Monopsonio estatal obligatorio para torcerle el pescuezo a los monopolios

Monopsonio-

Por: Luis Enrique Gavazut

Todo el mundo sabe qué es el monopolio. Es un mercado donde hay un solo vendedor u oferente. El monopsonio es un mercado donde hay un solo comprador o demandante. Cuando en lugar de un solo actor hay unos pocos que se reparten la mayor parte del mercado, se habla de oligopolio y oligopsonio, respectivamente.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reserva al Estado el monopolio de la industria petrolera a través de PDVSA, quien no obstante puede conformar empresas mixtas, hacer concesiones y establecer otros arreglos o acuerdos según mejor considere a los más altos intereses estratégicos de la nación en materia petrolera.

Todos sabemos, porque lo hemos experimentado en carne propia, que gracias a ese monopolio estatal o derecho exclusivo de explotación, la renta petrolera nacional fluye hacia la sociedad en su conjunto, para bienestar colectivo.

Y también todos sabemos, porque igualmente lo hemos experimentado en carne propia, que por culpa del monopolio que de hecho ejerce el sector privado –aunque la Constitución lo prohíbe expresamente y la Ley Antimonopolio lo persigue– en el sector de los alimentos esenciales, el pueblo pasa muchas penurias para conseguir su sustento diario y debe pagar precios exorbitantes por la comida. Lo propio cabe decir de lo que sucede en el caso de los medicamentos, por culpa del monopolio que de hecho ejerce el sector privado en la industria farmacéutica.

En el siguiente cuadro se presenta un claro análisis que devela la situación oligopólica de los principales productos de marca del Grupo Polar, en sus correspondientes mercados. Incluso, en algunos rubros, como cerveza, malta, harina precocida de maíz y margarina, el elevado porcentaje de participación del Grupo Polar en el mercado configura claramente una situación de monopolio o tendencia al monopolio.

Cuadro 1.  Grupo Polar / cuota (share) de mercado de algunos productos/marcas principales (julio 2009).

Diapositiva1

Fuente: datos tomados de SoftLine Ratings (2009): Resumen del Dictamen de Calificación de Riesgo para Emisión de Papeles Comerciales de Provencesa, S.A. Tomado de: Informe – Grupo de Empresas Polar. Ministerio del Poder Popular para el Comercio. 2014, octubre 15. p.13.

Por su parte, la situación reportada por el entonces Viceministerio de Comercio Interior del Ministerio del Poder Popular para el Comercio, para el 3 de octubre de 2014, es la siguiente:

Cuadro 2. Grupo Polar / cuota (share) de mercado de algunos productos/marcas principales (octubre 2014).

Diapositiva2

Fuente: adaptado de Viceministerio de Comercio Interior (2014): Ficha Técnica Empresas Polar, 3 de octubre de 2014. Ministerio del Poder Popular para el Comercio. Tomado de: Informe – Grupo de Empresas Polar. Ministerio del Poder Popular para el Comercio. 2014, octubre 15. pp. 14-15.

Resulta significativo y alarmante que en el lapso de cinco años comprendidos entre 2009 y 2014, la situación descrita evidencia una nítida tendencia a su profundización con rumbo franco hacia mercados totalmente monopolizados por el Grupo Polar o en situación de duopolio con respecto a su más inmediato competidor en cada mercado. Nótese, en particular las siguientes evoluciones:

Cuadro 3. Grupo Polar / Evolución de la cuota (share) de mercado de algunos productos/marcas principales 2009-2014.

Gat

Fuente: elaboración propia con datos tomados de SoftLine Ratings (2009) y Viceministerio de Comercio Interior (2014). Tomado de: Informe – Grupo de Empresas Polar. Ministerio del Poder Popular para el Comercio. 2014, octubre 15. p. 16.

Aun cuando en los rubros de maltas y refrescos el Grupo Polar retrocedió ligeramente entre 2009-2014, sigue manteniendo su condición de monopolio/oligopolio en ambos casos. No obstante, en los rubros de cervezas, mayonesa y salsa de tomate, ocurrió una profundización del índice de concentración de mercado del Grupo Polar en esos cinco años. Es previsible que esta tendencia se haya mantenido a lo largo de los tres últimos años, lo que colocaría los niveles de concentración de mercado del Grupo Polar muy cercanos al monopolio o cuasimonopolio en los momentos actuales.

