El nuevo Dicom en Venezuela

0S1A1696

Por: Alfredo Serrano Mancilla y Guillermo Oglietti

Todo aquel que dice que el nuevo sistema de asignación de divisas en Venezuela es más de lo mismo, o miente o no quiere reconocer que la propuesta es innovadora, o en el mejor de los casos, no lo ha estudiado lo suficiente. Los economistas ortodoxos de siempre (Econalítica, Datanálisis y tantos otros) se han apresurado a manifestar que se trata de la vieja política de asignación de divisas hecha por el gobierno a favor de ciertos sectores. Si es eso lo que de verdad entendieron, deberían ir cuanto antes a revisar su formación básica de economía.

Nada de lo que comentan es lo que ha puesto en marcha el gobierno de Venezuela con el nuevo Dicom, que se trata de un método absolutamente diferente a lo vigente. Aquí los principales puntos que definen su funcionamiento:

1. El nuevo Dicom es un nuevo sistema en el sentido más amplio del término. No es un parche ni una enmienda parcial. Es un nuevo paradigma de la política cambiaria que parte de la subasta como mecanismo de base para distribuir las divisas, en la que compradores y vendedores harán sus propuestas de demandas y ofertas en forma electrónica, y las divisas se asignarán a los mejores postores. Este nuevo sistema parte de criterios económicos racionales para atender la demanda de los postores con una elevadísima disposición a pagar bolívares para asegurarse divisas.

2. Su valor fluctuará dentro de dos límites, inferior y superior, que será definido por el Banco Central de Venezuela (BCV) con base en un sistema de bandas móviles monitoreadas (tal como se ha aplicado en Singapur y proponen muchos autores entre ellos, K. Hoe, E. Robinson, J. Lee, R. Rajan, R. Siregar, P. Yip, S. Wang y J. Williamson). Eso permitirá evitar cualquier golpe cambiario y/o desangre de divisas para el país.

3. Es un nuevo sistema que está exento de cualquier intervención humana, que evita cualquier discrecionalidad porque está anclado en un programa informático propio con la capacidad algorítmica de asignar automáticamente las divisas de acuerdo a los resultados de la subasta.

4. Es eficiente y, lo que es aún más importante, plenamente transparente porque publicará continuamente el resultado de cada subasta en cuanto a asignaciones y detalles técnicos condicionantes. Se consigue así que tenga una puerta accesible para todos, para la ciudadanía de a pie y para los empresarios.

5. Dispone de un componente anexo para facilitar que se repatríen aquellos dólares que vayan a ser destinados a la importación de insumos necesarios para esta nueva época productiva. Esto es fundamental porque se abre un canal directo para atraer dólares que quieran participar en el nuevo metabolismo económico del país en pro de la producción sin necesidad ni siquiera de pasar por la subasta. Y, además, el nuevo Dicom también cuenta con una respuesta efectiva de cara a las remesas hacia Venezuela y al menudeo de cambiar dólares a bolívares.

6. Se calcula con base en un sistema de flotación administrada, que determina su valor mediante una subasta ordinaria. El valor definitivo será igual al precio de corte de la subasta, es decir, el precio más bajo al que se adjudiquen divisas (al corte marginal). Y además tiene la particularidad de tratarse de un tipo de subasta americano: los compradores pagarán por cada divisa el precio que ofertaron. Esta es una de las modalidades con las que el Banco Central Europeo subasta bonos.

7. Otro rasgo clave del sistema es que, cuando la subasta ordinaria no logre asignar las divisas a un valor igual o menor al de la banda superior por un exceso de demanda, se activará una subasta contingente. En este caso, se inicia un mecanismo absolutamente transparente-dinámico para resolver el desequilibrio entre la oferta y la demanda, en el que solo participarán los importadores de bienes prioritarios. Con este mecanismo complementario y junto al resto de dispositivos, el BCV se asegura de no malgastar divisas a favor de los especuladores, sino que las dirigirá a satisfacer las necesidades de la economía real, dejando adicionalmente un porcentaje de divisas para el acceso a la ciudadanía, para ahorro o para uso propio.

En definitiva, el nuevo Dicom arranca con el objetivo de afrontar virtuosamente la restricción externa; pensado para captar más divisas, con el objetivo de frenar y evitar la especulación cambiaria, y con la intención de asignar eficiente y transparentemente los dólares disponibles para que la economía real productiva genere la riqueza que el país necesita. Y todo esto, además, permitiendo que la gente de la calle pueda tener posibilidades de comenzar a atesorar sus propios dólares para ahorro o para destinarlo a aquello que considere más pertinente. Y a partir de ahora, todo depende de su buen funcionamiento. Veamos; pero no nos adelantemos a denostarlo antes de tiempo.

