¿Qué pasará si no pasa nada?

¿Qué pasará sino pasa nada_ (5)

Es tradición que a todo nuevo gobierno hay que darle una lapso de 100 días para comenzar a evaluar su desempeño económico.

Sin embargo, como el actual no es exactamente un “nuevo” gobierno, como estamos en Venezuela donde un día equivale a varios en vida humana promedio normal, y como no estamos para darnos el lujo de seguir esperando puesto que la situación crítica que atravesamos tiene toda la pinta de agravarse conforme pasan los días, a tres semanas de transcurridas las presidenciales del 20 de mayo, hacer un balance no solo resulta justo, sino urgente.

Pero el problema con un balance a estas alturas es bastante obvio: en cuanto tal, en vez de hacerse de lo que el gobierno ha hecho, tendría que hacerse sobre todo de lo que no ha hecho.

Y exactamente por la misma razón, antes que hacerse entonces un balance de lo sucedido, más útil resulta proyectarse lo que seguirá ocurriendo en le medida en que la decisión siga siendo no hacer nada.

Aunque en honor a la verdad, no es correcto afirmar que no se ha hecho nada porque en realidad sí: 1) se anunció una prorroga de 60 días a la reconversión monetaria que se había dicho iniciaba el 4 de junio. 2) la revisión del aumento de las tasa de interés bancaria. 3) el nombramiento de una comisión de expertos para asesorar en la labor de “reactivar los motores de la economía nacional”. 4) el llamado a un “Acuerdo Nacional para la recuperación económica”. 5) se ha dado continuidad a la devaluación del bolívar en el tramo DICOM. Y 6), la autorización a tres casas de cambio para que tramiten remesas, esto último en el marco de la operación “manos de Papel”.

En cuanto al punto 1), si bien es cierto que peor hubiese sido llegar al lunes 4 de junio y se desatara el caos monetario, no lo es menos que prorrogar por desencuentros operativos lo que había sido uno de los ejes de la campaña presidencial, no puede contabilizarse como un punto a favor. En cuanto al punto 2), al parecer se avanza en la preparación de las condiciones “objetivas y subjetivas”, lo que explicaría la publicación por parte del BCV del informe técnico sobre las tasa de interés, que permitió que las instituciones que no lo habían hecho terminarán de ajustarla al máximo de 29%, pero sobre todo que el público en general asimilará la inevitabilidad de esta medida, de cuyas consecuencias ya advertimos. Sobre los puntos 3) y 4), nada puede decirse pues nada ha pasado, al menos públicamente. Y sobre el 6) no queda sino esperar a ver.

En cuanto al DICOM, de los tres mil bolívares por dólar que terminó en septiembre de 2017, cuando se suspendieron las subastas y se habló de sus sustitución por una canasta de moneda que nunca se dio, se arrancó en febrero de este año con un tipo de cambio oficial unificado de 25 mil bolívares por dólar. A la fecha de hoy, dicho tipo de cambio se encuentra en 80 mil bolívares por dólar, una devaluación de 220%. Todo esto para adjudicar unos 13 millones de dólares, de los cuales por lo menos 3,5 ha sido a personas naturales.

Pero el problema es que mientras todo esto pasa y no pasa, la que sigue imponiéndose con toda su furia es la realidad: el bloqueo animado por los países hostiles –muchos de los cuales son nuestros principales socios comerciales– y solicitado por los líderes del oposicionismo, se estrecha; los precios acentúan su marcha indetenible y cada vez más veloz; los salarios alcanzan cada día menos; y cada vez menos también se encuentra efectivo; el contrabando profundiza su desangrando al país; la situación operativa de PDVSA luce compleja por decir lo menos, lo que nos resta capacidad para aprovechar el actual repunte de los precios petroleros; servicios esenciales parecen marchar hacia el colapso definitivo, lo que incluye el transporte público, el gas, la electricidad, las telecomunicaciones y el agua. Mientras tanto, las celebres “inversiones productivas” del sector privado no se materializan, con todo y que con las sucesivas devaluaciones, convenios cambiarios y liberalización por la vía de hecho del control de precio, hoy tenemos la mano de obra y los costos productivos más baratos de la región y tal vez del mundo.

