La insostenible ligereza de Donald

Trump-

Por: Luis Casado

Una vez le preguntaron a Milton Friedman: “¿Qué hay de nuevo?”. Milton, que era un cachondo, respondió: “Adam Smith”. Por su parte, Bernard Maris le decía a quien quería oírle que la Teología y la Economía son las únicas ‘ciencias’ que no han descubierto nada nuevo en los últimos dos siglos.

De ahí que leer –o escribir– sobre Economía sea tedioso, repetitivo, ininteresante. O bien tienes una mala leche de apóstol en misión catequizadora. Como Pablo, el ‘santo’ neurótico, histérico e impotente, que pasó buena parte de su triste vida imaginando cómo jodernos la nuestra (con mucho éxito, dicho sea de paso).

Entretanto, los “expertos” andan un poquillo nerviosos, sin saber hacia dónde va la lancha y hacen como si entendiesen algo, pero –como dicen en Argentina– más bien tipo nada. Los mercados (¿te conté que los mercados no existen?) exultan, deprimen, celebran o se lamentan, según amanece el día.

Para más INRI, Donald desbarajusta el naipe, desordena el desorden, arruina los “paraígmah”. Y la tiene liada que es un primor.

¿El Consenso de Washington impuso la “independencia” de los bancos centrales? Donald se rasca los pirindolos con el Consenso de Washington y con los bancos centrales.

¿Janet Yellen, la inenarrable presidente de la FED, quiere subir las tasas de interés? Donald le dice que sabotea los intereses de los EE.UU. y su programa destinado a generar empleo.

¿La FED negocia, en el ámbito internacional, las regulaciones (un chiste) bancarias? Patrick McHenry, senador republicano, vicepresidente de la Comisión de Servicios Financieros, le dice, textualmente:

“A pesar del mensaje claro de Donald Trump, dándole la prioridad a la defensa de los intereses americanos en las negociaciones internacionales, aparece que la FED continúa negociando estándares internacionales para regular las instituciones financieras con burócratas internacionales, en países extranjeros, sin transparencia, sin rendir cuentas, y sin tener la autoridad para ello”. Patrick termina agregando: “Es inaceptable”.

Estas negociaciones, cuya última sesión tuvo lugar en Chile, tratan de las regulaciones Basilea III, o sea de los fondos propios que se les exige (es un decir) a los bancos. Visto que no hubo acuerdo, hicieron lo que se hace en estos casos: dejar la próxima reunión para el 30 de febrero.

McHenry no se detiene en tan buen camino y termina su carta a la FED conminando a Janet Yellen a parar el carnaval:

“La Reserva Federal debe cesar toda tentativa de negociar estándares restrictivos que pesan sobre las empresas americanas, hasta que el presidente Trump nombre representantes que le den la prioridad a los intereses de EE.UU.”.

No sé tú, pero si yo fuese Janet Yellen… me arderían las orejas y la hendidura interglútea.

Como si fuese poco, Donald tenía la firme intención de derogar las regulaciones bancarias que introdujo Barack Obama, comenzando por el Dodd Franck Act, con el propósito de desregular los mercados financieros. En otras palabras, para volver al burdel que permitió el desastre de los créditos subprime y toda suerte de estafas que llevaron a la crisis iniciada en 2007 que aún nos trae de cabeza. Dicho y hecho: ayer Donald firmó lo que hubiese que firmar.

Si no sabías porqué el Dow Jones superó los 20 mil puntos en estos días, ahora lo sabes: los tiburones olieron sangre.

La “comunidad financiera” llora con risa, o se ríe con lágrimas. Porque de una plumada Donald terminó con algunos de los dogmas con que vacunaron al planeta:

• El Estado no debe interferir en la economía

• El banco central debe ser independiente

• La globalización es el paraíso en la Tierra

• El proteccionismo es caca

• Los tratados de libre comercio son papita p’al loro

Te recuerdo que Donald lleva solo 15 días en el gobierno. Y –pretextando ser el jefe del Ejecutivo– no ha creado ni una pinche Comisión Asesora Presidencial. Lo suyo es tomar decisiones.

Buenas o malas, eso está por verse y más te vale correr a los abrigos. Lo cierto es que Donald tiene a todo el mundo tomando agüita de manzanilla e infusiones de valeriana…

Publicado originalmente en Politik.