A continuación se cita la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en materia de monopolio y oligopolio:

“Artículo 113. No se permitirán monopolios. Se declaran contrarios a los principios fundamentales de esta Constitución cualesquier acto, actividad, conducta o acuerdo de los y las particulares que tengan por objeto el establecimiento de un monopolio o que conduzcan, por sus efectos reales e independientemente de la voluntad de aquellos o aquellas, a su existencia, cualquiera que fuere la forma que adoptare en la realidad. También es contrario a dichos principios el abuso de la posición de dominio que un o una particular, un conjunto de ellos o de ellas, o una empresa o conjunto de empresas, adquiera o haya adquirido en un determinado mercado de bienes o de servicios, con independencia de la causa determinante de tal posición de dominio, así como cuando se trate de una demanda concentrada. En todos los casos antes indicados, el Estado adoptará las medidas que fueren necesarias para evitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio, del abuso de la posición de dominio y de las demandas concentradas, teniendo como finalidad la protección del público consumidor, de los productores y productoras y el aseguramiento de condiciones efectivas de competencia en la economía”. (Subrayado propio).

Por lo tanto, es evidente que el Grupo Polar prefigura el tipo legal nítido de un monopolio u oligopolio, al menos en sus principales productos de marca comercializados en el mercado venezolano.

Pero la perversión del sector privado no se agota en el monopolio. La otra cara de la moneda es el monopsonio, que en Venezuela ha sido muy poco estudiado, pero existe y ha demostrado ser extremadamente nocivo. Cuando una sola empresa o unas pocas empresas concentran todo el poder de compra de un bien o servicio estamos en presencia del monopsonio. En Venezuela se sabe que ese es precisamente el caso en la mayoría de los bienes importados, porque una sola empresa o un número reducido de ellas monopsonizan las importaciones, que en el caso de bienes para consumo intermedio (materias primas e insumos para la producción) suelen ser las mismas que ejercen el monopolio en cada sector de actividad. Esto hace de los monopolios transnacionales instalados en el país y los de gran capital nacional, agentes económicos de mucho más poder del que cabría imaginar, porque también ejercen simultáneamente el monopsonio en sus cadenas de suministros.

Tomando nuevamente al Grupo Polar, se sabe que el mismo ejerce el monopsonio en la compra de maíz, dejando por fuera de la posibilidad de abastecerse de esa materia prima a cualquier posible competidor. Los productores de maíz se ven forzados a venderle al monopsonista porque este impide que otros compradores potenciales tengan opción real dentro del mercado. Los productores agrícolas en Venezuela saben bien de lo que se está hablando aquí. Cuando el monopsonista desea obtener para sí toda la producción agrícola disponible en el mercado, coopta a los productores ofreciéndoles un precio que ningún otro comprador puede ofrecer, favoreciendo solo ilusoriamente a los productores, los cuales luego ven cómo ese mayor ingreso se convierte en sal y agua al tener que pagar el precio en los anaqueles que impone el monopolista en los productos de consumo final. Los casos del café y el cacao han sido ejemplos emblemáticos de estas perversiones monopsonistas terribles que ocurren en nuestro país. Es así, por mencionar solo un ejemplo, como la empresa procesadora de cacao del Estado, Oderí, ha sido anulada por los monopolios competidores del sector privado, que monopsonizan la compra de la materia prima (cacao) cooptando a los productores agrícolas mediante un mayor precio ilusorio, que luego trasladan al consumidor final, generando la inflación de los productos de chocolate en los anaqueles y dejando al competidor estatal sin materia prima.

Pero la tendencia al monopsonio perverso del sector privado no se agota en lo expuesto hasta aquí. En la comercialización de los productos finales también se observa. Las grandes cadenas de supermercados que operan en Venezuela de hecho constituyen un oligopsonio, es decir, concentran la práctica totalidad de la demanda de bienes destinados al consumo final de los hogares, utilizando su inmenso poder de compra para favorecer sus enormes ganancias especulativas. Por cierto, un actor principal en este oligopsonio es, nuevamente, el Grupo Polar, quien lo ejerce a través de la cadena de tiendas Makro, que son de su propiedad (dato poco conocido por el público venezolano).

Típicamente, un monopsonio comercial es perjudicial para los pequeños y medianos productores, porque el precio que paga el monopsonio por sus productos es muy bajo, llevándolos a la quiebra. En Venezuela ocurre un fenómeno diferente, porque resulta que los proveedores de los monopsonios comerciales no son pequeños y medianos productores, sino los propios monopolios manufactureros, tal como es el ya mencionado caso del Grupo Polar, quien ejerce el monopolio productivo (Alimentos Polar) y al mismo tiempo el monopsonio comercial (Makro). Así que lo que suele ocurrir en otras economías con los grandes monopsonios comerciales, que es una bajada de precios al consumidor final, en Venezuela ocurre justamente al contrario, una subida de precios que están totalmente a merced de la voluntad y las agallas especulativas del monopolista-monopsonista.

