan los niveles de este índice. Sin embargo, llama la atención la elevada correlación estadística entre el riesgo-país con respecto al desabastecimiento (el cual ha sido programado y selectivo) y al tipo de cambio ilegal (que ha sido manipulado).

El riesgo-país no es resultado de cálculos rigurosamente científicos, tampoco se corresponde con variables económicas. Incluso, tampoco es consecuencia de los sucesos políticos, es decir, no es resultado de estos eventos, por el contrario, pretende ser una de las causas desencadenantes de alteraciones políticas por la vía de la dificultad al acceso de financiamiento externo.

Son las grandes instituciones financieras las que han estado accionando esta arma de guerra económica. Son los grandes monopolios de las finanzas a nivel mundial las manos visibles que han pretendido incidir sobre los mercados financieros y la economía venezolana en general.

No es casualidad el comportamiento casi idéntico de la tendencia de los tres indicadores de las armas de guerra: el desabastecimiento programado, la manipulación del tipo de cambio ilegal y con este la inflación inducida, y el riesgo-país. Armas todas que por ser masivas afectan a todo un pueblo y buscan, por esa vía, incidir sobre la estabilidad democrática.

Es necesario mencionar entre paréntesis, que a pesar de tales presiones, consecuencia del bloqueo financiero internacional, el gobierno venezolano ha cumplido con sus compromisos de deuda y a la vez, ha mantenido sus niveles de inversión social, garantizando de esta manera los derechos humanos y sociales de la población.

El hecho de que estos niveles de inversión social se sigan manteniendo y permitan seguir garantizando la protección del pueblo ante las fuertes agresiones económicas, requiere que el país se financie, no por la vía de recortes de la inversión social, ni lo que neoliberalmente se conoce como reducción del gasto público, tampoco por la vía de las privatizaciones, ni pagando créditos a tasas de interés excesivas en los mercados financieros internacionales, mucho menos acudiendo al Fondo Monetario Internacional.

La vía de financiamiento del Estado debe ser a través del aumento de los ingresos fiscales provenientes de los impuestos directos y progresivos por parte de los dueños de capitales. No es sobre el pueblo, que ha sido el principal afectado en el marco de esta guerra no convencional, sobre el cual debe recaer el financiamiento de la inversión social por la vía de los recortes. Son los dueños del capital, especialmente las grandes corporaciones, por cierto, las manos que visiblemente han agredido a los venezolanos, las que deben asumir el costo de la guerra económica que han desencadenado y que ha generado graves distorsiones a la economía.

Es necesario no solo aumentar los niveles de presión tributaria de estas empresas por la vía de mayores tasas de impuestos, que son las más bajas del continente, sino además mejorando la recaudación, disminuyendo la evasión y la elusión. Sería interesante conocer la cantidad de impuestos que cada una de estas grandes corporaciones nacionales y transnacionales, incluyendo la banca, ha pagado al Estado venezolano, si es que efectivamente han estado pagando los impuestos.

Va siendo hora de que estas grandes corporaciones cumplan con su obligación de contribuir al fisco, tal como lo hace cualquier empresa en cualquier país del mundo. Y en la coyuntura actual, es inadmisible que por vía indirecta, el Estado se vea obligado a negociar préstamos financieros a elevadas tasas de interés a nivel internacional (consecuencia de la manipulación del riesgo-país) y que por lo tanto, termine siendo el propio pueblo bolivariano agredido, el que financie la guerra económica accionada por el régimen capitalista.

Va siendo hora de que estas grandes corporaciones asuman el financiamiento de su guerra económica.

7 Comentarios en El bloqueo financiero internacional. Otra arma de guerra contra el pueblo venezolano

  1. Cuando fui estudiante del doctorado en gerencia una de las cosas que le,pregunte a un doctor era porque la empresa mas grande de energía eléctrica de los EEUU había quebrado? No hubo una repuesta no hay análisis concretos de la realidad. Entonces vemos que la manipulación es el arma que utilizan para dañar y lesionar a pueblos enteros y que las derechas mundiales no, tienen el menor escrúpulo. Entonces tenemos que rescatar la Ética y la moral en la política, en la economía, en la cotidianidad, de no ser así ya lo decía Fidel Castro la raza humana dejara de existir por inconsciencia es decir falta de valorar la,vida y la naturaleza.no podemos seguir siendo depredados por las derechas, ahora que sabemos que los izquierdistas somos gente inteligente impongamonos éticamente sobre los ignorantes analfabetos funcionales que son los de derecha.

