Petro y criptomonedas: mitos y realidades (XVII)

Petro-mil

Por: José Gregorio Piña T.

Este escrito es la décimo séptima entrega de una serie, y complementa y actualiza las consideraciones que periódicamente hemos hecho públicas en dieciséis artículos previos, desde el pasado 19-12-17 , consideraciones  plenamente vigentes y aún sin respuesta, por lo que invitamos a que sean tenidas en cuenta en su integridad, junto con lo que sigue.

  1. En relación con la omisión del aspecto sancionatorio en el decreto constituyente que respalda al Petro y a la respectiva Superintendencia, comentado en el artículo anterior de esta serie, se nos consulta si no podría aplicarse la norma existente para casos parecidos.
  2. Lo anterior sería la aplicación de la Analogía, concepto que en Derecho es el   “Método por el que una norma jurídica se extiende, por identidad de razón, a casos no comprendidos en ella; consiste en la aplicación de una norma a un supuesto que no está recogido en la ley o su espíritu, pero presenta semejanzas a los supuestos que dicha norma comprende”.
  3. Sin embargo, el Principio de Legalidad y la garantía del debido proceso consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) excluyen la aplicación de la Analogía en materia penal, especialmente cuando tal aplicación analógica fuere en contra del reo.
  4. Siguiendo con el aspecto jurídico, el tema del PTR y de las criptomonedas en Venezuela, está adversamente afectado por dos grandes deudas legislativas que heredaron el Presidente Chávez y ahora el Presidente Maduro, y que aún están por ser saldadas.
  5. Una es la necesidad de compilar y promulgar un nuevo Código Penal que se adecue al texto de la CRBV y vuelva a compendiar todos los tipos penales y las penas hoy disgregadas en infinidad de leyes, a veces contradictorias.
  6. La segunda deuda es redactar desde cero un nuevo Código de Comercio, ya que el vigente, en esencia, data de finales del siglo XIX, y hace ya varias décadas que está desfasado con respecto a la concepción y praxis de la actividad económica y los desarrollos económicos concomitantes. De hecho, hasta el nombre mismo es vetusto, y proponemos que se titule Código de la Actividad Económica.
  7. De hecho, al contrario de lo que pregonan los propagandistas del PTR, el dinero electrónico en su uso cotidiano tiene en el país cuatro décadas de existencia, primero con los cajeros automáticos (ATM), luego con el uso de las tarjetas de débito y crédito en los puntos de venta en línea (POS) y más tarde con los créditos directos por la Internet (transferencias electrónicas). En tal sentido, la tecnología de la cadena de bloques, sólo es un nuevo instrumento de un concepto preexistente, obviamente con sus particularidades.
  8. Ya dijimos que la Redenominación (término correcto) Monetaria decidida por el Ejecutivo Nacional y que debe ser ejecutada por el Banco Central de Venezuela, consistente en la supresión de tres (3) ceros de todas las magnitudes monetarias del VBF; que pasará a ser el VBS, tiene vinculaciones inevitables con el tema del Petro.
  9. En efecto, a la fecha de escribir este artículo, 22-04-18, el valor referencial oficial de un PTR (un barril promedio de petróleo venezolano) es de USD 63,35. A la tasa de cambio oficial venezolana USD/VBF de la más reciente subasta DICOM, que es de VBF 66.937,5 por un USD; el valor referencial del PTR sería de VBF 4.240.500; que luego de inminente Redenominación serán sólo VBS 4.240,5.
  10. Lo anterior, a esa tasa de cambio y valores, implica la imposibilidad fáctica de que pueda adquirirse una cantidad menor a aproximadamente la diezmilésima parte de un PTR; ya que la única fracción que existirá del VBS será la moneda de 0,5 VBS.
  11. De igual modo, si la adquisición del PTR fuere en USD, el límite inferior fáctico estaría en el orden de la seismilésima parte del PTR. En EUR, otra vez, dicho límite inferior se situaría en el orden de la cincomilésima parte del PTR; con lo que se evidencia la falta de practicidad de las fracciones casi infinitesimales previstas para el PTR.
  12. Por lo demás, los propagandistas del PTR siguen planteándolo como un “refugio” de ahorro para el común de los venezolanos y de las venezolanas; aduciendo que se podrá adquirir dichas fracciones del PTR; cuando el monto arriba indicado deja claro que, además de la limitación intrínseca demostrada, el escaso valor y poder adquisitivo en cuanto a precios internos  deja ver que sólo cantidades mínimas de alrededor de 100 PTR podrían servir realmente como instrumento de ahorro interno, cantidad que, por lo demás, está fuera del alcance, para ahorro, de la inmensa mayoría de la población venezolana.