Un ejemplo muy conocido de monopsonio comercial gigantesco es la cadena de tiendas WalMart en Estados Unidos. WalMart tiene en nómina más de 2,1 millones de empleados en sus superficies minoristas; sin embargo, su tamaño efectivo es extraordinariamente mayor. Más de 6.000 fábricas chinas, con decenas de millones de empleados, trabajan, bajo contrato exclusivo, para llenar los kilómetros de estanterías de WalMart. En 2003, el 18% de todas las importaciones de Estados Unidos procedentes de China fueron a parar a WalMart. En la actualidad, estos niveles de concentración son previsiblemente mayores.

En Europa Noroccidental más de 70% de todos los alimentos solo pueden ser adquiridos en 4 o 5 grandes cadenas de supermercados. En Suecia, Irlanda y Dinamarca la cifra es superior en más del 80%. Europa del Este entre el 50 o 60%. En el sur de Europa el 30 o 40% (aunque España estaba ya en el 65,2% en 2006). La tendencia sigue siendo al alza. En todos los países de Europa la tendencia es hacia un puñado de grandes cadenas que venden los productos más cotidianos, y ampliando cada vez más la gama hacia otros productos, como la electrónica, ropa, productos farmacéuticos, juguetes, libros, banca, servicios financieros, seguros…

El equivalente de WalMart en el Reino Unido es la cadena de tiendas Tesco, y en Francia el gran monopsonista es Carrefour.

Ahora bien, y al igual que ocurre en el caso del monopolio, también el Estado puede ejercer el monopsonio. Casos naturales, por tratarse de actividades de interés público donde los beneficios son prácticamente imposibles de privatizar, son típicamente el mercado de armamento pesado y el mercado de obras públicas, en los que el Estado es el único comprador.

Pero también puede el Estado ejercer el monopsonio en sectores de actividad no naturales. Un ejemplo muy notable por sus efectos benéficos sobre la sociedad en su conjunto es el monopsonio ejercido por el Estado en Europa Occidental en el caso de la compra de productos farmacéuticos. En este caso, siendo el Estado el único comprador, puede sentarse de tú a tú con el monopolista y negociar el precio. Algunos expertos señalan que este es el factor decisivo que permite explicar por qué en Europa las mismas marcas de medicamentos transnacionales son mucho más baratas que en Estados Unidos. La razón es que en Europa los estados ejercen el monopsonio comprando la totalidad de la producción de medicamentos de marca en forma directa e indirecta a través del monopsonio de las pólizas de seguro médico en los programas de seguridad social. De hecho, esto es lo que se está sugiriendo que haga la Administración Trump en este momento, en lugar de eliminar los avances que en esa dirección adelantó la Administración Obama con su programa de salud pública Obama Care.

Yo he propuesto lo mismo para el caso de los rubros de consumo esencial en el hogar venezolano: que el Estado instrumente el monopsonio, convirtiéndose en el único comprador del 100% de toda la mercancía producida por los monopolistas. Por ejemplo, harina de maíz precocida. Esto implica que toda la producción de harina de Alimentos Polar, por mencionar el monopolista principal en este rubro, tendría obligatoriamente que ser vendida al Estado, quien se encargaría de su distribución a la población por su cuenta. De esta manera, ya Alimentos Polar no podría desviar la mercancía hacia el contrabando de extracción, el bachaqueo corporativo, el acaparamiento o la producción del mismo rubro con ligeras variantes para saltarse la regulación de precios. También se dificultaría muchísimo la sobrefacturación de importaciones o el desvío de las divisas asignadas para materia prima, porque el Estado tendría muy claro el cálculo de la relación volumen-valor de cada lote de producción.

La desviación de una mercancía (contrabando, acaparamiento, bachaqueo) es posible solo por el hecho de que la propiedad de la misma va pasando de manos de un eslabón de la cadena de distribución y comercialización al siguiente, dado que cada nuevo actor en la cadena compra la mercancía y por lo tanto pasa a ser su propietario o dueño legítimo (y de esta manera puede hacer con su mercancía lo que le venga en gana). Si el Estado es el único comprador posible, la desviación es imposible, excepto por corrupción, lo que ciertamente es un grave problema, pero de otro tipo.

Esta estrategia, junto con la GMAS y los CLAP, que conforman un sistema nacional de distribución programada, a diferencia de la distribución por demanda típica de la comercialización capitalista, podría configurar un poderoso músculo estatal-popular y cívico-militar para torcerle el pescuezo a los monopolistas y su guerra económica. Para que funcione, solo habría que ceñirse estrictamente al siguiente principio: ningún productor puede vender excepto al Estado y ningún consumidor puede comprar excepto a su CLAP (o cualquier otro agente de despacho al consumidor final, tanto social, como público o incluso privado). Es decir, las mercancías que entren dentro de este sistema, SALEN POR COMPLETO DEL MERCADO CAPITALISTA, ya no pueden comprarse en ninguna otra parte que no sea en el agente territorial de despacho al cual haya sido asignado cada uno de los hogares del país.

