Peligros e implicaciones de la alquimia monetaria

bitcoin

Por: Luis Salas Rodríguez

“El poder de crear la moneda es una parcela de fuego celeste robado a Zeus. La ambición de veinte generaciones de alquimistas – ¿cómo cambiar en oro puro el vil plomo? – se realiza mediante algunas escrituras. ¿A quién le confía la sociedad tan terrible poder?” – Robert Mossé. La moneda. París. 1951.

Para hacernos una idea de las implicaciones de poner en circulación una criptomoneda venezolana respaldada por las reservas de petróleo, oro, etc., empecemos por recordar la suerte del SUCRE.

El SUCRE fue una de las propuestas más avanzadas del presidente Chávez, puesta en práctica junto al presidente Rafael Correa en los años en que se hablaba de la necesidad de construir una nueva arquitectura financiera, que evitara nos ocurriera lo que hoy nos ocurre –porque nunca se avanzó en ella realmente- con los medios de pagos, la deuda y las calificadoras de riesgo. Fue un experimento en el buen sentido del término, que tuvo como propósito comenzar a desligar el comercio internacional de nuestros países de la llamada hegemonía del dólar, utilizando una moneda alternativa.

Pero en realidad, el SUCRE nunca fue ni llegó a ser exactamente una moneda ni mucho menos una divisa. Para hacer el cuento corto, era, en sentido estricto, una unidad de cuenta común virtual, que permitía hacer equivalencia entre mercancías comercializadas por países miembros del ALBA o adheridos al convenio SUCRE. Así las cosas, gracias al mismo, países como Venezuela, Ecuador, Nicaragua, etc., podían comercializar entre ellos sin recurrir a divisas (Euro o dólar), siendo que las transacciones se contabilizaban en SUCRE.

Se contabilizaban pero no se pagaban, pues el tema es que las equivalencias establecidas luego había que hacerlas efectivas (pagarlas), o bien con otras mercancías, o bien con divisas. Así por ejemplo, el atún que Venezuela le compraba a Ecuador, se contabilizaba inmediatamente en sucres. Pero pasado un tiempo, había que compensar (pagar) dichos sucres. Y como nuestro país entre poco y nada exportaba a Ecuador, dicha compensación no pudo hacerse recurriendo a otras mercancías –como pasa, por caso, en Petrocaribe, donde se intercambia petróleo por otros bienes o servicios- y tuvo que que hacerse finalmente en dólares.

A lo que vamos, es que los sucres en sí mismos no valían nada. Resultaban útiles al momento de hacer las equivalencias, pues eran una unidad de cuenta, pero quienes vendían bienes o servicios con ellos estaban pensando o bien en obtener divisas tradicionales, o bien otras mercancías que pudieran transar por dichas divisas en otras operaciones. Y en contraprestación, quienes compraban en sucres debían buscar posteriormente una forma de hacer efectivo el pago final, bien en divisas o bien con otros bienes o servicios transables.

Y eso es exactamente lo que pasa con los famosas criptomonedas. Veamos el siguiente gráfico que da cuenta de la evolución de la más famosa de las criptomonedas -el bitcoin- en este 2017:

_98999058_bitcoin_640_spanish-nc-3

 

Para ceñirnos a lo que nos interesa, nótese que la gracia del bitcoin no es otra que su valor en dólares. De hecho, esto es la razón principal por la cual se ha hecho atractiva para tanta gente: quien usa bitcoins u otra criptomoneda, no está pensando exactamente en su valor intrínseco en cuanto criptomoneda, sino en su valor monetario en dólares.

Desde este punto de vista, podría decirse entonces que las criptomonedas están respaldadas en última instancia por dólares. Sin embargo, esto es una ficción, pues dicho “valor” del bitcoin es subjetivo o de mercado, o más específicamente, es un valor de expectativas y una pura promesa no tangible de pago. Por este motivo, el día que estalle la burbuja de las criptomonedas –que estallará tarde o temprano, como pasa con todas las burbujas- nadie podrá reclamar lo que invirtió en ellas.

Es decir, suponiendo que estallen al momento que damos este debate –diciembre de 2017- nadie podrá reclamar los 10 mil u once mil dólares que se supone “valen”, pues simplemente dicho “valor” se esfumará con el pánico provocado al cambiar las expectativas positivas a negativas, exactamente de la misma manera como ocurrió con los derivados financieros que condujeron a la crisis de las hipotecas durante 2007-2008.

Desde el punto de vista de la teoría monetaria, las criptomonedas son pues un nivel superlativo de lo que se llama dinero fiduciario (del latín fiduciarĭus “confianza” y fides “fe”) facilitado por las nuevas tecnologías digitales.

Como es sabido, el dinero fiduciario es lo opuesto al dinero mercancía, que o bien vale su propio peso en el metal en que está acuñado (en el caso de las monedas hechas directamente de metales preciosos, como oro y plata), o bien porque equivale a una cantidad determinada de dichos metales en reserva que respalda su circulación, tal y como ocurría antes de 1971 con el llamado Patrón Oro–Dólar,  eliminado por Richard Nixon y la Reserva Federal Norteamericana. Desde entonces, el dólar se convirtió en una moneda-divisa sin respaldo real, más allá de la convención que la sostiene, por lo que nadie puede reclamar nada del mismo más allá de dicha convención. Esta es la base de funcionamiento del sistema monetario neoliberal actual.

Así las cosas, tener una criptomoneda nacional –es decir, de carácter oficial- respaldada en minerales, sería equivalente a tener una moneda mercancía respaldada en el viejo patrón oro, en un mundo donde ningún país respalda materialmente sus monedas. Es exactamente lo mismo que pasa con la propuesta del Bolívar Oro que algunos promueven: de emitirse, generaría compromisos de pago (es decir: deuda), pues, en última instancia, quien la compre o use para comercializar, podrá reclamar el oro, la plata, el petróleo, gas, etc., que respalda su circulación. Sería exactamente lo mismo que emitir un bono: quien lo adquiere no lo hará pensando en el papel en que se imprime sino en el derecho que le da. Entonces, quien adquiera una criptomoneda venezolana respaldada por sus riquezas minerales, estará pensando en el derecho que le da a acceder a tales riquezas. Está de más decir que esto convertiría a dicha criptomoneda en un éxito de mercado, pero estamos hablando de un éxito que resultará lesivo de los intereses nacionales. En condiciones normales, expone al país ante los fondos buitres especulativos que la buscarán buscando el oro, el petróleo y la plata que las respalda. Pero en las condiciones de guerra económica y financiera que nos encontramos los riesgos son infinitamente mayores.

