La liberalización y privatización de la economía no hizo al mundo más rico sino todo lo contrario.

friedman-1

En el mundo existen debates económicos que sin ser necesariamente de izquierda, tampoco repiten a pie juntillas el credo neoclásico y monetarista (que se ha apoderado, por cierto, de buena parte de la izquierda), lo que hace pensar que es posible que exista un más allá del “realismo” ingenuo disfrazado hoy de “ciencia económica”. Y buena parte de esos debates pasa por cuestionarse lugares comunes asumidos como verdades más allá de que no existan datos fiables que los respalden. Una de esas “verdades” reza que la liberalización de la economía y el repliegue de los Estados se traduce en mayor productividad. Sin embargo, como demuestra Chris Dillow en el siguiente artículo, al menos para el caso inglés (nada menos que el país donde se inventó el capitalismo moderno) eso es tan cierto como que el sol sale por el oeste y se pone por el oriente. Extraído del portal Evonomics y traducido para 15 y Último por Ana Maneiro Brumlik, compartimos el siguiente trabajo que nos parece de mucha utilidad.

Cómo el neoliberalismo contribuyó a la desaceleración de la productividad

Chris Edwards del Instituto CATO afirma que las privatizaciones iniciadas por Thatcher “transformaron la economía británica” e impulsaron la productividad. Esto plantea una paradoja subestimada.

El asunto es  que las privatizaciones que debieron aumentar la productividad, según (lo que llamaré vagamente) la ideología neoliberal, no es lo único que ocurrió desde los años ochenta. Los sindicatos se han debilitado, lo que debería haber reducido las “prácticas restrictivas”. Los gerentes están mejor pagados, lo que debió de haber atraído a gerentes más hábiles y también los debió de haber incentivado a incrementar la productividad. Y la mano de obra tiene más “capital humano”: desde mediados de los años 80, la proporción de trabajadores con un título se ha cuadruplicado del 8% a un tercio.

6a00d83451cbef69e201bb097d6928970d

La ideología neoliberal, acorde a esas premisas, predice que el incremento de la productividad debió haberse acelerado. Pero no lo ha hecho. De hecho, como observamos en la gráfica anterior, datos del Banco de Inglaterra muestran que el incremento de la productividad, promediado en el transcurso de 20 años, ha tenido una tendencia a la baja desde los años setenta.

¿Por qué?

Podría ser que las reformas neoliberales le hayan dado un impulso de larga duración a la productividad. Como dice Dietz Vollrath, las economías suelen ser lentas para responder a un aumento potencial de la producción. Ahora, de ser ese el caso, tendrían que haber aparecido los datos sobre el crecimiento en un período de 20 años luego de aplicadas las reformas. Pero no fue así.

Otra posibilidad es que los efectos del neoliberalismo en el incremento de la productividad han sido sobrepasados por las fuerzas del estancamiento secular: la escasez de innovaciones y de proyectos rentables de inversión.

Pero hay otra posibilidad: el neoliberalismo ha contribuido, de hecho, a la desaceleración de la productividad.

Estoy pensando en tres maneras diferentes en las que esto puede ser posible.

Una funciona por medio de la política macroeconómica. En los estrechos mercados laborales, del tipo que tuvimos en los años posteriores a la guerra, los empleadores tenían un incentivo para aumentar la productividad porque no podían responder tan fácilmente a suprimir los salarios para aumentar los beneficios. Además, la confianza en que la demanda agregada se mantendría elevada, alentó a las empresas a invertir y, por tanto, aumentar las relaciones de proporción capital-trabajo. En los años de la posdemocracia social, estos estímulos a la productividad han sido más débiles.

Otro mecanismo es que la desigualdad puede reducir la productividad. Por ejemplo, genera desconfianza que deprime el crecimiento, empeorando la calidad de la política; exacerbando los problemas de “mercados de limones”; y por desviar recursos hacia mano de obra de baja productividad.

