¿Qué puede esperarse del nuevo Dicom?

dolares-e1486156861270

Por: Luis Enrique Gavazut Bianco

Finalmente entró en vigencia el nuevo sistema Dicom, que consiste esencialmente en un mercado cambiario por subastas con flotación del tipo de cambio entre bandas, que la autoridad monetaria irá estableciendo en la medida en que evolucione el nuevo mecanismo. Como novedad llamativa está la apertura de este mercado a las personas naturales, quienes podrán optar por hasta un máximo de 500 dólares trimestrales, lo que sin duda es una buena noticia. Para las personas jurídicas, los límites serán establecidos en función de su nivel de ingresos.

El procedimiento consistirá es anotarse en la página web del nuevo sistema Dicom y esperar a ser notificado para asistir el día y hora de la subasta correspondiente. Las divisas serán asignadas, como en toda subasta, al mejor postor dentro de las bandas preestablecidas.

Hasta donde se sabe en este momento es un mercado cambiario de libre flotación entre bandas, sin control en la asignación, es decir, sin requisitos de uso para el beneficiario de las divisas subastadas. En tal sentido, es de hecho una flexibilización del control de cambios imperante hasta ahora en Venezuela, aunque sin la libre participación de otros agentes distintos de la autoridad monetaria como intermediarios en el mercado de divisas; es decir, la banca y las casas de bolsa.

Este nuevo sistema Dicom pudiera tener buenas perspectivas de éxito en la medida en que el Estado cuente con la suficiente oferta de divisas para alimentar las subastas y que estas se realicen con regularidad y con montos suficientes para satisfacer las expectativas de los demandantes. También dependerá el éxito de este nuevo mecanismo de asignación de divisas de la disposición favorable que tengan los particulares, principalmente los grandes empresarios privados, de traer las divisas que tienen en el extranjero y ofertarlas en las subastas Dicom.

Esto último solo ocurrirá, como es obvio, en la medida en la cual el tipo de cambio Dicom resulte más atractivo para el inversionista (vendedor u oferente de divisas) que el tipo de cambio paralelo, marcado principalmente por Dólar Today. Lo cual implica que inicialmente el éxito potencial de este nuevo sistema estriba en la depreciación del tipo de cambio Dicom hasta al menos igualar el tipo de cambio paralelo arbitrariamente establecido por Dólar Today.

No obstante, incluso bajo esa hipótesis, que implicaría una megadevaluación oficial del bolívar, de consecuencias muy negativas para la ya de por sí explosiva formación de precios hiperespeculativa de la economía venezolana, no se garantizaría la estabilización del tipo de cambio; tal como ha quedado demostrado en el caso de Argentina, donde la liberalización del mercado cambiario no ha impedido que siga operando en ese país un tipo de cambio paralelo (Dólar Blue) que mantiene siempre rezagado el tipo de cambio oficial.

En mi opinión, hasta tanto el Estado no recupere su poder de oferta en el mercado cambiario, no importa cuál sistema se utilice, incluso la libre flotación sin regulación alguna, no se podrá estabilizar el tipo de cambio en Venezuela. Solo el poder de la autoridad monetaria para intervenir en el mercado inyectando suficientes divisas, puede mantener a raya cualquier cotización paralela. Por supuesto que también podría lograrse ese tan ansiado objetivo, si en lugar del Estado fuesen los privados quienes trajeran sus divisas y las ofertaran de buena fe en el mercado cambiario nacional.

Pero esto último no va a ocurrir porque, como ya lo señalé desde hace tiempo en mi artículo “Corromper el dinero para desquiciar una sociedad: radiografía del Dólar Today”, las cifras históricas demuestran que la proporción de activos líquidos a activos totales fugados al extranjero por los agentes económicos venezolanos aumenta con el transcurrir del tiempo, lo cual “…puede significar que la fuga de capitales está concentrada en solo algunos agentes económicos, los mismos de siempre, que una vez que adquieren activos fijos en el extranjero y hacen inversiones, los capitales que continúan fugando año tras año se les van acumulando cada vez más como activos líquidos”.