Por lo demás, hay que estar conscientes que ese no es el único riesgo que comportan las criptomonedas. Ya son cada vez más quienes a nivel mundial alertan sobre sus implicaciones, entre ellos Putin y recientemente el Nobel de economía Joseph Stiglitz, quien incluso aboga por su eliminación. Este mismo año el gobierno chino prohibió su emisión, al tiempo que obligó a individuos y organizaciones que hayan recaudado fondos a través de ellas a devolverlo. La Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos (SEC) advirtió en julio pasado que las criptomonedas deberían ser reguladas como cualquier otro valor, lo mismo que sostienen autoridades monetarias de otros países. El problema que se denuncia en estos casos, no es el del respaldo (que no existe), sino justamente que como no existe respaldo pero tampoco transparencia ni regulación pública (por eso justamente se llaman cripto-monedas, vocablo derivado del griego kryptos: “escondido”), son altamente sensibles para realizar estafas, al tiempo de convertirse en escondite para encubrir dineros provenientes de actividades ilícitas y evadir impuestos.

Por último, aunque no menos importante, las criptomonedas al generalizarse, hacen perder a las autoridades públicas control sobre las políticas monetarias, y por tanto, sobre sus políticas económicas. Por lo que por esta vía, de hecho, lo que está pasando es que el mundo está regresando a las épocas donde la emisión monetaria y por tanto el poder monetario, no corría por cuenta de los Estados sino de la banca privada. La utopía “anarquista” promovida por algunos de la emisión no centralizada lo que en el fondo esconde es esto.

Nada de lo anterior significa que se deba obviar el tema y actuar como si fuese una realidad que no existe. Las criptomonedas son una realidad y hay que lidiar con ellas, como hay que lidiar con la especulación cambiaria, bancaria, etc, tradicionales. Desde esta perspectiva, es saludable la conformación de un organismo que se encargue de estudiarlas y hacerles seguimiento. Pero lo primero que debe tener claro este organismo es de los riesgos que comporta su alquimia monetaria.

55 Comentarios en Peligros e implicaciones de la alquimia monetaria

  1. Hay quienes ven en las criptomonedas una burbuja que puede estallar en cualquier momento, hay quienes afirman que su tendencia al alza es sostenible en el tiempo a pesar que reconocen que existe volatilidad en su comportamiento. Las criptomonedas se caracterizan por ser decentralizadas y aquí se auncia que estaran respaldadas por petroleo y oro, ya nacen con un error de concepto importante. El fenomeno hiperinflacionario ya hizo aparicion formalmente en Venezuela, como lograran que exista confianza en una criptomoneda si no son capaces de mantener la confianza en el Bolivar.

    • Las criptomonedas se respalda solamente en la crencia de las personas que las usa de que estas pueden ser un medio de intercambio confiable mientras hay un número de personas o empresas que esten dispuestas a tranzar mercaderías en estas monedas , tendra el valo que la oferta y demanda les de, estos pueden ser bienes o servicio o eventualmente sus equivalentes en monedas, si estas se repaldan en oro o recursos naturales, es la promesa de que estas en definitiva se cambiaran realmente en oro o recursos naturales, pero depende repito de que los usuarios crean, tengan confianza en ellas, el dolar es también una mercancía no esta respaldado por rec nat u oro, depende de que los países crean que con esa moneda pueden tranzar bienes y servicios y por tanto la comprana quien las produce (EEuu) y ese es el valo q esta moneda tien, en la media al igual que las criptomonedas que se transe en monedas distintas al dolar o se pierda la confianza en esta moneda por su falta de respaldo real tendra la misma suerte que las criptomonedas, el bitcoin esta valorado en U$ porque es la moneda en que cree el mundo, pero tien su equivalencia en cualquier moneda(Euro, Rublo, etc), el valor de la criptomoneda no se la da el dolar se la da su propia credibilidad y la utilidad que les presta a sus inversores o transacsores

  2. Profesor Salas,con todo el respeto,pero en la época cuando gobernaba el Ex-Presidente Correa en Ecuador y el Comandante Chávez hacia lo mismo en Venezuela, en SIDOR produciamos PALANQILLAS para EXPORTARLA al Ecuador ( las PALANQUILLAS son la materia prima para elaborar las cabillas y el alambrón) para precisamente realizar los intercambios ó trueques comerciales con ése País

    • Está bueno el dato. Por eso dije “entre poco y nada”. El asunto en todo caso es que dichas exportaciones nunca compensaron las importaciones que se hicieron de atún y otras cosas.

  3. si la moneda estadounidense esta respaldada por deuda y su valor merma cada dia, cual es el problema de que la cripto moneda venezolana este respaldada por reservas de oro o petroleo que si existen. por ejemplo, si nace una moneda bolivar-oro respaldada por reservas de oro venezolano y cada moneda tiene un valor superior a los 13 dolares, no estariamos acabando con la hegemonia del dollar??

  4. Abiertamente digo cuando no estoy de acuerdo con argumentos planteados y trato de justificar mi posición con números y contra argumentos.
    En esta oportunidad estoy de acuerdo con la mayoría de los puntos acá planteados.

  5. En comentario es esta misma página hace varias semanas, propuse que el gobierno creara una criptomoneda NO FIDUCIARIA respaldada en oro y/o petróleo que nos sirviera para evitar el bloqueo financiero de la banca internacional y puentear el sistema internacional de mensajería interbancario SWIFT, para poder honrar nuestros compromisos internacionales y evitar el saboteo de esas instituciones contra nuestro país. Su carácter no fiduciario al estar respaldado por oro y/o petróleo la haría muy atractiva. Se debería emitir un número limitado de unidades cuyo valor lo determinaría cantidad de unidades de respaldo sean estas onzas troy, barriles de petróleo, BTU de gas o kilates diamantes. El monto total a fecha de emisión de los petros debería ser el monto del pago de la deuda para el próximo año (2018) lo cual se dividiría en la cantidad de unidades de petros. Luego su valor estaría anclado a la cotización de los precios en el mercado de las materias que los respaldan, haciendo las ponderaciones que resultaren.