Un tercer mecanismo es que la gerencia neoliberal misma puede reducir la productividad. Hay varias vías aquí:

• Una buena gerencia puede ser mala para la inversión y la innovación. William Nordhaus ha demostrado que las ganancias de la innovación son pequeñas. Y Charles Lee y Salman Arif han demostrado que el gasto de capital, a menudo, está motivado por el sentimiento en lugar de una evaluación pensada en frío, con el resultado de que, a menudo, conduce a la caída de las ganancias. Podemos interpretar las desaceleraciones en la innovación y la inversión como evidencia de que los jefes se han dado cuenta de estos hechos. Además, un énfasis en la rentabilidad (costo-efectividad), la rutina y las mejores prácticas, pueden negar a los empleados el espacio y el tiempo para experimentar e innovar. De cualquier manera, el punto de Joseph Schumpeter parece válido: el crecimiento capitalista requiere un espíritu bucanero que es destruido por la burocracia racional.

• Como Jeffrey Nielsen ha argumentado, las organizaciones “basadas en el rango” pueden desmotivar a un personal más joven, que espera que se le diga qué hacer en lugar de usar su iniciativa.

• Los incentivos de alta potencia ofrecidos a los jefes pueden ser contraproducentes. Pueden incentivar la búsqueda de rentas (ingresos), la “política de oficina” y el buscar escalar para el cargo superior, en lugar de seguir adelante con su trabajo. Pueden “extirpar” motivaciones intrínsecas como el orgullo profesional. Y pueden desviar a los gerentes hacia tareas que son fácilmente monitoreadas, en lugar de aquellas que son importantes para una organización, pero más difíciles de evaluar: por ejemplo, la reducción de costos puede monitorearse e incentivarse, pero mantener una cultura corporativa saludable es más difícil de evaluar, y por lo tanto, puede ser descuidada por esquemas “crudos” de incentivos.

• Empoderar a la gerencia puede incrementar la oposición al cambio. Como han demostrado McAfee y Brynjolfsson, cosechar los beneficios de los cambios técnicos requiere, a menudo, un cambio organizacional. Pero los jefes bien pagados tienen pocas razones para querer “sacudir el barco” emprendiendo ese cambio. El resultado es que estamos atrapados en lo que van Ark llama la “fase de instalación” de la economía digital, en lugar de la fase de despliegue. Como Joel Mokyr ha dicho, las fuerzas del conservadurismo eventualmente suprimen la creatividad técnica.

Todo esto es consistente con el Gran Hecho de que el crecimiento de la productividad agregada ha sido menor en la era neoliberal que en el apogeo 1945-73 de la socialdemocracia.

Admito que esto es solo sugerente y que podría haber otra posibilidad: que el fuerte crecimiento de la productividad en el período de posguerra fue una aberración causada por las empresas que se ponían al día y aprovechaban las innovaciones anteriores a la guerra. Esto, sin embargo, todavía nos deja con la posibilidad de que el lento crecimiento es una característica del capitalismo normal.

