¿Shock de precios como medida “antiinflacionaria”?

Editorial-

En economía, como en todas las áreas de la vida, no siempre lo que funciona para resolver algo es lo más recomendable, por más efectivo que sea. Aprovechemos el comienzo del período escolar para explicarlo con un ejemplo no económico –aunque tiene implicaciones económicas– que cualquiera puede entender.

Todo el mundo sabe que en ciudades como Caracas el tráfico aumenta cuando comienzan las clases escolares y mejoran cuando estas cesan. Lo que hace que más de uno se lamente cuando, por ejemplo, llega septiembre, o se alegre después del 15 de diciembre, en agosto o en la primera semana de enero. Desde el punto de vista lógico tiene todo el sentido del mundo. Y es que en efecto –con las clases se multiplica el tiempo que pasamos en colas y sin ellas se reduce– se traduce en mayor tiempo para descansar, compartir con la familia, menos desgaste físico y otro sinfín de aspectos positivos.

Así las cosas, supongamos que la alcaldía de una ciudad contrata un equipo consultor experto en materia de vialidad, para que busque soluciones al problema del tráfico. Y luego de una serie de mediciones, encuestas, etc., dicho equipo concluye que la causa de las colas y los retardos son las clases escolares, de manera que su recomendación es eliminar las escuelas. Esta solución también ayudaría a resolver otra serie de problemas, como el siempre estigmatizado “gasto” público, a la vez que daría a las personas la posibilidad de contar con mayor tiempo libre y de calidad para compartir con los suyos, por lo cual se supone serían más felices.

Ahora bien, ¿por qué esta solución que luce tan racional y científica, que cuenta incluso con evidencia empírica que la respalda, sería rechazada hasta por aquellos que se lamentan cuando los niños y niñas comienzan clases? Pues por una razón muy simple que cualquiera capta: el costo asociado a dicha “solución” es muy alto, y, en tal virtud, no puede considerarse bajo ningún sentido. De hecho, suponiendo inclusive que sea verdad que las clases escolares son la única causa de las colas –descartando todas las otras, como estrechez de las vías, mal estado de los semáforo, huecos, mala planificación urbana, etc.– ni siquiera así tal propuesta sería viable, y estaríamos dispuestos a asumir –como de hecho hacemos– el costo de la cola a la espera de una mejor y realista solución a sabiendas de que el costo de la no-cola propuesto por los expertos sería peor y toda la felicidad esperada una mera ilusión.

Pues bien, algo similar ocurre con la conocida recomendación según la cual la mejor manera de parar una corrida inflacionaria y solucionar la escasez es causar un aumento tal de precios que la población deje de comprar. Es lo que en la jerga económica se conoce como un shock de precios. Como en el caso del ejemplo anterior, tiene todo el sentido del mundo la cosa: si los precios se disparan mientras los salarios se quedan congelados, el poder adquisitivo de la población se disminuye, por ende la demanda agregada, y por tanto las ventas. Al la gente comprar menos, los precios se detienen o ralentizan su crecimiento, y en efecto, la inflación se frena, lo que de paso ayuda a mejorar el abastecimiento, pues si la gente compra menos las mercancías en los mostradores duran más.

Existen ejemplos que pueden citarse en apoyo de esta fórmula “ganadora” de lucha contra la inflación. Vamos con uno criollo: el de Caldera en 1996. Dicho año fue el de la aplicación de la llamada Agenda Venezuela, la segunda aplicación de medidas neoliberales –las primeras fueron las de Carlos Andrés Pérez en 1989– avaladas por el FMI, el Banco Mundial y celebradas por todos los expertos. Entre esas medidas estuvo la liberación/unificación del tipo de cambio y la eliminación del control de precios, todo lo cual se acompañó con un congelamiento salarial y una ola de despidos. Como consecuencia, ese año (1996) la inflación casi se duplicó con respecto al anterior, pasando de 56% a un 103,2% (ese fue el shock de precios). Sin embargo, al año siguiente (1997) bajó a 37,6%, lo que desde el punto de vista de un plan antiinflacionario resultó todo un éxito.

