Petro y criptomonedas: mitos y realidades (II)

Por: José Gregorio Piña T.

Este escrito es un complemento de las consideraciones que publicamos el pasado 19-12-17 sobre el mismo tema, consideraciones que están plenamente vigentes y sin respuesta, por lo que invitamos a tenerlas en cuenta en su integridad, junto a lo siguiente:

  1. La propaganda oficial sobre el tema plantea inexactitudes, medias verdades y argumentos antagónicos en su esencia.
  2. Lo procedente en el caso en el que un Estado-Nación emite una moneda es que prohíba y persiga la circulación en su territorio de cualquier otra moneda, hasta por elementales razones de competencia, como, en efecto, lo hicieron China, Rusia y demás integrantes del Grupo BRICS.
  3. A pesar de los mecanismos de seguridad y monitoreo inmersos en la cadena de bloques, la bolsa de criptodivisas de Tokio se declaró en quiebra en febrero 2014 alegando que cerca de 500 millones de dólares en bitcoins habrían sido robados.
  4. Una situación similar se presentó en Hong Kong con el robo de US$ 65 millones en la moneda digital de la bolsa Bitfinex en el 2016.
  5. En noviembre 2017 se reportó el caso de la empresa Parity donde un acceso ilícito congeló cientos de millones de US$ en la criptomoneda Ethereum.
  6. La empresa The DAO perdió US$ 50 millones en Ethereum.
  7. La empresa NiceHash, especializada en el “minado” de criptodivisas anunció el 7 de diciembre de 2017 que le habían robado todo el contenido de su cartera virtual: 4.736 bitcoins, con un valor de US$ 63 millones.
  8. Según lo establecido al día de hoy, el valor en US$ de cada Petro estará alrededor de los US$ 55 en la colocación primaria de la emisión inicial. ¿A qué tipo de cambio con respecto al bolívar (VBF) será subastado inicialmente el Petro? Téngase en cuenta que el Estado sólo percibirá el ingreso inicial del contravalor que se establezca para la colocación inicial; futuras eventuales apreciaciones sólo beneficiarían a los tenedores del Petro.
  9. Con la colocación inicial, el Estado venezolano pierde la posibilidad de aplicar futuras tasas de cambio más favorables del US$ y otras divisas en la conversión con respecto al VBF, porque ya el petróleo (u otro bien de respaldo) estará vendido.
  10. Es obvio que si el tipo de cambio establecido en la colocación inicial del Petro es percibido como bajo, será inevitable el arbitraje por parte de los compradores, con la reventa en otras divisas en el mercado ¿ilegal?, como ya ocurrió con emisiones de títulos soberanos de Venezuela denominados en divisas, asunto que, curiosamente, no ha sido investigado y ni siquiera comentado por los órganos de control del Estado.
  11. Por el contrario, si el tipo de cambio de subasta es alto, pudiera ser una validación oficial del tipo de cambio del mercado ¿ilegal?
  12. En cualquier caso, no se podrán impedir transacciones particulares con Petros hacia o desde cualquier otra moneda, incluida el VBF, basadas en la tasa cruzada (cross rate) con el US$ y el Bitcoin, según los valores del mercado ¿ilegal?
  13. Ponemos ¿ilegal? entre signos interrogativos, porque no nos queda claro ahora el panorama legal venezolano en materia monetaria y cambiaria.
  14. ¿Estamos ante una derogación disimulada del control cambiario?
  15. De hecho, si como ha sido establecido, el Petro circulará libre y legalmente dentro del país con poder adquisitivo y liberatorio, ello implica la derogación implícita por parte del Estado del hasta ahora signo monetario constitucional y legal de Venezuela, el Bolívar (VEF).
  16. Lo anterior implica la disolución de facto del Banco Central de Venezuela; ente que ya resignó sus facultades estadísticas y de centralización de las Reservas Internacionales y tiene fuera de operación, por inviable, a la Casa de la Moneda. Si ahora deja de ejercer sus competencias exclusivas y obligatorias (CRBV; art. 318) en materia monetaria y cambiaria, el objeto de existencia del BCV queda sin efecto.
  17. Se ordena, por ahora, la emisión de 100 millones de Petros, y se dice que valdrán, conforme a su respaldo, lo mismo que el valor promedio (suponemos) del valor de 1 (un) barril de la canasta de petróleo de exportación venezolana; es decir, que la emisión inicial será equivalente a aproximadamente US$ 5.500 millones.
  18. Lo anterior significa, en términos gruesos, la venta indirecta del equivalente aproximado de seis meses de exportaciones netas de petróleo venezolano, excluyendo lo comprometido en Petrocaribe y los Fondos Chinos.
  19. ¿Se ha pensado en la factible posibilidad de que algunos fondos inversores adquieren en el mercado secundario los Petros, aun con prima, con la intención de reclamar el respaldo en petróleo?
  20. ¿Se piensa en que será factible operativa y comercialmente la explotación y venta simultánea de la extracción regular de PDVSA y empresas filiales y asociadas, y de la extracción adicional necesaria para honrar el reclamo del respaldo del Petro por parte de los tenedores del mismo?
