Petro y criptomonedas: mitos y realidades (IV)

CRipto-4-

Por: José Gregorio Piña T.

Este escrito es un complemento de las consideraciones que publicamos en tres artículos previos (ver: I, II, III) consideraciones plenamente vigentes y sin respuesta, por lo que invitamos a que sean tenidas en cuenta en su integridad, junto con lo que sigue.

  1. Queremos comenzar agradeciendo a quienes nos han formulado comentarios favorables en relación a los artículos precedentes; especialmente a las colegas Judith Valencia y Pasqualina Curcio C. y a los colegas Tony Boza, Justo Bustamante y Henry Hernández.
  2. En segundo término, queremos precisar que, cuando en el final del tercer artículo de esta serie admitíamos la posibilidad de que el Petro fuere transado en la colocación inicial, al menos, mediante pago con otras criptomonedas “convertibles a divisas”, nos pareció obvio que nos referíamos a criptodivisas soberanas con respaldo, como son el caso de las respectivas criptodivisas de China y de Rusia. Sin embargo, valga la precisión; toda vez que no consideramos conveniente que el pago por el Petro en colocación inicial, sea con criptomonedas fiduciarias, porque sería cambiar una moneda verdaderamente dicha por una particular sin respaldo alguno.
  3. No consideramos que la emisión y colocación inicial del Petro por parte del Estado venezolano sea “una privatización de la Faja Petrolífera del Orinoco”, como peyorativa e insidiosamente sostienen algunos y algunas. Ya hemos dicho que se trata, en todo caso, de una venta de petróleo mediante una modalidad nueva.
  4. También es un infundio generado por la “guerra sucia” sostener que el Estado venezolano usará el Petro para actividades ilegales, en el sentido de conexiones con el delito; y en cuanto a la legalidad formal interna, ello es atinente a los pronunciamientos del Tribunal Supremo de Justicia, en concordancia con las actuaciones de la Asamblea Nacional Constituyente.
  5. Por definición, en cada país se consideran divisas todas las monedas distintas de la moneda que emite el respectivo Estado de dicho país. Sin embargo, según lo que hasta ahora ha sido dicho por diversos voceros institucionales, incluso de manera contradictoria; se deduce que el Petro se comportaría como una divisa, en relación a lo interno de Venezuela, y así lo admite y define al Petro el Ejecutivo Nacional en el decreto de creación de la Superintendencia de Criptoactivos.
  6. Por otra parte, el Ejecutivo Nacional anuncia la reanudación de la venta de divisas a través de los mecanismos institucionales del Estado; venta que hasta ahora ha estado sujeta a mecanismos de control y asignación relacionados con la restricción legal vigente de la libre convertibilidad del signo monetario venezolano (VBF) a divisas y de las medidas atinentes a la administración de divisas por parte del Estado venezolano.
  7. Surge entonces la pregunta de si la colocación inicial del Petro por parte del Estado venezolano estará sujeta a los mismos o similares mecanismos de control y asignación que ¿rigen? para el resto de asignación y venta del resto de las divisas en Venezuela. Hasta ahora, la propaganda, más que precisiones, nos parece que deja entrever que para el Petro no regirán los citados mecanismos.
  8. De ser lo anterior el caso, ¿habrá dualidad de tratamiento, según de la divisa de que se trate? O, definitivamente, se deroga todo el ¿vigente? esquema cambiario venezolano.
