El último Round / Un infierno andante

CqpLdsNXEAEEYqC

Por: Jessica Dos Santos Jardim

…usted viaja casi en cuclillas
sin saber cómo hacer con las rodillas.
y esto si no le toca ir parado
besándole el cogote al que va al lado…

Aquiles Nazoa

El miércoles pasado (da igual que día usted lea esto) mis estudiantes llegaron tarde a clase (¡y yo también!) porque no había ni una sola camionetica que pudiera subirnos a la universidad, aunque estuviésemos dispuestos a ir montados en el techo. Empezamos con retraso y a medida que se acercaban las 8:00 p.m., cada uno iba “disimuladamente” guardando sus coroticos, aunque nuestra clase oficialmente terminase a las 9:30.

La mayoría de ellos(as) viven en Guarenas, Guatire, La Guaira, Los Valles del Tuy, y al tema de la inseguridad ahora deben sumarle la falta de transporte o los aumentos desmesurados con los que se consiguen noche tras noche al llegar a sus respectivas paradas.

Salimos y esperamos a las afueras de la universidad que alguna unidad pasara, al rato vislumbramos una, donde el copiloto gritaba a todo pulmón “setecientos, se-te-cien-tos, se cobra al subir, al que no le guste que no se monte”. No nos gustó. Pero sí nos montamos. Sin opciones, acorralados, como cada vez que intentamos hacer mercado.

Durante los días posteriores, compañeros de trabajo bajo mi coordinación, habitantes de los mismos lugares y/o uno que otro barrio caraqueño, también empezaron a llegar tarde. Algunos incluso me pidieron evaluar la posibilidad de mover sus horarios, entrar y salir una hora después, pues para llegar a tiempo se ven sometidos a pagar “3, 5 y hasta 7 mil bolos más”, aunque vengan en camiones 350.

Mientras tanto, en la parada de Chacaíto, la nuestra, las amenazas van y vienen: “¿Acaso tú me vas a regalar los repuestos, güevón?”, “¡Te voy a quemar esta mierda, mamagüevo!”, “Atrás hay espacio”, “Agarra un taxi, pajúo”, etc. En medio de eso, más de una mujer, incluso con avanzados meses de embarazo, se encarama en la puerta.  Choferes (que nunca o casi nunca son dueños de esas unidades), peluches y usuarios, pelabolas todos, vamos matándonos entre nosotros mismos.

Las consecuencias, para unos y otros, para ellos y para mí, no se limitan a una cuestión de horarios. La situación recorta nuestro descanso; nos hace empezar los días preocupados, rabiosos, peleando, aplastados. Nuestra disposición ante el trabajo y el estudio disminuyen, ni hablar de si su patrón decide descontarle los continuos retrasos, pues irónicamente somos esclavos que debemos pagar nuestro traslado para que otro se haga de nuestra fuerza de trabajo.

Todos sabemos que en Venezuela el mal llamado “transporte público” no es público. Al contrario, se encuentra en mano de monopolios privados, de mafias bautizadas como “cooperativas”, donde unos pocos son dueños de muchas unidades y someten, tanto a sus trabajadores como a nosotros, a las peores de las condiciones. Este drama no lleva un día ni diez años, son décadas operando bajo el mismo accionar. Sin embargo, ellos cuentan con permisos emitidos por el Estado (alcaldías, gobernaciones, gobierno central) para operar determinadas rutas, y esto, en vez de asustarlos, los envalentona, al punto de subir el pasaje con o sin permiso, de hacer paros cada vez que les viene en gana, de triunfar en sus pretensiones y luego prometernos, cual marido que golpea y pide perdón de forma cíclica, “que mejorarán las unidades y prestarán un mejor servicio”.

Nadie, absolutamente nadie, podría negar el elevado costo de una batería, una bujía, unos amortiguadores, una correa de tiempo, un par de cauchos, pero ¿realmente se basa en eso su accionar? ¿Ni con los constantes sobreprecios en el pasaje les dan las cuentas? Y en dado caso ¿qué pasa con el Estado? El Estado que tarde o temprano, con o sin interminables “mesas de diálogo”, autoriza sus aumentos, y además les aprueba cualquier cantidad de recursos para no sé cuántas cosas. ¿Dónde están esos reales? ¿Quién nos miente?

Hoy es más que evidente que las “soluciones” o accionares tradicionales ‒subsidios, financiamiento, proveedurías (si es que sirven), renovación de flotas (¡para manos de los mismos personajes!)‒ no funcionan. Tampoco el nombramiento de Carlos Osorio como jefe de la Misión Transporte. Hoy, la candelita va creciendo sin parar y pareciera que nadie la evalúa en su justa dimensión. Hoy el transporte debería ser, sin duda alguna, un problema de seguridad de Estado.