  21. ¿El escenario antes planteado encaja en los arduamente batallados acuerdos de la OPEP?
  22. Si, como ha sido establecido, se permite dentro del país de manera legal la generación (minado), intercambio y, sobre todo, circulación con poder liberatorio, de cualesquiera criptomonedas, el valor de capitalización de las mismas, a la fecha, superaría el tamaño del PIB venezolano; y si se asume el valor equivalente según el mercado ¿ilegal? de divisas, podrían los tenedores de esas criptodivisas, al menos en teoría, adquirir, por ejemplo, toda la riqueza inmobiliaria privada de Venezuela.
  23. ¿Por cuál razón válida cualquier Estado-Nación ha de permitir, fomentar, promocionar y apoyar que particulares emitan sus propias monedas prácticamente de la nada y sin contraprestación, competidoras de la moneda que emita ese Estado; en el caso venezolano aprovechando adicionalmente el subsidio de la electricidad? ¿En qué se diferencia esa actividad, de la falsificación de moneda o de los Esquemas Ponzi (vulgo “pirámides”)?. Estas preguntas han venido siendo obviadas por el relativo escaso peso relativo de las citadas actividades; pero el panorama tiende a cambiar.
  24. Lo anterior no se debe confundir con la emisión de las llamadas “monedas comunales”, que, como lo indica su nombre genérico, son acordadas, emitidas, repartidas e intercambiadas por una comunidad, para su uso exclusivo, y sin lucro particular.
  25. La ganancia primaria que efectivamente tendrán los mineros e intermediarios (que sí los hay, a pesar de lo que sostienen lxs interesadxs) por su actividad, así como la eventual ganancia por apreciación o por arbitraje con otras monedas que pudieren tener los tenedores de las criptodivisas, todas, incluido el Petro ¿estará controlada y sujeta a impuestos según las leyes venezolanas?.
  26. Si un Estado legaliza, avala, promociona y apoya la minería, intercambio y circulación libre de criptomonedas particulares, ¿asumirá institucionalmente el riesgo moral y financiero asociado a eventuales fraudes, pérdidas, robos y bloques de dichas criptomonedas? Para responder a esta interrogante, contémplese, por analogía, la actividad bancaria.
  27. Al parecer, se están obviando las evidentes aristas macroeconómicas y monetarias de la emisión y circulación masiva de criptomonedas, incluyendo la creación de liquidez monetaria adicional por vías particulares. Como ya dijimos, los efectos agregados de las criptomonedas han sido desdeñados hasta ahora por el relativo poco peso de las mismas.
  28. En el caso venezolano, ¿Qué órgano o ente recibirá y administrará lo percibido por las colocaciones iniciales del Petro? Nótese que al tener el Petro un respaldo distinto al de las Reservas Internacionales, el monto percibido por dichas colocaciones iniciales no quedará esterilizado, es decir, que no habrá disminución equivalente en la Liquidez Monetaria (M2), como sí ocurre cuando el BCV vende divisas de las que integran las Reservas Internacionales.
  29. En el artículo anterior, ya precisamos que las recientes decisiones de China y Rusia de emitir sus propias criptodivisas, son distintas tanto del Petro como de las criptomonedas de emisión privada, porque ambas tendrán respaldo y libre e inmediata convertibilidad en Oro Monetario ya extraído, refinado y certificado.
  30. Creemos que no es el caso de invocar la “creatividad”, concepto que implica necesariamente viabilidad y mejora global con respecto a lo ya existente. Algunas cosas teóricamente planteadas no son implementada por la falencia en cuanto a los atributos citados.
  31. El video donde el Comandante Chávez aparece hablando sobre el Petro, no constituye plena prueba, como se dice en Derecho. Existe un video donde Chávez declara que “no es marxista ni comunista”; aunque hay otro, asumimos que posterior, donde declara lo contrario. En cuanto al Petro, la pregunta es por qué Chávez no lo implementó en los años de mejores ingresos en divisas y altos precios del petróleo. Por el contrario, hemos hablado con varios testigos presenciales de que el Comandante Chávez desistió de la idea, por el tema del respaldo en activos no disponibles que ya explicamos. Por algo, China y Rusia, y en su momento Libia, lo enfocan con respaldo tradicional de bienes disponibles, que no han sido previamente monetizados, y que están en Reserva y de los cuales pueden desprenderse.
  32. Para cerrar, absténgase en este caso, de apelar al epíteto de “escuálido”, ya que no los somos, o el insulto de “dinosaurio”, favorito de quienes se creen más inteligentes que el resto, ya que somos analista de sistema y experto en planificación, con visión holística informada y tenemos vasta experiencia en finanzas y banca central.