    • Si nos explicas mejor tu propuesta @manoalza la podríamos publicar incluso para el debate. Ahora, por lo poco que te entiendo, sería lo mismo que emitir nueva deuda poniendo como garantía el oro y los recursos.

    • Hablamos de minerales y petroleo debajo del suelo? en un pais que ha demostrado se incapaz de administralos correcta y productivamente en 18años? Tiene razón Salas, alli no hay nada que fundir o quemar. Las cryptomonedas minables tienen un lado oscuro, y es que le podrian brindar a su creador la capacidad de desencriptar lo que desee, basta agregar la info encriptada secreta dividida en paquetes y enviarla a millones de computadoras que se encargaran de desencriptala y reencriptalar bajo un codigo de desencriptacion conocido. Es decir, tienes la nube de supercomputacion mas poderosa y barata del planeta con crecimiento exponencial, imposible de hackear o bloquear. Es un arma de guerra o no?

  6. “Para que una criptomoneda tenga éxito debe ser mejor a lo que ya existe, debe tener un objetivo para su existencia más allá de la especulación, debe ofrecer una solución a un problema, ofrecer una mejora en la eficiencia de una actividad y contar con una masa crítica suficiente que la implemente.”

    http://prestenatencion.com.ve/2017/11/10/las-criptomonedas-y-la-nueva-realidad/

    Podemos encontrar en los CLAP, los problemas, la actividad y la masa crítica necesaria para la implementación de una criptomoneda sin la necesidad de respaldar en minerales.
    En cualquier caso, lo importante será la creación de una blockchain nacional – regional.

    • Mauricio toca un tema clave…la masa critica, en el caso del bitcoin la obtuvo con la mineria de la criptomoneda…por cierto un gran negocio en Venezuela donde la electricidad es gratis, y parece a nadie le duele. Acaso el Petro será minable? alguien sabe? o serán como en Cuba nuestra version del Peso convertible? Que lo hace atractivo porque de seguro no te daran oro ni diamantes?

  7. También estoy de acuerdo con la mayor parte de que se dice. Solo dos puntos a añadir:
    1. Las declaraciones oficiales (incluso la de Maduro) muestran claramente que la propuesta hasta ahora es solamente una idea vaga, no bien pensada. Obviamente no existe por ejemplo un idea clara como unir las características de una criptomoneda con las características de una moneda respaldada materialmente. Muy posible que la iniciativa resulta en nada.
    2. El análisis de los (supuestos) peligros de una criptomoneda respaldada en minerales asume que de hecho se encuentre una manera de hacer real un tal respaldo, que resultaría en derechos de privados y/o otros países en la producción petrolera y minera de Venezuela. No será fácil encontrar un mecanismo para un respaldo en minerales y petroleo para una criptomoneda libremente negociable entre privados que no simplemente sea una nueva forma de emitir bonos. Oyendo a Maduro y leyendo los fuentes oficialistas me impresión es que de hecho se solo trata de una *retórica* de respaldo. Esto es claro por ejemplo cuando Maduro dice que la moneda se respaldaría “en reservas de riqueza venezolana de oro, petróleo, gas y diamante” o otros mas concretamente “por 300.878.033 [sic!] millones de barriles de petróleo” (AVN). Moneda ninguna se puede respaldar con reservas que permanecerán en el suelo por mas de 350 años. (Y talvez para siempre.)

  8. Cinco píldoras:

    1. Rusia, por decisión personal de Putin, lanzó en octubre de este año su propia criptomoneda nacional con el objetivo de superar el boicot de la banca internacional.

    2. China tiene esa postura por algo que se te olvidó comentar: en el gigante asiático se minan/tranzan cerca del 80% de las criptomonedas a nivel mundial. El tratamiento ahí es diferente, y por ende debe tener un abordaje particularizado. Te recomiendo ampliar la investigación.

    3. Si el problema es que las criptomonedas se utilizan para actividades ilegales, tranquilo: Al Qaeda, El Estado Islámico y hasta El Cartel de Los Zetas utilizan desde hace bastantes años a los bancos gringos y al dólar como mecanismo de lavado de capitales. No hay novedad en eso.

    4. Venezuela siempre estará expuesta a fondos buitre, utilice criptomonedas o no. Echarle la culpa al Gobierno de exponer al país a ese peligro por el tema de “El Petro” es bastante infantil para no decir irresponsable. Siempre van a querer robarnos nuestros recursos, eso no es nuevo y tampoco creo que todo se trate de ponérselas fácil. El hombre ganó la batalla más arrecha de este proceso, yendo a contracorriente de todos los expertos que le dijeron “cómo debía hacer las cosas”.

    5. Maduro está buscando mecanismos alternativos para pagar medicamentos y alimentos ante el bloqueo de la banca internacional, algo que no dices por ninguna parte.

    6. Desde siempre la emisión monetaria ha corrido por cuenta de los bancos privados. ¿Qué es la Reserva Federal, que imprime el dólar? ¿Un banco que trabaja bajo intereses nacionales? Desde su creación ha actuado como un banco privado. Un argumento falaz,

      • No entiendo el tono WS, tal vez es un problema de estilos, pero me parece innecesario y hasta tonto.

        Sobre lo que planteas:

        En líneas generales creo que confundes los temas. Lo cual es entendible pues la propuesta del Petro los funde. Una cosa es el debate sobre las criptomonedas. Y otra la de su “respaldo”. Sobre este segundo punto versa mi texto. Lamentablemente en ninguna de tus “cinco o seis” píldoras dices algo al respecto.

