Petro, criptomonedas y dolarización: mitos y realidades (XIII)

President Hugo Chavez Orders 32 Percent Devaluation of the Venezuelan Bolivar

Por: José Gregorio Piña T.

Este escrito es la décimo tercera entrega de una serie, y complementa y actualiza las consideraciones que hemos hecho públicas en doce artículos previos (ver:acá); consideraciones plenamente vigentes y aún sin respuesta,  por lo que invitamos a que sean tenidas en cuenta en su integridad, junto con lo que sigue; contenido en el cual hemos agregado, por ahora, el tema de la “dolarización”, por estar relacionado con el tema principal de esta serie y por la vigencia de su discusión en la actualidad de Venezuela.

  1. En primer lugar, insistiremos en llamar la atención sobre el altísimo costo ecológico del minado de criptodivisas, por el enorme consumo de electricidad que implica ese proceso. Para que se tenga una idea de cuánta energía estamos hablando, podemos examinar algunos ejemplos, tomando en cuenta el crecimiento acelerado del Bitcoin.
  2. Según el Bitcoin Energy Consumption Index (2018), se estima que el consumo eléctrico de todas las redes de esta criptomoneda es de 42,3 TWh/año, lo que equivale al consumo de energía de Perú. En varios análisis se ha mostrado cómo la cantidad de energía eléctrica que consume el Bitcoin supera ya la de muchos países en el mundo.
  3. Las tasas de crecimiento de las operaciones de la red Bitcoin por segundo (hash rate) suben muy aceleradamente, sobre todo en los últimos años. Algunas proyecciones llegan a proponer que para 2020 el Bitcoin va a estar consumiendo tanta energía como los Estados Unidos de América. Agréguese el creciente consumo generado por el resto de las más de 2.600 criptomonedas, para que se tenga una cabal idea del problema global.
  4. Además, tómese en cuenta que entre el 60 y el 70% de la minería de Bitcoin del mundo, que se encuentra en China, se alimenta del carbón de Australia, Indonesia y de la misma China.
  5. Tal escenario evidencia la inviabilidad en muy corto plazo del esquema actual de las criptomonedas, al menos aquellas basadas en el minado de las mismas y en la llamada “prueba de trabajo”. Pudiere hacerse la excepción con las criptomonedas preminadas, como ha sido la primera emisión del PTR efectuada por el Estado venezolano. De hecho, el preminado demuestra que para la existencia de una criptomoneda no es indispensable el minado de la misma.
  6. Llama la atención el silencio absoluto de todos los medios de comunicación y de los comentaristas no especializados, tanto públicos como privados, en relación con la generalizada caída en el valor de prácticamente todas las criptodivisas fiduciarias, pérdida de valor que promedia el 50% en las últimas semanas, y en el caso de la principal de dichas criptomonedas, sobrepasa el 60% de depreciación en pocas semanas.
  7. Un amigo nuestro aseguraba hace días en una entrevista que esperaba una notable apreciación del PTR” en el futuro cercano; y cuando le preguntamos las razones que le hacían sostener esa afirmación, nos dio cuatro, a su entender: a) escasez; b) usabilidad (sic); c) tiene un piso en su valor; y d) atractivo por la prohibición del Gobierno de los EUA; argumentos que pasamos a examinar a continuación.
  8. La escasez del PTR no es tal, porque, de por sí, una primera emisión de 100 millones es alta y ha sido realizada de una vez, con el preminado. Además, el Estado venezolano ha dicho que seguirá emitiendo PTR, al menos hasta cubrir la totalidad del respaldo actual establecido en barriles de petróleo, y que lo hará en dos años. Adicionalmente, ya ha anunciado emisiones de PTR respaldadas en oro y diamantes.
  9. En cuanto a la “usabilidad”, estimamos que otras criptodivisas son más “usables” para ciertos propósitos que el PTR, que ha sido anunciado que será más transparente en cuanto a sus registros. Ahora bien, si el PTR, como hemos advertido, es usado por sus tenedores iniciales para arbitrar ganancias especulativas en la reventa en VBF, eso es un perjuicio y envilecimiento del VBF, y no debería ser permitido.
  10. El que el PTR tenga un piso en su valor, por estar asociado al valor en USD de su respaldo en un barril de petróleo venezolano, es una calle de doble vía, porque igualmente dicho valor debe ser el techo del valor del PTR, como lo aseguró el Ministro a cargo de la materia en una entrevista en el principal canal del Estado venezolano.
  11. En cuanto al cuarto argumento, no entendemos como la prohibición del Gobierno de los EUA contra las negociaciones en PTR de sus ciudadanos y residentes, pudiere ser un “atractivo”. Aunque dicha prohibición es de muy difícil aplicación fáctica, si puede desanimar a algunos potenciales compradores, pero es improbable que sea un incentivo.
  12. El anuncio del Ejecutivo Nacional de la asignación al Banco Nacional de Vivienda y Hábitat (BANAVIH), de cierta cantidad de PTR para financiar la construcción de al menos 236 mil viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), introduce una nueva arista al tema, que hasta ahora no hemos analizado: el tema presupuestario.