Esta propuesta, con lujo de detalles técnico-operativos, incluyendo cómo impedir la desviación por corrupción, está plasmada en mi artículo: “Estrategia para la Red Pública y Popular de Abastecimiento Protegido por el Estado”.

Otra ventaja importante de la adopción de un sistema como este, es que toda la responsabilidad por el abastecimiento de un determinado bien esencial para la población recae exclusivamente sobre el Estado, quien por ello mismo no puede camuflar sus propias ineficiencias, corruptelas y procesos burocráticos, echándole la culpa a nadie más. Esta es una forma en la que el Estado puede presionarse y obligarse a sí mismo a ser eficiente, probo y expedito en el abastecimiento de bienes esenciales que demanda la población. Es el método ancestral como los padres enseñan a sus hijos a nadar: lo lanzan al agua y el niño no tiene más alternativa que nadar, o si no se ahoga. A veces uno tiene que colocarse a sí mismo en una situación de todo o nada, para poder aprender, revolucionar y avanzar…

23 Comentarios en Monopsonio estatal obligatorio para torcerle el pescuezo a los monopolios

  1. Amigo, con todo respeto, lo primero que debe hacer el gobierno es ser autocritico y asumir la postura de su gran responsabilidad ante la crisis. Segundo, si con el gobiérno de Chavez el enfoque fuese sido reformas hacia la privatización y el neoliberismo, ciertamente el culpable fuese el capitalismo, pero por el contrario, una vez que el aparato estatal no produce, se suele erroneamente a culpar erroneamente al sector privado y echarle las manos. Que ocurre? Una vez que la producción estatal fracasa, la escasez es culpa es de mendoza y compañía. Tercero, el papel del estado no es cercar la economia, sino por el contrario, estimular la competencia. En venezuela, demostró el estado que el intervencionismo y los controles, resultan peores por la escasez y la corrupción. La empresa privada existe en todo el planeta, en cualquier administración normal, no hay escasez y mercados negros de productos necesarios, por que? Sencillamente las instituciones funcionan.
    El estatismo fracaso con la caída del muro de berlin y en todos los casos al intentarse.

    • Javier, ¿Dizque el aparato estatal fracaza?…. Ese aparato estatal que usted dice que fracaza, es el que le ha suministrado al parasitario sector privado de la economia, todas las divisas habidas y por haber desde que en Venezuela se descubrió el petróleo. La inteligencia en usted es como la belleza en mujerers sin virtudes: ¡Constituye un elemento más de perdición! ….Usted sabe mas dre maternidad de gallinas que de historia de Venezuela.

  2. Ante el monopolio/ologopolio de la oligarquía, monopsonio estatal efectivo.
    Hay que bajar el lenguaje económico a la gente, para que se comprenda mejor y así se puedan tomar decisiones conscientes. En plena guerra económica, hay que tomar medidas de guerra. Luego, en la medida que logremos activar y diversificar el aparato productivo, liberándonos de los monopolios/oligopolios, dejaremos el monopsonio.

    • Sin lugar a dudas, el monopsonio es una de las medidas excepcionales a tomar ante la inminente guerra que nos ha sido por la derecha transnacional y sus lacayos, pero la estrategia tiene que diseñarse muy bien considerando todos los elementos que la pueden hacer vulnerable para blindarse ante cualquier maniobra de contraataque por parte de la derecha, no descuidando ningún detalle y tomando conciencia de que si algo puede pasar, ha de pasar; cabría aplicar preceptos básicos de ingeniería de confiabilidad para requerimientos de cero fallas, en este caso tropicalizados a la economía.

      ¿Esto por qué lo digo?, recordemos que hay casos que no tienen justificación como lo es lo de la escasez de cemento y materiales de construcción, de café, del azúcar; industrias estás en manos del estado, cuya producción que acá nos cuesta encontrar y hasta algunas han desaparecido (caso Café Madrid o Fama de América); pero que del otro lado de la frontera se exhiben libremente por las calles y en grandes volúmenes; esto quiere decir que si bien es cierto que hay problemas de producción, tenemos un problema más grave aún que es el de la distribución, siendo este el que empeora la situación y al que realmente hay que combatir hasta corregirlo., sin desconocer lo de la producción.