        1) El cripto-rublo, tal y como lo planteó Putín, tendría más bien usos administrativos y fiscales (recaudación de impuestos) que de “superar el boicot de la banca internacional”. Eso ya lo está haciendo Rusia muy bien por otras vías.
        2) En cuanto China, una cosa es que en sus mercados se transen cripto-monedas de otros y otra muy distinta permitir la emisión de criptomonedas chinas, que fue lo que prohibieron. Seguramente, cuando encuentren la manera de aprovecharlas mejor y reducir los riesgos, lo permitirán al estilo chino. Habrá que estar pendientes.
        3) El punto tres es bastante pueril, no vale la pena ni comentarlo.
        4) Lo mismo el cuatro. De todos modos, nadie está acusando a nadie de nada. Yo tengo todo el derecho a hacer una advertencia de lo que creo es un riesgo. Si piensa que estoy equivocado explícame por qué. Simple. Pero no te pongas el disfraz de comisario político ni a intrigar que está de más. Yo una vez te escuché decir que había que levantar todos los controles porque creaban “distorsiones” y no salí corriendo a acusarte de neoliberal.
        5) Si, ciertamente no lo dije. Lo he dicho en muchos otros. Pero en este no. Mala mía, lo di por sentado.
        6) La emisión centralizada es un hecho controlado todavía por los Estados. Una prueba es que por ejemplo, Ecuador, que tiene una economía dolarizada, no puede imprimir dólares, como supongo sabes. La banca privada hace una emisión secundaria a través de créditos, etc., pero ese es otro tema. Hay un libro José Gregorio Piña y yo publicamos al respecto en 2015, si mal no recuerdo, llamado “el mito de la maquinita”, es gratis y está en internet. En varias partes se habla de eso.

        Cuando tengas algo importante que decir sobre el problema planteado del respaldo lo debatimos con gusto.

        Suerte y saludos al resto de los compa de MV.

  9. El artículo demuestra el desconocimiento en el tema, y lo otro es que al final de cuenta los keynesianos (Salas) y los neoliberales (Garcia) se dan la mano, en el tema de las crypto divisas, el temor primordial de ambas tendencias es que el estado no puede crear moneda de la nada que es lo que hacen por medio de los bancos centrales o por medio de los bancos privados, el bitcoin resuelve el tema de la escacez y de la movilidad del oro, se referencia en dolares no porque los propietarios quieran dólares, son ese instrumento ya se pueden comprar productos y servicios, igual pregunto como se referencia el oro? Con respecto al tema de las supuestas irregularidades en transacciones o blanqueo de capitales, no es necesario hacerlo por esa vía, para eso existe el sistema financiero normal, de mas esta decir que los bancos tipo HSBC han blanqueado dinero de la droga. Si es una burbuja O no tiene resplado en nada, en que tiene respaldo el actual Bolívar “fuerte”? En fin estudien un poquito mas el tema y la tecnología

  10. El problema en si no es generar una criptomoneda nacional camarada, el meollo del asunto es respaldarla en petroleo, gas, diamantes, oro, etc. Eso si seria entregarnos, muy parecido a la propuesta del Bolivar Oro que menos mal que la dejaron en pura paja… La Criptomoneda nacional bien planteada podría ayudarnos mucho en el tema del bloqueo internacional financiero.

  11. Está claro que con esto de las criptomonedas hay un sin fin de opiniones divididas. Economistas de diferentes escuelas de pensamiento aprueban o desaprueban su implementación, sí, pero Stiglitz trabaja sobre un supuesto negado, Luis: «el control gubernamental».

    Además parece que cuando se trata de romper la hegemonía de las instituciones financieras tradicionales, siempre salen apologistas a justificar al control/financiamiento de la banca internacional sobres las economías nacionales. Es lo que hace occidente desde siempre, así nos han saqueado históricamente. De modo que, con las criptomonedas, según entiendo, el control se les va de las manos.

    Lo cierto es que el mundo se abre a otros horizontes, aún desconocidos para la gran mayoría. Esto causa escepticismo y temor, es lógico que esto sea así. Sin embargo Luis, ante lo que argumentas en tu artículo acerca de la capitalización de los inversionistas a la hora de reclamar las riquezas que yacen en el subsuelo, me pregunto: ¿Qué diferencia tiene apelar a la financiación vía endeudamiento (a la tradicional) con esta revolucionaria fórmula para captar cualquier tipo de divisas? ¿No es romper de alguna manera el cerco financiero de Trump? ¿Cómo sugieres que debe el gobierno atraer inversores para la recuperación económica del país?

    Pero incluso también te preguntaría: ¿Al situarse las criptomonedas como algo superlativo a las 7 monedas de la canasta FMI, siendo su naturaleza de corte descentralizado, no es una salida de la hegemonía mundial, precisamente. de esos organismos capitalistas supranacionales?

  12. “Para ceñirnos a lo que nos interesa, nótese que la gracia del bitcoin no es otra que su valor en dólares”. En si, la gracia del Bitcoin es que es descentralizado y por “uso y costumbre” de los mercados de valores mundiales, su valor popular esta expresado en dolares; ¿recuerdan cuando las inversiones del ejecutivo venezolano se divulgaban en dolares? pues, lo mismo..! Pero yo, teniendo bitcoins los puedo cambiar por euros, rublos, yenes, hasta por balboas si así los necesito porque el valor de éste en si es la confianza que existe de que la transacción es segura, le va a llegar al destinatario haga lo que haga y no se puede modificar la estructura del registro llamado “satoshi” (que es la minima expresion del bitcoin) sin hacer un desmadre en mas de 51% de la red de transacciones que ya tiene una potencia que supera los “Pentahashes”. El Bitcoin desde un principio se usa para evitar el mamotreto bancario que impide que muchos desbancarizados (personas) tengan acceso a productos sin tener que obligatoriamente tener una cuenta en dinero fiat o una tarjeta de crédito por ejemplo. Por otro lado, el problema de la inmediatez de intercambio de dinero digital (que con Bitcoin se hace de una persona a otra sin intermediario) se esta viendo afectada por la falta de mas potencia en la red de transacciones y por la cantidad de “hardforks” que se han hecho hasta ahora (6 a dic 2017), cosa que ha afectado la opinión sobre el bitcoin y su conveniencia de usarlo para tal fin. Pero por ser un mercado descantralizado, se puede intercambiar entre otras cryptomonedas e incluso reducir la ya pequeña cuota de “fee” o “comisión” que se debe pagar a la red que soporta esas transacciones. Para mi, el “Petrocoin” va a servir para especular (al principio) cosa que le hará bien a su valor como lo ha sido para las otras cryptos, pero mas allá de eso, si se logra crear una amplia red de soporte de transacciones, si se permite el acceso a ella por medio del pago en bolívares, si se crean aplicaciones para el resguardo de esa moneda que sea seguro que evite el problema del “doble gasto” (resuelto ya por la red bitcoin), si se crean también aplicaciones para agilizar el intercambio P2P de forma segura, si se crea solo una cantidad máxima de Petrocoin no mayor a los 42 millones, en general, si se mantiene el espíritu del bitcoin tendremos una crypto que cumpla al menos 4 de las características de una moneda fiduciaria con la ventaja de ser antiinflacionaria o deinflacionaria depende como lo quieran ver.! Democratizar el acceso y manipulación del dinero haría que por ejemplo un campesino de allá de zuata (al sur de anzoategui) pueda comprar los alimentos de calidad para sus reses o pagar su televisión por cable que es por donde se educa e instruye de como mejorar su producción a través de vídeos compartidos por otros productores.
    Todavía falta mucho trabajo que debe empezar por la estructuración del “whitepaper” pero paso a paso con paciencia y pie de plomo aprendiendo de los errores de las otras cryptos, podemos lograrlo y tener mucho pero mucho éxito.! (Disculpen las palabras en ingles, aun hay términos técnicos que debemos traducir para que todos entendamos)

