Casas de cambio en la frontera: revisión crítica, pronósticos y recomendaciones

Gavazut

Por: Luis Enrique Gavazut Bianco

Recientemente, el gobierno bolivariano autorizó la apertura de ocho casas de bolsa en los estados Táchira y Zulia, ubicadas en las localidades fronterizas con Colombia. Dichas casas de cambio pertenecen a la conocida empresa privada del ramo Italcambio, la cual forma parte del Consejo de Economía Nacional, creado el año pasado por el presidente Nicolás Maduro como instancia de planificación y coordinación de la Agenda Económica Bolivariana entre el Estado y la empresa privada, y cuyo presidente, el economista Carlos Dorado, ha venido haciendo declaraciones públicas desde 2015 en contra de la página web Dólar Today, por el daño que dicho marcador le hace a la economía nacional, coincidiendo abiertamente así con los señalamientos que contra Dólar Today se hacen desde el gobierno revolucionario, lo que sin duda le ha merecido la confianza de este último.

Poco después de haber comenzado a operar esas casas de bolsa, el presidente de la República afirmó que próximamente se autorizarán 20 casas más, para ir haciendo contrapeso a las casi 6.000 que actualmente están establecidas del lado colombiano.

La finalidad de esta medida, según declaraciones públicas del presidente Nicolás Maduro y de otros voceros del gobierno nacional y autoridades gubernamentales de frontera, es derrotar las mafias cambistas colombianas que vienen destruyendo el valor del bolívar mediante un ataque especulativo sistemático en contra de la moneda venezolana.

Ante la negativa del gobierno de Juan Manuel Santos a autorizar el paso de vehículos para que los colombianos puedan comprar la gasolina venezolana en las estaciones especiales de frontera que acaba de habilitar Pdvsa para el expendio directamente en pesos colombianos y divisas libremente convertibles, y que según declaraciones públicas del gobierno venezolano serían la fuente de los pesos para alimentar las casas de bolsa de frontera recién autorizadas, el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, declaró que el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene en su haber actualmente millones de pesos colombianos y que, además, el Estado venezolano tiene empresas instaladas en territorio colombiano que generan pesos.

Esto significa que las casas de bolsa de frontera serán alimentadas por las reservas internacionales de Venezuela, dado que incluso los pesos que generan las empresas del Estado establecidas en Colombia al repatriarse hacia Venezuela deben ser cambiados por el Banco de la República de Colombia por divisas libremente convertibles que irían a engrosar las reservas internacionales de Venezuela. Y por otro lado, en virtud del convenio de convertibilidad entre el bolívar y el peso vigente entre Venezuela y Colombia, los pesos colombianos en poder del Banco Central de Venezuela pueden cambiarse en divisas libremente convertibles que debe suministrar el Banco de la República de Colombia.

En cuanto al mecanismo operativo, el gobierno bolivariano aspira a que la medida beneficie toda la población residente de ambos estados fronterizos de manera amplia y democrática, es decir, que los beneficios de la actividad cambiaria de frontera no se concentren en pocas manos, sino que favorezcan al pueblo realmente. Para ello ha establecido una serie de requisitos. En primer lugar, se debe hacer la solicitud a través de la página web de Italcambio para obtener una cita previa. En segundo lugar, solamente podrán participar las personas naturales que estén al día en el pago del impuesto sobre la renta y que puedan comprobar su efectiva residencia en los estados fronterizos. Y en tercer lugar, se ha establecido un límite diario por persona de hasta el equivalente a 200 dólares para operaciones en efectivo, y 300 dólares para operaciones electrónicas.

Según las noticias de última hora, se sabe que Italcambio está cobrando una comisión por cada 4 pesos vendidos de 1,72 pesos, es decir, de 43% por cada transacción.