      Otro de los aspectos a considerar es la corrupción, pero no solo acusando o denunciando al corrupto, además de ello hay que acabar con el mecanismo que lo permite; días atrás escuché a dos desconocidos hablar sobre el caso de la distribución de la harina de trigo a un panadero artesanal, donde el uno le decía al otro que los funcionarios de la institución que se la proveía le facturaba la cantidad legal subsidiada por el estado, pero aparte y en efectivo le cobraba una vacuna que era cuatro veces mayor a dicho monto. Ahora bien, en el mundo de las especulaciones cualquier cosa puede pasar, esto bien puede ser cierto, como puede ser falso para malponer a la institución, porque a todas estas no sé si esta plática tuvo algún fin político de trasfondo o en efecto era real, pero más allá de comprobarla o no, el llamado sería a encontrar los mecanismos de control para que esto no suceda o no siga sucediendo (de llegarse a comprobar).

      Al respecto sugiero control automatizado, en tiempo real, monitoreado por GPS, auditables y con información accesible a todo el país en sitios web de las guías de distribución origen-destino de todos los rubros que se comercializan en el territorio nacional, donde cada Comuna pida cuentas a los expendios al detal que hacen vida en su comunidad, sobre la mercancía que según registre el sistema, ha debido de recibir.

      Ah, a propósito de distribución, aprovecho esta oportunidad para hacer otra propuesta, ya a nivel doméstico y esta tiene que ver con las ventas a “mayoristas” en la cadena de comercialización Makro, ya que tales mayoristas no son más que vulgares bachaqueros, revendedores a precios Dólartoday, ¿Cómo es posible que un Kg de harina de maíz la compren en menos de 2.130,oo Bs y la revendan hasta en más de 20.000,oo Bs? Las medidas excepcionales deben tener esto muy en cuenta.

      Me despido, dejando a disposición estas propuesta para que sea considerada por quienes a bien tengan tomar lo que estimen procedente.

      Saludos.

  3. Continuar insistiendo en planteamientos que buscan una mayor intervención por parte del estado solo servirán para agravar la ya difícil situación del país, situación que es consecuencia de las políticas económicas aplicadas durante todos estos años que solo han servido para llevar a la desidia el aparato productivo nacional, que quizá no era completamente eficiente cuando arribo el chavismo al poder, que la economía nacional estaba sentada sobre estructuras oligopólicas, son planteamientos validos, pero el lamentable experimento económico que por años ha ido de fracaso en fracaso no tiene justificación alguna. Un monopsonio estatal solo desembocaría en un mayor grado de corrupción e ineficiencia, dos constantes en la gerencia del gobierno revolucionario. Un buen ejemplo a citar son los CLAP, una estructura discrecional donde no existe un ápice de transparencia, un monopsonio estatal vendría a multiplicar esta perversa estructura creando nuevas penurias para el ciudadano.

  4. Los monopolios que tiene el estado no funcionan o lo hacen a medias: caso bombas de gasolina, suministro de agua, suministro eléctrico, suministro de gas residencial. Y un largo etc. Todo esto por la ineficiencia, la incapacidad y la falta de profecionalismo de los directivos de estos servicios, de que tener algo relativamente gratis pero que en definitiva no puedes usar o debes padecer para su disfrute? No ven las colas que se forman en el interior para cargar combustible? Los padecimientos del pueblo para comprar una bombona de gas? Lo que se sufre con los daños de los caros electrodomésticos? Los constantes cortes de agua? Ahora no hay un monopsonio en la compra del maiz blanco? Y funciona?

  5. http://www.laiguana.tv/articulos/67401-los-ultimos-doce-meses-la-liquidez-monetaria-del-pais-se-quintuplico-bcvMarx
    Explicaba que en la economía lo que circula, lo que se intercambia, son los bienes que se producen y los servicios que se prestan. La moneda sólo es una mercancía más, un bien cualquiera (antes el oro, ahora el dólar), que se usa como medida de valor de los demás bienes y servicios y que sirve para facilitar esos intercambios. Cuando la moneda circula, lo que hace es representar a los demás bienes que la gente intercambia, pero no tiene una entidad propia. El Marx al que debieran volver es al de que la ley de la circulación del papel moneda “es simplemente que la emisión de papel moneda debe limitarse a la cantidad en que tendría realmente que circular el oro simbólicamente representado por él” (página 102 de El Capital traducido por Juan B. Justo).

    Abundando, Marx explicaba que la cantidad de moneda que circula es igual a la suma de los precios de las mercancías sobre el número de traspasos de moneda (velocidad de circulación) ( El Capital , página 95). Como antes los que emitían dinero eran los bancos privados, Marx decía que los banqueros robaban a la gente cuando emitían más de lo necesario para que se produjeran los intercambios de bienes y servicios en la sociedad. Lo mismo hace ahora el Banco Central. Decía Marx: “Basta poner en circulación una cantidad determinada de billetes para echar fuera de la circulación a otros tantos, golpe artístico bien conocido por los bancos”.