    • 1. Claro, cada moneda libremente convertible vale ($, euro, balboa …). Monedas con convertibilidad restringida (ruble, yuan) también, pero no tanto.
      2. El crecimiento actual del valor de bitcoins solo se explica por expectativas sobre su valor futuro en dolares (o otras monedas libremente convertibles) y el motivo de especulación. (Que será su motivo personal primario del uso del “Petrocoin”!)
      3. Cuantos “desbancarizados” usan criptomonedas? Alguna fuente verificable?
      4. No dice nada sobre la cuestión del respaldo, que es el tema del artículo.
      5. En su cuenta twitter dice: “Ja.! Ya hay unos idiotas hablando q el #Petrocoin no va a servir. Q ‘No lo vas a poder cambiar por un barril de petroleo’. Diganle a EEUU, a la Reserva Federal y al Dpto. del Tesoro q Uds quieren su barril a cambio de su dolar a ver con q les salen.!” No me consta que los EEUU pretenden que el dolar sea respaldado por sus reservas de petroleo.
      6. Los “idiotas” quieren saber, como el respaldo de “el petro” puede funcionar.

    • Ciertamente Ronny, ese es el punto. De todos modos, Ángel Emiro, si revisas las experiencia reciente de Zimbawe te darás cuenta que no necesariamente sirven “para que el campesino” tenga acceso a ellas y tampoco necesariamente para combatir la hiperinflación (como tampoco lo ha hecho la dolarización). Por lo demás, en lo que yo entendí de la propuesta, no sería una criptomoneda de usu general sino para que la República realice sus pagos por importaciones. En todo caso por esta vía podrían caer en manos de particulares en el mercado secundario. Pero en resumen, el debate mio en este texto tiene que ver con lo del respldo, que aplicaría lo mismo para moneda “real” si fuese el caso (por eos nunca he estado de acuerdo con la propuesta del Bolivar Oro).

  13. Está claro que con esto de las criptomonedas hay un sin fin de opiniones divididas. Economistas de diferentes escuelas de pensamiento aprueban o desaprueban su implementación, sí, pero Stiglitz trabaja sobre un supuesto negado, Luis: «el control gubernamental».

    Además parece que cuando se trata de romper la hegemonía de las instituciones financieras tradicionales, siempre salen apologistas a justificar al control/financiamiento de la banca internacional sobres las economías nacionales. Es lo que hace occidente desde siempre, así nos han saqueado históricamente. De modo que, con las criptomonedas, según entiendo, el control se les va de las manos.

    Lo cierto es que el mundo se abre a otros horizontes, aún desconocidos para la gran mayoría. Esto causa escepticismo y temor, es lógico que esto sea así. Sin embargo Luis, ante lo que argumentas en tu artículo acerca de la capitalización de los inversionistas a la hora de reclamar las riquezas que yacen en el subsuelo, me pregunto: ¿Qué diferencia tiene apelar a la financiación vía endeudamiento (a la tradicional) con esta revolucionaria fórmula para captar cualquier tipo de divisas? ¿No es romper de alguna manera el cerco financiero de Trump? ¿Cómo sugieres que debe el gobierno atraer inversores para la recuperación económica del país?

    Pero incluso también te preguntaría: ¿Al situarse las criptomonedas como algo superlativo a las 7 monedas de la canasta FMI, siendo su naturaleza de corte descentralizado, no es una salida de la hegemonía mundial, precisamente. de esos organismos capitalistas supranacionales?

  14. Lamentablemente la ciencia de la computación le sigue pareciendo alquimia y brujería a muchas personas.

    Primero hay que leer y comprender los fundamentos científicos y técnicos de esta tecnología antes de referirse a ella como magia de forma sensacionalista.

    pero estas igual igual que mi abuelita que aun prefiere que le pague la luz en la taquilla porque eso del internet no involucra entregarle el dinero a alguien mas, igual que me imagino tendrás escepticismo por la idea de pagar cosas con un carnet (tecnología similar a la idea de los activos digitales).

    lamentablemente en tus fuentes y argumentación no hay una sola mención a la cadena de bloques (blockchain) o la des centralización y a los institutos creados por este fenómeno abarrotados de corporaciones multinacionales queriendo montarse en este tren, por lo que se me hace imposible tomarte en serio, espero que sean pocos los de pensamiento retrogrado ante las innovaciones y no dejen a Venezuela en el atraso y en los procesos analógicos que tanto parecen encantarnos porque no terminamos de salir de ellos.

    te invito a mirar como funciona el CNE en su núcleo tecnológico para que veas que si Chavez hubiera llegado 10 años después hoy contáramos con un estado basado en blockchain.

    atte. un programador

    • Sr. programador. Lo de alquimia no tiene que ver nada con la computación. Estaba haciendo mención estrictamente al tema monetario. De hecho, si relees el título te darás cuenta. Lo que estoy discutiendo en este punto es lo del respaldo, y la discusión sería más o menos igual si fuese con monedas “reales” que con criptomonedas como se planteó. Igual tengo mis observaciones y dudas de otro orden sobre el uso de las criptomonedas, algunas de carácter “técnico” (lo del consumo de energía, por ejemplo) pero la mayoría son de orden económico y sociológico. Te digo lo mismo que a otros, gracias por unirte al debate y si tiene algo elaborado con gusto lo podemos publicar.