Connotados economistas de la derecha ultraneoliberal, como Víctor Álvarez, Francisco Rodríguez, José Grasso Vecchio y Tomás Socías, han opinado recientemente acerca de las casas de bolsa de frontera, señalando que están de acuerdo con la medida, que les parece positiva y que las mismas son un buen primer paso en dirección a la eliminación del control de cambios vigente en el país desde el año 2003, pero que el gobierno no debería establecer una tasa de cambio fija entre el bolívar y el peso colombiano, sino dejarla fluctuar libremente, para que así las fuerzas de la oferta y la demanda determinen el tipo de cambio de frontera, y que solo así y eliminando el resto de controles e intervenciones del Estado sobre la economía, incluyendo la eliminación del subsidio a la gasolina, podría esta medida tener la posibilidad de abatir definitivamente el dólar today. El gobernador Vielma Mora ha declarado recientemente que el precio de la gasolina de 91 octanos debería ser de 50 bolívares por litro, y el de la gasolina de 95 octanos debería ser de 80 bolívares por litro.

Como investigador independiente en ciencias sociales, he analizado los posibles escenarios que tendrá esta medida para la economía nacional y he llegado a la conclusión de que las casas de bolsa de frontera no van a lograr acabar con las mafias cambistas, ni tampoco van a abatir, o siquiera mitigar, el ataque especulativo contra el bolívar, y, muy por el contrario, podrían terminar enriqueciendo a un sector muy reducido de la burguesía financiera a expensas de las ya de por sí menguadas reservas internacionales del país, y del poder adquisitivo del pueblo. Paso de seguidas a explicar cada uno de los escenarios posibles.

Escenario 1

Los arbitrajistas (todo aquel que aspira obtener una ganancia aprovechándose del diferencial cambiario entre Venezuela y Colombia) compran pesos en Venezuela y los aprovechan para comprar bolívares en Colombia.

1.- Italcambio vende pesos a razón de 4:1 (tipo de cambio fijo: 4 pesos/bolívar).

2.- Cambistas colombianos venden bolívares a razón de 0,80:1 (bolívar Cúcuta: 0,80 pesos/bolívar, a la fecha).

3.- Ganancia de arbitraje:

1 Bs. ————-> 0,80 pesos

X    <————-     4 pesos

X = 4 × 1 ÷ 0,80 = 5 Bs. ;  Y = X – 1 Bs. = 4 Bs.

Tasa porcentual de ganancia = Y ÷ 1 Bs. × 100 = 400%

4.- Si los bolívares obtenidos se gastan en Venezuela, implica:

• Mayor demanda.

• Mayor inflación.

• Mayor escasez y aumento del contrabando de extracción.

5.- Si los bolívares obtenidos se atesoran, implica:

• Menor liquidez.

• Mayor demanda de dinero (escasez del medio de pago).

• Mayor emisión monetaria.

• Mayor depreciación de la moneda.

• Mayor inflación (porque la economía depende de importaciones).

6.- Efecto previsible sobre el bolívar Cúcuta:

• Debería apreciarse el bolívar (porque aumenta la demanda de bolívares del lado colombiano), pero ello depende de la oferta de bolívares del lado colombiano (que a su vez depende del volumen de venta de pesos del lado venezolano, del volumen de compras en bolívares de venezolanos en Colombia y del contrabando de bolívares hacia el lado colombiano) y de la manipulación arbitraria de las mafias cambistas (factor independiente de la oferta y demanda de bolívares del lado colombiano).

• Cabe esperar entonces que el bolívar Cúcuta siga su tendencia depreciativa para mantener el diferencial cambiario de frontera que posibilita las ganancias de arbitraje, y además para seguir haciendo rentable el contrabando de extracción de combustible y mercancías reguladas y subsidiadas en general.

7.- Efecto previsible sobre el dólar today:

• Como el valor del dólar today se calcula mediante el valor del bolívar Cúcuta, cabe esperar que el dólar today seguirá aumentando (se seguirá depreciando el bolívar en el mercado paralelo marcado por Dólar Today). De hecho, hasta la fecha el dólar today ha seguido aumentando, a pesar de que ya las casas de bolsa del lado venezolano comenzaron su actividad.

8.- Efecto previsible sobre las reservas internacionales de Venezuela.

