La derecha en su laberinto

MUD-

Aunque al momento en que escribimos estas reflexiones nos encontramos a la espera de las acciones a las que pueda convocar la derecha tras la jornada del 16-J, no cabe duda de que durante la misma sufrió una estrepitosa derrota. Y no solo porque la movilización del chavismo en el simulacro constituyente estuvo muy por encima de las estimaciones más optimistas, lo que pone en entredicho el carácter de “minoría ínfima” que se le ha endilgado. Sino porque la movilización de ellos tenía que haber sido de semejante naturaleza masiva que a esta hora la anunciada “hora 0” del gobierno ya tenía que estar activada, cosa que no pasó.

En cambio lo que tuvimos al cierre del día fue una escueta y casi surrealista rueda de prensa de la dirigencia oposicionista, en la que anunciaron haber recogido 7.186.000 “votos”. Nada mal diría cualquiera, pero no solo es la mitad de lo que se había vaticinado, sino que además técnicamente hablando resulta poco creíble, por decir lo menos. Simplemente el número de lugares previstos para “votar” entre el de personas haciéndolo, el tiempo que se toma cada una y el de duración de la jornada, no cuadran. Los 7 millones y tantos implica que “votaron” 400 personas por hora en centros que hasta donde se sabe no contaban con más de una mesa, al menos en su gran mayoría, suponiendo que todo haya fluido con precisión de reloj suizo.

La exposición de los cabecillas de la MUD a la hora de dar el balance hace menos creíble el resultado. Y paradójicamente, lo que lo hace aún más inverosímil son la cantidad de detalles que dieron en un esfuerzo de dotarlo de verosimilitud. Así las cosas, por ejemplo, se dijo que hubo votos nulos incluso quienes votaron en contra, lo que supone que la gente se tomó tiempo para leer y analizar su opción, lo que naturalmente retarda aún más el proceso. Tampoco ofrecieron garantías de no existencia de “votantes” repitiendo, lo que ya de por sí significa un reconocimiento implícito de dicha posibilidad.

Como quiera que sea y sin necesidad de negar la capacidad movilizadora del oposicionismo (que siempre la ha tenido, incluso en sus peores momentos), lo cierto es que repite una vez más un doble error que siempre paga caro: el de la sobreestimación de sus fuerzas y la subestimación del chavismo. Pero de aquí en adelante lo que resta es saber qué harán ahora.

Dado el comportamiento en los últimos cuatro meses y el histórico, lo más probable es que igual se lancen en su plan de ahondar la violencia para impedir la realización de la ANC. Y es que por un lado ocurre que, paradójicamente, tal y como quedaron las cosas este domingo, la MUD le hizo un favor a los convocantes a la ANC: bajaron la vara de medición de la participación a la misma, lo que facilita el trabajo de dotarla de legitimidad, por más que enfrente una alta abstención, dados los votantes oposicionistas que no asistirán. Pero adicionalmente la dirigencia oposicionista enfrenta un dilema para nada menor, esta vez ante sus seguidores: difícilmente puede  devolverse, a estas alturas del partido, de su agenda insurreccional sin que ello suponga reconocer que el gobierno siempre tuvo la razón al convocar al diálogo, ni implique una desmovilización masiva de su militancia al sentirse utilizada y defraudada, pero hasta el más obcecado de los oposicionistas entiende así sea para sus adentro que en el mejor de los casos avanzar en dicha insurrección supone enfrentar a un adversario que no es la minoría que creían.

Tendremos que esperar al mediodía de este lunes 17 de julio para saber qué nos depara como país el futuro inmediato. Esperamos por el bien de todos y todas y en nombre de la democracia y la paz, que la derecha superponga los intereses del país por encima de sus apetencias personales. En la medida en que no lo ha hecho nunca, se trata de un esperar sin esperanzas, pero siempre cabe la posibilidad.

1 Comentario en La derecha en su laberinto

  1. Me tienen impresionado….asombrado….son unos maestros de la estrategia y la táctica y seguro que también de la cibernética…..¡¡¡Genial!!!….han convocado un paro nacional de 24 horas para este jueves 20 de julio del año del Señor 2.017…..desde la semana pasada el IVSS via twitter le anunció a todos los pensionados y pensionadas que ese dia, jueves 20 de julio les pagarán sus pensiones aumentadas y además el retroactivo, todito junto suma Bs. 169.054,71 que como están las cosas es una cantidad muy modesta pero angustiosamente necesaria para ellos…¿les van a echar a perder esa “fiesta”?…..¿y perjudicar a los comerciantes cuyas cajas registradoras son el destino último de todos esos churupos?…..3.200.000 pensiones multiplicadas por 169.054,71 nos da como resultado apenas 540.975.072.000….redondeando 541.000 millones de conchas de ajo…..desde ya pronostico: Éxito seguro y también sumarán mas ancianos a los que ya apoyan a la MUD…..

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*