    • Pedro, no le haga el juego a la derecha que nos quiere hacer rendir por hambre septuplicando la paridad real Bs/Dólar, si el gobierno no aumenta la liquidez ¿Cómo demonios hace para contener la anarquía especulativa impuesta desde Miami y materializada en Cúcuta gracias al acuerdo de libre convertibilidad del Bs-Peso, a través de la manipulación arbitraria, desproporcionada e irracional de la conversión directa del Bs-Peso, que por convenios entre el BCV y el BRC tácitamente legitima la paridad Dólartoday? ¿o es que acaso cree que si se detiene la liquidez, ese flagelo artificial se va a contener y los privados dejarán de usarlo como referencia? Eso es tan absurdo como oponerse a los aumentos salariales que ha decretado el Presidente para oxigenar al sector asalariado. Le sugiero, analice la proporción entre la paridad implícita y la paridad Dólartoday cuyo gradiente no tiene ningún asidero. Cuando esto se corrija, entonces será válido su planteamiento sobre la liquidez.

      Constructivamente, me despido.

      Saludos.

      • Hermano usted dio en el clavo: “desproporcionada e irracional de la conversión directa del Bs-Peso, que por convenios entre el BCV y el BRC tácitamente legitima la paridad Dólartoday? ¿o es que acaso cree que si se detiene la liquidez, ese flagelo artificial se va a contener y los privados dejarán de usarlo como referencia?” ¿por que sigue siendo legitima por voluntad del BCV la paridas cambiaria BS/Peso?

    • Pedro, el otro aspecto a considerar sobre tu planteamiento tiene que ver con el valor intrínseco del oro, jamás comparado con el del dinero fiduciario, que ha desencadenado grandes aberraciones en el sistema económico, donde la moneda de referencia global que es el dólar, sobre la cual se aprecian o se deprecian el resto de las monedas del mundo, es emitida de manera ilimitada año tras año para corregir el déficit fiscal de los EE.UU.

      Para que tengas una idea de lo que esto nos ha causado, en 1971 un barril de petróleo costaba el equivalente a 36 onzas troy de oro, pero después de una especie de Esquema Ponzi con la eliminación del patrón oro decretado por Richard Nixon, bajo la asesoría del gurú de los neoliberales Milton Friedman, el valor de ese mismo barril de petróleo vino descendiendo, hasta tocar fondo en 2016 que llegó a costar por debajo del equivalente a 3,6 onzas troy de oro.

      Por ello, los escenarios son distintos y bajo este esquema los más afectados somos los proveedores de commodities y el más beneficiado es el país dueño de la imprenta que emita la moneda de referencia global. Por fortuna están surgiendo los BRICS, buscando corregir esta aberración.

        • No Pedro, no es lo mismo. En el caso de nuestro Bolívar sucede precisamente todo lo contrario; es el sector privado quien lo devalúa y por tener cartelizada la economía, la reestructura en función de la paridad que de forma irracional ellos imponen; en consecuencia el gobierno tiene que aumentar la liquidez para contener el efecto devastador sobre los salarios que es el único elemento de las estructuras de costos que no se afecta en la misma proporción. En otras palabras, lo que el sector privado busca devaluar es el salario, porque hasta su patrimonio lo protegen con cualquier instrumento de ahorro o inversión que no sean activos líquidos en moneda nacional.

          El mejor indicador es la relación entre la paridad implícita y la paridad Dólartoday, si esta estuviera cerca de la unidad serían válido los argumentos sobre el exceso de liquidez, en nuestro caso esa proporción ha llegado a estar por debajo del 15%, o sea, la paridad Dólartoday ha llegado a septuplicar a la paridad implícita, lo cual no obedece a ningún factor econométrico académicamente válido dentro de los parámetros de la legalidad.

          Revisa el trabajo de Luis Salas y José Gregorio Piña sobre el mito de la maquinita en Venezuela.

          Saludos.

          • Seamos claros, pudiéramos comparar el mercado del DT (mas allá de que sea o no legal) y su paridad dolar/bolívares con el mercado del bitcoin (mas allá del nivel de manipulación o no que hay en uno u otro) ahora porque el precio de las criptodivisas no afecta los precios de los productos internos en países como EEUU, Rusia, China u otros países del mundo? Con respecto a lo monetario, si el tema de precios es un tema político, pregunto: por que no se suben en vez de un 1000%/mes los precios un 100000%/mes? Es porque todo tiene un limite y eso es la cantidad de dinero. Lo que sucede en Venezuela a nivel monetario no escapa de la realidad mundial neoliberal: la flexibilización cunatitativa sea para banco o para personas tiene el mismo problema, la bajada de las tasas de interés que anula el ahorro. La perdida de respaldo del salario que vivimos, es tal cual la que viven los trabajadores del mundo por la eliminación en los 70 de la referencia en Oro.

