Sobre la reconversión monetaria y El Petro. Consideraciones preliminares.

El día de ayer 22 de marzo el presidente Nicolás Maduro hizo un conjunto de anuncios económicos, siendo tal vez el más importante y sin duda noticioso el de la llamada reconversión monetaria.

En primer lugar, habría que decir al respecto que es una medida necesaria que, en sentido estricto, viene a oficializar una reconversión que por la vía del hecho la población ya había realizado. Es decir, como todo el mundo sabe, ya los venezolanos y venezolanas en la práctica cotidiana le quitaron tres ceros a la moneda para poder desenvolverse mejor. En este medio ya habíamos propuesto se efectuara, y entre otros ha sido defendida por José Gregorio Piña y por Alexander Riera, éste último uno de nuestro más asiduos lectores y comentaristas.

Por otro lado, dado el colapso de los medios de pago y la escasez de efectivo, reducir las cifras también luce necesario, antes de profundizar en el espiral sin fin de emitir nuevo cono interminablemente.

Y en tercer lugar, más allá de lo propiamente “técnico” o “contable”, quizá lo más importante del anuncio es que es la primera vez, al menos en mucho tiempo, que el Ejecutivo y el BCV parecen decididos a defender la integridad de la moneda nacional, lo que no es solo un tema económico sino profundamente político, cultural y hasta psicológico. Como también se ha manifestado en este espacio, el bolívar, más allá de ser la moneda de curso legal, es en la práctica un símbolo nacional, que representa su soberanía y unidad. Cuestión cuanto más importante ahora que pende ya de manera clara la amenaza de la dolarización.

Ahora, una vez dicho esto, fieles a nuestro estilo, pasamos a hacer las siguientes consideraciones y alertas, esperando aportar lo más posible en el buen y feliz curso de lo anunciado:

