Pedagogía del Especulado / ¿Tiene razón Schemel?

schemel-

Por: Luis Salas Rodríguez

En el marco de la primera reunión entre los constituyentistas y el Consejo Nacional de Economía Productiva, el representante de los empresarios, Oscar Schemel, hablando sobre las medidas a tomar para superar la actual coyuntura económica, propuso la eliminación de los controles del Estado, particularmente el de precios. La argumentación esgrimida es ampliamente conocida: el control de precios ha rezagado tanto los mismos que es imposible que los productos se produzcan –pues no es rentable– y por tanto que la gente los encuentre.

Se trata de una idea tan poderosamente arraigada en el imaginario que, de hecho, la propuesta arrancó aplausos entre varios de los asistentes a la actividad, lo que hace suponer que la comparten. Ahora, lo más asombroso no es que nunca nadie ha presentado en realidad pruebas que confirmen su tesis, sino que más bien resulta que la evidencia disponible demuestra lo contrario.

La aseveración es aún más polémica en la actualidad pues, como cualquiera que haga mercado puede constatar, lo cierto es que el control de precios ya no existe más allá de la formalidad, en la medida en que fue superado por el desacato impulsado por los promotores de la guerra económica, pero también –hay que reconocerlo– por las debilidades institucionales, e inclusive por la propia acción de algunas políticas gubernamentales como, por ejemplo, permitir la venta de productos importados a tasas diferentes a las oficiales.

Es decir: de ser válido lo afirmado por Schemel, hace rato que los problemas de desabastecimiento e inflación se hubiesen superado, pues como él mismo reconoció en su discurso: “lo que tenemos hoy son controles que no controlan nada”. Tanto los productores como los importadores y comerciantes, simple y llanamente venden a los precios que mejor les parece haciendo caso omiso a lo que el gobierno haya establecido al respecto.

Pero otro detalle que suelen pasar por alto quienes achacan al control de precios la generación de inflación y escasez, es que estos males no solo se sufren con productos que en algún momento fueron objeto de regulación, sino también con otros que no. Este es el caso de los repuestos de vehículos y muchas medicinas, pero también de algunos alimentos, como por ejemplo la margarina y la mantequilla, así como una larga lista de vegetales, tubérculos y hortalizas.   

Otra cosa, como decía, se evidencia en el comportamiento de los productos en el marco del control de precios, no es lo afirmado por Schemel y el resto de los defensores de dicha especie. A este respecto quisiera rescatar un trabajo publicado acá mismo en 15 y Último en abril de 2016, denominado La Polar y el minuet del desabastecimiento, las divisas y los precios, en el cual se realizó un pequeño y simple, pero útil, ejercicio, consistente en establecer la correlación temporal entre las variables “precio controlado” y “abastecimiento” aplicada al caso de varios productos del célebre oligopolio, caracterizados por haberse vuelto escasos y caros.

La idea del ejercicio era determinar el comportamiento de los mismos, de manera de comprobar qué tan cierta era la afirmación según la cual el control de precios causaba automáticamente desabastecimiento y, por tanto, suba de precios. Las correlaciones fueron hechas por la profesora Pasqualina Curcio y forman parte de los análisis contenidos en su ya célebre La mano visible del mercado, texto ampliamente recomendado por el presidente Nicolás Maduro como base explicativa a la situación que estamos viviendo.

Como decía, el ejercicio es bastante simple, al punto de que lo único que requiere es un poco de sentido común para su comprensión. La cosa es así: dado que se asegura que el control de precios es el principal factor distorsionante de nuestra economía (pues no permite que se fijen los precios reales de mercado, se produzcan los productos y por tanto la población los consiga), habría que asumir que el precio que marcaban los productos antes de su regulación era un precio de equilibrio de mercado fijado por la oferta y la demanda, que es como se nos dice debería ser, y no por el gobierno. En la medida en que el control de precios comenzó en el año 2003, asumimos que los precios de aquel año eran los “óptimos” o “reales”. De tal suerte, a efectos de la correlación, el precio en 2003 de los productos se toma como precio base o “real” frente al regulado o “irreal”.