          • 1. En esos países no afecta el aumento del Bitcoin porque no lo asumen como marcador, mientras que aquí en Venezuela el sector privado, que tiene la economía cartelizada y hasta secuestrada, asume al Dólartoday como marcador.

            2. En cuanto al porque no aumentan del 100000% en lugar del 1000%, esto se debe a que las burbujas aumentan conforme a como el agente distorsionador lo pueda soportar, y ese elemento es Cúcuta y recuerda que ese pueblo de forajidos materializa este fraude cambiario gracias a ingresos procedentes del delito, pero que también tiene límites., los cuales van subiendo a medida que el gobierno reacciona aumentando la liquidez para proteger al pueblo. Sin embargo, entiendo que lo que tú planteas es que no se aumente la liquidez, corrígeme si estoy equivocado, siendo así, esto significaría no aumentar más nunca los salarios, como lo haría cualquier neoliberal, y es eso precisamente lo que ellos quieren, para ahorcar al pueblo y capitalizar su descontento, incluso buscando un estallido social. Así que lo que yo creo es que para analizar al asunto del Dólartoaday no podemos adoptar criterios de una economía sana, porque no lo es.

            Saludos!

  6. Me parece inaudito que ante la situación de un país con crisis social, económica e institucional, donde se observa que el estatismo acabo con la economia, el intervencionismo llevó a la corrupción, las empresas estatales no generan bienes y servicios, la pésima administración de la mayor bonanza en nuestra historia aunado a mayor deuda en ese periodo, existan personas con la desgastada retórica de burguesía, derecha, etc. Repito, el papel del estado es implementar una politca de desarrollo, estimular la competencia y proteger al consumidor. Al menos los productos del pelucon mayor se ven en la largas colas, con anterioridad asistía a un supermercado y encontraba lo que necesitaba (con la misma burguesía). En tal caso, el responsable de monopolios es el chavismo, que en 18 años y con la mayor bonanza de la historia, ni siquiera diversificó la producción interna, al contrario, la redujo.
    Por otra parte, si quieren parar la inflación y estabilizar el mercado cambiario, ordenen al banco central a asumir su deber de estabilidad en precios ya que la expansión monetaria es grosera. En cualquier página de un banco central del mundo, le afirmara que el objetivo principal es la estabilidad de precios.
    Tercero, si hablamos de neoliberalismo y de derecha, el impuesto inflacionario que el estado cobra, es ultraregresivo, o es mentira que la población esta empobrecida! Además, el estado decide pagar por razones políticas la deuda a costa de importaciones de bienes y medicinas.
    El que confíe en mas regulaciones e intervencionismo, creo que debe cambiar de parecer y ver que no han logrado resultados algunos.

  7. Buena propuesta hasta ahora leído en el artículo, veré que dice “Estrategias para la Red pública…” Debe de hacerse un estudio minucioso para no caer en la corrupción y de hacerse penalizar severamente a los irresponsables. Otra cosa como ha sido la experiencia de los monopsodios en otros países?

  8. La realidad impide que este articulo lleno de propuestas estalinistas sea de verdad una de las soluciones para el pais
    Si nada mas existiera en este gobierno un claro sentido de la autoridad entonces la escacez hecha por las grandes empresas disminuiria, caso de la harina, y es facil ver que la famosa Gmas es un chiste a los venezolanos
    Decia que la realidad impide el sueño mojado porque sencillamente la concentracion economica es inherente y endogena al sistema
    En Venezuela existe la concentracion en el complejo hidroelectrico lo que aguas abajo significa en la produccion y comercializacion debido a la escala y tamaño energetico y de bienes
    Tratar de desvariar sobre monopolio oligopolio termina y es en otra lloradera mas que nisiquiera el pueblo chavista quiere seguir aguantando y que como haria a la oposicion, a este gobierno tambien se lo sacaria de encima
    El autor pretende ocultar que en un sistema estatal puro la iniciativa e innovacion es suprimida para una empresa o un mismo pueblo,por ejemplo el caso ruso y lo sovietico. Ademas esto se cayo hace 30 años y es feo que aun haya personas que pretendan imponerlo como cuando el autor habla de los clap como compra unica. Sinceramente se puede ir al carajo quien piense asi y quiera quitarle a una persona siquiera la gana de comprar y escoger en la diversidad
    La ANC, si esta llena de pensamientos asi entonces no le da mucho futuro al pais. Al final si esta tuviera autoridad le exigiria toda la informacion de econmia al bcv e ine para podere hacer mejores analosis y trayectorias para el pueblo. Después de todo el bcv monopoliza el conocimiemto de la economia, y eso esta terminando en BUENAS SINO MALAS. Definitivamente hay multiples casos donde el ejercicio estatal ha finalizado en desastres como los invernaderos en la regional del centro hacia Valencia o el estado famelico del gran complejo siderurgico SIDOR hasta 2016.
    el estalinismo no nos sacara de donde estamos y mucho menos un sueño mojado servira para la realidad economica del pais, mucho menos si resulta que existe un creciente DEFICIT FISCAL, debe haber AUTORIDAD de las instituciones y menos lloriqueos sobre la guerra instalada.