  13. El convenio con el BANAVIH implica una asignación presupuestaria, que si es dada sin contraprestación, constituiría una “Transferencia”, partida 4.07 del Clasificador Presupuestario; o si es concedida con condición de reembolso, sería una “Inversión”, partida 4.05 del mismo clasificador. En todo caso, hay afectación presupuestaria, tanto en el ente receptor, el BANAVIH, como en el órgano o ente emisor, que no fue aclarado cual será, pero si es un órgano centralizado, habrá afectación de la Ley de Presupuesto vigente; además de que se deberá resolver la forma de registro del aporte en PTR en ambos presupuestos.
  14. En otro orden de ideas, el reciente Decreto Presidencial que autoriza y permite el uso del PTR para la compra-venta de bienes muebles e inmuebles en todo el territorio nacional, confiere el pleno curso legal a PTR; por lo que conviene recordar el artículo 318 de la CRBV, ya citado en nuestros precedentes artículos.
  15. Asimismo, el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela anunció el pasado jueves 22-03-18 un nuevo proceso de la llamada “Reconversión Monetaria”, con un nuevo cono monetario que eliminará tres (3) ceros de la moneda y de las magnitudes monetarias en Venezuela; tal y como propusimos expresamente el pasado 12-03-18, en nuestro artículo X de esta serie, específicamente en el punto 19. El Estado venezolano habla ahora del Bolívar Soberano, ¿VBS?
  16. Por cierto, el nombre correcto debe ser “Redenominación”, ya que no se está convirtiendo al VBF en otra moneda, sino que se están cambiando las denominaciones de los billetes y monedas metálicas.
  17. Tal vez no por casualidad, Colombia anuncia también su postergado proceso de Redenominación Monetaria, quitando igualmente tres ceros de sus magnitudes monetarias y de la denominación de su moneda; pero se toma su tiempo, hasta comienzos de año 2020 para implantar la medida.
  18. Al respecto, estimamos que la única posibilidad de que Venezuela pueda realizar plenamente la anunciada redenominación en el escaso lapso restante hasta el próximo 4 de junio de 2018, fecha oficial establecida, es que la totalidad de los nuevos billetes y las nuevas monedas estén ya elaboradas y en vías de entrega a Venezuela; y aun así, nos parece muy corto el tiempo para los aspectos operativos.
  19. Al respecto, estimamos que se requieren al inicio no menos de 1.200 millones de piezas de nuevos billetes, toda vez que no sólo se debe sustituir todos los billetes actuales en circulación contable, sino cubrir el déficit existente, que lo estimamos en una suma adicional de dos y media veces más, para cubrir el promedio del Coeficiente de Preferencia del Público por el Efectivo y la extracción de papel moneda hacia otros países.
  20. Aunque no sea un punto insoslayable, se acostumbra implantar las redenominaciones o los nuevos sistemas monetarios al comienzo del año calendario, o del año fiscal, cuando este último difiere de aquél; para simplificar y unificar los registros estadísticos, contables, presupuestarios y fiscales.
  21. Obviamente, la redenominación monetaria por sí sola no resuelve los problemas de fondo de la economía venezolana, ni siquiera los aspectos políticos asociados. De hecho, denominaciones más altas, en ausencia de otras medidas, como el cierre absoluto de la frontera con Colombia y Brasil, pudieren facilitar la extracción de los nuevos billetes.
  22. Tampoco la redenominación resuelve el ataque al VBF a través de la manipulación política de la supuesta tasa del USD, tema bastante analizado por la doctora Pasqualina Curcio en varios artículos.
  23. En cuanto a la dolarización, es decir, que Venezuela adopte al USD como su moneda de curso legal con poder liberatorio, ya advertimos pública y tempranamente, el 12-05-15 las graves consecuencias que desaconsejan tal medida. En la página “15yultimo.com” hay artículos recientes con similares alertas (ver: Dolarización y ¿Dolarizar? De la sartén al fuego); que son compartidos por los analistas de la Derecha venezolana, quienes también han opinado en contra de tal “solución”.
  24. A todas las consecuencias negativas descritas en los citados artículos, agregamos que los bancos venezolanos, todos, se harían inviables, tanto por el escaso tamaño, como por el hecho de que su margen de intermediación financiera, la diferencia entre lo que cobran a sus prestatarios y lo que pagan a sus cuentahabientes es muy alto, en promedio siete veces la diferencia entre ambas tasas netas, según nuestros análisis, por lo que con las tasas vigentes en USD no serían rentables; quedando Venezuela a merced de la banca internacional.
  25. Hay quien se alarma sobre la oferta engañosa del principal candidato opositor a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, diciendo que esa oferta le puede ganar muchos votos; ya que ofrece dar un subsidio de USD 25 a cada adulto o adulta, y USD 10 a cada niño, niña y adolescente; y que la población sacará sus cuentas con el equivalente en VBF al tipo de cambio ilegal.