De allí que lo que se hizo fue seguir la evolución de los precios regulados dentro del marco del control, asumiendo que el precio “real”, de haber evolucionado naturalmente y no mantenerse fijado por el Estado, lo habría hecho ajustado al INPC, es decir, al ritmo de la inflación de los otros alimentos. Luego, se comparó dicha evolución con la disponibilidad del producto ofrecida por la Hoja de Balance de Alimentos que publica el Instituto Nacional de Nutrición. Se hizo la medición hasta 2013, pues es hasta ese año que está publicada la Hoja. Pero alcanza para hacerse una idea de las cosas, pues ya entonces padecíamos problemas de escasez.

Revisemos el caso de la harina de maíz, uno de los bienes más consumidos por los venezolanos y venezolanas, de los que más ha escaseado y de los que más aumentos de precios ha sufrido. Como se puede observar en la gráfica, más abajo, desde 2003 hasta 2013 se registra una tendencia relativamente constante de disponibilidad de la misma. Al comparar los extremos de la serie, observamos que en el año 2003 estuvieron disponibles 35,4 kilogramos anuales de harina de maíz por persona. Mientras que en 2013, 36,1 kilogramos al año.

En cuanto al precio regulado observamos que este muestra una tendencia decreciente desde 2003 hasta 2013. Sin embargo, la disponibilidad de mercado de la harina de maíz no disminuyó a lo largo del período en estudio. Si efectivamente los precios regulados se rezagaron con respecto al comportamiento de los precios generales de la economía, era de esperar que la producción/importación también disminuyera. No obstante, las tendencias son contrarias, y estadísticamente la correlación es negativa (el coeficiente de Pearson es -0,349). También observamos, contrario a lo esperado, cómo a partir de 2010 hay un mayor ajuste y recuperación de los precios regulados. Y sin embargo, la disponibilidad muestra una tendencia descendente.

Diapositiva2Como las empresas son las primeras en decir que nunca producen a pérdida, debemos entender que los precios máximos fijados de la harina de maíz, en todo momento, se mantuvieron por encima de los costos de los medios de producción. De lo contrario, no hubiesen producido. De más está recordar que, como el dueño de la Polar es el primero en afirmar, el peso de la producción de las empresas públicas y privadas no es significativo para explicar este comportamiento de la disponibilidad.

Ahora bien, ¿qué ha pasado desde 2013 hasta entonces? En otro trabajo publicado por Pasqualina Curcio en noviembre de 2016, Nuevo ajuste de los precios regulados ¿Garantía de abastecimiento o financiamiento de las agresiones económicas contra el pueblo?, se volvió a analizar el comportamiento de la harina de maíz. Para este entonces ya habíamos entrado los venezolanos y las venezolanas en la dinámica de desaparición de los productos y su posterior aparición a precios increíbles, y, sin embargo, los reportes que la empresa Polar publicaba en su página web decían no solo que la producción se había mantenido, sino que había incluso aumentado.

En otras palabras: según la Polar, se estaba produciendo harina con total normalidad, no obstante, en la calle le gente tenía que peregrinar y hacer colas para conseguirla. Esta situación fue más notoria desde junio de 2013 hasta el 6 de diciembre de 2015, es decir, el día de la realización de las elecciones parlamentarias, ganadas ampliamente por el oposicionismo.

La gráfica siguiente muestra que desde diciembre de 2014 la producción de harina precocida se mantuvo relativamente igual hasta marzo de 2016, sin embargo el consumo en el segundo semestre de 2015 disminuyó. Resalta la disminución importante del consumo entre octubre y noviembre de 2015 a pesar de que la producción prácticamente se mantuvo constante.