Tomado de Celag.org

9 Comentarios en El nuevo Dicom en Venezuela

  1. Si queremos resultados diferentes, debemos hacer cosas diferentes; mantenerse anclados a esquemas tradicionales concebidos en circunstancias de tiempo y espacio que en nada se corresponden al contexto de la coyuntura actual, no hará más que reeditar el destino que el sistema presagió para nuestro futuro y limitarse simplemente a cumplirlo, como si se tratase de ceñirse a un decreto universal que una suerte de matrix nos obliga obedecer sin ni siquiera detenernos a pensar cual es su razón de ser. Afortunadamente por tendencia natural, los sistemas que no son capaces de autorregularse terminan colapsando y dan paso a nuevas configuraciones sistemáticas donde la participación del ser humano juega un papel fundamental, esto nos invita a que tengamos que ser pragmáticos y aprender a combinar los preceptos académicos y dogmáticos con la realidad empírica vivida en la praxis que hace de la dinámica político económica un desafío para quienes pretenden encontrar un equilibrio perfecto entre lo virtual y lo real a través de juegos cooperativos de suma no cero en donde el propósito sea que todos salgamos ganando.

    Con el nuevo DICOM, ¿que esperamos ?, ¿desplazar al mercado paralelo y que todos los actores reconozcan al DICOM y se dispongan a aceptarlo como el marcador de referencia para establecer costos, precios y salarios y entonces así acabar con el espiral inflacionario para recuperar el poder adquisitivo del venezolano? Uff, tendríamos que ser muy inocentes para creer que ahora nadie que posea divisas las va a ofertar a la tasa DICOM y no a la tasa Dólartoday y que todos los comerciantes van a remarcar los precios, bajándolos para ajustarlos a la nueva tasa DICOM; y que nadie va al DICOM a adquirir divisas para revenderlas en el mercado paralelo. Seamos realistas, ya conocemos la psicología de nuestro mercado que ha hecho del dólar una deidad y sabemos lo que va a suceder; bastaría con retroceder el tiempo unos cinco años atrás, pero devolviéndole los tres ceros al Bolívar, claro menos al salario, donde en el mejor de los casos solo le devolvieron dos ceros; eh ahí el detalle, donde todo esto ha hecho que las grandes mayorías salgan perjudicadas en beneficio de unas minorías que degeneraron el sistema cambiario con el objetivo de enriquecerse y a la vez de desestabilizar la economía para atacar al gobierno y sacarle provecho político.

    Entonces, ¿qué hacer? ¿levantar el control de cambio y permitir que la oligarquía nos deje sin reservas internacionales y con un Bolívar Teradevaluado, “autosuicidándonos”? Todos sabemos lo que ha de ocurrir si dejamos la paridad cambiaria a merced de la oferta y la demanda en un mercado cambiario donde el 97% de las divisas provienen de la renta petrolera, es decir con un solo oferente y muchísimos demandantes, donde la oferta tiende a cero y la demanda tiende al infinito, donde además esta vulnerabilidad representa una oportunidad para los que quieren perjudicar al gobierno.

    ¿Quiere decir que no hay salida? En lo absoluto, por supuesto que si la hay, es más, manteniendo el control de cambio, el mercado paralelo y el DICOM, reconfigurando el sistema para hacer prevalecer el equilibrio; esto permitiendo que las bandas de la tasa DICOM fluctúe en torno a la tasa del mercado paralelo; para la compra más alta que Dólartoday y para la venta por debajo de este; es decir que todo el que está dispuesto a pagar por 1 $ en el mercado ilegal, tendría que hacerlo ahora en el mercado oficial desplazándolo así por completo; muchos dirán, esto genera inflación, por supuesto que si, pero como la tasa de referencia que usan los privados es la que fija Dólartoday, el efecto inmediato no va a ser tan impactante y vamos a comenzar a ver a nuestros anaqueles llenos nuevamente, porque ya no sería atractivo contrabandearlos a Colombia y al Caribe; entonces ¿esto significaría que nunca vamos a recuperar el poder adquisitivo y solo tenderán acceso a los productos los más privilegiados? no necesariamente, ya que esta medida tendría que venir acompañada de una medida de indexación de sueldos y salarios conforme a las fluctuaciones de la divisa, lo cual les causa terror al sector privado, de esta manera, ahora ellos nunca tendrán interés alguno en que se eleve la paridad cambiaria, pues sabemos como les pega; el Estado por su parte, como el único oferente, tendría la oportunidad de hacerse de todos esos Bolívares que los “Dólardictos” está dispuestos a pagar por el tan codiciado billete verde e inyectarlos al torrente monetario para cubrir los efectos que traiga consigo tal indexación, lo cual lo puede complementar aumentando de liquidez emitiendo más bolívares para compensar algún déficit, medida esta que también sería de muy bajo impacto ya que la paridad impuesta por el mercado siempre o por lo menos al comienzo, va a estar muy por encima de la paridad implícita, así que nadie podría decir que el Bolívar está sobrevaluado.

    En resumen, si Dólartoday aumenta el paralelo, el Estado asume esa tasa, pero en la misma proporción reajusta de forma automática los sueldos y salarios; claro esto implicaría tener que seguir ampliando el cono monetario, pero para ello también hay solución, pues bastaría con una nueva reconversión monetaria volviéndole a quitar los ceros que sean necesarios al Bolívar. ¿pudiera sonar descabellado por la inflación en el corto plazo? Tal vez, pero eso justamente se mitiga con los ajustes salariales, ya que la meta es recuperar el poder adquisitivo del más desprotegido, lo cual en el mediano plazo sin duda conducirá a estabilizarse.

