PDVSA: quien no sabe lo que busca…

ca226fd2b94a116a7a2cb1c169407cf9

Suponiendo fuese cierto todo lo que arrojan las investigaciones de la Fiscalía sobre las cuentas de PDVSA , entonces, con más razón, debería revisarse la política adoptada de pagar “puntualmente” la deuda comercial contraída por la empresa sin preguntarse sobre el origen y legitimidad de la misma.

Es decir, si está demostrado el pago fraudulento de comisiones y sobreprecios en las procuras por los montos y porcentajes que se mencionan, entonces lo lógico -y ético- es que se convoque un proceso de auditoría y revisión. Existe toda una legislación internacional que ampara al país al respecto.

Por otro lado, algo que debería investigar la Fiscalía es la política de PDVSA -coordinada con el BCV y los respectivos ministro de economía desde 2006- de endeudarse en dólares pagaderos en bolívares (es decir, mediante la emisión de Bonos dolarizados que eran vendidos en Bolívares), lo que además de constituir el grueso de la deuda actual, se constituyó tanto en un mecanismo para incentivar y blanquear la fuga de capitales (presionando las reservas y el tipo de cambio), como además -y en consecuencia- de conspiración contra el Bolívar Fuerte.

Es decir, en vez de promover el ahorro en bolívares -que era el correlato lógico del Bolívar Fuerte, tal y como lo planteó el comandante Chávez- la dupla BCV-PDVSA lo promovieron en dólares, que además se fugaban. La dolarización de facto de la economía hoy así como la derrota del Bolívar Fuerte y el vaciamiento de las reservas ante la especulación cambiaria se valen de este “fallo”.

Esto es lo que no cuenta Rafael Ramírez en su famosa carta donde, al igual que Giordani en su momento, se limita a repetir el expediente de culpar a Chávez de todos los males, aprovechándose que no está para defenderse: no fue el financiamiento a las misiones, etc., ni la necesidad de mantener el tipo de cambio lo que hizo que PDVSA se endeudara en el modo en que lo hizo. Con respecto a esto último, si lo que querían era capturar liquidez, bastaba con crear esos mismos instrumentos en bolívares, tal y como lo hizo por ejemplo Bolivia en su moneda nacional. Pero no. Y ahora la República s ve comprometida a pagar por una serie de “instrumentos de inversión” hechos para ricos nuevos y viejos.

En tal sentido, la Fiscalía debería solicitar sea pública la lista no solo de tendedores de estos bonos sino de sus poseedores en última instancia (como por ejemplo bancos nacionales). En razón de que una parte de ellos se dieron a la tarea de especular contra el bolívar procurando multiplicar sus ganancias al cambio, lo que incluye operar y alimentar directamente el mercado paralelo al tiempo de presionar por políticas que blanquearan sus operaciones ilegales.

En fin, por último, aunque no menos importante, pareciera quedar demostrado –a falta, como dijimos, de que concluyan las investigaciones- que aquellos que más presionan por políticas de ajuste son los mismos que, gracias a tales políticas, fortalecen sus posiciones en dólares o buscan favorecer a quienes las tienen a costilla de todos y todas que no. De tal suerte, una forma eficaz para detectar corruptos e infiltrados nuevos o viejos, es la de ver cuáles qué discursos manejan sobre estas materias: si habla de austeridad (para los otros que no son él) y le causan molestias los subsidios para los pobres, es sospechoso de entrada.

10 Comentarios en PDVSA: quien no sabe lo que busca…

  1. Luego de tantos años se dieron cuenta que PDVSA era fuente de las más escandalosa corrupción roja rojita. Comienza la cacería de brujas entre los grandes jerarcas que hicieron y deshicieron con los dineros públicos. La destrucción de la principal fuente de divisas del país es evidente y despues de tanto tiempo se enteraron de la raíz del problema. Todo solo es un ajuste de cuenta entre bandas, las bandas criminales que se amparan bajo el “socialismo del siglo XXI”.

  2. Es solo una pregunta……tomando en cuenta el contenido de la Ley del Banco Central de Venezuela….¿Los miembros del Directorio del BCV no deberian ser imputados por la Fiscalia….?