No fue sino hasta justamente después de las elecciones, la semana siguiente, que el consumo comienza a recuperarse, incluso superando los niveles de producción. Pareciera que este producto, el cual fue fabricado, hubiese quedado en los almacenes durante el segundo semestre de 2015, siendo liberado luego de pasadas las elecciones. Cualquier mal pensado diría que con el propósito de afectar el resultado de las mismas.

pasqua harina

En abril de 2016 fueron creados los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, a partir de esa fecha, y hasta ahora, comenzó a disminuir la producción de harina de maíz: esto a pesar del incremento de precios, en mayo de 2016 de Bs. 19,00 a Bs. 190,00, es decir, 900%. Precio que luego pasó a cerca de Bs. 700 a comienzos de 2017, para ubicarse actualmente en Bs. 860. A eso hay que sumarle el acuerdo existente entre el gobierno, la empresa y los productores para garantizar la disponibilidad de maíz para el procesamiento. Sin embargo, pese a todo eso, pese al aumento de más de 4 mil por ciento en poco más de un año y la garantía de acceso a la materia prima, hoy no solo se consigue menos harina que antes en las calles, sino que, además, la que se consigue está a precios estratosféricos. En la actualidad, hasta 11 mil bolívares puede costar un kilo de harina de maíz de la marca Pan, tanto en comercios formales como informales.

Lo que esto significa es que el debate sobre los precios no puede reducirse a la simple existencia del control de precios (lo que no significa que los mecanismos de control no deban ser revisados), no solo porque no es cierta la culpabilidad achacada al mismo, sino porque conduce a la errónea conclusión de que basta con eliminar el control para que todo vuelva a la normalidad. Si este fuera el caso, entonces no se explica cómo durante 2003 y 2012, cuando el control de precios fue más estricto, la inflación fue menos de la mitad que la registrada durante la década anterior cuando no existían controles. De hecho, poco se recuerda que durante 2012, año electoral, la inflación registrada fue siete punto menor que la de 2011.

En efecto, entre los años 1989 –primer año del ajuste neoliberal durante el segundo mandato de CAP– y 2002 –último año antes de la entrada en vigencia del control de precios decretado por el presidente Hugo Chávez, luego del sabotaje petrolero y el fracaso de la política de estabilización del entonces ministro de Planificación Felipe Pérez Martí– la inflación registrada promedio anual fue de 52,45%, con un pico en el año 1996 de 103,3%. En comparación, entre 2003 y 2012 la inflación promedio anual fue de 23,11%, es decir, prácticamente la mitad, gracias precisamente al control de precios.

Y tampoco se explicaría, ya para cerrar, lo que pasa con la inflación en Argentina luego de la llegada del neoliberal Macri a la presidencia. Montados sobre un discurso de demonizar al gobierno de Cristina Fernández, culpando a los controles, de precios y de cambio, de la existencia de un 20% de inflación en 2015, hoy día, a más de un año de dejado sin efecto el control de precios y eliminado el de cambio, la inflación es más del doble.     

27 Comentarios en Pedagogía del Especulado / ¿Tiene razón Schemel?

  1. Lo interesnte es donde el “empresario” schemel hace el comentario y aún mas inaudito los aplausos que arrancó de la plenaria, teniendo en consideración que solo 7 de los 500 y tantos de los constituyentes son empresarios, ahora bien, el presidente el 1 de mayo hizo una solicitud que el pueblo le cumplió al pedir nuestro apoyo a la ANC, pero el Presidente “obrero” NM esta aun en deuda con el pueblo que en esa misma fecha a grito unido le solicito que fijara un control de cambio, han pasado los días y la solicitud sigue en alguna gabeta de Miraflores, mientras el pueblo cruzó montañas y ríos para apoyar la ANC, ahora veremos a quien le hace caso el gobierno en este asunto a Schmel y sus aplausos o al pueblo que eligió y solicito en plenaria, veremos si de verdad el poder originario es el pueblo, veremos si el poder popular es un mito y veremos si nuestra democracia es participativa y protagónica en el tema económico, que dicho de paso es el Tema. Veremos cuantos días o meses mas el estado sigue haciendo el papel de tigre de papel, Pegando gritos y amenazando pero si acción concreta.

    • El control de Precios, jamas ha funcionado en ningún País, porque existe la oferta y la demanda, la libre competencia, pero, en el caso de Venezuela, tenemos una economía totalmente diferente, razones por las cuales se deben crear mecanismos diferentes, ejemplo eliminar los subsidios, esto ha traído mas problemas que soluciones, debido a esta situacion los productos que importa y subsidia Venezuela, se han convertido el negocio para los Colombianos y las Islas del Caribe, la corrupción, cuando llega el producto importado y subsidiado por Venezuela, lo empaquetan y lo envían a otros países, igual lo que producimos. Ademas de que a Polar no se le revisan los demás productos que si hacen con el maíz, que son chuquerias y entran como producción de harina de maíz, distorsionan las cifras. Si en este País las guías se aplicaran directamente desde el Seniat, funcionaria perfectamente que no existirá un control de precios, así que no es nada descabellado que se quite el control de precios y se haga un verdadero control de las empresas en el Seniat, desde ahí en que debe haber un control y seguimiento.