Es evidente que de prolongarse esta situación de parálisis mezclada con toma de medidas inconexas que en el mejor de los casos tendrán impacto positivo –si es que lo tienen- a muy largo plazo, los problemas que actualmente padecemos se complicarán en las próximas semanas o días juntándose con otros que irán apareciendo en el camino: más pronto que tarde llegará un momento en que ya los salarios definitivamente no alcancen, siendo que los únicos que podrán seguir comprando –además de los ricos de siempre y los nuevos- serán los receptores de remesas, aquellos ligados al sector privado que reciben salarios ajustados al paralelo y quienes hacen la bicicleta cambiaria en la frontera. Los que actualmente viven del crédito tendrán cada vez más problemas para seguir haciéndolo, no solo por una probable suba de la tasa de interés, sino porque incluso sin ella, la cuenta de pagar con tarjeta a condición de mantenerse al día con los pagos cierra cada vez menos. De más está decir que esto no solo supone un serio problema para muchas familias: coloca en riesgo al propio sistema financiero, en especial los bancos públicos.

El déficit fiscal seguirá aumentando, en parte por el aumento de los costos y en parte por la caída en la recaudación, todo lo cual afectará aún más el ya precario funcionamiento operativo del Estado. Es muy probable que la deserción estudiantil se dispare a propósito de la culminación del actual año escolar, siendo que, en paralelo, ocurra una migración masiva de estudiantes de la educación privada a la pública sin capacidad de ésta última para soportarla. La fuga de cerebros continuará .Y la administración pública acentuará la perdida valioso talento humano cuya posibilidad de reemplazo llevará años.

Alguna vez dijimos en este mismo espacio que en economía al que no hace le hacen, lo que resulta particularmente cierto en escenarios de confrontación. Hoy lo volvemos a repetir, convencidos de que en esta oportunidad los tiempos para reflexionar qué hacer o de esperar a ver ya simplemente no existen. No hace falta una explosión social para demostrarlo.

17 Comentarios en ¿Qué pasará si no pasa nada?

  1. como en la economia y el fútbol, al que no hace le hacen… eso lo he plasmado en mi blog: economiasubversiva.blogspot.com; vociferar publicamente nuestras incapacidades y culpar a externos (cosa que se lleva haciendo desde hace 3 años cuando comenzo la caida estrepitosa de los precios del crudo) obviamente no ha solucionado nada, por lo menos en este blog se plasman reflexiones de un grupo de profesionales y las posibles soluciones ante la compleja situacion economica que enfrenta el país, y como la realidad es una construcción social, una amplia visión de la economía venezolana se construye a través de la lectura y la disertacion

  2. ¿Como se hacen los cálculos en el “alto gobierno”?…..¿para “calcular” toman en cuenta o se hacen una idea de como es la vida diaria de las grandes mayorias?…….¿Será posible que algunos hayan decidido algo asi como:…..”diferimos lo del nuevo cono y soltamos esos malandros…..y…..bueno ya el Mundial de Foot-ball está ahi mismito…..es como un mes mas”……?

  3. SITUACIÓN HOY:
    1-LA GUERRA ECONÓMICA LA PERDIMOS.
    2-LA GUERRA COMUNICACIONAL Y POLÍTICA LA ESTAMOS GANANDO.

    EN CONSECUENCIA Y EN FUNCIÓN DE LA AGRESIÓN ECONÓMICA, DEBEMO ENTRAR EN EL TERRENO QUE ELLOS DOMINAN, PERO QUE EVITARÍA LAS DESVIACIONES QUE NOS HAN PROVOCADO, Y EN ESE SENTIDO CREO QUE EL ESTADO DEBE TOMAR LA DECISÓN DE:

