¿Qué pasa cuando no pasa nada?

Abstención-

Se dice desde la antigüedad que la naturaleza no tolera el vacío. No es del todo cierto. Pero donde sí aplica esta máxima es en el caso de la economía: todo aquel espacio que no se ocupa, todo aquello que no se hace o no pasa, rápidamente es suplantado por otra cosa.

Pareciera evidente que la estrategia adoptada en materia económica luego del 30 de julio es esperar. La mejor prueba de ello es que ha pasado un mes y más allá del nombramiento de la comisión “para la economía productiva y diversificada” (cuyo solo nombre de por sí ya evoca el largo plazo), no ha pasado nada relevante.

Puede que existan las mejores razones para ello. Algunos han señalado que es mejor esperar que improvisar. Todos estamos conscientes, por otra parte, de que el contexto no es nada sencillo, considerando el bloqueo financiero y comercial ya manifiesto. Y que ya es un logro mayúsculo del gobierno haber logrado la paz y detenido las muertes, asunto en el que necesariamente continúa quemando muchas energías en la medida en que el oposicionismo devenido extremista insiste en reconvocar la violencia. Está muy bien lo que se está haciendo con la Fiscalía, sobre todo si se aprovecha la coyuntura para acabar de raíz con la impunidad. Pero nada de eso reduce los males generados por la abstención en materia económica.

Pues como decíamos al inicio, al que no hace le hacen. Y el no hacer termina convertido en un “dejar hacer dejar pasar” que suele resultar muy costoso. En materia de precios, por ejemplo, se afirmó en el marco de la campaña que se iba a luchar contra la especulación. Y sin embargo, mientras en la práctica nada pasa, más allá de alguna solitaria acción de la SUNDDE,  el ajuste de precios en materia de alimentos del 30 de julio a la fecha se ubica entre el 50 y el 100%. Y lo mismo aplica para otros bienes de primera necesidad, como los de aseo personal y del hogar.

En el frente cambiario el panorama luce aún mucho más preocupante. Y a este respecto, no está demás hacer un poco de memoria. El 28 de agosto de 2016, hace ya un año, el entonces ministro de Comercio Exterior y actual constituyentista Jesús Farías, declaró en un programa televisivo que el gobierno había logrado derrotar el llamado dólar today. En aquella oportunidad dicho marcador ilegal marcaba Bs. 1.021. Había ciertamente ralentizado su crecimiento, pero al precio del acelere del DICOM (en aquel entonces SIMADI), que pasó de Bs. 200 en febrero cuando arrancó, a Bs. 625, una devaluación de 68% en solo seis meses.

Hoy día, es decir, 5 de septiembre de 2017, el panorama es el siguiente:

• Dólar Today: Bs. 19.448.

• DICOM (personas jurídicas): Bs. 3.345.

• DICOM (personas naturales): Bs. 11.311.

• Esto supone que en un año el “derrotado” today se ajustó en 1.804%.

• Y el DICOM en un 435%, para el caso de las divisas asignadas a las personas jurídicas.

• En el de las naturales (particulares), el ajuste ha sido de 1.709%.

De hecho, el DICOM en su nueva fase iniciada el 23 de mayo pasado supuso una devaluación del 60% con respecto al marcador del día anterior, si tomamos como referencia el monto mínimo de la banda asumida (Bs. 1.800 por dólar). Desde entonces, ha sido devaluado en un 85%, si tomamos como referencia su valor actual para el caso de las personas jurídicas. Si tomamos el de las personas naturales, un 528%. Mientras tanto, el Today para el 23 de mayo marcaba Bs. 5.890. De entonces a hoy, se ha ajustado en un 330%.

Es complicado estimar el impacto conjunto del Today y el DICOM sobre las estructuras de precios, la demanda de los hogares y la distribución del ingreso en la medida en que desde finales de 2015 no se publican cifras oficiales. Pero lo que es indudable es que no pude haber estabilidad de precios con ajuste cambiario: o es una cosa o es la otra, pero no pueden existir las dos a la vez. Lo otro es que se debe estar conscientes de que una tendencia alcista semejante si no es intervenida solo se detendrá al costo de un shock sobre la población, expresado en una contracción severa del consumo, similar a la ocurrida en 1996 cuando la inflación llegó al 103% tras la liberación de precios de Caldera II. Si esto no ha ocurrido del todo, es porque, contrario a aquella ocasión, el gobierno del presidente Maduro no ha congelado los salarios ni levantado la inamovilidad laboral.

Los ideólogos del Dólar Today y demás enemigos de Venezuela –el FMI, por solo citar uno– “pronosticaron” la inflación venezolana para 2017 en un 1.660%. Y decimos “pronosticaron” –así entre comillas– pues eso más que un augurio propiamente es un anuncio de una meta trazada y para la cual están trabajando. Como demuestran las mediciones de Pasqualina Curcio, existe una clara correlación entre eventos políticos y manipulación del tipo de cambio paralelo: cada vez que se acerca una elección o estamos en un episodio sensible, este se dispara arrastrando los precios. El secretario del Departamento del Tesoro –un banquero sionista empleado de Goldman Sachs y George Soros, productor ocasional de cine de películas como Avatar, en la que, por cierto, se habla abiertamente de una invasión militar a Venezuela– ya anunció que las medidas recientes tomadas en contra del país tienen como objetivo “calentar” el clima interno asfixiando la economía (literalmente dijo: “sobre el frente económico vamos a seguir subiendo el calor”). Para el 1 de mayo de 2017, día de la convocatoria a la ANC, el tipo de cambio paralelo-ilegal marcaba Bs. 4.283. Para el 30 de julio: Bs. 10.389, es decir, lo ajustaron en casi un 150%. A un mes ya de realizada la elección, prácticamente se volvió a duplicar. El próximo mes de octubre tenemos un nuevo evento electoral…

La principal enseñanza de los CLAP, así como de la elección del 30 de julio, es que al chantaje antidemocrático de los poderes fácticos solo se puede combatir con ejercicio de gobierno  y movilización popular. Es la misma enseñanza que dejó la superación de los golpes de 2002-2003. Si esa es la receta que funciona, debería ser esa la que se aplique.