  2. Estuve escuchando a Schemel y otra cosa que dijo me llamó la atención……”el control de cambio no ha servido controlar el precio del Dolar”…..de verdad no creo que el no sepa que el propósito del control de cambio no es controlar el precio del dólar…… sino aun a costa de que el Dolar suba, evitar que se agoten las reservas internacionales y terminen depositadas en las cuentas de la burguesía en Panamá o EE.UU…..La ANC tiene que imponer mecanismos de control con sanciones porque estamos en guerra…..hay bloqueo financiero….bloqueo naviero….una especie de “corralito” para las importaciones por barco y por avión…..incluyendo los billetes del nuevo cono monetario y sin las comillas, hay un corralito bancario y la Sudeban mira pa'otro lado…..estan otra vez dejando a la población sin efectivo…..

  3. LA QUIMIO YA NO HACE EFECTO, HAY QUE EXTIRPAR EL TUMOR.

    El proceso degenerativo de la economía venezolana llegó al nivel de que si no se toman medidas excepcionales y contundentes en lo inmediato, inevitablemente los daños han de tornarse irreversibles porque su trascendencia va mucho más allá de lo estrictamente económico; llegando a penetrar a lo moral, a lo social, a lo institucional, incluso hasta traspasando los límites de la legalidad. Con todos los logros obtenidos por la Revolución y los niveles de crecimiento alcanzados, apalancados por la política petrolera geoestratégica internacional impulsada por el Comandante Chávez, era para que hoy día tuviésemos un estado próspero, autosustentable y con plena capacidad de reacción para soportar cualquier crisis espontánea propia del sistema global imperante o cualquier ataque económico con fines políticos; pero no, ante los desequilibrios actuales y el reconocimiento de las fallas sistémicas evidentes que los generan al hacerse intolerables los síntomas en las clases más vulnerables, se insiste en tratamientos quimioterapéuticos convencionales que solo sirven de caldo de cultivo y lo que hacen es mantener hidratados a los agentes anómalos enquistados en el aparato productivo nacional, dándole oportunidad a que transmuten y agraven el efecto nocivo de su naturaleza invasiva, socavando las estructuras que soportan el modelo desarrollo; lo cual anula e invisibiliza tan importantes logros, reduciéndolos a simples acciones de mitigación coyunturales, porque antes de que se materialicen en inversiones productivas y en beneficios concretos de forma sostenida para el bienestar del colectivo, son desvirtuados por quienes diseñan los artilugios para apropiarse de ellos; dejando desasistidas a las grandes mayorías, de las que más bien se aprovechan al cartelizarles los precios y tarifas.

    Bajo esta circunstancia se hace indispensable encontrar los mecanismos apropiados para erradicar todas esas clases de prácticas fraudulentas que propician las vías para que una minoría se apodere de las riquezas del estado provenientes de sus recursos naturales y del trabajo de su pueblo al que además se le endosa la inflación, donde ni siquiera bajo las sombras del capitalismo más recalcitrante que opere en cualquier parte del mundo tendrían asidero legal. Lo primero que hay que destacar es que aun cuando algunos que se dicen ser inversionistas, lo que menos quieren aportar es sus recursos propios; pretenden desarrollar una actividad económica a expensas del Estado; o sea, son capitalistas sin capital, ¡vaya!; pero si quieren el beneficio solo para ellos, y ¿cómo es eso?, si son capitalistas la plusvalía debería parar a las arcas del dueño de dicho capital, que en todo caso sería el Estado; pues no, ellos quieren que el Estado les proporcione el capital para quedarse con el mismo, con toda su ganancia y de paso hasta sin pagar impuestos y demás obligaciones de ley.