  26. Tal peligro político se contrarresta fácilmente, con la simple explicación de que dicho subsidio estaría acompañado precisamente de la dolarización de la economía venezolana, defendida públicamente por el asesor económico del citado candidato opositor; y en consecuencia, también los precios pasarían a estar en USD; y la trampa está en que una dolarización NO ES UNO A UNO, UN USD POR UN VBF, sino que habría una tasa de cambio, en función de la disponibilidad de los USD para la conversión y las necesidades inmediatas subsiguientes; por lo que el Ingreso Mínimo Legal, que suma el Salario Mínimo Legal más la Ayuda por Alimentación, quedaría en apenas USD 6 (seis dólares estadounidenses) o, a lo sumo USD 15; pero en un entorno de alza inmediata de los precios, de por lo menos el 300%, incluidas las alzas brutales del costo de los servicios públicos y la eliminación de la gratuidad de otros.
  27. Además, ese supuesto subsidio representaría no menos de USD seis mil millones al año, sólo para ese concepto, para un Gobierno que no tendría tales recursos y que destinaría los ingresos de Venezuela al pago del endeudamiento que ya tiene acordado con el Fondo Monetario Internacional, según lo revelado por el conocido dueño del más grande oligopolio venezolano y patrocinador del citado candidato opositor.
  28. Por el contrario, algunos insisten en una inviable propuesta de establecer una utópica tasa fija entre el PTR y el VBF (o el VBS); tasa que, aunque la han ido “ajustando” luce insostenible, y estaría el Estado entregando los PTR y el respaldo el petróleo a un precio demasiado bajo, y el PTR sería convertido a USD con alta ganancia, además de que la propuesta desestima que también los precios, y no sólo los salarios, se ajustarían a la misma paridad arbitraria que se plantea entre el PTR y el VBF.
  29. El Estado venezolano ha anunciado también la colocación de mini lingotes de Oro desde 5 gramos en adelante. Un lingote de 5 gramos costaría, aproximadamente, al tipo de cambio oficial vigente a la fecha, alrededor de VBF 10,75 millones. Ahora bien, el Estado venezolano hace propaganda de esos lingotes como un “refugio de valor”, lo cual es una admisión explícita de que el VBF o el venidero VBS van a seguir depreciándose, incluso con respecto al PTR, que también actuará como tal refugio de valor, en tanto sea mantenido como moneda venezolana compitiendo con ventaja contra el VBF o el VBS.
  30. De hecho, en el principal canal televisivo del Estado venezolano, repitieron hace pocos días, un cortometraje propagandístico extranjero, hecho por los minadores de criptomonedas; en el cual falsamente se dice textualmente que “la emisión de cada unidad de una moneda soberana, disminuye el valor de las existentes”, argumento que además es cínico, porque se aplicaría con mayor razón a las criptomonedas fiduciarias. El hecho de que algunas criptomonedas suban su cotización se debe a que funcionan como mercancías, cuyo costo de elaboración es creciente; pero eso no ocurre con las monedas preminadas.
  31. En cualquier caso, los comunicadores oficiales deberían entender que satanizar a las monedas soberanas ataca al propio Estado Venezolano y al VBF que, hasta ahora, es su moneda. Los medios de comunicación del Estado deberían ser sensatos, y producir su propio material, apegados a la objetividad y sin exageraciones ni contradicciones, y sin usar el discurso de los privados interesados.
  32. Cabe agregar que lo dicho contra de la dolarización, la adopción del USD, vale también para el euro (EUR) o para el yuan (CNY), con el agregado en el caso de este último, de que la política comercial de la República Popular China mantiene un tipo de cambio subvaluado que le permite abaratar las exportaciones en yuanes, pero encarece las importaciones pagadas con yuanes.
  33. Por cierto, el 26-03-18, China anunció la emisión de títulos de venta a futuro de petróleo, a través de la Bolsa Internacional de Energía de Shanghái (INE, por sus siglas en inglés); lo cual se une a la venta venezolana de PTR y un anuncio similar por parte de Irán; lo cual pudiere afectar en lo venidero los precios internacionales del petróleo. Actualmente, la proporción entre el volumen de crudo que se negocia en los mercados financieros y el que se transa en los mercados físicos es de 23 a uno, según información del portal financiero Bloomberg.
  34. Por todo lo anterior, insistimos en nuestra propuesta de que el PTR sea adoptado plenamente como la moneda venezolana y que el VBF (VBS) sea una fracción del PTR, con existencia física, ya suprimidos los tres ceros que se van a eliminar.
  35. En tal sentido, se puede armonizar esta propuesta con el texto del citado artículo 318 de la CRBV, dado que el VBS seguiría siendo la moneda de curso legal de Venezuela, y el PTR su expresión digital de alto valor.
  36. En cambio, con lo hasta ahora planteado por el Ejecutivo Nacional, o las demás propuestas, se está generando otra moneda de curso legal, sin participación del Banco Central de Venezuela y sin la esterilización de los VBF (VBS) con los que se adquieran los PTR en el mercado secundario.