  9. “Hay que decirlo sin muchos adjetivos: el revolucionario populista convierte la demagogia en política económica. Esto explica lo ocurrido con Pdvsa y las empresas expropiadas. Las recetas económicas del gobierno populista han fracasado porque están fundamentadas en dogmas que marchan a contracorriente de las reglas del mercado y del sentido común. El exceso de controles con corrupción ha traído hambre y miseria. Pese a su fracaso, se mantiene con insistencia el error, porque un verdadero revolucionario es aquel que es dueño de la verdad ideológica —y que las más de las veces ni siquiera cumplió con el compromiso intelectual de una lectura rigurosa de Marx—, es decir, un estalinista no acepta que puede equivocarse y, mucho menos, tiene la humildad necesaria para rectificar frente a los desafíos de la realidad. Es conveniente destacar que Bolivia, Ecuador y Nicaragua, supuestos aliados del “socialismo del siglo XXI”, se guían por el mercado y las libertades económicas, pese a la retórica “socialista”.”

    Tomado de:

    http://prodavinci.com/blogs/economia-y-derecho-vs-la-quiebra-de-un-pais-petrolero-por-ramon-escovar-leon/

    • Ud. no cambia, la misma retórica chuparrenta, controlofóbica y raspacupista de siempre, si quiere divisas, prodúzcalas, exporte o busque empleo en el imperio, en Panamá o en Ecuador, sino tiene nada constructivo que aportar, ahórrese sus comentarios y sus propagandas opositoras.

      ¿Quiere libre cambio?

      – Ahí tiene al Bitcoin.

      ¿Quiere liberación precios?

      – Salga a hacer mercado.

      Así que, a otro con ese cuento de los controles que ya raya en el ridículo.

  10. Critican a la derecha y son los primeros en asumir esa postura ultraliberal del impuesto inflacionario y recortes de importaciones. Dicen ser socialistas revolucionarios y hablan de democracia y participación de la empresa privada, razón de crisis, un sancocho ideológico que distorsiono a la economia. Claro, pero no reconocen que el presidente de rusia es de derecha. Tan productivos han sido que por decreto quitan el 50% de la producción alimentaria a las empresas. Tan cumplidores que después de 1 año de motores, la comida es importada de México todavía. Siga esperando por controles y estatismo, parece que gente tropieza muchas veces con la misma piedra.
    Otra cosa, comprando teléfonos samsung y productos del capitalismo; vacacionando en el exterior, acabaran con el.
    Lo único que aplaudo de ustedes, son que al menos asumen propuestas y tienen cierta autocrítica. Saludos.

  11. Apreciados Gavazut y Riera: Disculpen mi atrevimiento al darles un consejo…..no pierdan tiempo respondiéndole a los trolls……ellos ya saben todo, no necesitan aprender nada, descalifican y no reflexionan sobre el asunto con la buena intención de aportar…..repito al gran filósofo Mario Moreno interpretando a su Cantinflas….”a esos….ni los ignoremos”…..

  12. a mi me gustia ver si el estado digera un dia no la vamos a vender mas dolares a la empresa privada a ver que van a hacer, aqui hay que hacer como lo sigirio en su momento el comandante chavez, crear una importadora estatal que importe todo los productos que se necesiten importar claro solo lo que se necesite y venderlos en bolivares, por que si los comerciantes adquieren los dolares a una taza fija y al vender las mercancias les fijan un precio mas alto con la excusa que ellos deben mantener el capital por que al comprar nuevamente los precios cambian entonces al comprarlos el gobierno este les daria estabilidad al precio inicial y asi se fijaria el precio al consumidor, por que hemos visto en estos ultimos años que los precios por lo menos de las medicinas han subido una barbaridad y el precio de los dolares se ha mantenido y de los alimentos ni se hable por que supuestamente los dolares preferenciales solo han quedado para los alimentos y hemos visto que los precios se dispararon hasta volverse una groseria.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*