  1. La medida de reconversión es necesaria pero no suficiente en sí misma, si no se acompaña de otro conjunto de medidas tendientes a estabilizar la economía y frenar el alza de los precios. Esto no significa hacer un ajuste como plantean los expertos ortodoxos. Entre otras cosas, por ejemplo, reducir el déficit fiscal no solo no puede ser la prioridad ahorita sino que resulta inútil, tal y como de hecho somos testigos y lo padecemos actualmente cuando tales ajustes ya se han hecho en efecto. Los esfuerzos del gobierno por recortar el gasto público, chocan contras las necesidades reales de tener que erogar más recursos para mantener el funcionamiento del Estado y del país, ya bastante golpeado. Y esta erogación mayor no puede recargarse sobre la población (vía impuesto, aumentos de tarifas, etc.,), pues no solo es injusto (poner a la gente a pagar los costos de la guerra económica es tremendamente injusto, pues ya los paga todos los días), sino que alimenta aún más el fuego especulativo.
  2. La principal fuente de déficit fiscal actual, por lo demás, no es la erogación en bolívares para pagar salarios, mantener a duras penas hospitales, etc.: es el peso de la deuda en divisas y la existencia de deudas por parte de empresarios “exportadores” que han recibido créditos públicos para tales fines en este marco de la actual emergencia económica, sin cumplir con sus obligaciones con el Fisco Nacional, tal y como lo denunció una vez más el presidente el día de ayer.
  3. Pero como quiera que es lo anterior, de lo que se debe estar conscientes es que de no tomarse medidas adicionales que frenen el alza de los precios, la reconversión monetaria corre el riesgo de esfumarse al poco tiempo de ser aplicada (sin hablar de las medidas tendientes a evitar que se fugue a través de las fronteras los nuevos billetes). No existen cifras oficiales que permitan estimar seriamente, pero si nos vamos a los cálculos extraoficiales, al ritmo actual de aumento de precios, podríamos estar hablando que en un plazo no mayor un año haya que sumarle de nuevo tres ceros a la moneda. De la misma manera, tal y como alertamos en ocasión del anuncio el pasado plan de precios acordados del que pocos ya se acuerdan en realidad, tanto por razones políticas como de de histéresis, lo más probable es que los precios se vuelvan a disparar para “ganar terreno” antes de la reconversión. Recordemos adicionalmente que la misma se hará inmediatamente después de las presidenciales, y que como siempre, los eventos electorales son propicios a la especulación de precios, no habiendo razones para que sea éste la excepción si no más bien lo contrario.
  4. Por otra parte, y aunque es un tema que en sí mismo merece un trato especial,  no queda para nada claro qué papel vendrá a jugar El Petro en la defensa del bolívar anunciada por el presidente. De hecho, en lo formal, los anuncios al respecto del mismo de la primera parte de la cadena puede que choquen con los realizados sobre el Bolivar Soberano en la segunda. Es decir, de darse el caso que El Petro y otras “criptomonedas” circularán en el territorio nacional pudiendo efectuarse operaciones de compra y venta con ellas, tanto a nivel público como privado -tal y como se instruyó ayer- tendremos un escenario donde el Bolívar Soberano no será en la práctica la única moneda de curso legal, viéndose en la necesidad de competir tanto contra la dolarización formal de una parte de la economía como contra el propio Petro y demás “criptomonedas”. Esta dualidad monetaria -por decir lo menos- ya se ha denunciado y alertado sobre sus consecuencias recurrentemente en este espacio.
  5. Por último, aunque no menos importante, nos parece muy bueno el anuncio en torno a la posibilidad de crear mecanismos de ahorro para la población, en este caso con oro. Siempre hemos dicho que una de las principales angustias de la población que alimenta la especulación, la huida al dólar o bienes valores despreciando al bolívar, es la pérdida de la capacidad de ahorro. Quien esto escribe tiene de hecho al menos 5 años insistiendo sobre esto y sobre la necesidad de rescatar y proteger el ahorro. Sin embargo, dado el nivel actual de dicha pérdida y del empobrecimiento salarial (tenemos actualmente salarios incluso por debajo de la línea básica de subsistencia), debe tomarse en cuenta para ello mecanismos que eviten que los más empobrecidos (que son los que más urgentemente necesitan estas herramientas financieras especiales) sean los que menos pueden acceder a la modalidad de ahorro propuesta. Esto es lo que en teoría económica se llama precio de desigualdad y un ejemplo de ello es precisamente la entrada en vigencia de la venta de El Petro. Formalmente todo el mundo podrá comprarlo, abrir su billetera, etc. pero en la práctica, solo podrán hacerlo aquellos que tengan euros, yuanes, rupias o criptomonedas, por lo que al menos el 90% de la población se quedará por fuera.

21 Comentarios en Sobre la reconversión monetaria y El Petro. Consideraciones preliminares.

  1. gran problema es la hiper inflación, que solo puede ser derrotada con mucho trabajo y productividad, ir al campo agrícola son mas de 30 millones de hectáreas fértiles que esperan su desarrollo, traer inversiones en las áreas donde lamentablemente no hemos desarrollados, el ahorro gubernamental y familiar es prioritario, la corrupción debe ser controlada y olvidarnos del populismo ramplon, así de sencillo

    • Hay que subir el precio de la gasolina a precios internacionales y subsidiar a los venezolanos que tenga vehículo , también hacer cambios en los entes gubernamentales y poner funcionarios que en verdad sean honesto y empezar a meter preso a esos vandidos que en nombre de la revolución juegan con la necesidad del pueblo

      • La reconversion monetaria y la creacion del petro tiene que venir acompañada de un conjutos de medida para bajar el costo de los productos de la cesta basica del venezolano por que si no esto sigue igual por ejemplo un kilo de carne que cuesta hoy 400mil Bs si bajan tres cero va costar 400BsS SOBERANO va ser los mismo el dinero no va alcanzar hay que aplicar las leyes que si hay pero lamentablemente no se cumple con mano de hierro fuerte eso comerciantes empresario trasportista se burlan del usuario siempre salen ganado a ellos le duele una multa ejemplar siempre OJO

  2. Me atrae la idea de los lingotes de 1 gr. Quizá a alguien se le ocurra llamarlos “maduritos”, o algo así. Pero me preocupa ir por la calle y escuchar el molesto pregón del “compro oro, oro, oro…” ¿Adónde va ese oro? ¿Quién lo compra? ¿Por qué ese negocio se expande de tal manera que ya las joyerías, en vez de vender oro, sólo lo compran?