Por lo tanto, es probable que las divisas en poder del sector privado en el extranjero, estén concentradas en manos de la alta burguesía, que en nuestro país es precisamente la que detenta los grandes monopolios y oligopolios. Esto significa que no necesitan obtener bolívares por la vía cambiaria, sino que todos los bolívares que necesitan los obtienen de la venta monopólica de sus productos con precios especulativos. Ni siquiera con un tipo de cambio tan atractivo (de gran “incentivo cambiario”) como el marcado por Dólar Today, y gozando de toda la impunidad para negociarlos que se ha evidenciado a lo largo de los últimos años, la burguesía ha traído las divisas que posee en el extranjero para ofertarlas en el mercado cambiario venezolano, ni siquiera en el mercado negro, que como ya también lo señalé en este otro artículo “El gran engaño de la importación a dólar today y qué hacer”, es un mercado muy pequeño en realidad.

Quisiera concluir estas reflexiones señalando que, aunque sea ilusorio creer que el sector privado venezolano va a actuar de buena fe para que el nuevo sistema Dicom funcione y logremos entre todos arrimar el hombro para que nuestra economía se estabilice para bien de nuestra patria, de nuestros hijos, de nuestro futuro; resulta siempre loable de parte del gobierno bolivariano seguir intentándolo todas las veces que sea necesario, con la esperanza de que algún día la burguesía criolla decida realmente apostar por su propio país.

Y, finalmente, de cara al proceso constituyente en marcha, no está de más hacer notar que, siendo el Estado el único agente económico que obra de buena fe en el mercado cambiario nacional, ofertando siempre históricamente la casi totalidad de las divisas que se negocian en el país, entonces lo más prudente y racional para el bienestar de Venezuela es que se fortalezca cada vez más el rol del Estado como exportador a través de las empresas 100% de propiedad estatal, como es el caso, claro está, de Pdvsa, pero que también tiene que ser el caso de muchas otras “pdvsas” en los sectores de gran potencial exportador, como son principalmente el sector petroquímico, gasífero, eléctrico, minero, forestal, acuícola, pesquero, turístico y financiero.

8 Comentarios en ¿Qué puede esperarse del nuevo Dicom?

  1. “Por lo tanto, es probable que las divisas en poder del sector privado en el extranjero, estén concentradas en manos de la alta burguesía, que en nuestro país es precisamente la que detenta los grandes monopolios y oligopolios. Esto significa que no necesitan obtener bolívares por la vía cambiaria, sino que todos los bolívares que necesitan los obtienen de la venta monopólica de sus productos con precios especulativos.”

    pregunto: Como llegaron a concentrarce en las manos de la burgesia las divisas que salian principalmente del estado?, si “todos los bolívares que necesitan los obtienen de la venta monopólica de sus productos con precios especulativos.”, porque no le pechan con mayores impuestos a las ganancias? no seria factible que alguna vez el BCV cree una politica monetaria que evite los desmadres contra nuestra moneda? es que acaso la flexibilización cunatitativa que viene implementado el BCV no le hace daño al Bolivar? , hay algo en Venezuela mas barato que un dolar Dipro? porque se le permite a yo no se quien adquirir con pocos Bolivares abundantes, dolares escasos? me parece que la carga que esta secretismo con que se entregan dichos dolares es un contrasentido ya que pueden ser los mismo que acumula la burguesia en sus cuentas en el exterior. Creo que lo primero que propondia a la constituyente en materia economica seria: No rescates financieros a empresarios privados y la eliminación del BCV a fin de cuentas no hace nada que valga la pena pára cumplir el papel que le asigna la atual constitución.

  2. Si queremos resultados diferentes, debemos hacer cosas diferentes; mantenerse anclados a esquemas tradicionales concebidos en circunstancias de tiempo y espacio que en nada se corresponde al contexto de la coyuntura actual, no hará más que reeditar el destino que el sistema presagió para nuestro futuro y limitarse simplemente a cumplirlo, como si se tratase de ceñirse a un decreto universal que una suerte de matrix nos obliga obedecer sin ni siquiera detenernos a pensar cual es su razón de ser. Afortunadamente por tendencia natural, los sistemas que no son capaces de autorregularse terminan colapsando y dan paso a nuevas configuraciones sistemáticas donde la participación del ser humano juega un papel fundamental, esto nos invita a que tenemos que ser pragmáticos y aprender a combinar los preceptos académicos y dogmáticos con la realidad empírica vivida en la praxis que hace de la dinámica político económica un desafío para quienes pretenden encontrar un equilibrio perfecto entre lo virtual y lo real a través de juegos cooperativos de suma no cero en donde el propósito sea que todos salgamos ganando.