El problema es que dicho “éxito” se consiguió asumiendo el costo de poner a pasar hambre al 80% de la población y el cierre de muchas empresas pequeñas y medianas, dada, precisamente, la caída del consumo. O lo que es igual: aquello que fue el secreto del éxito antiinflacionario –ajustar dramáticamente el consumo de la población– fue a su vez la causa de una severa contracción económica y una expansión sin precedentes de la pobreza. Todas esas historias de la gente comiendo comida de perros y niños tomando agua de pasta en vez de tetero datan de esa época. No está de más recordar que el costo que tuvo que pagar la clase política de entonces, independientemente de todas las explicaciones ofrecidas, fue dejar el poder: al año siguiente, 1998, montado sobre la ola del malestar social causado por el ajuste, Hugo Chávez le sacó casi 17 puntos de ventaja a su más cercano contrincante.

De tal suerte, la próxima vez que escuche a alguien dando esta recomendación y le parezca sensata, le recomendamos pensarla dos veces y calcular si el precio que tendrá que pagar por ello no será, después de todo, más escandaloso.

14 Comentarios en ¿Shock de precios como medida “antiinflacionaria”?

  1. Excelente editorial, muy bien argumentado, los que vivimos esa época podemos dar fe de ello porque lo sufrimos en carne propia, nadie nos lo contó, por eso es que cuando los comelibros de siempre, que se aprendieron el dogma neoliberal al caletre buscando que el profesor al corregirles el examen alcanzara el mejor de los orgasmos de su vida para que les pusiera el 21, pero que en la praxis no dan pie con bola; salen con la misma perorata de siempre; lo que hago es reírme hacia mis adentros, pero a la vez no dejo de preocuparme, porque la vehemencia con las que defiende tales posturas fuera de toda racionalidad para nuestro caso, muchas veces pueden terminar convenciendo a quienes les toca tomar decisiones, lo cual sin duda desencadenaría una serie de desajustes en la dinámica económica del país de peores consecuencias, pues ciertas medidas de carácter medular pueden ser adoptadas sin guardar relación con la realidad empírica o fuera de contexto en tiempo y espacio, desestimando los efectos de los ataques inducidos por parte de carteles que solo buscan ejercer presión para que se levante el control de cambio y poderse llevar las divisas. A estos “estudiosos” les hago la misma pregunta de siempre: ¿de levantarse en control de cambio, cuántas divisas produce usted y cuánto de las mismas estaría dispuesto a ofertar en el mercado cambiario para mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda? Cuando respondan a esa pregunta, entonces es que habría de considerarse la posibilidad de debatir sobre sus posiciones.

    Cierro mi comentario con un extracto del artículo:

    NASH VS. ADAM SMITH.

    ¿Se manipula a los economistas en su formación universitaria?
    por Sebatián Laza – Economista (Mendoza, Argentina)

    “20. En mi opinión, es tan cierto lo que dice Graziano sobre estos dos grupos de gente que hasta es llamativo. Es obvio que una teoría basada en supuestos que defienden la libre empresa y la libre competencia en todo el mundo sea de la simpatía de los empresarios más poderosos, que son los que tienen más chances de triunfar en el juego económico mundial, por lo tanto no me sorprende y hasta lo entiendo, pero que humildes profesores universitarios, algunos que nunca trabajaron en grandes empresas, que ganan bajos sueldos como docentes -al menos en Argentina-, le sean funcionales a las políticas de los grandes empresarios, de quienes no reciben un solo centavo, siempre me llamó la atención. Pero creo que es por lo que dice Graziano, por la atracción intelectual que ejercen teorías tan simples de entender, y tan fáciles de manejar a través de las matemáticas, el Dios que rige actualmente todos los estudios “serios” en economía…”

    http://www.zonaeconomica.com/nashadamsmith

    • en este pasquin no publican el nombre de los articulistas? este tiene cara de Curcio o alumno, no existe la inflación ni el mercado, son inventos para engañarnos. Perdi mi tiempo leyendo esto.

      • Tranquilo, crea lo que quiera, está en su pleno derecho, en la Constitución se consagra la libertad de culto y no pretendemos que nadie cambie, solo hacemos aportes para quien quiera aprender, aprenda, ya queda de parte de ud. como lo quiere interpretar; sin embargo, por lo que comenta, creo que no lo leyó.

        Ah, un honor que aluda a la Dra. Curcio, esto quiere decir que el comentario es muy bueno.