• Si la fuente de los pesos vendidos por Italcambio es el Banco Central de Venezuela y/o los flujos provenientes de la repatriación de dividendos de la Inversión Extranjera Directa (IED) del Estado venezolano en Colombia, entonces las ganancias de arbitraje previstas serán alimentadas a expensas de las reservas internacionales del país.

• Si los pesos provienen de la venta de gasolina en las estaciones especiales de frontera, entonces las ganancias de arbitraje se producirán a expensas del flujo de caja de Pdvsa, pero sin afectación de las reservas internacionales del país.

Escenario 2

Los arbitrajistas compran pesos en Venezuela y los aprovechan para comprar dólares en Colombia y venderlos en el mercado paralelo venezolano.

1.- Italcambio vende pesos a razón de 4:1 (tipo de cambio fijo: 4 pesos/bolívar).

2.- Cambistas colombianos venden dólares a razón de 2.900 pesos/dólar (tipo de cambio oficial de Colombia, a la fecha).

3.- Arbitrajistas compran dólares en Colombia a razón de:

2.900 ÷ 4 = 725 Bs./USD

4.- Arbitrajistas venden dólares en Venezuela a razón de:

3.700 Bs./USD (dólar today)

5.-Ganancia de arbitraje:

3.700 Bs./USD – 725 Bs./USD = 2.975 Bs./USD

Tasa porcentual de ganancia = (2.975 ÷ 725) × 100 = 410%.

6.- Si los bolívares obtenidos se gastan en Venezuela, implica:

• Mayor demanda.

• Mayor inflación.

• Mayor escasez y aumento del contrabando de extracción.

7.- Si los bolívares obtenidos se atesoran, implica:

• Menor liquidez.

• Mayor demanda de dinero (escasez del medio de pago).

• Mayor emisión monetaria.

• Mayor depreciación de la moneda.

• Mayor inflación (porque la economía depende de importaciones).

8.- Si los dólares obtenidos se atesoran en lugar de venderse, implica:

• Ningún efecto neto sobre la economía nacional.

9.- Efecto previsible sobre el bolívar Cúcuta:

• Ninguno, porque los arbitrajistas no aumentan la demanda de bolívares del lado colombiano. Se seguirá fijando por la oferta de bolívares (que a su vez depende del volumen de compras en bolívares de venezolanos en Colombia y del contrabando de bolívares hacia el lado colombiano) y por la arbitrariedad de las mafias cambistas, como hasta ahora.

• Cabe esperar entonces que el bolívar Cúcuta siga su tendencia depreciativa para mantener el diferencial cambiario de frontera que posibilita las ganancias de arbitraje y además para seguir haciendo rentable el contrabando de extracción de combustible y mercancías reguladas y subsidiadas en general.

10.- Efecto previsible sobre el dólar today:

• Debería bajar el dólar today (apreciarse el bolívar en el mercado paralelo) siempre y cuando los arbitrajistas vendan los dólares obtenidos en Colombia en el mercado paralelo en Venezuela. Sin embargo, existen tres razones básicas por las cuales no cabe esperar que el dólar today baje, a saber:

a) El dólar today se calcula en función del valor del bolívar Cúcuta, fijado a su vez de manera arbitraria por las mafias de frontera para obtener gran cantidad de bolívares para el contrabando de extracción y la compra de bienes raíces en Venezuela.

b) La venta de dólares de arbitraje en el mercado cambiario venezolano es muy pequeña en relación al tamaño total del mismo (entre un 7% y 14%).

c) Los arbitrajistas no queman sus dólares (porque no necesitan obtener bolívares por la vía cambiaria), sino que los atesoran en cuentas de activos en el extranjero.

11.- Efecto previsible sobre las reservas internacionales de Venezuela:

• Si la fuente de los pesos vendidos por Italcambio es el Banco Central de Venezuela y/o los flujos provenientes de la repatriación de dividendos de la Inversión Extranjera Directa (IED) del Estado venezolano en Colombia, entonces las ganancias de arbitraje previstas serán alimentadas a expensas de las reservas internacionales del país.