  3. LOS MISERABLES, DE VÍCTOR HUGO. Nueva temporada.
    Pasa en la vida, pasa en las películas, pasa en el BCV.

    A dos siglos de las mismas miserias que le tocó enfrentar a Jean Valjean al encontrarse atrapado en medio de las revoluciones propias de la época, promovidas desde el seno de una naciente y miserable burguesía confabulada para desplazar al poder monárquico, que bajo las penumbras del incipiente modelo capitalista, visto desde su mezquindad como la oportunidad de constituirse como la nueva clase privilegiada, a través de ello consiguió la manera de apropiarse de las riquezas de la tierra y del trabajo de su gente. Desde entonces hasta acá nada ha cambiado, el contexto sigue siendo el mismo, la historia transcurrió y la humanidad en nada evolucionó, todo lo contrario, se profundizaron las crisis estructurales del sistema capitalista que en su fase degenerativa para consolidar la hegemonía de los poderes fácticos, deshumanizaron a la sociedad, llevándola a lo más básico de sus instintos reptilianos en su lucha por la supervivencia, enfrentando las mismas calamidades.

    Es así como día a día nos encontramos con innumerables historias muy parecidas a las de aquella época; claro está, ya no relatadas con el romanticismo de entonces, sino con el moderno amarillismo mediático que por pocas horas las hacen virales, pero que después ya nadie las recuerda por formar parte de nuestra desdichada cotidianidad, en la que las desigualdades no paran, sino de crecer, donde los poderes imperiales luchan por mantener su hegemonía para seguir imponiendo el modelo depredador que les ha permitido concentrar las riquezas del planeta, mientras que a la clase trabajadora que es quien con su esfuerzo produce esas riquezas, ante tanta miseria y explotación, no le queda más que aferrarse a su fe para aprender a superar la tranquilidad del desesperado en la que vive; si, esa misma en la que se encontraba el vivaracho de Adán García cuando se quedó sin trabajo y se tropezó con la sensibilidad social de Rubén en los tiempos aquellos en los que andaba Buscando a América, pero que ya ni se acuerda; no sabemos si fue que nunca la encontró, no entendió la América que encontró porque no supo lo que buscaba o fue que logró encontrar la América que andaba buscando y quizás quienes si protagonizábamos la historia fuimos los que no lo supimos entender a él, creyéndolo el Víctor Hugo de la nueva era.

    En medio de esta realidad y con la resistencia de los pueblos, que en sus convicciones nunca han abandonado la esperanza de construir ese otro mundo posible de paz y justicia social, es cómo en Venezuela surge la Revolución Bolivariana comandada por su líder supremo Hugo Chávez Frías, pero que para alcanzar ese gran sueño, ha tenido siempre en cuenta la necesidad de impulsar los respectivos cambios estructurales y totalmente radicales para desmontar por completo el estado liberal burgués y pasar al nuevo modelo de estado social comunal, donde el poder lo ejerza el único a quien le toca detentarlo, que es precisamente ese pueblo. Por supuesto, esto no ha sido tarea fácil, porque ha conllevado a enfrentar a los poderes hegemónicos confabulados con la burguesía criolla y con la complicidad de corruptos infiltrados en las instituciones, que valiéndose del entramado burocrático, continúan desarrollando maniobras fraudulentas fomentando toda clase de vicios para seguirse apropiando de la renta y seguir explotando a la masa trabajadora sin ninguna clase de distingo, ya que el mecanismo de estafa fue diseñado para empobrecer a todos por igual, al mismo tiempo que busca corromper al pueblo todo con la inoculación de los antivalores del capitalismo como vía para sobrevivir a la crisis, mientras lo mantiene sometido.

    Así pues, todo da cuenta de que la corrupción viene con el sistema y no es exclusiva de ningún sector, sino que está presente en todos lados, es un mal del que puede padecer cualquier mortal, sean ricos, pobres, religiosos, ateos, profesionales, iletrados, derechistas, izquierdistas, del sector público, del sector privado, gerentes, obreros, hombres, mujeres…, en fin; sin embargo y cabe aclarar, que no quiere decir con ello que la naturaleza humana sea corrupta, pero tampoco niega la realidad de que el ser humano según su naturaleza sea corruptible, bien por ambición o por debilidad; naturaleza esta que por cierto, solo cada quien se la conoce. Ahora, ¿qué se requiere para que se origine la corrupción? Pues es sencillo, solo se requiere de al menos una de las siguientes tres cosas: el corrupto, el corruptor y las condiciones para que se dé. Esto quiere decir que en consciencia de ello, para erradicar la corrupción hay que trabajar al sistema en su conjunto; esto es, al individuo y a la configuración de los medios de relacionamiento con el entorno, adoptando los mecanismos necesarios para eliminar las condiciones que hacen posible la corrupción; esto teniendo en cuenta que la naturaleza humana de cada individualidad no puede ser cambiada, pero que como sujeto social cada individuo necesita vivir en comunidad; el hombre es un animal social y son justamente los patrones de sana convivencia los que le conducen al buen vivir, que es lo que se busca con el socialismo.