      • En cuanto al consumo de energía infórmate del Tangle de las diferentes pruebas y las investigaciones que se hacen día a día para mejorar estos problemas, de nuevo se puede decir que el respaldo del Bitcoin se lo da la confianza de la tecnología que se mueve detrás de el… no hay nada de alquimia es tan real como que 2+2 son 4, así que dejemos de referirnos a los activos digitales intangibles como algo etéreo pues es tan real o mas que el fiat.

        esto es dinero 2.0, no lo puedes comparar al papel moneda pues tiene muchos mas usos, si lo vemos como solo dinero estamos perdiendo el tiempo debatiendo.

  15. Leyendo el Artículo y algunas opiniones, debo decir, que estamos viviendo uaa Emergencia, con peligro y todo, por lo tanto, el Petro es una “Salida Inteligente”, hasta una Jugada Maestra, y que el hecho de que sea para algunos, una especie de Criptomoneda “suigeneris” no debe desmeritarla, por aquello de que las tradicionales están basadas en la “confianza”, que tampoco hay intervención del Estado, entre otras. Es decir, si a algo se le introduce una Variable, como está planteado con el Petro, no quiere decir que incumpla los fines para la cual se está creando, lo cual es lograr una vía alternativa, “asimétrica” para movernos en el campo Financiero internacional ( y que seguramente va a tener efectos positivos en lo interno), en ese sentido, decir que por ser distinta a las tradicionales, no genera confianza, me parece que es una tontería, de alguien envidioso, mala fe o que está dolido ( porque juega para otro lado), igualmente me parece una equivocación, o algo parecido a los ep´tetos anterires, decir que cualquier respaldo en nuestros Recursos Naturales, significa la entrega del país. Me parece que algunos, lo que quieren, es “que al país o al Gobierno ¡se lo coma el Tigre ! “

  16. Es posible que al respaldar con nuestros recursos naturales esa criptomoneda, las transnacionales se apropien de nuestros recursos? si es alquimia quien estará asesorando al presidente maduro y cual su interes’

  17. Este debate es muy interesante, y me parece lógico tener reservas a la hora de proponer algo que quizás no tengamos muy claro su funcionamiento. Mi miedo es un poco lo que comenta Luis Salas, y lo que no termino de entender es, si el bitcoin (por poner el ejemplo más famoso) se puede cambiar por cualquier tipo de moneda y realizar transacciones en cualquier forma de dinero ¿cuánto vale en realidad? o sea ¿cómo se saca esa cuenta? porque dice que vale 10.000 dólares ahorita, ajá, fino, se saca la cuenta y se hace el cambio en función a su valor en dólar, hasta ahí todo bien, pero mi pregunta es ¿cómo se le coloca un precio inicialmente? ¿en qué se basa ese primer valor? dicen que se basa en la confianza de la moneda, pero ¿cómo se mide la “confianza”? ¿cuáles son los valores? ¿quién los decide? ¿en función a qué? ahí es donde supongo que entra el valor en barriles y el resto de las cosas ¿no? entonces, tomando en cuenta eso ¿una persona podría reclamar el cambio de la moneda en lingotes de oro en caso de alguna catástrofe con las criptomonedas? creo que ahí está el meollo del asunto ¿no? por lo menos ese vendría siendo mi miedo. Otro miedo, si está descentralizada ¿cómo evitamos fraudes o estafas dentro de este sistema? entiendo que existe algo llamado Blockchain que es como un graaaan libro contable en donde se registran esas transacciones y que todos pueden tener acceso a esa data (o pedirla en caso de necesitarla? pero ¿quién o quienes manejan eso? ¿cómo se garantiza esa descentralización? ¿no se puede vulnerar? vaya que es complejo.

    • Claro que se puede cambiar Bitcoins a otras monedas y en otras criptomonedas, se suele hacer en muchos lugares con un sistema de subastas y de verificacion de usuarios aderezado con un sistema de reputacion por transacciones. De hecho Venezuela tiene el record de transacciones de Bitcoin en Latinoamerica.

  18. Dioooosssss! Valen todos los comentarios, muy buenos para establecer criterios concretos que alimentarán o sustentaran las bases para establecer y afinar las condiciones de funcionamiento y políticas a desarrollar para que el petro sea prontamente un instrumento de referencia. gracias

  19. BITCOIN TOMORROW, EL DÍA DESPUÉS.

    Comparto plenamente las inquietudes que plantea Luis Salas en cuanto a los riesgos inherentes a la evolución de la moneda a la criptomoneda, pues más allá de todas las bondades que de estas defienden a ultranzas los non plus ultra de la tecnología, sin dejar de reconocerlas, debemos tener en cuenta que en su esencia sigue siendo moneda, tal como fue concebida desde su creación hace unos cuantos siglos, no siendo precisamente en ella como recurso de intercambio de valor donde está la vulnerabilidad en cuanto a su uso, sino en el manejo que se le quiera dar, pues siempre habrá quien busque como diseñar artificios especulativos para sacar el mejor provecho, justificados en la utópica Ley de la Oferta y la Demanda, que para efecto de las operaciones digitales solo existirá en la memoria de los servidores, pero que de acuerdo a su misma lógica no le quitará los privilegios a quienes conserven el poder de manipular el mercado; sobre el particular me permito hacer algunos planteamientos que van más allá de lo meramente teórico y de lo que es el deber ser, que cada quien en su legítimo derecho desde su perspectiva defiende.