Pero, para ñapa, los sistemas de transporte que se encuentran en manos del Estado: Metro, Metrobús, Sitssa, Ferrocarril de los Valles del Tuy, Trol Mérida, Transbarca, etc., tampoco están dando la talla. En principio porque no alcanzan para atender toda la demanda y arrastran los problemas generados por los privados. Después, porque la desidia, la incapacidad, la falta de criterio a la hora de reconocer su papel vital, o vaya usted a saber qué, los ha golpeado con fuerza y el coletazo nos tumba a nosotros. Basta con ver en distintos estacionamientos, galpones, zonas, a lo largo y ancho del país, el carajazo de autobuses Yutong totalmente paralizados. ¿Tan difícil es ponerlos en marcha?

¿Podremos hacer algo o nos tocará seguir recitando el mismo poema de Aquiles Nazoa?:

“…Un timbre que no suena, porque tiene la cuerda reventada, y un chofer que no atiende o se envenena si se le pide a voces la parada. Unas descalabradas ventanillas con el vidrio atascado o vuelto astillas; una lámina entera despegada que causa, en un frenazo, una cortada. Un piso con los hierros levantados, hundiéndose en los pies de los parados; y unas costras oscuras en el piso que parecen casabe untado con guiso. Una puerta de atrás que no funciona cuando se va a bajar una persona o que funciona tan violentamente que, de darle donde es, mata a una gente. Y, sobre todo esto, una hedentina tan fuerte y tan tenaz a gasolina, que, sin echarse un palo, hasta el más macho llega borracho. Este infernal suplicio, digno de Adolfo Hitler y su corte, se llama aquí ‘Servicio Público de Transporte’”.

12 Comentarios en El último Round / Un infierno andante

  1. Compañera antes de asegurar que es elevado el costo del pasaje, lo mínimo que deberías hacer es una estructura de costos y una de ingresos y comparar ambos. Seguro la estructura de costos es mayor que la de ingresos y esa es la razón por la que cada vez hay menos unidades trabajando, por ejemplo un caucho puede costar 6 millones de bolívares, la mayoría de las unidades utiliza 6 cauchos, cuánto tiempo necesita un bus para reunir esa cantidad? Ademas todas las semanas se debe hacer servicio, cambio de aceite, filtros, revisión de frenos lo que puede costar fácil perolita 1 millón de Bs. Entre otros muchos costos.
    Están atacado el síntoma sin atacar la causa de la enfermedad. Y te hablo con base porque mi familia después de trabajar con autobuses por más de 20 años tuvo que venderlo casi regalado porque estaba dando pérdidas. Por qué crees que las unidades públicas esas de colores rojo, amarillo y azul que el gobierno compro están todos como chatarra por todo el país? Claro que la solución es un verdadero servicio de transporte PÚBLICO eficiente, pero no existe y el poco que existe da pérdidas y es subsidiado.
    El problema hiperinflacionario tiene su principal causa en la poca oferta de bienes y servicios (debido a que la producción nacional está desmantelada y no hay divisas para importar y aún así preferimos pagar deuda a que coman los venezolanos) y la gran liquidez ( que no es lo mismo que efectivo) que el gobierno ha lanzado de forma electrónica al mercado, para satisfacer sus necesidades Populistas, que en lugar de beneficiar al pueblo lo que hace es agravar el problema.
    Creo que la solución no es atacar al productor, comerciante o prestador de servicios, aunque se puede contener la especulación respetando la estructura de costos y la utilidad, pero la solución es abastecer el mercado de productos y servicios, esto se hace estimulando la inversión y la producción, que invertir en el país sea rentable y no como
    Ahora que ni el más revolucionario con divisas se atreve a traerlas a Venezuela porque es perder el dinero. El dólar preferencial solo estimula la corrupción y a los “empresarios” con influencias que reciben $ preferenciales para la poca importación que se hace, quebrando así la producción Nacional.
    Conclusion: Aumentar la liquidez exponencialmente en un mercado donde hay muy pocos productos para satisfacer las necesidades es igual a inflación, en nuestro caso es tan severo que es hiperinflacion. Tratar de corregirlo poniendo un techo poco coherente a los precios es terminar de desaparecer la poca oferta de bienes y servicios, que aún queda. Es una tragedia para todos, incluso para los autobuseros!

    • Bueno en las crisis económicas, TODOS o al menos TODOS los honestos, tenemos que cambiar un poco el estilo de vida…
      ¿Y LOS DUEÑOS/CHOFERES DE AUTOBUSES?
      Ellos no?
      Imponen ser una “élite” que genera 50 sueldos mínimos al mes?
      Usted de verdad cree q ellos cobrando 300 bolos pierden plata?