    No conforme con lo anterior, además de todo el deterioro que deviene de sus manejos y de su andamiaje para la extracción de las rentas, ese sector también exige que el Estado y el país todo se lo siga permitiendo, se lo reconozca y hasta se lo agradezca; porque aunque reconocen que especulan, se autoperdonan porque dan empleos y como, según la tradición en la que se formaron, en Venezuela se roba porque no hay razones para no hacerlo; se creen con el legítimo derecho de apropiarse de lo que no les pertenece, bajo la concepción de que la típica cultura de viveza criolla todo lo consiente, llegando a tal extremo que hasta han logrado que el Estado absorba sus deudas privadas en divisas contraídas con el extranjero, de la que no se sabe hasta qué punto son legítimas o es otra de sus patrañas en componenda con presuntos acreedores para sobrefacturar y hacerse de dichas divisas a tasa oficial, como en efecto ya ha sido detectado o hasta sin pagar por ellas, como ocurrió en la IV cuando un presidente cayó por “inocente” diciendo que la banca lo había engañado.

    Si con todo lo anterior no fuera suficiente, a ello se le adiciona el efecto devastador de la devaluación inducida de la moneda en el mercado ilegal, esto con el único propósito de promover un arbitraje cambiario a favor de Cúcuta para sacar máximo provecho del diferencial entre la paridad oficial y la paridad impuesta por el mercado paralelo, reestructurando los esquemas de fijación de precios en base a esta última, aun cuando buena parte de los costos en los que incurren son en moneda nacional o con insumos importados con divisas a tasa oficial adjudicadas por el Estado, haciendo atractivo el contrabando de extracción, la proliferación del expendio de productos en el mercado informal y la venta “legal” en establecimientos comerciales de los llamados “productos importados” (a tasa Dólartoday, por cierto), por el alto margen de ganancia que les deja.

    Ahh, pero es que el daño no solo llega hasta allí, es que para poder sustentar todo ese parapeto especulativo que tiene su centro de apuestas en Cúcuta, también se han dedicado a dejarnos sin efectivo, llevándose nuestros billetes de contrabando, pagándolos hasta un 30% más de su valor nominal vía transferencias, para realizar sus operaciones cambiarias, lo cual ya da cuenta de que esa paridad ilegal que llegó a septuplicar a la oficial, es inducida y se sostiene porque los Bolívares en esa plaza, que para nada es representativa, son obtenidos de forma ilícita; de esta manera, un traficante allá puede pagar veinte mil bolívares por un dólar y hasta más si se lo piden, porque la naturaleza delictiva de su actividad no le pone límites, mientras que acá en el país un trabajador o emprendedor honesto que quiera mantenerse en la legalidad, a duras penas lo puede pagar a la tasa DICOM.

    Ahora, una vez derribados los mitos sobre las matrices económicas que desde el sector privado se ha tratado de imponer para encubrir el pernicioso accionar de sus prácticas fraudulentas y puestos en evidencia los efectos nocivos para el país, la situación amerita un redimensionamiento de las estrategias a adoptar para revertir esta situación, que en ocasión de la disposición del gobierno colombiano en querer romper relaciones con nuestro país, lo propio sería adoptar posiciones similares a las que recientemente fueron tomadas por Moscú ante la arremetida del gobierno norteamericano con las pretendidas sanciones en su contra, declarando que no descartan la posibilidad de desvincularse del dólar para el comercio internacional, lo cual ante lo que nos toca tampoco deberíamos descartar. Pero volviendo a nuestros asuntos regionales, un tanto igual procedería con las relaciones limítrofes; específicamente en lo que respecta a las distorsiones cambiarias, la única medida con la que se logra extirpar este flagelo, es la eliminación de la libre convertibilidad del Bolívar fuera de nuestras fronteras y la derogación de los acuerdos comerciales entre Colombia y Venezuela para transar en monedas propias con el que justifican el régimen cambiario, de esta manera, para colocar el arbitraje nuevamente a favor nuestro, el comercio binacional debe ser solo en divisas libremente convertibles.