6 Comentarios en ¿Qué pasa cuando no pasa nada?

  1. Propongo a los Constituyentistas con la grandísima responsabilidad de encontrar las soluciones al problema económico , salgamos por un momento de principios dogmáticos impuestos por la “Gran Academia” con corrientes de pensamiento diseñadas para favorecer a los intereses transnacionales y que nada tiene que ver con nuestro modelo socialista. Sobre el particular, cada planteamiento que se someta a consideración para resolver la coyuntura económica, hagámosle pasar primeramente por el tamiz que nos enseñó a aplicar nuestro Comandante Presidente Eterno Hugo Chávez Frías, y no era otro que preguntarse: “en esa estrategia, ¿dónde está el socialismo?

    Apliquemos también otra de las máximas enseñadas por Chávez, que decía: “La economía es un asunto muy delicado como para dejárselo solo a los economistas”, es decir, sin dejar de reconocer el valor de sus conocimientos académicos (para que nadie se sienta aludido) reforcemos este con todas las demás especialidades (historiadores, matemáticos, sociólogos, abogados, ingenieros, internacionalistas, filósofos, expertos en modelos estocásticos y simulaciones, entre otros) con visión socialista para que el mismo sean bien aplicado, pero sobre todo, propiciemos espacios para dar cabida a todos los sectores que quieran aportar y ser escuchados para que las soluciones surjan del consenso con el colectivo y no nos cerremos al valor del conocimiento empírico del que mucho también tenemos que aprender para sistematizarlo, recordemos al Profesor Walter Martínez: “La tecnología se puede comprar, la experiencia es intransferible”o al mismo Bolívar cuando dijo: “Creo más en la opinión de los pueblos, que en el consejo de los sabios”.

    De lo anterior, la invitación es a que apliquemos métodos heurísticos y seamos pragmáticos, ya que la apertura nos conducirá de forma más fluida a encontrar las soluciones.

    Saludos.

  2. Tan solo si se limitaran a publicar la lista de los agentes económicos adjudicados con dolares a 10 bs y hacerle un seguimiento transparente y responsable, como también hacerlo con las instituciones y extensiones gubernamentales en cuanto a los fondos extrapresupuestarios.

    -Leería el articulo con detenimiento.

  3. Un escenario hipotético de ciencia ficción, OJO !! nada que ver con la realidad: tengo 100 dolares, los vendo a 19 mil bsf….voy a la subasta y compro 170 dolares a 11 mil bsf ….. y así sucesivamente por los siglos de los siglos, amen. ¿ PARA QUE PRODUCIR CON EL 30% DE GANANCIA, CON TODOS LOS DOLORES DE CABEZA QUE CONLLEVA ? Ahora un ejercicio de imaginación! QUE TAL SI EN LUGAR DE HABER VENDIDO 100 DOLARES VENDÍ 10 MIL Y CON ELLOS VOY COMO PERSONA NATURAL E INVIERTO EN EL DICOM ?…NO QUIERO IMAGINAR MAS…SI COMPRO COMO PERSONA JURÍDICA O ALGO ASÍ….NUNCA HE VISTO TANTO DINERO…ESAS CIFRAS PARA MI SON IMPENSABLES.

    Lo mio es mas sencillo, debo comprar un caucho para mi cacharro, el cual tengo parado porque ni plagatox para los cauchos…están demasiado lisos… y se va integro mi salario en un solo caucho, demás esta decir que me da miedo usarlo, por aquello de una avería que siempre ocurre, como dice el refrán? “EL QUE NACE PA’ MARTILLO DEL CIELO LE CAEN LOS CLAVOS”. Y como los repuestos, los cauchos , el servicio del taller y otros tantos no están entre los 50 artículos de la concertacion de precios ; la cosa no pinta nada bien, necesitare vender mucho mas de lo “concertado para comprar lo no concertado”. Y QUE COSA! ….siguen cayendo clavos…ALTERNATIVA? no pararle a la concertacion, en fin aquí cada quien hace lo que le viene en gana y cobra con el mismo criterio. Y sinceramente no veo como una casa de cambio por muy controlada que sea va a impedir que el dolar…perdon…. el dolor paralelo siga haciendo de las suyas. Cultura amigos míos…cultura.

    • Ese no es el negocio, con un BCV limitando las tasas de intereses a +-30% pide un préstamo en Bs. sal y compra $ en el paralelo, si tienes como comprar en DICOM mejor pero necesitas quedarte calvo por eso, con la inflación rondando el 30% mensual vs 30% anual de la banca te llenas, si no consigues en el paralelo tienes Bitcoins o bienes, compra lo que sea, que el mejor negocio es la inflación, y el PLAN 50 será un exito desapareciendo esos 50 productos de los anaqueles, cerraran emprendedores que dependen de esos rubros, ni hablar de la falta de billes cuyos mas perjudicados son los vendedores informales, y el 5% de IVA no compite con el 10-20% que te puedes ganar revendiendo efectivo. GUISOLANDIA PODEMITA!

  4. EL PENSAR DE UN ” EMPRESARIO ” EN VENEZUELA
    “Lo bueno del negocio con las distintas tasas cambiarias y el dolar paralelo es que me hago OBSCENAMENTE RICO, le hecho vaina al gobierno, financio la oposición y me sigo haciendo OBSCENAMENTE RICO”.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Esto no es un ajuste – 15 y Último

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*