    1-NO VENDER DÓLARES POR DEBAJO DEL PRECIO DEL MARCADOR CRIMINAL.
    2-VENDER DÓLARES SOLO SI NECESITA BOLÍVARES O POR OTRA RAZÓN QUE NO SEA LA DE INFLUIR EN EL MARCADOR.
    3-NO INTERVENIR CON APORTE DE DIVISAS EN LAS FLUCTUACIONES DEL PRECIO DEL DÓLAR.
    4-VENDER LOS PRODUCTOS DEL ESTADO (IMPORTADOS Y NACIONALES) AL PRECIO DE MERCADO.
    5-FACILITAR LA IMPORTACIÓN Y LA EXPORTACIÓN.
    6-FACILITAR EL TRANSPORTE DE MERCANCÍA.
    7-FACILITAR LA INVERSIÓN NACIONAL Y EXTRANJERA Y QUE PUEDAN EXPORTAR LIBREMENTE Y LLEVARSE LOS DÓLARES QUE ELLOS QUIERAN Y NO ASÍ LOS DEL ESTADO, PORQUE NO LE DEBERÍAN NADA AL ESTADO, PUES EL ESTADO NADA LES HABRÁ DADO.
    8-ES EVIDENTE QUE EN ESTE MOMENTO SOMOS UNA MANO DE OBRA BARATA Y EN CONSECUENCIA DEBERÍA INTERESAR A LOS INVERSIONISTAS, QUE A LO MEJOR CON ESAS CONDICIONES PODRÍAN PARTICIPAR EN NUESTRA ECONOMÍA Y SE RELAJARÍA UN POCO LA CARGA DEL ESTADO.

    ESTO NO IMPLICA QUE EL ESTADO DEBA ABANDONAR EL TERRENO EMPRESARIAL.
    1-AL CONTRARIO, SOY DE LOS QUE PIENSA QUE DEBE DAR TODAS ESAS FACILIDADES AL PRIVADO, 2-PERO QUE A SU VEZ, EL ESTADO DEBE IR CRECIENDO COMO EMPRESARIO EN TODAS LAS ÁREAS, 3-SIN QUE TENGA PÉRDIDAS,
    4-ESTO PARA QUE MAS NUNCA ESTEMOS TOTALMENTE EN MANOS DEL CAPITAL PRIVADO
    5- Y MIENTRAS AVANZAN OTRAS IDEAS DE PRODUCCIÓN.

  4. hace falta un gran virage en la conciencia nacional para todos los políticos y empezar a decir la verdad de las cosas no basta con repetir que hubieron errores económicos y ya hay que sentir en el pecho todos los dolores y frustraciones que poseen el pueblo de a pie para visualizar una sola salida traer mas alimentos para el pueblo que ha sabido aguantar tanto ataque criminal de propios y estaños, la solución es fácil cambien todo el petroleo que puedan por comida y vera que el pueblo seguirá en la lucha, las batallas mas peleadas se han perdido primero en el estomago de sus soldados y después en los campos

  5. que tristeza ver como cada dia nos vamos agotando en nuestras añoranzas por que un buen gobierno nos proteja y nos devuelva la calidad de vida que teniamos solo con su demagogia por segir en el poder ofrece y ofrece respuestas que nunca llegan , pronto mas tarde que nunca este pueblo tomara la rienda de verdad de su destino

  6. Contesto con su mismas preguntas en AFIRMATIVO. No es que pasará en el futuro. YA está pasando en el PRESENTE. Es decir 1) Los salarios definitivamente no alcanzan 2) Los únicos que PUEDEN seguir comprando cualquier PRODUCTO BÁSICO son los ricos de siempre, los nuevos ricos, los receptores de remesas que reciben Bs al cambio en MILLONES del criminal $ paralelo y quienes hacen la bicicleta cambiaria en la frontera. FIN.

  7. Uno podría pensar que la actual situación económica es un fracaso o por la incapacidad del Gobierno, pues no, este es el Socialismo, así es, no votaron por eso, disfrútenlo. El Socialismo es así, destruye el mercado porque no cree el mercado, destruye los precios porque no ve los precios como información, sino como conspiración, destruye el intercambio libre (sin pistolas en la cabeza) porque no cree en la propiedad privada, destruye el salario porque es un precio más en la economía, destruye la moneda porque prefiere en trueque, no era eso lo que quería votando al socialismo?, en fin el Gobierno Socialista está llevando políticas adecuadas para su forma de ver la economía y la política, quede para los ciudadanos si quieren seguir con el Socialismo/Keynessianismo o quieren una economía de mercado donde se le quitan a las manos porosas de la corporación política la riqueza que expolian y la capacidad de crear dinero de la nada.

    • Oye Pedro ¿y què es lo que explica los millones de ciudadanos “sin techo”, atencion medica, desocupados y drogadictos en Estados unidos: el socialismo o la crisis del capitalismo? ¿y què me dices de los millones de desempleados en la Union Europea y sus monumentales gestos de solidariadad hacia los que huyen de los lugares a los que ellos han llevado muerte y destruccion? ¿De Argentina o Brasil nos podrás ilustrar algo: votaron allá por el Socialismo tambien?