    Con el nuevo DICOM, ¿que esperamos ?, ¿desplazar al mercado paralelo y que todos los actores reconozcan al DICOM y se dispongan a aceptarlo como el marcador de referencia para establecer costos, precios y salarios y entonces así acabar con el espiral inflacionario y recuperar el poder adquisitivo del venezolano? Uff, tendríamos que ser muy inocentes para creer que ahora nadie que posea divisas las va a ofertar a la tasa DICOM y no a la tasa Dólartoday y que todos los comerciantes van a remarcar los precios, bajándolos para ajustarlos a la nueva tasa DICOM; y que nadie va al DICOM a adquirir divisas para revenderlas en el mercado paralelo. Seamos realistas, ya conocemos la psicología de nuestro mercado que ha hecho del dólar una deidad y sabemos lo que va a suceder; bastaría con retroceder el tiempo unos cinco años atrás, pero devolviéndole los tres ceros al Bolívar, claro menos al salario, donde en el mejor de los casos solo le devolvieron dos ceros; eh ahí el detalle, donde todo esto ha hecho que las grandes mayorías salgan perjudicadas en beneficio de unas minorías que degeneraron el sistema cambiario con el objetivo de enriquecerse y a la vez de desestabilizar la economía para atacar al gobierno y sacarle provecho político.

    Entonces, ¿qué hacer? ¿levantar el control de cambio y permitir que la oligarquía nos deje sin reservas internacionales y con un Bolívar Teradevaluado, “autosuicidándonos”?
    Todos sabemos lo que ha de ocurrir si dejamos ela paridad cambiaria a merced de la oferta y la demanda en un mercado cambiario donde el 97% de las divisas provienen de la renta petrolera, es decir con un solo oferente y muchísimos demandantes, donde la oferta tiende a cero y la demanda tiende al infinito, donde además esta vulnerabilidad representa una oportunidad para los que quieren perjudicar al gobierno.

    ¿Quiere decir que no hay salida? En lo absoluto, por supuesto que si la hay, es más, manteniendo el control de cambio, el mercado paralelo y el DICOM, reconfigurando el sistema para hacer prevalecer el equilibrio; esto permitiendo que las bandas de la tasa DICOM fluctúe en torno a la tasa del mercado paralelo; para la venta más alta que Dólartoday y para la compra por debajo de este; es decir que todo el que está dispuesto a pagar por 1 $ en el mercado ilegal, tendría que hacerlo ahora en el mercado oficial desplazándolo por completo; muchos dirán, esto genera inflación, por supuesto que si, pero como la tasa de referencia que usan los privados es la que fija Dólartoday, el impacto inmediato no va a ser tan impactante y vamos a comenzar a ver a nuestros anaqueles llenos nuevamente, porque ya no sería atractivo contrabandearlos a Colombia y al Caribe; entonces ¿esto significaría que nunca vamos a recuperar el poder adquisitivo y solo tenderán acceso a los productos los más privilegiados? no necesariamente, ya que esta medida tendría que venir acompañada de una medida de indexación de sueldos y salarios conforme a las fluctuaciones de la divisa, lo cual les causa terror al sector privado, de esta manera, ahora nunca tendrán interés alguno en que se eleve la paridad cambiaria, pues sabemos como les pega; el Estado por su parte, como el único oferente, tendría la oportunidad de hacerse de todos esos Bolívares que los “Dólardictos” está dispuestos a pagar por el tan codiciado billete verde e inyectarlos al torrente monetario y cubrir los efectos que traiga consigo tal indexación, lo cual puede acompañar aumentando de liquidez emitiendo más bolívares para compensar algún déficit, medida esta que también sería de muy bajo impacto ya que la paridad impuesta por el mercado siempre o por lo menos al comienzo, va a estar muy por encima de la paridad implícita, así que nadie podría decir que el Bolívar está sobrevaluado.