  9. Téngase en cuenta que razones estructurales asociadas desde hace décadas a la aversión privada a la inversión interna, cuyo análisis no haremos en este artículo, así como el elemento político asociado ahora con componentes de la Guerra Económica, han forzado al Estado venezolano, no de ahora, sino desde hace décadas, a mantener restricciones a la libre convertibilidad de la moneda, mayormente en la cuenta de “Capital” de la Balanza de Pagos del país, y a establecer mecanismos de administración de divisas tendentes en diverso grado, según las épocas, a propiciar que la asignación de divisas propiedad del Estado, es decir, un bien común, responda a las necesidades prioritarias de la sociedad venezolana.
  10. Tal administración de divisas es algo deseable, aun ante la persistencia de fallas en el control posterior, asunto que no invalida la necesidad de administrar las divisas y que apunta es hacia el necesario perfeccionamiento de los controles necesarios, hoy en día con amplio apoyo de la misma tecnología que tanto se ensalza para otros propósitos, como ahora para la creación del Petro.
  11. Suprimir los mecanismos de control citados propiciaría, ahora por otra vía, la exacerbación de la crónica fuga de divisas, bastante atenuada por dichos mecanismos; si el Petro es asignado sin condiciones, simplemente a los “ganadores” de la subasta o, posteriormente, si al final fuere el caso, a quien culmine la generación de un “bloque” mediante el respectivo algoritmo.
  12. En el hipotético escenario arriba señalado, poca ventaja obtendría el Estado, entendido como sociedad en pleno, salvo el ingreso inicial del pago por los Petros.
  13. Incluso en el caso de que quien adquiera Petros en colocación inicial realice una compra de un bien en el exterior, ¿qué impediría que, como viene ocurriendo con otras divisas adquiridas en los canales institucionales, dicho bien sea vendido a un precio referenciado con valores artificiales notoriamente más elevados?, caso en que no se haría muy difícil la posibilidad de intentar acción legal, si el Petro ha sido vendido sin condición alguna.
  14. Hemos escuchado y leído comentarios del tenor de que el respaldo “no es el petróleo, sino las reservas de la FPO” (frase que escapa a nuestro entendimiento) o “que el respaldo no debe entenderse como una garantía”, frase criptica que deja entrever, sin atreverse a afirmarlo, que el respaldo no sería exigible; u suposiciones de quienes quieren interpretar que en el contrato de compra-venta de crudo físico establecido como respaldo del Petro pudieren establecerse restricciones sobre el reclamo de ese petróleo.
  15. Al respecto de la antes dicho, aclaramos que, similar al viejo chiste que concluye con la frase “atraco es atraco”; en el caso bajo análisis, “respaldo es respaldo”; por lo que una hipotética negativa o restricción a la exigencia de entrega del respaldo del Petro, le quitaría tal cualidad, anulando la ventaja evidente que sí tendría el Petro; hecho que sería público, notorio y comunicacional y afectaría de manera adversa la aceptación y circulación del Petro, asimilándolo al común de las criptomonedas sin respaldo ya conocidas.