  2. Este articulo me sigue reafirmando con toda su argumentación de demanda agregada y su teoria , etc, que venezuela esta tomada por las patrañas keynesianas. Ese es el problema que enfrentamos los venezolanos con el actual modelo capitalista fracazado, desidir entre socialismo Burges (Keynesianismo/Estado de Bien(mal)estar) o Noliberalismo.

  3. La actual inflación tiene sus raíces en el desorden fiscal y monetario en se ha sumido al país, lamentablemente el BCV ha dejado de la lado su función como garante de la preservación del valor del signo monetario y de la estabilidad de los precios para convertirse en un apéndice del gobierno nacional, no dudo de la alta capacidad técnica de el capital humano que labora en este ente, el problema esta en si en quienes lo dirigen y se han subordinado a los intereses políticos antes que a los intereses de la nación. Dejar subir los precios para disminuir la demanda en sí es un sin sentido, dudo que alguien con un mínimo de seriedad proponga algo tan descabellado, uno de los problemas que hay actualmente es una oferta de bienes y servicios decreciente, no hay producción y las importaciones han sido recortadas fuertemente (no se puede adjudicar este recorte a la caída de los precios del petroleo, aun cuando el precio promedio rondaba los US$ 100 ya el país había experimentado una contracción del PIB, la crisis comenzó antes que la caída del precio del petroleo). Las medidas que hay que tomar es dar al traste con el control de cambio, principal fuente de corrupción, eliminar de una vez y por todas el control de precios, reactivar la producción nacional, devolver al BCV su autonomía, diseñar un plan de subsidios que apunten a la población más vulnerable, revisar la situación financiera de PDVSA, reestructurar la deuda, solicitar financiamiento para solventar transitoriamente la situación de desabastecimiento mientras se reactiva la producción, recuperar las instituciones, entre otras. Muchas de estas medidas se pueden decidir en un gran consenso entre la sociedad civil, los gremios, sindicatos, universidades y todos los sectores que hacen vida en el país. No tardaran en tildar este comentario de un compendio de medidas neoliberales y la crítica aprendida como credo del chavismo, pero si al menos algún sector del chavismo tuviese el pragmatismo de asumir el problema atacando las causas y no las consecuencias nos harían un gran favor a los ciudadanos. Hay que recordar que siempre podemos estar peor, que las crisis pueden que no toquen fondo, cuando pensemos que no podemos estar peor simepre existirá la posibilidad de estarlo.

  4. lei estas propuestas..? ES EN SERIO?!!!!…..”Las medidas que hay que tomar es dar al traste con el control de cambio, principal fuente de corrupción, eliminar de una vez y por todas el control de precios, reactivar la producción nacional, devolver al BCV su autonomía, diseñar un plan de subsidios que apunten a la población más vulnerable, revisar la situación financiera de PDVSA, reestructurar la deuda, solicitar financiamiento para solventar transitoriamente la situación de desabastecimiento mientras se reactiva la producción, recuperar las instituciones”
    LA VERDAD QUE CUALQUIER ASOMBRO ES INÚTIL, ANTE ESTE TIPO DE PROPUESTAS APLICADAS HASTA EL HARTAZGO POR GOBIERNOS ANTERIORES…..PERO POR OTRO PARTE ME PREGUNTO ¿EN QUE PAÍS VIVE…DE CUAL CONTROL DE PRECIOS HABLA?….Y QUE SIGNIFICA SOLICITAR FINANCIAMIENTO ? NEGOCIAR CON TRUMP Y EL FMI ?….HAY QUE SER MAS CREATIVO SEÑOR OALCV…SEGURAMENTE LA PRODUCCION NACIONAL LA REACTIVARA POR DECRETO…..EN FIN A PROPÓSITO DEL ARTICULO…CIERTO EL SHOCK DE PRECIOS ES LO QUE SIEMPRE SE HA APLICADO Y LAMENTABLEMENTE AUN SE APLICA…SEA PARA FINES POLÍTICOS Y ECONÓMICOS …Y ES QUE FUNDAMENTALMENTE SE APLICA POR EL SEGUNDO MOTIVO …LO EXTRAÑO ES QUE UN GOBIERNO PERMITA QUE SE LE APLIQUE AL PUEBLO ESTE SHOCK DESDE LA OPOSICIÓN…LA REFLEXIÓN FINAL ES BASTANTE VALIDA … NO NOS QUEJEMOS CUANDO ESTE PUEBLO DECIDA DARNOS LA ESPALDA . …PONGAMOS NUESTRAS BARBAS EN REMOJO, PUES EXPERIENCIAS ANTERIORES CONFIRMAN QUE LOS PUEBLOS CUANDO NO SE TOMAN DECISIONES QUE LES FAVOREZCAN BUSCAN UNA SALIDA A LA DESESPERADA ….QUE OIGA QUIEN TIENE OIDOS