      • Si creo que con el pasaje a 300 bs. Se pierde plata, te lo digo porque tuvimos que vender un autobús porque no se mantenía.
        Por otro lado la crisis económica y la quiebra del país no fue por generación expontanea, la provocaron los que desde hace años y aún hoy están en la cúpula del gobierno, ya sea por
        Ineficiencia o por intereses particulares, y aún así ellos tienen a sus hijos y a su familia viviendo fuera del país, en las mejores ciudades del mundo (capitalistas por cierto) con dinero que no se sabe de dónde salió, o mejor dicho si se sabe… ellos que son responsables viven en la abundancia y opulencia. Y los de a pie, que somos la gran mayoría nos cuesta mucho comprar 100 gramos de queso. Hablando de gringolas…

        • claro que no se mantenía, ni se mantiene, ni se mantendrá, porque mientras tú familia era la DUEÑA del autobús, y esperaba paciente en su casa u oficina con aire acondicionado, tenian a uno o dos choferes mas colector a los que habia que pagarles su sueldo de esclavo y de paso esperar que el autobús diera para comprar los repuestos ( que hasta -por lo menos- el año 2015 era subsidiados por la “dictadura”, por cierto) y darles la gran tajada de la ganancia que los DUEÑOS esperaban por su “inversión”…..qué sabroso ha sido “emprender” en Venezuela

  2. He visto los dolorosos “cementerios” de Yutong y los extragalácticos precios de los cauchos……también ayer viendo el programa Toma Nota Venezuela, escuché a Werther Sandoval decir que el usaba mucho la bicicleta……y se atrevió a proponer que el Gobierno subiera la gasolina para que de ganancias pero que regale bicicletas……imagínense a un habitante de Guarenas- Guatire yendo y viniendo en bicicleta…..o a la niña Jessica pedaleando después de las 9 pm rumbo a su casa…..

    • Me puedo imaginar a mi pedaleando, más sano y feliz, y el autobus que no me lleve, que esté haciendo Guarenas/Ccs…
      Quítese la gríngola compañero.

  3. Buenos días, creo que la actividad de transporte de pasajeros no es rentable, ni ahora ni antes tampoco, toda la vida hemos escuchado los mismos argumentos, soy de la opinion que debe ser un servicio publico totalmente manejado por el estado, claro con una gestión seria sin corruptelas,

  4. Bueno, me gusto el articulo, es entretenido por lo general yo leo son blogs anarquistas, pero este me intereso porque viene de alguien que agarra bus como la mayoría de personas en el pais.
    Pues estamos claros que el abuso de los transportistas viene de mucho tiempo atras..
    Han sido uno de los ramos mas privilegiativos junto con los agricultores.
    Estamos hablando que en la decada del 2000″ por ejemplo el dueño de una unidad en una linea buena facil se ganaba sus 3000$ mensual, con eso compraba otra unidad y sobornaba al funcionario de fontur para que le asignara una ruta mas fluida. Un transportista podía tener 3 buses de lineas urbanas, 2 de ejecutivos y hasta una gandola. Todo comenzando con una busetica.
    Ya el panorama cambió. ahora la economía no da para algo así, la clase proletaria esta por el piso, lo que gana un charcutero en un día (neto) un maestro lo gana en un mes. Lo que tienen que hacer es liberar la economia para que todo se normalice, que el estado pierde poder sí. Pero estamos hablando de una clase que esta siendo explotada y los mismos deben transportarse y pagar a precio de economia abierta para ir a un trabajo donde no le pagan lo que merece. Es tan injusto.
    En cuanto los buses yutong el ejecutivo debería colectivizar esas flotas directamente con los consejos comunales, nada de militares mente de pollo controlando lo que no les pertenece.. Hagan un experimento por lo menos en una comuna cualquiera, seguro sera mejor y el servicio llegara eficazmente.

  5. Que polvareda se levanta cuando escribimos en sentido crítico, sin mala intención, sobre los servicios públicos especialmente. Cuando hablamos de las clínicas , los servicios privados, comercio en general con sus elevados precios, la más de las veces , se oye un silencio alarmante que nos aturde….. Solo argumentan para justificar el socorrido”no hay divisas”, o “dame las divisas, pero no me controles, como los invierto”. nunca podrán tomar en cuenta que los bancos extranjeros reportan mas de trecientos sesenta mil millones de dólares fugados, por venezolanos…. Nunca, pero nunca, tomaran como algo serio la terrible manipulación del dolartoday, ni mucho menos el bloqueo que sufre el país en ámbito financiero…no señor te dirán eso es mentira, aunque el propio donald trump, sin pelos en su lengua lo haya así decretado…. nos preguntamos acaso porque el costo de un caucho R13, es de casi dos millones de bolívares hoy? y hará un año era de ciento cuarenta mil bolívares… sabemos la respuesta oposicionista “no hay divisas”, pero de dónde salen esos costos inflados, tendrá relación con la manipulación del dólar y la actividad desde Colombia contra nuestra moneda? Como diría un columnista “cosas de la ciencia”

  6. La economia es el centro de la vida de las personas si no tienes dinero o Mo te alcanza te sientes triste molesto la economia esta relacionada con el amor si tienes mucha plata te sobra quien te ame sino tienes te deja la novia o el novio aunque el hombre es un poco mas noble en ese sentido q la mujer sino tienes plata no tienes amigo si tienes tienes amigo a granel entonces la economia controla la vida de las personas y por eso nos hacen esta guerra economica

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*