  3. Una vez más sale al paso la improvisación en materia económica del régimen. Hace diez años, si mi memoria no me falla, se anunciaba la eliminación de tres ceros a la moneda, por un tiempo coexistieron el antiguo y el nuevo cono monetario, esta medida se vendía como una medida exitosa y que traería consigo un Bolívar Fuerte, llegó el 2017 y de manera tardía se comenzó a circular una nueva familia de billetes que estuvo acompañada de una crisis de efectivo alarmante (al menos para la población porque para el régimen es consecuencia de una guerra económica imaginaria), los tres ceros que fueron eliminados reaparecieron pero con un poder de compra muy disminuido. Lo que en su momento fue solo una medida cosmética se repite hoy con las mismas promesas y con el mismo fatídico destino, otro fracaso en puertas. La realidad es que como bien lo señala el Profesor Ronald Balza el origen del fenómeno hiperinflacionario es el desorden fiscal existente, no es guerra económica ni corrida especulativa eso son las justificaciones de quienes no poseen la capacidad técnica ni el conocimiento necesario para analizar los fenómenos económicos y solo pueden hacerse de teorías de conspiración sin sustento teórico o empírico. Mientras el desorden fiscal no sea resuelto no habrá medida que pueda combatir las escalada de los precios con eficacia. Es imposible fomentar el ahorro en un país donde las tasas de interés real sea negativa, la capacidad de ahorrar ha sido pulverizada por la irresponsabilidad fiscal del régimen, así como el uso del crédito se ha vuelto una fuente de financiamiento para el ciudadano en vista del abaratamiento del crédito por el punto ya mencionado, sin embargo la capacidad de prestar de la banca se ha venido reduciendo considerablemente. Vale recordar que 1 bolívar soberano equivaldría a 1.000 bolívares fuertes equivalente a 1.000.000 bolívares, esto es solo para dar cabida al siguiente ejemplo, al día de hoy con Bs. 1.000 son prácticamente inexistentes los bienes o servicios que se puedan adquirir, al momento que comience a circular el bolívar soberano, los billetes de BsS. 1,2,5 solo por nombrar algunos, ya entraran automáticamente en desuso, de hecho ya algunos de los billetes del nuevo cono monetario comienzan a perder poder de compra y en el corto plazo entraran en desuso. El billete de más alta denominación de BsS. 500, si no me equivoco, equivaldría a BsF. 500.000 que al día de hoy tiene un poder de compra muy mermado al momento de su puesta de circulación ocurrirá algo parecido con el billete de BsF. 100.000 que según declaraciones del economista y diputado Jose Guerra ha perdido alrededor de 75 % de poder de compra. Otro punto importante es el costo de este proceso, según Asdrubal Oliveros, socio y director de Ecoanalítica, estuvo alrededor de US$ 40 millones, en una economía mermada y en medio de una marcada depresión económica tener acceso a estos recursos es una tarea titánica. Por ultimo resulta difícil de creer que un nuevo cono monetario venga a solucionar el grave problema de escasez de efectivo que actualmente padecemos, una problemática que es por la caída en el ratio entre liquidez y monedas y billetes en manos del público, que esta alrededor de 3 %, según diversos economistas, si no confían en la fuente los invito a calcularlo por si mismo con los datos que aparecen en la pagina del BCV, si no han sido capaces de dotar al país con los billetes necesarios ara mantener la relación alrededor del promedio histórico que es entre un 12-15 % que les hace pensar que con un nuevo cono monetario no ocurrirá lo mismo. Es fácil concluir que esta nueva reconversión estará destinada al fracaso por el hecho que será nuevamente una medida cosmética y aislada que no viene a resolver la raíz del problema que es el desorden fiscal y monetario que ha sido la principal característica del régimen chavista.

    • buen punto pero no olvidemos a dollartoday, la mafia del efectivo, el contrabando y la oposicion pidiendo y celebrando sanciones que lamentablemente es lo unico que han hecho, bueno, aparte de guarimbear y quemar todo.