  5. Señor Lambert, le invito tomar un libro de economia básico o consultar en wikipedia el papel de un banco central. Le invito a consultar el concepto de arbitraje y de señoreaje. También le invito a leer la historia y ver que paso en china, urss, Alemania, corea, el siglo pasado. También le invito a reflexionar quien tiene 18 años en el poder, con presidencia, gobernaciones, alcaldes, parlamento, la mayor bonanza petrolera, quien supervisa la economia y el estado mayor. Sera que desde el 2018 tenemos un gobierno pro-fmi, quizás fue presidente Ramos Allup, quizás es culpa de que el chavismo privatizó pdvsa y es culpa del neoliberalismo, verdad. Así como en Europa y otros paises, donde los estados son ineficientes, y luego, de que es la culpa? Del neoliberalismo. Con razón esta crisis no parece tener fin. Seamos menos dogmaticos y menos INGENUOS.

  6. La solución que proponen los genios podemitas es ANCLAR los precios, como si no existiera inflación, el cono monetario se multiplicó x9 este año, no les basta con fijar precios, el margen de ganancia máximo de 30% calculado a partir de los costos es en realidad 23% de margen BRUTO! con inflación de 33% mensual promedio vender es igual a perder dinero. Sumale a eso un control de cambio y tienes la invitación a bachaquear para hacer contrabando de extracción! TODO lo regulado desaparecerá y no serán solo los empresarios los que se quieran llenar las manos, el pueblo de a pie no pelara ese boche podemita.

  7. Nadie dice que el mercado no tenga fallas, hasta los mas liberales las reconocen. Para eso tiene un papel predominante el estado, para garantizar la competencia. Segundo, en ciertos paises hay márgenes moderados de ganacias porque existe competencia, también porque existe un estado serio que la estimula, la protege y regula los monopolios naturales, sin contar con el papel del bcv en la estabilidad. Además, la empresa privada no es vista como enemiga. El punto es que no tenemos un estado serio en materia de regulación, bueno, en materia de nada, ya que la regulación crea un caldo de cultivo a mas corrupción. Por algo no hay en otros países gente haciendo colas para comprar comida, recibiendo gas de la gnb y llevando penurias. Claro, me imagino que como es venezuela, el estado no tiene responsabilidad de plantear un modelo de desarrollo y es inocente ante la guerra economica y la inflación inducida, no?

  8. Realmente puede haber una sorpresa en las elecciones pues el pueblo se cobrará , el no haber anunciado los ajustes de precios hace ya mes y medio y el gobierno permitiendo que nos suban todos los días los precios Anuncien los primeros 10 alimentos, los más importantes y saquen a los soldados de los cuarteles a vigilar automercados y panaderías nojodaaaaa yo no creo que no estén pensando en el Pueblo.

  9. IMPACTO DE LA INDEXACIÓN SALARIAL SOBRE LA INERCIA INFLACIONARIA.

    Autor:
    Gerardo Jacobs
    Número de revista:
    6
    Acreditación EQUIS
    Acreditación AACSB International

    Aizenman [1987] define a la indexación como un mecanismo diseñado para ajustar salarios contingente a información no disponible en el momento de la negociación del contrato. El esquema de indexación que más se ha estudiado en la literatura es cuando los salarios se ajustan con respecto a la inflación. Los trabajos iniciales en este tema estudiaron el impacto que la indexación salarial tenía sobre cl comportamiento de variables reales. Ejemplos de este esfuerzo son los trabajos de Gray [1976] y Fisher [1977], quienes concluyen que la indexación salarial estabiliza la economía cuando los shocks son nominales, y la desestabiliza al presentarse shocks reales.