    En principio, es importante que se tenga en cuenta que la aparición de las criptomonedas no necesariamente significa que el poder de las corporaciones va a dejar de existir; estas también evolucionarán y de seguro encontrarán la forma de apropiarse de sus bondades según su lógica como lo han hecho siempre, por recordar tan solo un ejemplo vale citar el origen de las hojas de cálculo electrónicas, inventadas por un estudiante para facilitarse las operaciones matemáticas que llamamos de carpintería y que resultó tan bueno el invento, que terminó siendo patentado por una de estas corporaciones y al infortunado joven no le quedó más que la fama de haber sido el ingenioso creador de la tan versátil y más comúnmente usada herramienta.

    Las criptomonedas no están exentas de esta realidad; uno de los aspectos que más llama la atención es la razón de ser por la cual Satoshi Nakamoto, a quien se le adjudica la creación del algoritmo que le da soporte, durante tanto tiempo haya decidido permanecer en el anonimato, siendo lo peor que estando en la red no haya sido descubierto y aun después de que alguien dijo ser él, se mantengan ciertas reservas sobre su verdadera identidad y se sigan dando lugar a cualquier clase de especulaciones sobre quien verdaderamente está detrás (¿Microsoft, Google, Apple, Android, Yahoo, IBM..?), encubriéndose bajo la honorabilidad, la disciplina, la inteligencia y la intachable conducta que se le atribuye a los japoneses, como mera estrategia de marketing, a lo que solo le faltaría promocionarlo con alguna de las conferencias que dicta Yokoi Kenji, el Colombiano-Japonés. Solo de lograr su posicionamiento a nivel global, lo que requiere de toda una maquinaria para generar la confianza requerida, ya genera suspicacia

    No se discute que en efecto haya sido una creación revolucionaria con el objeto de querer descentralizar la emisión del dinero; ahora, pero tampoco se desconoce otra realidad, que es a quienes es que más favorece tal propiedad; ya que para el caso del Bitcoin, por ejemplo, dada su vinculación con el dólar, quien posea el privilegio de crear dólares de la nada; o sea, mediante compromisos de deuda, no encontrará dificultad alguna a la hora de querer hacerse, a través de una simple transacción de intercambio, de la constantemente en ascenso y apreciada criptodivisa; que también se crea de la nada en el computador de cualquier minero, de lo que por cierto a diferencia de la primera, tiene límite, que es de 21 mil millones de unidades. Es ahí donde está precisamente el juego, pues con el poder de crear burbujas, con tan solo hacer una calculada y discreta inversión para inducir el alza de su valor, se estimula y se contagia al mercado para que haga crecer dichas burbujas como medio de refugio para que cada quien resguarde su patrimonio.

    Lo anterior supone que quien posea el privilegio de endeudarse en dólares creándolos de la nada, le representa el mejor negocio del mundo invertir en bitcoin, ya que al vencer el plazo de la deuda podrá honrarla cómodamente con las ganancias que les deje la apreciación de la mencionada criptomoneda que él mismo estimuló, con las que también podrá honrar sus otros compromisos de deuda, previamente adquiridos.

    La pregunta obligada es: ¿Quién pierde? Y la respuesta es simple, los acreedores; si, los que en algún momento antes de la aparición de las criptodivisas depositaron su confianza en bonos de la US deuda como el mecanismo más seguro para preservar el valor de sus activos, que en una muy buena parte fueron adquiridos mediante el esfuerzo productivo de toda una vida de trabajo creador de bienes y servicios, capitalizado por grandes emporios que optaron por invertir en ello.

    En simples palabras, los manipuladores de su deuda lo han vuelto a hacer; lo hicieron en 1971 desvinculándose del Patrón Oro y ahora lo hacen de forma muy discreta y muy encubierta, desvinculándose poco a poco del Patrón Dólar. Ante esta situación, los tenedores de bonos tampoco pueden actuar desesperadamente y deshacerse masivamente de ellos para refugiarse en las criptomonedas, pues estimularán una estrepitosa caída en los mercados bursátiles y les podría representar grandes pérdidas y hasta el colapso de la economía mundial.

    Esta es una de las aristas en la que China, uno de los mayores tenedores de bonos de US deuda, se mantiene en constante vigilancia y por ello su cautela, sobre lo cual como respuesta sale al paso con el Petroyuán respaldado en oro; sin embargo, de no tomarse las precauciones en el mercado aurífero con respecto a la apreciación del Bitcoin y las criptodivisas en general, el valor del preciado mineral podría terminar reducido a la nada como lo está siendo el dólar y como lo terminó siendo el petróleo luego de la desvinculación del patrón oro; que después de haber costado el equivalente a 36 onzas troy por barril en 1971, llegó a costar el equivalente a 3,6 onzas troy por barril en 2016, es decir, diez veces menos.

    Por otra parte, de solo pensar en la criptodivisa como medio de intercambio para sustituir al dinero convencional ¿dónde queda el papel de la banca como institución crediticia?, o ¿alguien ya pensó en la creación de mecanismos de financiamiento en criptodivisas a ser cancelados en criptodivisas, para quien lo requiera?, ¿cómo funcionarían?, otra cosa, ¿una vez estas sean minadas en su totalidad y sean el medio de intercambio global, qué pasará con la soberanía de cada país para incrementar la masa monetaria según lo requiera para ajustarse a la dinámica del crecimiento de su economía en su dimensión real?

    ¿No será mejor volver al Patrón Oro como única referencia válida para establecer equivalencias entre todas las monedas del mundo y que cada país respalde su moneda con bienes de valor tangible equivalente? Esto para nada va en contra de la evolución de la moneda de metal y papel al dinero electrónico, lo que si debe ser revisado es la filosofía para la creación del dinero, pues podemos terminar trabajando para quienes ya están pensando en cómo mantener su hegemonía imperial.

    Para cerrar, si en nuestro país se piensa en una divisa electrónica respaldada en petróleo ¿para qué se requiere que surja de la criptominería? ¿esto no supone que el minero que logre crear la moneda y se la quede, tenga derecho sobre la cantidad de petróleo que representa? ¿qué significaría ello? Simple, que mientras los gringos pueden emitir dólares de la nada para hacerse de Bitcoin, nosotros tenemos que extraer barriles de petróleo para hacernos de nuestros Petrocoin.

    Entonces ¿Realmente se requiere crear una criptodivisa o de emitir una divisa digital respaldada en petróleo?

    …para la reflexión y análisis.