    • El problema de los escualidos, apatridas, opositores terroristas no se como llamarlos ya , es que no aportan nada de soluciones para los problemas económicos, pero bastase que el gobierno o el rrrregimen como ellos lo llaman haga o tome una medida para que inmediatamente se convierten en unos Doctores en la materia y escriben hasta un tratado sobre la medida. Asi la vida es un cesta ticket verdad OALV ?

    • Por fin leo algo inteligente yo que soy brutazo para entender, entiendo ahora desorden fiscal….. seria bueno que usted escriba un articulo quien disfurta los beneficios de un salario minimo mas bono = igual 30 $ cuando el promedio del
      continents esta por el orden de los 350 $…… y otro sobre las divisas de venezolanos comerciantes inportadores industriales, depositadas en el extranjeros
      sin ser exportadores de nada……
      gracias de antemanos por sus enseñansas……. por alli vi al presidente de EE uu poniendoles al petro sanciones, sera verda entonce lo que dice el presidente maduro que los americanos tienen la mano metida en la desestabilizacion economica me cuesta creer que maduro dice la verdad……

  4. Deben vender los petros también en bolívares a tasa DICOM para que se revaloricen. Todo el mundo querrá vender sus dólares y comprar bolívares para con los bolívares comprar petros. Dolartoday muere como indicador

  5. también es necesaria una reforma impositiva, que se declare el ISLR mensualmente y con tasas variables, según el incremento de ingresos brutos. Para desestimular las alzas de precios, junto con subvenciones a la producción nacional

    • Lo que expresa C ANEZ, no es nuevo, no obstante es importantísimo, no entiendo porque no se implementa, acompañada de una serie de estímulos de tipo financiero, Prestamos en Divisas, pero Prestamos, no Gangas. y, tal como lo señalé. un monitoréo las 24 H. a las nuevas medidas. No se pueden dejar a la Deriva

  6. Tanto la Implementación de el Petro como la Reconversión Monetaria, requiere un Monitoréo Milimétrico las 24 Hs del DÍA. Debería estar montada una especie de SALA SITUACIONAL, con Expertos de los diferentes Entes, mas discusiones y consultas con conocedores de la Materia Económica, Social, Cibernética, Panificación, Comunicacional, Inteligencia, Estratégica, entre otras. No puede haber Semana Santa, ni Vacaciones. Esta Coyuntura es DEFINITORIA. Estas Decisiones pueden conllevar a un Gran Triunfo o a la perdida de la República. JEHOVÁ nos Ampáre

  7. A ese venezolano que cita a totum de José Guerra , le sugiero que lea los artículos de Pascualina Curcio para que se entere, de una vez por todas, lo que verdaderamente sucede con nuestra economía y con la inflación inducida a que estamos sometidos, debido al sacrosanto del dolartoday que para nada menciona en su encarnizada descarga contra el gobierno.

  8. EL PROLETARIADO SI TIENE QUIEN LO LEA.

    En principio debo agradecerles por la mención en esta interesante publicación con tan acertadas observaciones en cuanto a los aspectos relacionados a la reconversión monetaria, siendo más grato aún el ser aludido por compartir con el Profesor José G. Piña, algunos puntos de coincidencia sobre el tema; a quién aprovechando esta oportunidad me permito reconocerle toda su dedicación para el desmontaje de mitos y realidades en cuanto al Petro y las criptomonedas y a su vez darle las gracias por sus valiosas enseñanzas; así como también a los administradores, editores y demás articulistas de este portal 15 y último, donde a través de este proceso de aprendizaje interactivo dan cuenta de que la voz del pueblo se hace sentir y es considerada por sus aportes con miras a que entre todos podamos sacar adelante a nuestro país.

    En estos tiempos de revolución que preceden al surgimiento de largas e históricas batallas para la reconquista de reivindicaciones sociales, período durante el cual partieron muchos que como al Coronel Aureliano Buendía, tratando de superar la soledad de cien años de lucha y más, nunca les llegó la tan anhelada comunicación con el otorgamiento de la merecida pensión de vejez; hoy al menos acá en nuestro país gracias a los importantes logros alcanzados a través de las misiones socialistas impulsadas desde el gobierno bolivariano con el arribo al poder del Comandante Chávez, para nuestros abuelos esto comienza a dejar de ser un problema, con la debida atención por parte del Estado, de la misma manera como se propuso en dar respuesta a las demandas de las clases más desposeídas en cuanto a las necesidades básicas de alimentación, atención médica, educación y vivienda.