10 Comentarios en Petro, criptomonedas y dolarización: mitos y realidades (XIII)

  1. La propuesta de relación entre el petro y el bolívar, tal como se presenta en esta serie de artículos, es la única que conozco que parece viable.

  2. A mi parecer, no siendo conocedor de la materia, sino un venezolano que quiere que el país salga de este atolladero donde esta metido. todo lo que se haga en bien de la nación es bueno.

  3. Por una parte si el $ oficial esta en 50.000Bf y el Petro 60$ debería costar 3.000.000Bf, la compra masiva de adquirir dolares a través del Petro más económico debería derrumbar dolar today hasta unificarse con la tasa del banco central, luego de ese proceso de estabilización de la moneda deberían liberar el dolar y jugar con la oferta y demanda a través de las casas de cambio, tal como lo están haciendo con el petro acompañada de medidas como por ejemplo aumentar la gasolina a precio internacional y depositarle el subsidio directo a los Venezolanos a través del carnet de la patria.

  4. Pero mi tesis es que el PTR sea la moneda oficial de Venezuela, y el VBS (sustituto del VBF) sea una fracción (la milésima) del PTR; así se acaba con DT porque el PTR está referenciado al USD, y no habría posibilidad de establecer una tasa del USD al VBS, ni del USD al PTR porque en este último caso, ambos son USD.

    • Jose Piña, me parece muy acertado tu comentario y tu tesis, porque lo que si queremos los venezolanos es la caída definitiva de ese dolar paralelo, y el alza de la economía venezolana. Esperemos que sean tomadas en consideración tu tesis… Buenas posturas, te felicito…

  5. GRACIAS JOSÉ GREGORIO POR TOMARTE EL TRABAJO PARA EL ANÁLISIS EXAHUSTIVO DE ESTE TEMA VITAL PARA ESTE MOMENTO CRUCIAL. LOS PUNTOS 34 Y 35 NO SE LOS HE ESCUCHADO COMENTAR A NNGUNO DE LOS DEFENSORES DEL PETRO. HASTA AHORA SE ADVIERTE QUE CON EL PETRO SE REVALORIZARÁ EL BOLÍVAR PERO NO ESTÁ CLARO COMO. EXELENTE ANÁLISIS COMO TODOS LOS ANTERIORES.

  6. Gracias a Hedellwis y a Germán por sus comentarios. Seguiremos en esta cruzada; para variar, en contra de la corriente.

  7. >Hola José Gregorio, nos gustaría invitarte a un conversatorio sobre este tema en un espacio de formación llamado “Cátedra Hugo Chávez”. Este es el correo de contacto para que por fa podamos comunicarnos si tienes disposición: laotraescuelapopular@gmail.com.

    Gracias, abrazo!

  8. Saludos colega, usted debería ser el Ministro de Finanzas. ¿Puede ahondar en cómo una dolarización quebraría nuestro sistema bancario? Me parece que haría polvo sus activos (créditos), pero igual haría cero sus pasivos. Siendo lo primero, ¿quién le daría un crédito de magnitud considerable, desde afuera?

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*