• Si los pesos provienen de la venta de gasolina en las estaciones especiales de frontera, entonces las ganancias de arbitraje se producirán a expensas del flujo de caja de Pdvsa, pero sin afectación de las reservas internacionales del país.

• Nótese que aunque Colombia suministre dólares o cualquier otra divisa libremente convertible, al ser Venezuela la que aporta los pesos que alimentan las ganancias de arbitraje, es entonces nuestro país quien financia el mecanismo, y no Colombia, que a la final recupera sus divisas por la vía de no convertir los pesos generados por la IED de Venezuela en su territorio o de no convertir los pesos en poder del BCV por divisas libremente convertibles.

• Con la venta de gasolina en pesos en las estaciones especiales de frontera sí sería Colombia quien erogaría las divisas libremente convertibles de sus propias reservas, sin posibilidad de reponerlas desde las reservas internacionales de Venezuela; pero las mismas serían pagadas por el flujo de caja de Pdvsa que, de lo contrario, terminaría aumentando las reservas internacionales de Venezuela; lo que en definitiva implica que, mírese por el lado que se mire, siempre las ganancias de arbitraje de esta medida terminan siendo financiadas por las reservas internacionales actuales del país o por los flujos de ingresos potenciales de divisas del país.

Escenario 3

Los consumidores compran pesos en Venezuela y los aprovechan para comprar bienes y servicios en Colombia.

1.- Italcambio vende pesos a razón de 4:1 (tipo de cambio fijo: 4 pesos/bolívar).

2.- Italcambio retiene para sí 1,72 pesos de comisión (destinables a ganancias de arbitraje según los escenarios 1 y 2).

3.- Consumidores venezolanos compran bienes y servicios en Colombia con un poder adquisitivo de 2,28 – 1 × 100 = 128% mayor que el que tendrían si sus consumos los hiciesen en bolívares directamente del lado colombiano.

4.- La demanda de bienes y servicios del lado colombiano aumenta en 128%.

5.- La inflación de bienes y servicios sube del lado colombiano en 128% o más, para equilibrar el aumento de la demanda a corto plazo. Por lo tanto, el mayor poder adquisitivo inicial de 128%, por parte de los consumidores venezolanos, se ve rápidamente contrarrestado por el aumento consecuente de la inflación de bienes y servicios del lado colombiano.

6.- Efectos previsibles sobre la economía nacional:

• Los niveles de abastecimiento vía bienes y servicios comprados del lado colombiano no aumentarán debido al reajuste inflacionario expuesto en el punto 5.

• Los precios del lado colombiano se trasladan como marcador de referencia a los precios internos del lado venezolano, jalonando con ello la tasa de inflación en Venezuela (tal como ya ocurrió con el tristemente famoso Programa de Abastecimiento Complementario – PAC).

7.- Efecto previsible sobre el bolívar Cúcuta:

• Para obtener verdadera ganancia, los compradores de pesos en las casas de bolsa de Italcambio en la frontera se inclinarán por los escenarios 1 y 2, en lugar del escenario 3. Por lo tanto, la disminución de la oferta de bolívares del lado colombiano (porque ahora los venezolanos comprarían en pesos traídos directamente desde Venezuela), la cual debería a su vez apreciar el bolívar Cúcuta, no ocurrirá realmente, porque las personas preferirán realizar ganancias de arbitraje cambiario y no perder el valor de sus pesos a través de la mayor inflación de bienes y servicios que ocurriría del lado colombiano.

• Cabe esperar entonces que el bolívar Cúcuta siga su tendencia depreciativa para mantener el diferencial cambiario de frontera que posibilita las ganancias de arbitraje y además para seguir haciendo rentable el contrabando de extracción de combustible y mercancías reguladas y subsidiadas en general.

8.-Efecto previsible sobre el dólar today:

• Como el valor del dólar today se calcula mediante el valor del bolívar Cúcuta, cabe esperar que el dólar today seguirá aumentando (se seguirá depreciando el bolívar en el mercado paralelo marcado por dólar today).