  8. ¿Por qué socialismo?

    Por: Albert Einstein.

    Primera Edición: En Monthly Review, Nueva York, mayo de 1949.
    Digitalización y Fuente: Unión de Juventudes Socialistas de Puerto Rico.
    Esta Edición: Marxists Internet Archive, 2000.

    ¿Debe quién no es un experto en cuestiones económicas y sociales opinar sobre el socialismo? Por una serie de razones creo que si.

    Permítasenos primero considerar la cuestión desde el punto de vista del conocimiento científico. Puede parecer que no hay diferencias metodológicas esenciales entre la astronomía y la economía: los científicos en ambos campos procuran descubrir leyes de aceptabilidad general para un grupo circunscrito de fenómenos para hacer la interconexión de estos fenómenos tan claramente comprensible como sea posible. Pero en realidad estas diferencias metodológicas existen. El descubrimiento de leyes generales en el campo de la economía es difícil por que la observación de fenómenos económicos es afectada a menudo por muchos factores que son difícilmente evaluables por separado. Además, la experiencia que se ha acumulado desde el principio del llamado período civilizado de la historia humana –como es bien sabido– ha sido influida y limitada en gran parte por causas que no son de ninguna manera exclusivamente económicas en su origen. Por ejemplo, la mayoría de los grandes estados de la historia debieron su existencia a la conquista. Los pueblos conquistadores se establecieron, legal y económicamente, como la clase privilegiada del país conquistado. Se aseguraron para sí mismos el monopolio de la propiedad de la tierra y designaron un sacerdocio de entre sus propias filas. Los sacerdotes, con el control de la educación, hicieron de la división de la sociedad en clases una institución permanente y crearon un sistema de valores por el cual la gente estaba a partir de entonces, en gran medida de forma inconsciente, dirigida en su comportamiento social.

    Pero la tradición histórica es, como se dice, de ayer; en ninguna parte hemos superado realmente lo que Thorstein Veblen llamó “la fase depredadora” del desarrollo humano. Los hechos económicos observables pertenecen a esa fase e incluso las leyes que podemos derivar de ellos no son aplicables a otras fases. Puesto que el verdadero propósito del socialismo es precisamente superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, la ciencia económica en su estado actual puede arrojar poca luz sobre la sociedad socialista del futuro.

    En segundo lugar, el socialismo está guiado hacia un fin ético-social. La ciencia, sin embargo, no puede establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos; la ciencia puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines. Pero los fines por si mismos son concebidos por personas con altos ideales éticos y –si estos fines no son endebles, sino vitales y vigorosos– son adoptados y llevados adelante por muchos seres humanos quienes, de forma semi-inconsciente, determinan la evolución lenta de la sociedad.

    Por estas razones, no debemos sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos; y no debemos asumir que los expertos son los únicos que tienen derecho a expresarse en las cuestiones que afectan a la organización de la sociedad. Muchas voces han afirmado desde hace tiempo que la sociedad humana está pasando por una crisis, que su estabilidad ha sido gravemente dañada. Es característico de tal situación que los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen. Como ilustración, déjenme recordar aquí una experiencia personal. Discutí recientemente con un hombre inteligente y bien dispuesto la amenaza de otra guerra, que en mi opinión pondría en peligro seriamente la existencia de la humanidad, y subrayé que solamente una organización supranacional ofrecería protección frente a ese peligro. Frente a eso mi visitante, muy calmado y tranquilo, me dijo: “¿porqué se opone usted tan profundamente a la desaparición de la raza humana?”

    Estoy seguro que hace tan sólo un siglo nadie habría hecho tan ligeramente una declaración de esta clase. Es la declaración de un hombre que se ha esforzado inútilmente en lograr un equilibrio interior y que tiene más o menos perdida la esperanza de conseguirlo. Es la expresión de la soledad dolorosa y del aislamiento que mucha gente está sufriendo en la actualidad. ¿Cuál es la causa? ¿Hay una salida?

    Es fácil plantear estas preguntas, pero difícil contestarlas con seguridad. Debo intentarlo, sin embargo, lo mejor que pueda, aunque soy muy consciente del hecho de que nuestros sentimientos y esfuerzos son a menudo contradictorios y obscuros y que no pueden expresarse en fórmulas fáciles y simples.