  16. “Respaldar una moneda es una acción que sirve para asegurar un valor a una moneda por medio de garantizar la posibilidad de canjearla por otra u otras monedas o commodities. Este respaldo en commodity puede ser en bienes materiales (oro, plata, etc.), una moneda diferente (Euro, Dólar, etc.) o medios inmateriales (impuestos, bonos del tesoro, etc.). La definición estricta de ‘respaldo’ significa que alguien que tiene la moneda respaldada tiene una herramienta legal para reclamar un rembolso por igual valor, si así lo deseara, en lo que esta respalda esa moneda, ya sea en físico o no”; Referencia: Lietaer, B.A., G. Hallsmith, (2006) Community Currency Guide, Global Community Initiatives.
  17. Si alguien pensare que la restricción de entrega del respaldo pudiere ser temporal, diferida en el tiempo, entonces el valor financiero del Petro en su colocación inicial y circulación posterior estaría afectado por el descuento que reconozca el costo financiero de traer a Valor Presente dicha entrega a futuro; es decir, que no sea exigible de manera inmediata.
  18. No obstante, pareciera que quienes declaran sobre el tema han asimilado la noción de que efectivamente se trata de un respaldo monetario en los términos que dicho concepto implica.
  19. Ya dijimos que el bolívar (VBF) sí tiene respaldo y el mismo es exigible plenamente en un ámbito de libre convertibilidad de la moneda, bajo la forma de adquisición de divisas (que forman parte de dicho respaldo), o exigible de manera condicionada en un ámbito de restricción legal de dicha convertibilidad.
  20. Sin embargo, reiteramos que el Petro sí tiene aspectos positivos que pueden y deben ser aprovechados; pero ante la pregunta que algunos camaradas me han formulado en relación a si se puede corregir lo ya aprobado y cómo hacerlo; debemos decir que creemos que sí se puede y se está a tiempo; y los parámetros se deducen de lo que hemos escrito en estas cuatro entregas sobre el tema, los que ahora repetimos, mejorando la claridad de lo dicho en el tercer artículo.
  • Que no sea moneda, sino únicamente activo financiero (como las acciones y bonos).
  • Que no se transe en bolívares, sino únicamente en divisas libremente convertibles y en otras criptomonedas soberanas (emitidas por Estados) que tengan respaldo.
  • Que el Estado ejerza el monopolio de la minería de Petros y prohíba la libre circulación de las criptodivisas.
  • Que el respaldo del Petro sea mediante certificados negociables registrados en la bolsa de valores de Shanghái; aunque seguirá siendo una venta a futuro de petróleo, o de oro y diamantes.
  • Que las intermediarias transaccionales estén en la esfera de influencia de China y Rusia, para que las divisas puedan ser transferidas factiblemente a las cuentas del gobierno nacional, y no bloqueadas por las sanciones vigentes o futuras en el bloque occidental contra nuestro país.
  • Considerar, recomendamos, que el Estado no venda los Petros, sino que los use directamente para sus pagos internacionales; y sólo reciba Petros para compra de petróleo venezolano.
  • Alternativamente, considerar que sea PDVSA el ente emisor de los Petros, habida cuenta de que administra el petróleo y cuenta con la tecnología; y que PDVSA use los Petros emitidos para pagar deuda al BCV y, a su vez, el BCV, ejerza sus competencias constitucionales y venda los Petros en lugar de otras divisas que posea. Esta alternativa, adicionalmente, recogería Liquidez Monetaria y mejoraría los Estados Financieros de ambos entes, lo que no sucedería con cualquier otro mecanismo de venta de Petros, ni en colocación primaria, ni en el mercado secundario. Como se nota, este esquema encaja mejor en el esquema legal y operativo que hasta ahora ha regido el tema monetario y cambiario en Venezuela.