  20. El debate es super interesante, alimenta la cantidad de opiniones encontradas y nos abre el entusiasmo a aprender y descubrir la tecnología blockchain, sin embargo como experimento a mediano y largo plazo es posible, el gran dilema como un simple ciudadano, es responder a la pregunta que muchos nos hacemos, como el “petro” nos va ayudar en el futuro INMEDIATO , por que el poder adquisitivo se pierde cada dia, la hiperinflación nos desborda cada dia, soy un empleado asalariado de la clase media y con mi sueldo mas el de mi esposa no alcanza para suplir ni las necesidades básicas hoy….. como esta criptomoneda me va auxiliar en enero…febrero, dudo que podamos aguantar un tiempo mas de posibles experimentos

  21. añadiria a la pregunta formulada por Riera ….quien pierde?……otra pregunta……QUIEN PAGA?…porque todo esto tarde o temprano alguien lo debe pagar…..y lo pagara con trabajo…porque en fin de cuentas todo se paga con trabajo….llamese dinero hecho en piedra, en oro , en plata, en bono, en acciones , en papel o criptomoneda….al fin y al cabo todo es lo mismo …expresion de trabajo acumulado…y mientras mas facil es de movilizar ….mas facil alguien lo acumula para si.

  22. lo mas doloroso es cuando se paga con hambre porque ya no hay donde ni conque trabajar ya que quedamos sin nada….quizas debamos llegar a ese estadio…para darnos cuenta de que es lo esencial y despejar los espejismos que esta sociedad crea…..hay que repensarnos como cultura , como sociedad , como seres humanos….estamos entrampados en nuestras propias miserias…mas alla de los errores de tirios y troyanos, de gobierno y oposicion.

  23. Estoy mareada. Creo que despues de leerl@s…a tod@s, me quedo X siempre con Chávez ! INVENTAMOS o ERRAMOS ! Y el Presidente Maduro también se quedó con nuestro Chávez e INVENTÓ! Apoyo esperanzada que el INVENTO de nuestra criptomoneda, EL PETRO, SÍ ayudará a la PATRIA para vencer la GUERRA ECONÓMICA y su criminal dolar.

  24. “El problema que se denuncia en estos casos, no es el del respaldo (que no existe), sino justamente que como no existe respaldo pero tampoco transparencia ni regulación pública (por eso justamente se llaman cripto-monedas, vocablo derivado del griego kryptos: “escondido”), son altamente sensibles para realizar estafas, al tiempo de convertirse en escondite para encubrir dineros provenientes de actividades ilícitas y evadir impuestos.”

    Completamente equivocado con este planteamiento. El sistema de la red BitCoin es de codigo abierto, y justamente su ventaja radica en la transparencia de la plataforma. La red bitcoin es un red que lleva un control de todas las transacciones echas, de manera colectiva y abierta. De hecho al instalar una cartera bitcoin en un dispositivo, este verifica TODAS LAS TRANSACCIONES EXISTENTES EN LA HISTORIA DEL BITCOIN antes de darse de alta en la red.

    Ahora, verdaderos problemas del bitcoin a nivel tecnico. Los verdaderos problemas ocurren de lado de usuarios finales mas que de la propia red. El algoritmo de funcionamiento del BitCoin esta diseñado para autoprotegerse y estabilizar la cadena de bloques en caso de que ocurra algo. Es posible hackear a los usuarios o los prestadores de servicios (como el reciente caso de NiceHash.com) donde la gente se reune para minar o almacenar sus monedas en la nube, mas no es responsabilidad de la red o del sistema protocolo BitCoin.

    Por ultimo, el anonimato SI se presta para transacciones ilicitas, pero es algo que ya hoy ocurre con grandes capitales, bancos y dinero en efectivo…… Las regulaciones deben ir por otro lado a mi parecer.

    Aunque es un asunto tecnico no debe escapar al entendimiento de quien pretenda hablar o aconsejar en la materia

  25. si hemos basado la economía del pais en la renta petrolera a partir de la extraccion del petroleo como acabaremos con el rentismo ahora que la petromoneda plantea que ni siquiera hara falta extraerlo???

  26. Para empezar quiero aclarar que no soy economista pero soy un entusiasma el tema económico y me preocupa profundamente la dirección en la que vamos como creo que a todos los que escriben aquí. Sin embargo, me parece algo irresponsable de parte del gobierno anunciar todo esto del Petro dejando al aire tantas preguntas, como por ejemplo si sera una criptomoneda de uso general (como el Bitcoin o Ethereum) o sera un mecanismo de pago/deuda emitido por la republica (SUCRE, Bonos, etc.).

    Creo que estamos malacostumbrados a todo esto de “anunciamos que anunciaremos unos anuncios” y terminan por no anunciar ni hacer nada. Hay que ver si de verdad se concreta.

    Ahora bien, para no salirme del tema del respaldo que es el asunto principal del articulo, me preocupa cuál va a ser el mecanismo para establecer el valor del Petro. Si por ejemplo, van a establecer equivalencias en cuando a la cantidad de barriles que se pueden adquirir con un petro nos pondría en desventaja en cuanto a que si el valor del petróleo aumenta lo estaríamos “vendiendo” mas barato. De igual manera si va a ser un valor flotante y se utiliza el dolar como referencia seria una franca mentira que estamos saliendo de su hegemonia, me atreveria a decir que nos hundiriamos más.

    En base a estas consideraciones, me gustaría preguntarle respetuosamente al Sr. Salas, ante el escenario de que el Petro sea como usted menciona en un comentario un mecanismo para realizar “pagos por importaciones”:

    1. ¿Piensa usted que realmente la República esta en condiciones de emitir Petros de manera fiduciaria y sin respaldo en recursos naturales?.

    2. ¿El ocultismo de las criptomonedas no seria incluso más perjudicial para el caso de la deuda venezolana donde la transparencia brilla por su ausencia y los ciudadanos no sabemos en realidad cuanto debemos y a quien?

    3. ¿No seria mejor enfocar los esfuerzos y los recursos en arreglar el desastre cambiario que es al día de hoy el Bolivar?

    Saludos Cordiales

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. LA PETRO MONEDA EXPLICADA FACILITO - Supuesto Negado

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*