    Lastimosamente, con la partida del Comandante Chávez, desde los centros de poder se puso en práctica un plan para acabar con el Bolívar Fuerte como estrategia de guerra no convencional para aniquilar al proceso revolucionario y retomar el poder, lo cual se concretó con la adopción del dólar paralelo como marcador para reestructurar la economía por parte de sus aliados del sector privado confabulados en Cámaras, en medio de una crisis mundial marcada por la caída de los precios del petróleo, que en su contexto para nada resulta casual por la afectación sobre la economía venezolana, que principalmente como exportador de commodities depende en gran manera de la dinámica del mercado del crudo, ejerciendo dicha crisis una fuerte incidencia sobre la delicada situación que actualmente afronta nuestro país, cuyos efectos directos sobre la población se simplifican en dos aspectos, como lo son: desabastecimiento e hiperinflación y que trascienden a todos los demás ámbitos de la cotidianidad nacional, opacando y hasta degradando los grandes logros alcanzados antes mencionados.

    Es importante destacar que todos estos ataques contra el Bolívar están dirigidos directamente contra el pueblo, específicamente contra quienes generalmente perciben sus ingresos en moneda nacional, al cual buscan pulverizarle su salario y neutralizar los aumentos decretados por el Presidente Maduro, esto para crear el caos y capitalizar el efecto político del malestar popular, al tiempo que destruyen al aparato productivo nacional para endosarle la culpa al gobierno. Sobre este particular, vale reconocer la disposición de nuestro pueblo para resistir ante los embates de la arremetida imperial, sus lacayos e infiltrados, haciéndole frente en acción conjunta con las medidas adoptadas por el gobierno como lo son la eliminación del DIPRO y la sustitución progresiva de subsidios a productos que finalmente terminaban contrabandeados, por subsidios directos a la persona a través del carnet de la patria en forma de bonos, así como otras medidas coyunturales como lo es la iniciativa del control de la distribución de alimentos a través de los CLAP.

    Sin embargo, no se debe dejar también de reconocer que las distorsiones se concretan porque de alguna manera es permitido, ya que a pesar de que muchas han sido las voces que se han expresado en contra de la libre convertibilidad del Bolívar fuera de nuestras fronteras, estando en plena vigencia a lo interno un necesario control de cambio y no siendo nuestra moneda divisa de reserva acreditada por el FMI, libremente convertible fuera del territorio nacional; al tema se le sigue restando importancia, al margen de los Convenios ALADI, del cual Venezuela y Colombia son suscriptores. Mientras esta situación de intercambio binacional no se regularice a favor de ambas partes, el valor del Bolívar seguirá siendo manipulado a discreción de quienes controlan el mercado cambiario en la frontera, el cual se rige por la oferta y la demanda y donde simplemente restringiendo la oferta de pesos u otras divisas frente a la desproporcionada demanda de quienes las cambian por Bolívares, inducen su depreciación, lo que finalmente se traduce en especulación y contrabando, causantes de la hiperinflación y desabastecimiento antes mencionado.

    A resumen de cuentas, la distorsión se da porque se extrapola a nuestra economía, una dinámica cambiaria que se lleva a cabo fuera de nuestro país, para nada representativa; a quien le gusta echar números, tenga en cuenta tres cosas: primero, las operaciones en la frontera se transan en efectivo, segundo, el efectivo en nuestro país representa a lo sumo el 3% de la liquidez monetaria y por último, se estima que de este haya salido de contrabando un 60% hacia Colombia, es decir que el mercado cambiario en Cúcuta apenas opera con el 1,8% de nuestra liquidez. Claro está, la mencionada distorsión subsiste porque los efectos se le endosan al consumidor final.