 

.

6 Comentarios en Petro y criptomonedas: mitos y realidades (IV)

  1. Aunque comparto mucho de los planteamientos, hay otros en los cuales no comparto, pero si antes algo me preocupaba, ahora me preocupa aun mas.
    “Suprimir los mecanismos de control citados propiciaría, ahora por otra vía, la exacerbación de la crónica fuga de divisas, bastante atenuada por dichos mecanismos; si el Petro es asignado sin condiciones, simplemente a los “ganadores” de la subasta o, posteriormente, si al final fuere el caso, a quien culmine la generación de un “bloque” mediante el respectivo algoritmo.”
    “En el hipotético escenario arriba señalado, poca ventaja obtendría el Estado, entendido como sociedad en pleno, salvo el ingreso inicial del pago por los Petros.”
    “Que no se transe en bolívares, sino únicamente en divisas libremente convertibles y en otras criptomonedas soberanas (emitidas por Estados) que tengan respaldo.”

    Ahora bien, todo esto me hace pensar que para que esto ocurra se mantendra vivos los insentivos para los captadores de renta, uno de ello la relacion 90-10 en la signacion o venta de divisas, donde ciertamente el dia de hoy el estado no se beneficia, 90% de la renta a 10bs y el 10% a tasa dicom, con control, super controles o sin ellos, si se vende un dolar o su equivalente a un precio sobrevaluado hoy 10 bs o mañana a otro precio sobrevaluado, jamas se benificiara, pues el deficit fiscal debe ser cubierto, por supuesto este deficit no se cubre solo vendiendo divisas.
    El problema no es vender divisas, PETROS, en bs en divisas o hasta en chapita convertible, el problema es a que precio se vende, pues los captadores de renta estarán allí, generando fuga de divisas con control o sin el, nada se hace vendiendo el petro en divisas o criptodivisas, si luego esas divisas las sigues regalando. En Dicom las personas naturales llegaron a pagar hasta un 25% por debajo del marcador de Dolartoday de esa semana, es decir, el estado se beneficio de esa tasa, y tambien ocurrio que cuando decicieron bajar la asignacion de juridicas y pasarlas a naturales de 5 millones de dolares a 10 millones de dolares la demanda de personas naturales fue barrida casi en su totalidad, ahora, que en ningun momento retrocedio su marcador Dolartoday tambien es cierto, pero la pregunta seria, porque no ocurrio? sera que si la proporcion fuese sido mayor a un 10% de la renta, fuera cedido? los bs se hacen finitos en un punto, los bs en manos del publico son finitos en un punto, las reservas excedentarias bancarias en punto son finitas, los bs en manos de cucuta son finitos, es cuestión de voluntad y de querer desplazar a los captadores de renta, y como se plantea en el articulo, “Esta alternativa, adicionalmente, recogería Liquidez Monetaria y mejoraría los Estados Financieros de ambos entes,”.

    Con respecto a esto, “Que el Estado ejerza el monopolio de la minería de Petros y prohíba la libre circulación de las criptodivisas.”, esto depende, es posible, pero no podemos cometer el error de ver la mineria como una persona que verifica transaciones y genera un token o criptomoneda, es decir se estaria generando un compromiso por un barril de petroleo, la mineria dentro de las criptomonedas tiene la funcion mas importante que es la seguridad de esta, si no tienes poder de computo tu criptomoneda pudiera ser vulnerable, es decir, si hoy el estado se reservara unos 50 millones de petros, si su red no tiene poder de computo es vulnerable, y pudieras perderlo todo, y en este caso si seria grave, pudieras reservarte el monopolio de la mineria si lo vez como generadora de Tokens aunque eso signifique o se refleje en tu seguridad, ahora la mineria tambien depende como se plantee, pudiera ser solo verificadora de transacciones o como tambien generadora de tokens, pero esto es previsible, tu puedes estimar que precio tendra la verificacion de transacciones, y premiar desde los 100 millones ya preminados o nuevos petros, pero que tantos petros se vayan en mineria siempre dependera del numero de transacciones, si son muchas, no es malo, quiere decir que tu cripto tiene oferta y demanda, ahora, que te saldra mas economico?, premiar un minero de acuerdo a su capacidad de computo o invertir tu directamente en una capacidad de computo que permita que tu cripto no sea vulnerable, esto es lo que se debe evaluar.
    Prohibir la libre circulacion de las criptodivisas, pasa por prohibir tambien su mineria, entonces? Prohibir no significa que no pase, hoy el bitcoin se mina, y se transa en bs, destilar licor no todos pueden, pero bastante que se vende el cocuy, el mercado secundario siempre estara alli, y si tu no influyes en el, otro lo hara, sino preguntemos-le a Dolartoday, este existe porque se le permite, el dia que de verdad se decida hacer politica cambiaria, que el valor de nuestro Bolivar con respecto a otra moneda se defina dentro de nuestras fronteras, este desaparecera, como dije, los bs son finitos en un punto, por mas que Dolartoday diga o señale otro punto.
    Saludos

  2. Precisamente, Henry: ya lo dije en esta serie de artículos: mucho tiene que ver con el precio de colocación del Petro y la tasa cruzada con otras divisas y qué t/c se asuma para esas divisas.

  3. Interesante análisis y ciertamente es predecible que se hagan cambios. Hay una contradicción en el documento que crea el petro. El art 4 dice que un petro es un contrato de compra-venta de petróleo (sería a futuro como lo expresas en tus artículos) pero luego el art 8 dice que la colocación inicial se hará (…) de conformidad con el número de barriles en reservas otorgados como respaldo. Claramente el art 12 de la CRBV dice que esa reserva es inalienable. No se puede vender petróleo que está en los yacimientos. Por eso las empresas extranjeras tienen permiso de extracción y no propiedad sobre los pozos.