    En virtud de todo lo anterior y entendiendo nuestras realidades ante la aparición de todas esas irregularidades que se indican en el editorial objeto de este comentario, ubicándose en el contexto específico del caso, las acciones para erradicar la corrupción demandan tanto de las debidas acciones de justicia con medidas punitivas apegadas al debido proceso, como de las acciones preventivas para desmontar los mecanismos que sirven de caldo de cultivo para fomentarla; esto necesariamente tiene que conducir a revisar la política monetaria que en materia cambiaria se ha constituido como la fuente generadora de todos los malos manejos con los que se ha desangrado a la república, ya que de no existir la especulación cambiaria impuesta desde el exterior y que de facto rige la economía bajo la permisividad del Banco Central de Venezuela, los cuestionados bonos, por ejemplo, habrían cumplido su propósito de captar moneda nacional para financiar alguna necesidad específica, más allá de lo que debió ser o no ser, pues al final el respaldo de los bonos para hacerlos atractivos era el petróleo, que para la fecha solo se comercializaba en la divisa norteamericana y el país se mantenía bajo una relativa estabilidad cambiaria, siendo impensable un escenario especulativo como el que actualmente confrontamos.

    En esta realidad vista de manera sistémica, las irregularidades descubiertas más todas las otras de las que solo se sabe que existen por los efectos que son más que evidentes, como lo es la especulación con la moneda y con los precios en general, la fuga de divisas a través de: la sobrefacturación, la reventa a la tasa ilegal de las que se adjudican mediante el DIPRO/DICOM, del contrabando de extracción y del desvío de la distribución de insumos que se adquieren con divisas preferenciales al mercado paralelo, que a su vez traen consigo el desabastecimiento y la escasez; así como también otros efectos como lo es la precarización de los salarios y el bachaqueo como forma de ganarse la vida, el delito en cualquiera de sus expresiones como medio de subsistencia, la matraca y el cobro de vacunas, las migraciones selectivas y no selectivas, el contrabando de efectivo para lavado de divisas provenientes del delito en Colombia, así como cualquier otra clase de patraña que resurgen como consecuencia directa de las distorsiones a causa de la ya mencionada manipulación cambiaria; seguirán perturbando la economía mientras se siga permitiendo la LIBRE CONVERTIBILIDAD del Bolívar en Colombia, en medio de un necesario control de cambio establecido para el país, constituyéndose como la raíz del problema por el diferencial cambiario entre la paridad oficial y la paridad paralela, que estimula todos los demás vicios.

    En consecuencia y ante esta perversión, todos los avances en materia social alcanzados durante estos 18 años por el proceso revolucionario, terminan siendo opacados por las mencionadas maniobras orquestadas por los enemigos de la patria (incluyendo los corruptos infiltrados) desde lo más bajo de sus miserias, sometiendo al pueblo y llevándolo al mismo estado de indefensión y empobrecimiento en el que se encontraba cuando comenzó la revolución, para ellos seguirse enriqueciendo y a la vez para capitalizar el descontento popular como recurso para hacerse del poder, lo cual para nada sorprende porque lo hicieron cuando eran gobierno y lo siguen haciendo ahora que son oposición, o sea, esa es su naturaleza y no se las podemos cambiar.

    Entretanto, lo que si podemos erradicar es la arquitectura capitalista que les permite llevar a cabo su perverso plan; para ello se hace extremadamente necesario reformular nuestra política cambiaria y derogar toda clase de acuerdos binacionales con Colombia en materia comercial en cuanto a las facilidades de transar en monedas propias, de igual manera que el Banco Central de Venezuela en pleno cumplimiento de sus obligaciones establecidas en el Artículo 318 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de velar por la preservación del valor de nuestro signo monetario y acuda a instancias internacionales para exigir que se le prohíba a Colombia el libre cambio del Bolívar en su territorio, toda vez que nuestra moneda no es divisa de reserva libremente convertible acreditada por el FMI y solo es de curso legal dentro de nuestro país.

    En esto la Fiscalía debe proceder con la misma contundencia con la que se avocó para los casos de corrupción que han sido develado, e investigar el porqué se sigue manteniendo esta nefasta política cambiaria por parte del BCV de permitir el libre cambio del Bolívar en Colombia, que no está de más reiterar que es la que da origen a todas las irregularidades descritas, incluyendo las que han sido descubiertas; esto para actuar como corresponde y hacer justicia según se compruebe la existencia de delitos, pero más allá de ello, al mismo tiempo para impulsar las transformaciones estructurales que se requieren para acabar con esta aberración especulativa y con todos los vicios que aguas abajo permean en la sociedad.