4 Comentarios en La insostenible ligereza de Donald

  1. Trump no es muy agraciado especialmente para el poder fáctico que siempre ha gobernado en EEUU, como muy bien lo sabe el mundo, el verdadero presidente de los EEUU ha sido la Reserva Federal, el banco privado más grande del mundo, donde sus dueños son los que planifican todo lo que debe pasar en EEUU y en el mundo. Trump es un magnate pero no es de este grupito de multimillonarios, se les coló al poder político y les está creando problemas a los reyes del mundo. Todos los presidentes de EEUU han llegado siempre subordinados a la Reserva Federal, Trump no llega subordinado a ellos. Hombre polémico, con voz propia, que ha hecho su imperio en el mercado inmobiliario de la construcción y lógicamente con los beneficios y tráfico de influencia que da el dinero. Mientras tanto los Reyes del mundo han fortalecido sus grandes riquezas basado más en la sangre de la gente, tanto en su país como alrededor del mundo. Definitivamente existe un enfrentamiento de dimensiones inimaginables en el poder de EEUU. Cómo se ha observado en el poco tiempo que tiene en el poder, Trump está gobernando para el beneficio de la población norteamericana, tratando de reabrir industrias que fueron cerradas por sus dueños para hacer inversiones en otros países del mundo, porque le producía mayor utilidad a los dueños a costa del cierre de empresas y el aumento del desempleo y pobreza en la población del norte. Mientras tanto el poder fáctico tradicional tiene una campaña muy bien orquestada interna y a nivel internacional bien negativa contra Trump… donde cualquier cosa utilizarán para sacarlo del poder… ya se han empezado a ver protestas violetas como las que el imperio(poder fáctico) organiza en todos los paises que quieren derrocar gobiernos, caso Yugoslavia, Venezuela, Ucrania, Libia, Siria…. y muchos tantos… Esto que está ocurriendo internamente en EEUU es bueno , tanto para ellos como para el resto del mundo. Trump está tocando muchos intereses y está sacando realidades a la luz pública. No debemos olvidar que EEUU es el país más mediatizado de todo el mundo, razón por la cual fácilmente se le engaña al ciudadano común, porque creen que sus gobernantes le dicen la verdad y los medios siempre dicen la verdad. La polémica por la que pasa EEUU en este momento,los mantiene un poco distraídos, porque los amos de la guerra quieren resolver primero su problema interno, mientras tanto podemos observar que se están apaciguando muchos conflictos alrededor del mundo, porque mientras no les envié los dólares y las armas los conflictos desaparecen. Al igual la intensidad de los conflictos internos en Venezuela se han reducido un poco, porque las ONG's se están quedando sin financiamiento y todos sabemos que la desestabilidad política de Venezuela ha sido propiciada por la casa blanca a través del financiamiento en dólares para la MUD. Realmente la situación de EEUU es compleja, que cualquier cosa puede pasar. Y lo más seguro es que los amos de la guerra ya deben tener el plan para sacar del medio a Trump. Cualquier cosa puede pasar, y si Trump no se cuida muy bien podría ser presa fácil para sus detractores.

    • Trump es una rata al igual que los de la FED, el Bilderberg, la Trilateral, el CFC, el Grupo de Río, etc. Trump es un enemigo de cualquier transformación mundial en pro de los desposeídos y la justicia social, lo único bueno es que como usted dice es una facción distinta a la que ha venido gobernando el mundo. El poder se tambalea ante esta división, reina la confusión en el bando enemigo porque se pelean entre sí. La fulana globalización se estremece y parecen empezar abrirse posibilidades y grietas para las alternativas liberadoras. Pero esto no significa que haya que cantar victoria, el poder burgués, el capitalismo, se metaboliza, muta, se realínea, se adapta para seguir mandando y controlando todo, lo hemos visto durante el siglo pasado. Sino existe una propuesta anticapitalista clara, organización y fuerza de base se repetira lo que acabo de mencionar, las cosas cambiarán sin que en el fondo cambie nada (gatopardismo) y quizás el resultado sea aun más catastrófico para los pueblos, para los trabajadores, para la naturaleza, para el mundo.

  2. Trump está tomando medidas que hacen que ardan los que poderosos, este no es Obama que seguía el guión que le dictaban cual títere…Trump es un dogmático, y asi como uno puede explorar río arriba, habría que esperar a ver que resulta del magnate que tiene al mundo de cabezas!De hecho ya empezó a desmontar a los medios que le hacen la guerra en su hoja de vida…CNN, ABC, Y NBC.

  3. Hola, me encanta vuestra web porque me gusta mucho la economía y vuestros artículos son muy entretenidos. Además, estoy interesada en tendendencias nuevas. Qué opinaies acerca del la moneda Bitcoin? Yo la sigo desde hace unos meses y me parece algo que puede llegar a ser una revolución. Besos!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*