    No creo que el gobierno vaya a prohibir la venta en bolívares del petro, pues ya se anunció que incentivarán su uso como medio de pago, para lo cual se requiere un enorme esfuerzo de alfabetización tecnológica y dotación de equipos para todo el pueblo.

    Varios camaradas han propuesto que se paguen las prestaciones en petro, pero si se convierte en una activo transable en mercados secundarios como un bono ¿quién me garantiza que el valor de mis prestaciones no baje?

    Por otro lado, estoy de acuerdo con que no se venda en bolívares y que no sea un medio de pago, porque se corre el riesgo de matar al bolívar en lugar de protegerlo.

  4. Comparto plenamente todas las observaciones planteadas en estos cuatro trabajos que publica el Prof. José G. Piña, porque es un tema de trascendencia nacional, donde todos tenemos que darle la importancia que merece por el carácter significativo que representa para nuestro desarrollo, lo cual requiere de absoluto resguardo para blindarse ante cualquier ataque, tanto desde afuera, como desde adentro. En cuanto a los aspectos técnicos, creo que el debate ha sido lo suficientemente nutrido con importantes aportes que ameritan que se tengan en consideración.

    Ahora bien, en cuanto a lo sistémico, lo que va más allá de las redes, el software y hardware, que por su complejidad requiere de mayor atención y que no es otro que el hombre, su cultura y su esquema de relaciones con el entorno; en plena conciencia de nuestro caso, me permito hacer algunos planteamientos para que se tengan en cuenta, los cuales son como sigue:

    El Petro debe ser libremente convertible pero solo en la canasta de divisas de reserva internacionales acreditadas por el FMI y también por otras criptomonedas emitidas por los estados, permitir el cambio de Petro a Bolívares es abrir otro boquete para propiciar la fuga de divisas o impedir que las remesas ingresen al país y continúen impulsando el alza del dólar paralelo; para muestra, nos basta con observar lo que está sucediendo ahora mismo con la permuta Bitcoin-Dólartoday. Por otra parte, tampoco se debería permitir el libre cambio de Petros por Bolívares, porque así si es verdad que se nos vendría en nuestra contra, pasaría exactamente igual que con los cupos viajeros y electrónicos. En mi modesta opinión, conociendo muy bien a nuestra sociedad y para blindar la medida, creo que la vía para aniquilar a Dólartoday con el Petro en combinación con el DICOM, es la siguiente:

    1. Dejar flotar “libremente” la tasa DICOM Bs/$, según lo determinen las operaciones de canje con la participación del sector privado, tanto para la compra como para la venta. Las divisas del Estado, que se continúen adjudicando de forma discrecional según las prioridades que surgen de las necesidades sociales, pero a la tasa representativa del mercado, que sería la DCOM, eliminando el diferencial cambiario que propicia la fuga de divisas y el contrabando de extracción.

    2. Escalas salariales determinadas en Petro, pero pagaderos en Bolívares al cambio equivalente de acuerdo a la tasa DICOM, este sería el factor determinante del equilibrio que comenzaría a revertir la tendencia alcista de la cotización del Dólar, pues eliminaría el estímulo especulativo del mercado paralelo, porque el salario estaría protegido y los efectos inflacionarios no se le podrían endosar al consumidor final.

    3. Instrumentos de ahorro o inversión denominados en Petro, subastados en Bs, no negociables, ni canjeables en Dólares, solo convertible en Bolívares por el ente emisor a la tasa de cambio equivalente de acuerdo al DICOM, pero a su tenedor original; esto para evitar que se repita la experiencia que tuvimos con los bonos petroleros. Con ello a su vez, se le permitirá al Estado captar los Bolívares necesarios para la cancelación de salarios y otras obligaciones en Petro, sin tener que aumentar la liquidez, al tiempo que al ciudadano de a pie le proporciona un mecanismo para proteger su patrimonio invirtiendo en moneda nacional.

    Estimo que con estas acciones se acaba Dólartoday, muy por el contrario, si no se toman las previsiones, más bien se les abonaría el terreno.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*