    Todo lo antes expuesto se circunscribe al principio matemático de la igualdad; lo cual quiere decir que si se multiplica por un mismo valor a ambos lados de la ecuación, esta no se altera; que es justamente lo que haríamos al indexar sueldos y salarios a las fluctuaciones de la paridad cambiaria, dejándola “flotar libremente”, como les gusta a los neoliberales. Pero para explicarlo de una manera más coloquial y que todo el mundo lo entienda, cierro con un precepto de la sabiduría popular que dice que: “la salsa que es buena para el pavo, también es buena para la pava”.

    • Increible, comenzó muy bien su escrito y después echo para atrás. Ciertamente el factor humano es clave, pero no es una cuestión cultural o quizás si, es una cuestión de confianza en el modelo, es un acto de Fe el frenar la fuga de divisas, los inversionistas, si esos capitalistas que no les importa si es comunismo o ultra democracia, lo único que los mueve es la acumulación de capital y para ello deben contar con reglas de juego claras que les permitan producir. Increible que con los sueldos mas bajos del planeta ninguno de esos capitalistas quiera venir a explotar venezolanos, deberíamos estar atiborrados de explotadores pero no, los verdes se adueñaron del control de la economía de puertos y usaron la burocracia para crear oligopolios sin competidores externos, hoy los anaqueles estan full de productos importados a sobreprecio, sin permisos sanitarios rigurosos ni de importación, desapareció el precio justo, hay un gobierno sobre gobierno que no abre los ojos. Sin Fe en el gobierno no importa el método ni control de cambio, está destinado a fallar como fallaron todas las monedas que no contaban con estabilidad y credibilidad.

    • ¿Conoce las tesis del Ing. Jairo Larotta, sobre el Bolívar-Oro?

      A mí me parecen plausibles.

      Si no las conoce, en la red las puede encontrar.

      Muy interesantes sus análisis.

      Saludos.

      • Gracias por sus impresiones. Respecto al trabajo de Larotta, si lo conozco; es más, apoyo su iniciativa en su totalidad como la principal trinchera de lucha para alcanzar una verdadera y plena soberanía, que comienza por liberarnos de la hegemonía del dólar. Tenemos suficientes reservas petrolíferas, gasíferas, mineras, acuíferas y energéticas como para respaldar cualquier moneda y no depender de una falsa ilusión impresa en tinta verde sobre papel sin valor, que por artificios fraudulentos soportados con manipulaciones de la “gran academia” desarrolladas por Milton Friedaman y promulgadas por Richard Nixon, se desvincula del patrón oro acordado en Bretton Woods, flota libremente y se sustenta en “la confianza en el emisor”, pero que al final lo que verdaderamente representan la inmensa, exponencial e ilimitadamente creciente deuda de los Estados Unidos, por demás impagable, pues dado el colapso del capitalismo, no les ha quedado más que pagar deuda con más deuda, ¿Hasta cuándo crecerá esa burbuja?

        Afortunadamente el mundo está reaccionando y además de todas las iniciativas que desde Venezuela se han venido tomando, incluyendo la del “Petro” de Chávez, ver en Youtube https://www.youtube.com/watch?v=c_FgNrSsHwI , desde las economías emergentes se tienen significativos avances en la reestructuración del orden financiero mundial con la emisión de una nueva divisa respaldada en oro que a mediano plazo desplace al dólar, solo hay que darle tiempo al tiempo, pero sin perder ni un solo segundo, el gran trabajo que nos toca a quienes estamos ganados a luchar por la verdadera independencia es difundir de forma masiva estas verdades para que los pueblos despierten.

        Independencia y Patria Socialista.

        Estamos vivos y estamos venciendo.

  2. Banco Central de Venezuela le vende 2.8MM$ en bonos PDVSA a Goldman Sachs por 865M$ guerra economica. Llegaron los $ del DICOM bañados de hambre y sed capitalista imperial.

  3. La compra de bonos del hambre por GS hace que Venezuela sea aún más insolvente. Es equivalente a obtener financiamiento al 35%. Esto va a requerir un mayor haircut o recorte a toda la deuda cuando se vaya a reestructurar. Endeudamiento similar ocurrió con Fintech hace 2 meses Es un caso de free-riding sobre la deuda ya emitida. Una vergüenza. Hay que hacerles pagar un costo reputacional por financiar el despotismo a tasas usureras. No vaya nadie a pensar que hay comisiones bajo mesa en esa negociación…no señor, eso lo aprobó la Asamblea en pleno no?

  4. 2da subasta DICOM y el paralelo coje distancia, por un lado re inventan la rueda con las subastas y por el otro encienden la maquinita de imprimir billetes en el BCV! parece un cohete para la luna, y en este cóctel economico apocalíptico tenemos una ANC invocada por el presidente sin que el pueblo la autorice la convocatoria de estos dioses del olimpo, mucha tranquilidad para los inversionistas y un caldo de cultivo perfecto para invocar el coco de la constitución comunista.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*