    Pero además de ello, para blindar el poder adquisitivo del venezolano, es necesario que se deje “flotar libremente” la paridad DICOM en un régimen de subastas que soporten lo que los oferentes estén verdaderamente dispuestos a pagar por la divisa internacional, esto complementado con una medida de indexación automática de las escalas salariales en la misma proporción en la que fluctúe la paridad cambiaria; de manera tal que en la dinámica económica se alcance el punto de equilibrio, cerrando la brecha del diferencial cambiario, haciendo perder el atractivo a la inducción de la depreciación de la moneda y creando hasta incentivos para el ahorro en moneda nacional. Cuando se estabilice de forma sostenida la paridad cambiaria, hacer una nueva reconversión monetaria.

    Por lo demás, solo quedarían los respectivos consensos con los sectores productivos para sincerar las estructuras de costos reales y en base a las mismas establecer criterios racionales para determinar los regimenes de fijación de precios, garantizando la calidad de los productos y servicios, a su vez respetando los compromisos laborales, las obligaciones fiscales y los márgenes de ganancia de ley, como en cualquier parte del mundo.

    El cáncer tiene cura si se diagnostica a tiempo y se aplica oportunamente el tratamiento oncológico adecuado; no dejemos que haga metástasis y alcance su fase terminal. Solo el pueblo salva al pueblo. Viviremos, si vencemos.

    • EXCELENTE COMENTARIO, TOMAR ESTAS MEDIDAS, NO ES NUEVO, YA QUE ALGUNOS ANALISTAS , COMO BOZA Y VALDES LO HAN PROPUESTO, SIN EMBARGO EL GOBIERNO NO ASUME NINGUNA DE ESTAS MEDIDAS, Y LE HA DADO LARGAS, COSA POR DEMAS PELIGROSA, YA QUE NO EXPLICA POR QUE, QUIEN SE BENEFICIA SI SE DEJA DE ACTUAR?

      • SOY UN IGNORANTE EN ECONOMÍA, PERO ESA ES UN BUENÍSIMA PREGUNTAS, ¿QUIEN SE DEJARÍA DE BENEFICIAR SI SE ACTÚA? ES UNA VAINA ALTAMENTE SOSPECHOSA.

  4. El control de Precios, jamas ha funcionado en ningún País, porque existe la oferta y la demanda, la libre competencia, pero, en el caso de Venezuela, tenemos una economía totalmente diferente, razones por las cuales se deben crear mecanismos diferentes, ejemplo eliminar los subsidios, esto ha traído mas problemas que soluciones, debido a esta situacion los productos que importa y subsidia Venezuela, se han convertido el negocio para los Colombianos y las Islas del Caribe, la corrupción, cuando llega el producto importado y subsidiado por Venezuela, lo empaquetan y lo envían a otros países, igual lo que producimos. Ademas de que a Polar no se le revisan los demás productos que si hacen con el maíz, que son chuquerias y entran como producción de harina de maíz, distorsionan las cifras. Si en este País las guías se aplicaran directamente desde el Seniat, funcionaria perfectamente que no existirá un control de precios, así que no es nada descabellado que se quite el control de precios y se haga un verdadero control de las empresas en el Seniat, desde ahí, es que debe haber un control y seguimiento.

  5. Mis respetos por.tan brillante exposición. Vonfio en que sea parte de las instituciones del Estado, de otro modo desperdiciamos su talento dejandolo al margen de los niveles de accion.

  6. Con mucha “claridad y elocuencia” expuso las tesis del “sistema del capital” para afrontar la crisis y superar las trabas económicas… No se inmutó, no se le trabó la lengua… Así piensa y se expresa El Capital… Eso no debe causarnos ni enojo ni angustia ni… Lo que me puso en alerta es la cantidad de aplausos que arrancaban sus aseveraciones… Por suerte, muchos y muchas se mantuvieron incólumes… Debemos derrotar esas posturas y debemos formular Propuestas de Política que vayan más allá del capital…

  7. EN ESTE CONFLICTIVO DIALEMA MI OPINION ES REQUERIR LOS SERVICIOS DE VERDADEROS EXPERTOS EN ECONOMIA QUE ASESOREN CON IDEAS POSITIVAS Y NACIONALISTAS SIN CAER EN EL PLANO POLITICO Y DEL CUANTO HAY PA ESO Y DE AUMENTOS CONSTANTEMENTE SIN PONER FRENO A LA INFLACION ,.EN NUESTRO PAIS CREO QUE HAY VERDADEROS EXPERTOS EN ECONOMIA QUE PODRIAN AYUDAR DANDO IDEAS A SOLVENTAR ESTA TRAGEDIA ECONOMICA , SOLO SE REQUIERE QUE LOS GOBERNANTES ACEPTEN MI PROPOSICION, LA ESCUCHEN , LA OIGAN DADO QUE HAY QUIENES OYEN Y HAY OTROS QUE NO ESCUCHAN.