    En resumen, si Dólartoday aumenta el paralelo, el Estado asume esa tasa, pero en la misma proporción aumenta los sueldos y salarios; claro esto implica tener que seguir ampliando el cono monetario, pero para ello también hay solución, pues bastaría con una nueva reconversión monetaria volviéndole a quitar los ceros que sean necesarios al Bolívar. ¿pudiera sonar descabellado por la inflación en el corto plazo? Tal vez, pero eso justamente se mitiga con los ajustes salariales, ya que la meta es recuperar el poder adquisitivo del más desprotegido, lo cual en el mediano plazo sin duda conducirá a estabilizarse.

    Todo lo antes expuesto se circunscribe al principio matemático de la igualdad; lo cual quiere decir que si se multiplica por un mismo valor a ambos lados de la ecuación, esta no se altera; que es justamente lo que haríamos al indexar sueldos y salarios a las fluctuaciones de la paridad cambiaria, dejándola “flotar libremente”, como les gusta a los neoliberales. Pero para explicarlo de una manera más coloquial y que todo el mundo lo entienda, cierro con un precepto de la sabiduría popular que dice que: “la salsa que es buena para el pavo, también es buena para la pava”.

    • Excelente analisis,de verdad no se porq la gente con poder de decision dentro del gobierno no toma decisiones distintas para revertir esta locura en la q se ha convertido nuestra economia

    • el detalle esta en que la mayoria de los precios de hoy en dia estan calculados entre la bandas que eligio el BCV para el Dicom (1800-2200) el precio en anaqueles aun no ha llegado a 6000…eso lo he notado en articulos incluso de importacion completa (productos terminados) ej: telefonos celulares, tv ect…pero tambien los pocos que fabrican aqui como la pasta, la mantequilla, la salsa y otros con autorizacion de la Sundee… la estrategia del gobierno en el Consejo Nacional de Economia parece ser mantener esos precios a traves de las asignaciones del Dicom y en el corto plazo ir haciendo aumentos salariales manteniendo la tasa ( a punta de mercado; es decir; aumentamto tambien la oferta de divisas para satisfacer la demanda que se ampliaria por haber aumentado el salario) o en todo caso que las bandas aumenten un poquito, pero mucho menos que el salario para que haya mejoria paulatina del poder adquisitivo……habria que esperar que funcione…….SALUDOS

  3. —Fe de Errata —
    En la frase: “para la venta más alta que Dólartoday y para la compra por debajo de este;”
    quice decir “para la COMPRA más alta que Dólartoday y para la VENTA por debajo de este;”

  4. Si queremos ser verdaderamente soberanos y quitarnos este desastre monetareo y cambiario, una propuesta para la constituyente seria eliminar el BCV y crear el Bolivar-coin.

  5. Buenas… de veraz que la participación de algunos aquí se percibe que dominan el tema y de allí mi participación como aprendiz y esto porque al realizar compras en la calle se evidencia el aumento de algunos rublos, por ejemplo: en días pasados compre un paquete de pan para sándwiches por el precio de 6.000bs el paquete grande pasado unos pocos días después del Dicom su precio lo aumentaron en la panadería a 9.000bs me pareció un grosería. Alguien comento lo concerniente al Dicom lo cual causo ruido en la cola, días atrás conversaba con un conocido que su familia es por tradición en Guatire oficio de panaderos y manifestó que el saco de harina de trigo importada por el gobierno es de 12.000 bs al comparar una situación con la reciente es incongruente así le agregáramos los gastos de los servicios de luz, gas, teléfono, empleados y esa ganancia se saca nada más que con la venta del pan salado y les sobra dinero, es luego de leer sus exposiciones que dan luces es cuando uno reflexiona y concluye que posiblemente con unos ajustes bien radicales por parte de la Constituyente y personas que no les tiemble el pulso: se les haga seguimiento y controles más agudo a quienes se les aporte los dolares relacionados con el beneficio al país…y nombre a la Constituyente por decir algo pero de veraz que molesta esta bendita especulación.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Retos de la ANC. Una revisión económica, por Luis Enrique Gavazut. – En Luchas

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*