    Producto de lo anterior, si bien es cierto que por los niveles que ha alcanzado la inflación, la medida de reconversión monetaria era absolutamente necesaria, no es menos cierto que dicha medida por sí sola no resolverá el problema, ni lo ocultará; pues, de no tomar las acciones con medida conjuntas para eliminar las distorsiones sistémicas, con dicha reconversión lo que se haría es alejar el zoom para verlo de forma más reducida. En efecto, con la desmonetización del actual cono, antes del 4 de junio el efectivo va a comenzar a retornar, pero solo por estos días de transición; luego de la reconversión, los nuevos billetes y monedas irán nuevamente a parar a la “hermana república”, claro está, si no se adoptan los correctivos que tienen lugar, ya que de no hacerlo el problema seguirá intacto, pero con tres ceros menos.

    Ahora, cuando desde lo particular se formula la propuesta de reconversión monetaria, se plantea como la última acción para la estabilización de la economía; esto es, llevarla a cabo, pero no sin antes eliminar el criminal diferencial cambiario entre el la cotización de la moneda en el mercado paralelo y el nuevo DICOM, con la a su vez necesaria indexación salarial a la tasa real inflacionaria para amortiguar el efecto; ya que este diferencial y el arbitraje a favor de Colombia es la verdadera causa raíz del problema. ¿Y cómo lograr eliminar el diferencial cambiario? Una forma es haciendo bajar al dólar paralelo, de lo cual bastaría hacer una matriz foda para terminar de convencernos que eso se escapa del ámbito del control oficial; en la misma matriz foda la otra forma sería haciendo subir la cotización del DICOM, lo cual si está dentro de las potestades estatales, ya que solo bastaría con abrir las subastas siempre por encima del mercado “no oficial”, al cual por cierto, me permito llamarlo así porque al ver como se le concede a los bodegones la libertada de expender mercancía importada en base a ese marcador sin sanción alguna o al permitir que en las estructuras de costos de los productos nacionales para los componentes importados se utilice dicha tasa cambiaria, de cierto modo se le da alguna clase de legitimidad.

    ¿Qué implicaciones tiene?, ¿incrementar la masa monetaria? Para algunos escépticos, puede resultar inconcebible, sobre todo cuando dentro de los esquemas tradicionales los parámetros técnicos no lo soportarían; sin embargo, al dólar paralelo tampoco lo soporta ninguno de estos parámetros técnicos, pero la realidad es que este es el que rige, al menos en parte, la economía y vaya que de forma importante y ello tan solo porque el sector privado, que tiene una participación también importante dentro de la misma, optó por asumirlo como marcador para sus operaciones. ¿Entonces, por qué no eliminar el diferencial cambiario haciendo subir las subastas del DICOM a una tasas por encima de la que se fija en el mercado paralelo? Es más, valga la oportunidad para retomarle la palabra al propio Presidente de la República, quien a principios de año anunció la reactivación de un nuevo DICOM como mecanismo para captar las divisas producto de las remesas; ahora, con este nuevo esquema, como pretender que ingresen las divisas a las arcas de la República, si se ofrece menos de 50.000,00 Bs/$, cuando en el mercado paralelo lo pagan en más de 200.000,00 Bs/$ y ya los remeseros están utilizando hasta al Bitcoin para hacer sus envíos desde la comodidad de sus residencias, el cual por cierto, también se rige por dicha tasa.

    ¿Por qué insistir en ello? No se trata de querer hacer de esta propuesta una lista con tres deseos para cuando se libere al genio que se encuentra en alguna botella que nunca aparece; no, lo que sucede es que para que la medida surta efecto tiene que estar articulada con las otras dos medidas, porque así como era necesaria la reconversión monetaria, es igualmente necesario la unificación de parámetros, habida cuenta de que mientras ello no ocurra, el sector asalariado le toca asumir la pesada de carga de la precarización salarial que dicha distorsión trae consigo y termine optando por migrar por no encontrar otra salida, amén del desabastecimiento que al mismo tiempo se genera por el arbitraje a través de dicha distorsión, lo cual propicia el contrabando de extracción y que por cierto, también le toca afrontar. Caso contrario, si se unifica la paridad cambiaria y se establece la medida de indexación salarial, matemáticamente ha sido demostrado que el efecto sobre la economía es la tendencia a estabilizarla, ya que el sector privado no le conviene inducir la inflación porque no le puede endosar la carga especulativa al consumidor final, sino que debe asumirla él absorbiendo periódicos ajustes salariales a sus empleados. De hecho, ya se han formulado algunas propuestas similares que van es esta dirección por parte de otros estudiosos de la materia como la Dra. Pasqualina Curcio y el MgS. Fernando Travieso, con la desconsolidación contable y tributación en base al paralelo; respectivamente, aplicado a las transnacionales.