  8. ojala y cuando corresponda debatir sobre la impunidad salgan tambien articulos ilustrativos como este…
    yo pienso que más allá de las acciones correctivas llevas a cabo por el gobierno bolivariano, la asamblea nacional constituyente debe atacarla impunidad, toda vez que hasta ahora se nos ha escapado la sanción y el castigo para todos aquellos sin importar”CAIGA QUIEN CAIGA” LA IMPUNIDAD CAMARADAS, LA IMPUNIDAD con la que cometen delitos desde políticos hasta el guapo de la esquina. No es mentira que los problemas que vivimos y a los que se debe enfrentar la ANC son muchos, de distinta naturaleza, con infinidad de defensores. Por ejemplo los problemas de frontera, yo siempre digo “perdimos la frontera en manos de los colombianos” eso para mi y para muchos venezolanos no es un mito, es una realidad. ¿como es posible que los venezolanos no podamos ir con tranquilidad al parque nacional el Tamá en la frontera, a zonas como Rio Chiquito, y otras? y nadie hace nada… Nuestra nacionalidad es otorgada a cualquier persona que traiga un puñito de dolares y se consiga con el funcionario adecuado que se presta a la corrupción. y de paso al otorgarsela se atornilla de tal manera que es tan venezolano como cualquiera de nosotros, con todos los derechos. yo pienso que hay que tomar medidas para recuperar el territorio perdido y la nueva constitucion debe prever que si se le otorga la nacionalidad a un extranjero este la pierda si comete algún delito como contrabando, traicion a la patria etc… extensivo a su descendencia pues si el la pierde de ahi para abajo hay que revisar. ¿Xenofobia? no!!1 vayan a otros paises a ver si la cosa es tan facil como en venezuela, basta ver como en colombia, panamá, chile, y para de contar nos discriminan, y no es macri ni santos, no son los nacionales de esos países. en panama hay leyes que protegen a los panameños de los extranjeros, por ejemplo las propinas en los restaurantes son para los mesoneros panameños, asi hayan de otras nacionalidades. ahora no cre que debamos llegar al extremo de panama porque me parece que es robarle el trabajo a otra persona solo por ser de otra nacionalidad, pero si creo que debemos revisar, revisar todo… Como es posible que les dieron el 25% de la viviendas de la GMVV a extranjeros y aqui tenemos ¿ miles de familias venezolanas viviendo en casas miserables en nuestros campos? Quiero aclarar que no es un ataque, solo es una critica constructiva mediante un simple ejemplo.
    El control de precios, control de cambio, militarizacion de mercados mayoristas, plan a toda vida venezuela y demas acciones deben ser revisadas y acompañadas con la sancion contundente a quienes delincan, nada sirve con solo prohibirle al buhonero venezolano que no venda hariana de maiz mientras algunos chinos, arabes y otros comerciantes venezolanos revenden por bultos a precios astronomicos para cambiarlos a $ y sacarlos a panama o a sus paises de origen. La sancion debe ser contundente y ejemplarizante, y debe contemplar la perdida de todo lo que tenga, casa, carro, local, mercancias de todo tipo, etc. debe darsele un coscorrón bien duro que le quede el chichon y cada vez que se lo toque se acuerde porque se lo dieron, y que los demás lo vean, así todos cojan cabitos. hay muchas cosas de que hablar, por eso lo dejo hasta aquí. Seguimos en un país de libertades donde podemos expresar nuestras ideas mientras sea con respeto y sin destruir a las otras persona

  9. La inflacion la esta creando las emptedas: una pone el ptecio que lr da la gana y entonces las que les compran suben en ese mismo orden mas su porcentaje adicional que le fa la gana. Y como.nadie controla hay uns total y macabra anarquia que nos esta llevando a la hiperinflacion. ANC ponganse las pilas porque si no van a ser el prsimo papel de Poder Popular incapaz