    Esto es preciso que se comprenda muy bien, porque de solo dedicarse a hacer justicia sin desmontar el aparato que genera la corrupción, seguirán pasando los años y la misma encontrará la forma de seguir imponiendo sus miserias en la sociedad y los ricos se harán cada vez menos, pero serán cada vez más ricos y los pobres terminarán aniquilándose entre sí para poder subsistir; solo en socialismo es posible revertir esta tendencia, pero en un socialismo transformador con políticas certeras en materia cambiaria para vencer la cultura parasitaria de extracción de rentas y trascender a esquemas de desarrollo de economía productiva, donde los beneficios obtenidos sean redistribuidos equitativamente entre todo el pueblo en reivindicaciones sociales y una merecida calidad de vida para todos por igual.

    Para cerrar y no hacerlo más extenso, pero como complemento, la invitación es a considerar otras propuestas que van en esta misma dirección de acabar con los artificios especulativos que dan origen a todas nuestras miserias, entre ellas, la conveniencia de aperturar casas de cambio en el país para que privados intercambien sus divisas entre sí, pero con la necesaria indexación de las escalas salariales para encontrar el equilibrio que pueda hacer posible vivir en socialismo.

    Solo el pueblo salva al pueblo y si desmontamos el estado liberal burgués, no será necesario que dentro doscientos años más, alguien tenga que escribir una tercera temporada de Los Miserables, de Víctor Hugo, si es que todavía existe la humanidad.

    • Que buenas palabras acertadas a la realidad actual no solo de nuestro pais sino a ninel mundial en la geopolitica universal vemos como la medusa de la mitologia griega a la hidra de 7 cabezas en su afan de convertir a quien la mira o quien osa enfrentarlo, en estatuas de piedra sin sentimientos sin voz sin espiritu y lo que es peor sin voluntad en ese afan desenfrenado de sustraer por usar palabra bonita en lugar de robar lo que realmente es su verdadero proposito, las riquesas de los pueblos y estoy convencido que mientras no se le ponga el verdadero nombre a esto no sera derrotado la hidra ni la medusa: La lucha de clase.

      Las clases dominantes como ayer en la colonia :
      1.- los blancos españoles se creian con el derecho divino de justificar quien vive y quien muere quien merece respeto y quien la horca quien merece pan y quien las migajas esos españoles de ayer son los españoles de hoy que aun pululan estas tierras y triste porque se convirtieron en gringos.
      2.- Los blancos de orilla aquellos descendientes de españoles pero nacidos en america se creian que si eliminaban los primeros ocuparian sus puestos en la recien naciente oligarquia hoy son los lacayos de los gringos aquellos a quienes no les importa en lo absoluto su patria su pais sus congeneres su progimo quienes son capaces de vestirse con una franela con la bandera de eeuu mientras que desprecian la tricolor gloriosa prefieren ser considerados extranjeros en su pais y no se consderan venezolanos.
      3.- Clase de esclavos libres aquellos que se llaman clase media despotrican de su clase y son “Casi ricos” separados de su origen pobre.
      4.- El pobre a quien todo el mundo necesita pero nadie reconoce el obrero pintor panadero, soldador pero para las demas clases es basura.

      Mientras no se entienda o reconozca esta pugna y se derriben paredes estaremos en la epoca de Jean vanyan o batallamos con ese concepto o nos come la voragine del capitalismo que asi trabaja

  4. Y los funcionarios del BCV coludidos con el financiamiento ilegal a Pdvesa cuándo serán detenidos? Y el tesorero de la nación, el delincuente Malpica Flores (sobrino de Cilita, la floja primera combatiente que sólo sirve para dizque bailar salsa con el gordo), cuando será detenido? Sr. Riera sigue usted hablando pura paja…

  5. La caja de Pandora: “Deuda Odiosa” ay mama…y quien discutirá si es o no odiosa? contraloria? la AN? el TSJ? Los trabajadores? la ANC?

  6. Buen día compañeros, muy buen artículo (como siempre sustanciosos), solo que queda agragar que no es solo “detenerlos”, es que se repatríen los millones de dólares que “tomaron prestados” y están depositados sin justificación legal en bancos de diferentes países. Dólares que no demuestran su legitimidad de origen y representan un saqueo financiero a nuestro país. Bien sabemos que “la corrupción no tiene ideología, partido político ni patria”. Saludos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*