    • Sucede que para aquel tiempo ya existía. La Guerra Mediatica y la venta o traición de socios o entes litigantes igual que ahora; nosotros sobreviviremos a todo tipo de ataque que deberíamos llamarlos genocidas. Porque en cada ataque aunque diste de la realidad diaria lo que buscan crear un Terror no sólo nacional sino internacional y las grandes casas encuestadoras y presentadoras del índice bursátil derraman su tinta mortal en tabloides y medios audiovisuales que no tienen ëtica sino que se prestan a hacer conjeturas inflacionarias y no mostrar los ataques de su guerra psicológica y económica de sus instituciones amarillistas o empresas parasitas como cnn o CÑM o coñosdemadres igual que detractores apatridas que son peseteros. Por ellos se les debería pechar o tratar de traidores cuando son nacionales aquí en Vzla no existe pena de muerte y cuando se trata de extranjeros perseguirlos como hacen países extremistas así de tácito; ya que atentan contra toda persona que sale a trabajar a diario buscando el pan con su esfuerzo. Atte. Lic. Adm. De Empresas Unesr. Julio César Herrera Henriquez. Diplomado en Gerencia Pública. Prohibido Olvidar 27nov. La defensa de un país es con honor y a diario.

  2. Los monopolios bancarios ademàs de tener un negocio redondo con extraordinarias ganancias a costa de los ahorrista a quienes por cierto paga bajo intereses, Aporta muy poco por no decir nada al Estado Venezolano, igualmente sucede con los grandes monopolios corporacionales. ¡Và siendo hora de llamarlos al botòn!

  3. Excelente artículo, como siempre, este de la camarada Pascualina. Una precisión técnica: el porcentaje expresado por el “riesgo-país” no es directamente la tasa de interés a cobrar a dicho país; es peor: ese porcentaje, el del “riesgo-país” es sumado a la tasa que pagan los bonos del Tesoro de EUA a 90 días, que se supone es de “riesgo cero” y es el “piso” de las tasas activas; y el resultado de dicha sumatoria sí es la tasa a cobrar al respectivo país.

    Un detalle: me gustaría que Pascualina mejorara la presentación de la segunda gráfica, ya que las etiquetas descriptivas se superponen a las curvas cuantitativas; podrían estar a un lado, o más arriba.

    • Que sí las bandas de estabilización monetaria: los índices de la cesta básica, una inflación o como quieran decir super mega inflación cuando un país vence al analfabetismo y no sólo hasta obtener un título de escuela Básica, High School, Bachillerato, Técnico Medio, TSU, un pregrado sucede que un pueblo no se deja engañar y a este país no lo tumba esos números ojo el ataque no es al gobierno. Es a cada habitante del país. Los ambiciosos que se coman los números a este país no le sucederá como ocurre en Suramérica, centro América y países analfabetas del mundo . “Mi pueblo pereció porque le faltó conocimiento. Oseas 4: 6 (600 años A.C).

  4. Una de las cosas que se debe hacer con el pueblo venezolano es mantenerlo informado de todo lo que está pasando en el país, por ejemplo esta información se debe trasladar a foros públicos que se puedan debatir con las palabras más sencillas posibles, por ejemplo yo he visto a Pascualina el programa de la hojilla y he captado sus estudios sobre el comportamiento de la inflación producto de la manipulación de los productos con el dólar preferencial que el gobierno nacional les suministra y como una ves que el producto está en el país ellos colocan en el mercado el producto calculado al dólar negro, esa información debe ser enseñada al pueblo para que se empodere del conocimiento y así confrontar esta guerra criminal que estamos viviendo.

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. De la internacional de las espadas a la internacional mediática: las agresiones contra América Latina – Matrizur
  2. DE LA INTERNACIONAL DE LAS ESPADAS A LA INTERNACIONAL MEDIÁTICA: LAS AGRESIONES CONTRA AMÉRICA LATINA | Temístocles Cabezas

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*