  10. CRÓNICA DE UN FRACASO ANUNCIADO.

    Finalmente presenciamos lo que hasta un niño de 5 años ya veía venir. La ANC debe dar un Golpe de Timón en el BCV, sus mecanismos de adjudicación de divisas solo sirven de caldo de cultivo para fomentar la estafa cambiaria y mantener vivo al Dólartoday para enriquecer a una minoría. Con el DICOM el pueblo asalariado no ha visto ninguna mejoría en cuanto al abastecimiento o a su incidencia sobre los precios, todo lo contrario, la escalada especulativa e inflacionaria sobrepasó los límites de criminalidad. ¿Será que nadie piensa hacer algo?
    …para la reflexión.

    http://www.laiguana.tv/articulos/65463-dolares-dicom-cambiar-cucuta

  11. Hay que permitir Precios de Equilibrio( pero con Pulso ), lo que hace falta es una Revisión constante, en el sentido de que el precio de un producto no se puede REZAGAR, tanto. EL arróz, por Ejem. la gente lo compra a Bs. 10.000, a “Regañadientes”, si se estableciera un Precio a Bs. 4.000 o 5.000 Bs., significaría un “Alivio ” en el Consumidor, pero si el Gobierno mantiene que el Marcaje del producto debe ser Bs. 800, sostendría un basamento IRREAL, que crea Desequilibrios. No se trata de Liberaciones Desmedidas, sinó con Monitoréo constante, “Pulseadas “. Asimismo, el Control de Cambio, no se puede convertir en una especie de “Principio Doctrinario ” de la Revolución, sino, que si hay que hacer alguna “Liberalidad” “flexibilidad ” , hay que hacerla, acompañada de algunas Decisiones Financieras; Por Ejem., creo que se debe comenzar, flexibilizando la Recepción de Remesas en Moneda Extranjera, pudiendose establecer que la persona las reciba en una Cuenta Bancaria, previamente abierta, y su Uso sea solo para Inversión Productiva. Digo esto, porque no hay razones para que Venezuela pierda o Desperdicie tantos recursos, que Venezolanos en el exterior, están dispuestos a enviarselos a sus familiares en el país. No será mucho, pero nada despreciable…

    • Saludos Hector Rondon; creo que antes de hablar de un precio para el arroz, deberias averiguar primero cual es el precio de una tonelada de arroz paddy, puesta en nuestros puertos!

  12. ¡¡QUE BUENO QUE EL CAMARADA ARISTÓBULO LE RESPONDIO A ESE TIPO!!…..HAY QUE TENER CUIDADO, SI VAMOS A CORREGIR LOS GASAPOS DE LA CONSTITUCIÓN DEL 99 TENEMOS QUE TENER CUIDADO CON LOS GASAPOS QUE SE COLEARON EN LA ANC!!….¡EXCELENTE ARTÍCULO LUIS SALAS!…

  13. Buenas noches, cuando en publicidad vi y escuche al Sr. Oscar Schemel, su oferta empresarial, que era necesario levantar el control cambiario, ya que según él, nuestros males devienen de ese control y recuerdo el por que el presidente Chávez, promovió el referido control pués los apátridas mermaban nuestras reservas internacionales, ya que nuestra moneda no es el dolar, si no bolivares, que en nuestra patria existe el factor apátrida que nos hace daño a lo interno. lamentablemente, ellos han logrado sortear el control cambiário y siguen enriqueciendose con nuestro ingreso en divisas y resolver eso tiene otras medidas de control. en resumidas cuentas sr. Schemel su propuesta de levantar el control cambiario nos perjudica. favor considerar su propuesta con mucho cuidado, no es conveniente.

  14. el asunto no es el control de precios, el asunto real e que no se tiene una infraestrutura para establecer esos controles y capacidad humana insuficientes y la exitente profundamente corrompida, la ANC debe tomar el toro por los cuernos y llamar a todos los economistas y opinadores del tema que con sus propuestas y reahacer un plan a corto, mediano y largo plazo es imperioso eso!!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*