    Para quienes apostamos por el país, quedándonos en él y aun mantenemos la esperanza puesta sobre nuestro ideal de lucha para alcanzar la victoria, rendirnos no es una opción, sin embargo aunque entendemos a quienes ante su situación particular han decidido emprender un camino de sacrificio hacia otras latitudes para hacerle frente a la crisis, elevamos estas propuestas ante el Gobierno Nacional porque no podemos seguir soportando el daño que nos hacen los familiares que los migrantes han dejado acá en el país viviendo de las remesas, a través de los cuales se sostiene el obsceno incremento de precios casi que a diario que nos ahoga y que ellos si pueden pagar, ya que por la distorsión mientras afuera con cien dólares no se compra mayor cosa, acá se hace el mercado de todo un mes para una familia promedio, al tiempo que los envíos rondan en el orden de los 400 dólares mensuales.

    Como pueblo debemos seguir dando la batalla y pese a que en nuestro nuevo cono monetario ya no tengamos la presencia del negro y del indio del que provienen la mayoría de las clases más vulnerables, porque Guaicaipuro y Pedro Camejo serán sacados de circulación y en su lugar en el nuevo cono tendremos a una Josefa Camejo con porte de modelo o actriz de telenovela, que en nada representa al verdadero fenotipo de nuestras hermosas heroínas de la patria, tengamos siempre presente que las revoluciones se hacen con los pueblos, hagamos sentir nuestra voz para que se emprendan las acciones de gobierno que corregirán el rumbo de esta nuestra historia que no puede caer en las garras de quienes proponen la dolarización como medida para acabar con las distorsiones económica a expensas de nuestra soberanía, pero tampoco puede terminar con una respuesta escatológica como la que desconociendo lo incierto de su destino y cargado de un utópico optimismo apostando a su gallo, le dio el Coronel Aureliano Buendía a su esposa para que no le cortara la ilusión, cuando esta le preguntó: ¿y mientras tanto qué comemos?

    Solo el pueblo salva al pueblo!

  9. Hay que reconceptualizar la palabra “crisis” por qué y para quién es la crisis? Alguien pierde con ella pero oro gana. En nuestro caso una guerra política con sus sanciones económicas respectivas pero no todos pierden, es más, lo que uno está perdiendo , otro lo está ganando.quien hoy desarrolle un emprendimiento con miras a exportar, tiene una cosa a favor y es mano de obra súper barata, casi esclava, no que el capitalismo está cimentado sobre la explotación? Pues aquí bajo esa premisa sobra capitalismo.las crisis son el agotamiento del modelo para un sector x , nunca han sido para todos y menos para el sistema en general de hecho sigue en pie con todas sus contradicciones de ahí su permanencia: se mueve. A tu propuesta agregó la de impuestos progresivos , que pechen con más % de impuesto a las ganancias excesivas porque quien especula compra o adquiere barato y vende caro ese diferencial debe aplicarse mayor % de impuesto a pagar para que al final le quede menos dinero,supervisión estricta de los dineros que se otorgan a “productores” de de la naturaleza que sea, uña gabinete de crisis que trabaje en tiempo real contra la especulación y sus modalidades que crean múltiples intermediarios para subir precios pero el dinero siempre queda en las mismas cuentas o personas en fin hay que enderezar rumbo porque est revoluciones está tomando desvíos peligrosos.

  10. Será que los Personeros y Asesores del Área Económica Gubernamental, no leen esta Página. Porque lo planteado por Riera, Lambert y Añez, no debe desestimarse. Fundamentálmente las Medidas Tributarias, complementarias a la Reconversión Monetaria

  11. Al sr. Alexander lo deberian postular para ministro de economia y finanzas.para q le ponga el cascabel al gato.mas claro no se puede estar

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*