  13. Pero los propagandistas, a la vez que tercamente insisten en que el PTR supuestamente “fortalecerá” al VBF (VBS), contradictoriamente y de manera simultánea sostienen que el PTR servirá de instrumento de preservación de valor, de cara al mercado externo, al contrario del VBS; sin darse cuenta que tal afirmación implica dos cosas: admitir que el VBS seguirá perdiendo valor y poder adquisitivo y que el PTR contribuirá, como venimos sosteniendo, a tal envilecimiento del VBS, por las razones tantas veces explicadas en pasados artículos; ya que una eventual circulación simultánea como dos monedas distintas, ambas de curso legal, desplazará al VBF, en beneficio exclusivo de los pocos tenedores del PTR.
  14. Y si se insiste en una eventual e improbable apreciación del PTR, ello sólo significará que el VBS ha seguido cayendo en su poder adquisitivo, en función de la ya explicada tasa cruzada con el USD. De hecho, el pretender mantener al PTR como moneda paralela al VBS, puede llevar a que los precios internos sigan elevándose en VBS, pero también en su expresión en PTR.
  15. Con nuestra propuesta ello no ocurriría, porque el VBS sería la fracción del PTR, y el PTR tiene una equivalencia fija en USD, EUR, CNY o cualquier otra divisa; y el Estado, para operaciones foráneas entregaría sólo PTR según la tasa oficial, en cantidades suficientes. Las tasas ilegales de divisas contra el VBS serían inviables, como lo serían también las pretendidas tasas de cambio del PTR, porque su valor está expresado en divisas fuertes.
  16. De la abundante, pero poco profunda propaganda sobre el PTR, nada se dice sobre el caso de la eventual apreciación del PTR y si el Estado, en ese hipotético escenario, recibiría al PTR por su valor apreciado.
  17. Vemos otra arista, hasta ahora inexplorada, con el tema del PTR y las criptomonedas en general, para ser poseídas y usadas por órganos y entes del Estado, y es los relativo al control perceptivo y posterior y la auditoría, tanto de la tenencia, como de la movilización de los fondos representados en PTR u otras criptomonedas.
  18. Hasta ahora, lo usual es que el control sobre la movilización de fondos sea ejecutado, con auxilio de los respectivos bancos, mediante el uso de claves y firmas conjuntas, que puede hoy en día ser electrónicas, es decir, que se requiere el conocimiento, participación y consentimiento de varios funcionarios para cualquier afectación de dichos fondos; medida de control de larga data en Venezuela, ya que se origina desde la Pragmática dictada en 1531 por la reina española históricamente conocida como Juana La Loca; que instituye la Tesorería y dispone que la Hacienda esté al cuidado simultáneo de tres funcionarios: un Tesorero, un Contador y el Factor (antecesor del actual Contralor).
  19. De cualquier modo, es innegable que las tan promovidas  ventajas de las criptomonedas, en cuanto al control directo y personal, la inmediatez del traspaso de su propiedad y la prescindencia de controles y canales financieros usuales, son todas características desventajosas, vistas desde la acera contraria: la del control y la auditoría. Una vez más, una de las funciones de los bancos es coadyuvar en los citados controles y ser un eslabón adicional de los mismos, ya que son corresponsables, dentro de lo razonable, por el manejo indebido de los fondos que custodian.
  20. Habrá quien repita la letanía de los libros virtuales generados por la tecnología de la cadena de bloques, pero la operación estará ejecutada; y nos permitimos referir una caso no excesivamente lejano, cuando los máximos funcionarios de un ente de alto nivel del Estado fueron removidos, y por negligencia de las nuevas autoridades, los funcionarios salientes, ya sin poder legal, con el mero uso de sus claves electrónicas se apropiaron de una millonaria cantidad en divisas depositadas en un banco europeo.
  21. Cerramos haciendo notar que al menos trece (13) estados de los Estados Unidos de América, entre los que se incluyen Minnesota, Tennessee, Texas, Utah, Iowa, Carolina del Sur y Georgia, están, con diverso grados de avance, en el proceso legal y operativo de establecer monedas físicas de Oro y de Plata, para la circulación interna dentro de esos estados, con prescindencia de la participación del Sistema de la Reserva Federal (FED), banco central de ese país, monedas que serían una alternativa tanto al USD fiduciario y sin respaldo, como a la irrupción de las criptomonedas, también, en su mayoría, fiduciarias y privadas.