7 Comentarios en Petro y criptomonedas: mitos y realidades (II)

  1. Preguntas que me hago al respecto, producto de mi ignorancia;
    ¿si las monedas representan la cantidad de bienes y servicios que existen en la sociedad que las usa, y estas criptomonedas nacen de la nada, y si es tan rentable minar estas, quien generara la energía eléctrica que requieren las computadoras para minar, que fabricara las computadoras, porque si yo soy un trabajador, y el minar es mas lucrativo que trabajar, dejo de trabajar e instalo una computadora, por supuesto si puedo comprarla, y vivo de lo que supuestamente produce ese intercambio de datos?
    ¿si yo creo una criptomoneda llamada maíz (M) y establezco una relación 1M=1/8P, y hago un lanzamiento inicial de ochocientos millones podría comprar los cien millones de petros que emitirá el estado sin perder un cabello mas?
    ¿escuche una intervención del superintendente Vargas dando como ventaja de Venezuela para la minería de criptomonedas, que en nuestro país cuesta 150 dolares minar un bitcoin o algo así, a diferencia de otros países donde supera los 1500 dolares, sera una invitación a “inversionistas extranjeros” que instalen en el país estos robot para minar?
    ademas dijo que se podrían comprar desde 0,10 petro, es decir un trabajador que gane al menos hasta cinco salarios esta excluido de esta oferta, porque todo ese ingreso solo resuelve con muchas dificultades la alimentación, o que se establezca una relación 1$/10BsF, seria la única forma de que podamos acceder quienes estamos dentro de ese universo, y después como cambiaran esos dolares quienes compren el petro o su porción, ¿10?¿3600?¿120000?
    ¿y si quienes adquieran los petros exigen de inmediato el respaldo, eso no atenta contra la decisión tomada en el marco de la OPEC de recorte de producción, no tumbaría los precios nuevamente si se pudiese producir ese excedente de petróleo, y si no podemos producir ese excedente de barriles para responder a los tenedores por deficiencia de capacidad instalada, que pasara?

  2. La moneda nacional esta colapsada, el BCV es un cascaron vacio que no sabe ni como reslver el problema del monopoly de los hijos de los diectivos, y el estado-nación esta derrumbado, lo mejor que pueden hacer los politicos actuales en el poder, su aporte es terminar de eutanaciar ese estado-nación, ese sera su legado historico.

  3. José Gregorio, esta noche estuve escuchando con atención al superintendente Carlos Vargas en el programa “Con Amorin”……el insistió mucho al referirse al Petro como un criptoactivo, una forma de protección, incluso puso un ejemplo sencillo de un comerciante que al final del dia convierte 10 millones de bolívares de sus ventas en Petros haciendo uso de su “billetera digital”…..aunque también habló de la posibilidad de usarlo como medio de pago cuando su aceptación se haya generalizado, pero no como moneda substitutiva del Bolívar…..¿que opinas acerca de eso?…..

  4. La confusión que reina en quien escribió el articulo, simplemente muestra la desconexión que tiene de la situación politica economica del pais, preguntas sin respuestas muestra su confusión, lo que en definitiva sea el petro para venezuela dependera del marco en cual se desenvuelva sea con sanciones o sin esta, una vez se despeje esa incógnita se sabrá que es el petro, si un titulo de deuda o un medio de pago, esto deberia definirse en el marco de las reuniones de dominicana. Hoy el petro es como la adivinanza oro parece plata no es, que es? asi que para que aclare el panorama ubique el petro en el marco de los dos escenarios

  5. Al seudónimo “henry”: No entendemos el ataque personal, porque cuando hacemos preguntas, a las que alegas que no le damos respuesta, es debido a que no nos toca responderlas, sino a los autores e implementadores del Petro. Creemos que el “confuso” y “desconectado” es quien hace el comentario, poco claro por lo demás, porque lo de los escenarios que cita, sea cual sea el que predomine, no guarda relación directa con lo expuesto en los, por ahora, tres artículos que hemos publicado, en el sentido de que bajo cualquiera de dichos escenarios, lo planteado tiene igual vigencia, ya que las sanciones no podrán abarcar todo el espectro de acción de Venezuela, precisamente con el uso de criptomonedas y otros canales financieros y mercados en países que no están bajo el control de los países sancionadores, como está dicho en los citados tres artículos.

    • Sus articulos, comentarios y opiniones son valorados razon por la cual muchos estamos aqui leyendo y comentando.

      Creo que el argumento es que en su mayoria (sus articulos) se hacen para defender un gobierno improvisado que aplica politicas desacertadas y uds terminan describiendo las decisiones tomadas, pero aveces no pueden defender lo indefendible… y ese es el caso del petro. Es algo que por ahora no pareciera tener pies ni cabeza y definitivamente no va a servir si no para confundir mas la poblacion, remover algo de liquidez y aumentar los pasivos del estado. Si yo compro un petro a $50 y el ano que viene sube a $70 el barril… quisiera mis $70 por petro que el estado va a tener que pagar aun cuando el barril sigue en el subsuelo.

  6. Yo no invertíría en algo que a todas luces es improvisado, no estaría tranquilo con que tipo de seguridad emplearía. O hasta que aclaren completamente este arroz con mango, les sugiero a los que quieran hacerlo en un proyecto de verad que lo hagan el algo como TRADER una criptodivisa verdadera con un concepto novedoso y respaldado por un conglomerados de empresas traiding y la banca de inversión, lo que quiere decir: gente muy seria que no va a invertir para perder

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*