3 Comentarios en La liberalización y privatización de la economía no hizo al mundo más rico sino todo lo contrario.

  1. NEO LIBERALISMO NO ES UNA TEORIA ECONOMICA ES POLITICO MILITAR CON BARNIZ DE CIENTIFICISMO ECONOMICO Y TIENE SU ORIGEN EN LA DERROTA (CAIDA) DE LA URSS.
    A raíz de la revolución bolchevique, en 1917, este año se cumple un siglo, los países capitalistas desarrollados, que ya eran imperialistas, estaban en guerra por el reparto del botín mundial, esta revolución rusa, obligó a los contendientes a detener las hostilidades para enfrentar el frente proletario que se les había creado en la retaguardia, lamentablemente Lenin y los Bolcheviques, en concreto Lenin, ya estaba “envenenado” por el imperialismo alemán, quien lo financio para que entrara en la Rusia zarista y lograra la “paz”, paz que era una falsa paz, no era la paz revolucionaria que se habían propuestos la socialdemocracia radical que luego devino en comunismo, cuya consigna era “guerra a la guerra”, el proletariado debía volcar los fusiles en contra de su propia burguesía nacional y unirse internacionalmente y conformar el comunismo, la union de naciones proletarias hermanadas que acabarían con la explotación del hombre por el hombre, la paz de Lenin (Brest-Litovsk), paz por separado con el imperialismo alemán, lo que favorecía al Keyser, acuérdese que el imperio zarista formaba una entente con Francia, Inglaterra y USA, en contra de Alemania, Japón y Turquía, al firmar la paz por separado con Alemania, le quito un peso a este y lo favoreció (Lease un escrito de Rosa Luxemburgo en donde califico a esa paz como un retroceso y una traición a la revolución proletaria alemana, los bolcheviques con Lenin y peor después Stalin invisibilizaron estos y muchos otros escritos mas), ambos imperios “contendientes” se unieron y fueron los factores que provocaron “la guerra civil” en la recién nacida URSS, periodo que se conoció como de “economía de guerra”. Como parte de la traición de Lenin y los Bolcheviques (Y Trotsky también, era el canciller de Lenin que firma la paz en Brest-Litovsk, luego es el jefe del ejercito rojo que reprime a los marineros del Kronstadt que iniciaron la revolución en San Petroburgo), la URSS, le da un rumbo desviado a la III Internacional Comunista y se pierde la posibilidad de revolución proletaria en Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y USA, y se adviene el fascismo y con ello, una vez doblegada toda la influencia de la URSS, con la caída de la II Republica Española se reabren las hostilidades por el reparto del botín global (Segunda guerra mundial), y queda USA dueña del mundo, a la URSS de Stalin (Ya para nada un estado proletario, un capitalismo de estado), la limitan a su espacio natural mas Europa del este. Esto se puede ver mejor en una “carta publica al camarada Lenin”, escrita por Hermann Gorter de la Izquierda Alemana, en respuesta a su libro “La Enfermedad Infantil del Izquierdismo en el Comunismo”, escritos, que es ahora, y gracias a la existencia del internet, a pesar del intento (Casi logrado) de la NSA de privatizar y controlar el internet, que se ha podido tener acceso y ver parte de la realidad de lo que paso y aun quedan muchos escritos ocultos sobre la verdadera historia del siglo XX y lo que va del XXI.
    Lo anterior nos lleva a concluir forzosamente que el capitalismo imperialista anglosajón-franco (En alianza en parte con el Aleman), como táctica en contra de la influencia de la revolución proletaria de 1917, no solo compro a Lenin y los bolcheviques (Incluyen a Stalin, Trotsky y los lideres de la III Internacional), sino que lo amplio a una política social, como muro de contención al socialismo, que es lo que conocemos como “estado de bienestar” y el autor denomina “socialdemocracia”. Esa socialdemocracia, ya no le sirvió para nada al imperialismo anglosajón-francés, a partir de 1973 y menos todavía, a partir de 1989, fecha de la caída formal de la URSS, el pacto de bienestar social de los 20-30, perdió vigencia y nace el neoliberalismo. Helo ahi plantado entre nosotros.

  2. Y II
    ¿Y EN DONDE ESTA LO POLITICO MILITAR DE LAS TESIS POLITICA (CON BARNIZ ECONOMICO) DEL NEOLIBERALISMO?
    Una vez quitada la presión del peligro del comunismo o de un gobierno competencia (El capitalismo de estado soviético y otros socialismos reformistas y/o revisionistas) y la casi ninguna opción de los socialismos revolucionarios y verdaderos (En donde se incluye el anarquismo); el imperio Anglosajón-Franco, ve la oportunidad, para continuar la siguiente fase del imperialismo, la fase superior del capitalismo, idea que no es de Lenin, quien se la plagio a un alemán de apellido Hilferding, quien se quedo en la socialdemocracia y hasta fue ministro de economía de la Republica del Weimar y en parte de Rosa Luxemburgo es co-autora de esta tesis, ya que le toco combatir las desviaciones revisionistas y/o reformistas de la socialdemocracia con respecto al imperialismo que lo consideraron como el fin del capital o perdida de su vigencia; los imperialistas financieros, después del 9-11-1989, empezaron a rehacer lo venían haciendo hasta 1914 (Fase suspendida por la revolución rusa, 7-11-1917 hasta la caída del muro de Berlin 9-11-1989), que era la fase de la implantación de la barbarie, una vez definido el imperio dominante en la guerra mundial, la imposición del capitalismo financiero, la financierizacion de la sociedad (El capitalismo salvaje), que es el capital mas parasitario e improductivo, muy contrario al capitalismo liberal que se fundamenta en la industria; y para ello debían destruir, eliminar al estado de bienestar o socialdemocracia y allí entra en vigencia la teoría del neoliberalismo o monetarismo, la privatización, uno de los dogmas neoliberales, es para superponer lo privado, lo mercantil sobre lo publico, lo social; las aperturas, otro dogma neoliberal, es para priorizar el capital privado financiero, por lo general mas voluminoso, mas rico, mas grande, de cualquier país; esto busca, aparte de “privatizar”, destruir las economías locales y regionales, que pudiesen ser alternativas al capitalismo financiero imperialista….En si el objetivo del neoliberalismo es fundamentalmente politico, para nada económico y su forma de imponerse es por la fuerza, la guerra o la demostración del musculo militar, como hacían los romanos, le paraban las inmensas legiones a los reyes locales y lo conminaban a rendirse, por lo general los reyes locales se rendían sin derramar una gota de sangre, ante tan poderoso ejercito que los apalastraría. El NEOLIBERALISMO ES UNA TEORIA POLITICO-MILITAR, SU FIN ES DESMANTELAR EL ESTADO DE BIENESTAR O SOCIALDEMOCRACIA POR LA FUERZA A CUENTA DE DOGMAS O MENTIRAS DISFRAZADAS DE TEORIAS ECONOMICAS “CIENTIFICAS”.