 

6 Comentarios en Petro y criptomonedas: mitos y realidades (XVII)

  1. Con seguridad hay mas de una forma de lograr que la proposición “VBS sea una fracción del PETRO” llegue razonada y bien argumentada como lo fué en las entregas anteriores…..ojalá llegue a la Superintendencia, El Banco Central, el Ministro Lobo y el Presdente Maduro…….no veo como podrian rebatir los puntos 13,14 y 15……….y la noticia del punto 21 es magnífica, sobre todo porque es “en el vientre del monstruo”, monedas con valor intrínseco sin participación de la FED.

    • Gracias, Josefino, por seguir y leer cuidadosamente nuestros artículos, y por el apoyo. Sugiero que todos y todas tomen estos artículos y los difundan a todos sus contactos y los comenten por todas las vías. Paradójicamente, tenemos más enemigos dentro que fuera del Gobierno, muchos intereses y relaciones de amistad. Hasta contratacion de sicarios para “neutralizarnos” sufrimos de parte de un Presidente del BCV puesto por el Comandante Chávez, a pesar de ser conocidamente opositor. Como mínimo, no gusta que tengamos voz propia y opinión sustentada que contrarie esos intereses o, lo menos, la corriente oficial, a pesar de que no somos opositores, pero tampoco acríticos ni ignorantes.

  2. Ahora la corruptela del Gobierno se quiere hacer con el monopolio de los miner, robandolos en las aduanas, creo que lo único que pudiera destruir el bi tcoin es que la claqué en el Gobierno se adueñe del negocio

  3. indudablemente que el tema es interesante y bueno para el debate publico ,lastima que el gobierno parece estar en otra onda y no presta atención a las opiniones que en esta pagina se redactan. de mi parte creo, que tomando como referencia al petro que es igual al valor de un barril de petroleo de ello tomaríamos un decimo para darle fortaleza al bolívar soberano que tendría un valor de 6,3 dollares, eso seria una salida a esta superhiperinflacion que se come todoos los aumentos salariales que ponga el gobierno. una reconversión no elimina la inflación..

  4. A según por mi entender y las opiniones anteriores parece ser que realmente el gobierno NO atienden ninguna sugerencias aquí expuestas por ejemplo en los numerales 14 y 15 es de hacer notar en el primero de estos dos, que según Estado todo va sobre ruedas …¡ y dale que vamos bién¡… y leyendo el segundo es una propuesta y entendible para consolidar al VBS conjuntamente con el PTR ante la estrategia gringa a según el numeral 21, a veces siento vertigos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*