9.- Efecto previsible sobre las reservas internacionales de Venezuela:

• Si la fuente de los pesos vendidos por Italcambio es el Banco Central de Venezuela y/o los flujos provenientes de la repatriación de dividendos de la Inversión Extranjera Directa (IED) del Estado venezolano en Colombia, entonces las ganancias de arbitraje previstas y el consumo de bienes y servicios en Colombia por parte de los venezolanos, serán alimentados a expensas de las reservas internacionales del país.

• Si los pesos provienen de la venta de gasolina en las estaciones especiales de frontera, entonces las ganancias de arbitraje y el consumo de bienes y servicios en Colombia por parte de los venezolanos, se producirán a expensas del flujo de caja de Pdvsa, pero sin afectación de las reservas internacionales del país.

Otras implicaciones

A. Ganancias para la burguesía y pérdidas para la República

El riesgo de concentración del mecanismo (desigualdad, no democratización) es muy alto, porque los arbitrajistas con mayor poder económico y de influencia, tendrán mayores posibilidades de hacer trampa y vulnerar los controles de residencia y montos límites diarios. Por otra parte, la historia demuestra que las casas de cambio en Venezuela se han prestado para toda índole de fraudes, incluyendo precisamente la falsificación de listados de personas para camuflajear las transacciones y vulnerar así los controles gubernamentales (el caso de Econoinvest y otras casas de bolsa todavía está fresco en nuestra historia reciente).

Por lo tanto, cabe esperar que la medida de las casas de bolsa de frontera termine favoreciendo el enriquecimiento fraudulento de la burguesía financiera del país, en lugar de favorecer al pueblo en general, abatir el dólar paralelo y mitigar el contrabando de extracción.

Y ello se produciría, además, a expensas de las reservas internacionales del país, ya de por sí bastante menguadas por la crisis de restricción externa que venimos afrontando a raíz de la caída de los precios internacionales del petróleo.

B. Propensión a la fuga de capitales

El escenario 2 no aumenta la oferta de dólares en el mercado cambiario venezolano, porque los arbitrajistas (tomando en cuenta la concentración de las ganancias de arbitraje en pocas manos) no venden sus dólares de arbitraje (lo que ciertamente aumentaría la oferta en el mercado cambiario), sino que los atesoran como activos en el extranjero.

Pruebas de lo anterior son las siguientes:

• Con todo el incentivo que representa el elevado valor del dólar today, ello no ha aumentado nunca la oferta de divisas en el mercado paralelo, porque si así fuera el tipo de cambio paralelo tendría que ser mucho menor que el dólar today (a mayor oferta de divisas, menor depreciación del bolívar).

• Primero el SIMADI y luego el DICOM, fracasaron ostensiblemente en atraer divisas para engrosar la oferta en el mercado cambiario nacional. La oferta de divisas en Venezuela la sigue aportando en su gran mayoría el Estado.

• Los activos líquidos del sector privado en el extranjero no disminuyen, sino que aumentan permanentemente.

Recomendaciones

Escenario alternativo A

• Todos los pesos por venta de gasolina y otras actividades del Estado se le entregan al BCV (no a Italcambio).

• El BCV cambia los pesos por divisas libremente convertibles al Banco de la República de Colombia.

• Las reservas internacionales de Venezuela aumentan.

• Este es el escenario 2, descrito anteriormente, pero las ganancias en divisas convertibles le quedan a la República y no a los arbitrajistas (especuladores).

Escenario alternativo B

• Pdvsa monta estaciones de servicio en territorio colombiano (como lo hace con CITGO en Estados Unidos). Es decir, IED de Venezuela en Colombia.

• Pdvsa vende la gasolina venezolana en Colombia a precio internacional (mayor que el precio previsto para las estaciones especiales de frontera actuales).

• Los pesos que obtiene Pdvsa se convierten a divisas libremente convertibles a expensas de las reservas internacionales de Colombia, y las mismas se ingresan a las arcas del BCV por concepto de repatriación de dividendos proveniente de la IED de Pdvsa en Colombia.