    En una gran parte de la literatura se han utilizado modelos donde la indexación está basada en inflación contemporánea. Simonsen [1983] se desvía de esta práctica construyendo modelos donde la indexación es con respecto a inflación pasada. Muchos economistas coinciden con señalar que este supuesto es más realista. Recientemente, se ha hecho un mayor énfasis en el estudio de los diferentes impactos que tienen por un lado una política de indexación basada en inflación pasada y otra basada en inflación presente. Esteban Jadresic [1996] estudia este problema y concluyo que la propiedad estabilizadora o desestabilizadora que presenta la indexación salarial estará en función de la forma específica de indexación y en particular, dependerá en que el esquema de indexación este basado en inflación pasada o inflación futura.

    Otros esfuerzos se han dirigido a estudiar los impactos que tienen los diversos esquemas de indexación sobre la inercia inflacionaria. En particular algunos economistas han indicado que la indexación basada en inflación pasada aumenta la inercia inflacionaria. Por ejemplo, Edwards [1996] señala que si en lugar de contratos que ven hacia adelante (inflación contemporánea) existen contratos que ven hacia atrás (inflación pasada), existirá una fuente adicional de inercia. La presencia de una mayor proporción de agentes que indexen sus precios a inflación pasada provoca que la inflación se reduzca más lentamente, en otras palabras, la inercia inflacionaria es más alta. Por este motivo, puesto que se reducen costos al disminuir rápidamente la inflación se recomienda eliminar cualquier esquema de indexación basado en inflación pasada.

    Utilizando un modelo similar, este trabajo estudia condiciones baja las cuales es equivocada la recomendación dc eliminar esquemas de indexación basados en inflación pasada. Utilizando un sencillo modelo dinámico en este trabajo se muestra, al igual que en otros trabajos, que es más difícil disminuir la inflación cuando existen contratos que miran hacia atrás. Sin embargo, utilizar contratos que miran hacia adelante deja a la economía más volátil ante shocks nominales. Esto es más fácil reducir la inflación con contratos que miran hacia adelante, sin embargo, después de un shock nominal, al utilizarse un esquema con indexación basada en inflación pasada, la economía presenta una inflación inicial más baja. Por lo tanto parece ser que existe un trade-off entre una menor inercia inflacionaria y una mayor inflación inicial, donde una menor inflación inicial tiene como costo una mayor inercia inflacionaria. Sin embargo, el presente trabajo muestra que probablemente este trade-off no exista puesto que la inflación acumulada es mayor en un esquema de indexación basado en información contemporánea. Este trabajo prueba que hay razones importantes para dudar sobre los beneficios que se derivan al adoptar esquemas de indexación basados en inflación contemporánea.

    FUENTE:
    http://mef.itam.mx/es/74/contenido/impacto-de-la-indexacion-salarial-sobre-la-inercia-inflacionaria

  10. Mientras no resuelvan el grave problema de desabastecimiento,inducido o no, y el proceso inflacionario, la poblacion esta sufriendo las consecuencias y va disinuyendo la credibilidad sobre las instituciones q tienen responsabilidad en actuar sobre las solucios. Se ha creado una narrativa en contra de la capacidad del actual sistema politico para resolver los problemad economicos con suficiencia y eficiencia,asi mismo sobre la gestion publica. La situacion de los precios, su diferencial por encima del costo real sumado al margen de beneficios es prq existen condiciones de muy baja oferta. Un mercado con alto nivel de competencia o presencia de rubros genera efectos que no permiten la especulacion. Ahora bien, que llevaria a mayores niveles de oferta y de produccion? Aqui es donde esta el juego trancado para el gobierno y …con importaciones no se creara condiciones de estabilidad y no hay dolares suficientes para solventar las necesides del mercado interno productivo y de consumo. Los actores politicos que dominan la produccion siguen ganando el juego y atornillando el “sistema” . Acaso ya no habian acordado gob y empresario fijar precios sobre 4 rubros..y luego que han hecho los empresarios? Burlarse y seguir con el alza de precios. Como en otros paises se respetan esos acuerdos? Para q mas llamados si no hay sector privado responsable? No hay sistema economico sano sin sectores privados responsables y comprometidos con metas y desarrollo del pais.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*