    • Caballero le felicito por su análisis pero creo que ha pecado de algunas malintencionadas interpretaciones realizadas desde el capitalismo financiero-especulador, imperialista y antidemocrático, sobre el surgimiento del socialismo en Rusia. Es obvio que el Imperialismo alemán apoyó en beneficio propio la toma del poder de los socialdemócratas mayoritarios (bolcheviques) en Rusia, como una manera de sacar a los rusos del conflicto y desahogarles en su esfuerzo bélico así poder concentrar todas sus fuerzas en el frente occidental que les enfrentaba en solitario a franceses, belgas y británicos, junto con hacerse con importantes territorios en Rusia que ésta se vio obligada a cederles en virtud del tratado de Brest-Litosvk, y que fue un terrible y costoso pago realizado por los bolcheviques para alcanzar la ansiada y prometida paz, siendo los territorios más densamente poblados y productivos, lo que le pudo ocasionar la disminución en un tercio su población e incalculables pérdidas económicas.
      Los alemanes, austrohúngaros y otomanos, contra los que los rusos casi en solitario combatió en el frente oriental, los ocuparon de inmediato y apoyaron el establecimiento de gobiernos reaccionarios de nacionalistas independentistas que se convirtieron en necesarios colaboradores de esos invasores extranjeros.
      Fue después de la retirada rusa cuando se produjo la intervención estadounidense, por lo que no es cierto que Rusia y EUA fuesen aliados en la PGM, además dicha intervención fue totalmente interesada ya que habían financiado a ambos contendientes pero su ayuda fue mayor a las Potencias de la Entente, en particular al Imperio y Mancomunidad británicos, de ahí que los yanquis viesen como mayor garantía a un pago de intereses y dueda la victoria de la Entente que no de los Imperios Centrales, al igual se unieron a la Entente a última hora otras potencias como el Imperio del Japón para así hacerse con los archipiélagos que los alemanes poseían en el Pacífico tras su compra a España de sus últimos dominios, posterior a la derrota española ante EUA en la Guerra Hispano-estadounidense del 1898 por la que los yanquis les arrebataron Filipinas y Guam.
      La desalojada élite aristocráticoburguesa del poder en Rusia poco después se sublevaron contra el nuevo gobierno asambleario (soviético), recibiendo el apoyo de las potencias occidentales de la Entente, que al unísono invadieron Rusia, provocando la mal llamada Guerra Civil, tras el fin de la guerra mundial se les unieron los estados de los antiguos Imperios Centrales, por lo que todas las potencias imperialistas de ambos contendientes se unieron en un objetivo común, la derrota del nuevo estado obrero que se estaba formando en Rusia, había que aplastarlo cuando aún estaba en la cuna, la sorpresa fue mayúscula cuando semejante y poderosísima coalición fue derrotada .
      Todos estos factores fueron importantísimos para comprender las acciones de los bolcheviques, que se pueden tachar de pragmáticos para conseguir una victoria, como la incorporación de oficiales zaristas, de nula lealtad ideológica, y su jerarquizacion a las milicias obreras, la Guardia Roja, para su militarización y transformación en un Ejército, el Ejército Rojo, para así dar mayores garantías de superar tan adversos obstáculos y muy pocas veces explicados, todo ello influyó en el desarrollo del nuevo estado, como la militarización de su economía, la persecución de la disidencia, o las conspiraciones provenientes de una buena parte de la dirigencia y alto mando militar.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*