• Pdvsa tributa en Venezuela en virtud del esquema estándar internacionalmente aceptado de los Tratados de Doble Tributación.

• Las reservas internacionales de Venezuela aumentan mucho más que con el escenario alternativo A.

Escenario alternativo C

• El BCV desautoriza UNILATERALMENTE la convertibilidad directa bolívar-peso.

• Ilegalización consecuente de la actividad de los cambistas del lado colombiano (sin necesidad de que Colombia derogue la Resolución No. 8 / 2000 del Banco de la República de Colombia).

• Erradicación por esta vía de la base de cálculo del dólar today (porque el bolívar Cúcuta desaparecería).

Los escenarios alternativos B y C pueden aunarse.

4 Comentarios en Casas de cambio en la frontera: revisión crítica, pronósticos y recomendaciones

  1. Recordemos y pensemos que Colombia quiere cooperación con la OTAN parasita. Para alo bueno no es, además, solo con el cierre del 2015 y la decision sobre los billetes en diciembre pasado se genero un campo de conflicto interno para Santos. Si una decision tan tajante como anular la libre convertibilidad puede desembocar en efectos radicales, entonces es necesario reflexionar que el estado oligarca colombiano viene con la idea de ordenar con VIOLENCIA A LA REGION.
    La medida de convertibilidad puede ser analizada a mediano y largo plazo como una de interdependencia regional que nos aleje del patron hegemonico dolar¡¡¡ SI LOS RUSOS Y LOS CHINOS LO HACEN ENTRE ELLOS ESTA BIEN PERO SI ES ACA ESTA MAL O DEFICIENTE. HAY que pensar mucho mas, si estamos en la 3ª guerra mundial y la estructura economica social y politica de los colombianos es pesima.

  2. Excelente propuesta, la unión de los escenarios B y C , con la CVP., Citgo, u otra razón social, como operadora de una IED., viene al pelo con la evolución del actual esquema de venta de gasolina en pesos en nuestras estaciones de frontera, como respuesta a la negativa del Gobierno de Colombia a cooperar; nos curamos en salud, además blinda nuestras reservas contra la “bondadosa colaboración” de ITALCAMBIO y otros especuladores. Luego los arbitrajistas pueden ser entes privados de propiedad pública, hablo de crear nuestras propias casas de cambio por ejemplo, a través de Banco de Venezuela; actuar en todos los escenarios para proteger nuestra economía y las Reservas Internacionales. Este espacio de reflexión es una magnifica contribución a la acción del Gobierno , en la contraofensiva económica revolucionaria ¡Adelante Camaradas !

  3. Excelente análisis muy completo y didáctico. Venezuela no puede seguir siendo la cenicienta, llegó la hora de brillar con luz propia y tomar las decisions que sean necesarias, en beneficio de la economía venezolana. La oligarquía depredadora y chupasangre debe ser vencida mas temprano que tarde con acciones contundentes de parte de nuestro gobierno venezolano. No contemos con el gobierno colombiano que ha demostrado hasta la saciedad no teber ningun interés en resolver un problema que nos afecta a nosotros y los beneficia a ellos.

  4. “Reflexiones”
    Colombia no deroga nada nunca lo va hacer sus intereses son muy poderosos gana y mantiene su poblacion a costa de el esfuerzo venezolano por su puesto que representa una ganancia para aquellos que cabalgan sobre el esfuerzo que hace el pais por algo todo lo que se importa y se produce en venezuela tratan de sacarlo hacia colombia…..Mientra la gasolina y todos los productos sean en venezuela mas barato nunca acabara esa situacion,sera duro para los habitantes venezolanos pero es una epidemia la realidad que vivimos.

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. Una explicación geopolítica para comprender las agresiones de Colombia contra Venezuela – Humanidad en Red
  2. Retos de la ANC. Una revisión económica, por Luis Enrique Gavazut. – En Luchas

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*