    El hombre es, a la vez, un ser solitario y un ser social. Como ser solitario, procura proteger su propia existencia y la de los que estén más cercanos a él, para satisfacer sus deseos personales, y para desarrollar sus capacidades naturales. Como ser social, intenta ganar el reconocimiento y el afecto de sus compañeros humanos, para compartir sus placeres, para confortarlos en sus dolores, y para mejorar sus condiciones de vida. Solamente la existencia de éstos diferentes, y frecuentemente contradictorios objetivos por el carácter especial del hombre, y su combinación específica determina el grado con el cual un individuo puede alcanzar un equilibrio interno y puede contribuir al bienestar de la sociedad. Es muy posible que la fuerza relativa de estas dos pulsiones esté, en lo fundamental, fijada hereditariamente. Pero la personalidad que finalmente emerge está determinada en gran parte por el ambiente en el cual un hombre se encuentra durante su desarrollo, por la estructura de la sociedad en la que crece, por la tradición de esa sociedad, y por su valoración de los tipos particulares de comportamiento. El concepto abstracto “sociedad” significa para el ser humano individual la suma total de sus relaciones directas e indirectas con sus contemporáneos y con todas las personas de generaciones anteriores. El individuo puede pensar, sentirse, esforzarse, y trabajar por si mismo; pero él depende tanto de la sociedad -en su existencia física, intelectual, y emocional- que es imposible concebirlo, o entenderlo, fuera del marco de la sociedad. Es la “sociedad” la que provee al hombre de alimento, hogar, herramientas de trabajo, lenguaje, formas de pensamiento, y la mayoría del contenido de su pensamiento; su vida es posible por el trabajo y las realizaciones de los muchos millones en el pasado y en el presente que se ocultan detrás de la pequeña palabra “sociedad”.

    Es evidente, por lo tanto, que la dependencia del individuo de la sociedad es un hecho que no puede ser suprimido — exactamente como en el caso de las hormigas y de las abejas. Sin embargo, mientras que la vida de las hormigas y de las abejas está fijada con rigidez en el más pequeño detalle, los instintos hereditarios, el patrón social y las correlaciones de los seres humanos son muy susceptibles de cambio. La memoria, la capacidad de hacer combinaciones, el regalo de la comunicación oral ha hecho posible progresos entre los seres humanos que son dictados por necesidades biológicas. Tales progresos se manifiestan en tradiciones, instituciones, y organizaciones; en la literatura; en las realizaciones científicas e ingenieriles; en las obras de arte. Esto explica que, en cierto sentido, el hombre puede influir en su vida y que puede jugar un papel en este proceso el pensamiento consciente y los deseos.

    El hombre adquiere en el nacimiento, de forma hereditaria, una constitución biológica que debemos considerar fija e inalterable, incluyendo los impulsos naturales que son característicos de la especie humana. Además, durante su vida, adquiere una constitución cultural que adopta de la sociedad con la comunicación y a través de muchas otras clases de influencia. Es esta constitución cultural la que, con el paso del tiempo, puede cambiar y la que determina en un grado muy importante la relación entre el individuo y la sociedad como la antropología moderna nos ha enseñado, con la investigación comparativa de las llamadas culturas primitivas, que el comportamiento social de seres humanos puede diferenciar grandemente, dependiendo de patrones culturales que prevalecen y de los tipos de organización que predominan en la sociedad. Es en esto en lo que los que se están esforzando en mejorar la suerte del hombre pueden basar sus esperanzas: los seres humanos no están condenados, por su constitución biológica, a aniquilarse o a estar a la merced de un destino cruel, infligido por ellos mismos.

    Si nos preguntamos cómo la estructura de la sociedad y de la actitud cultural del hombre deben ser cambiadas para hacer la vida humana tan satisfactoria como sea posible, debemos ser constantemente conscientes del hecho de que hay ciertas condiciones que no podemos modificar. Como mencioné antes, la naturaleza biológica del hombre es, para todos los efectos prácticos, inmodificable. Además, los progresos tecnológicos y demográficos de los últimos siglos han creado condiciones que están aquí para quedarse. En poblaciones relativamente densas asentadas con bienes que son imprescindibles para su existencia continuada, una división del trabajo extrema y un aparato altamente productivo son absolutamente necesarios. Los tiempos — que, mirando hacia atrás, parecen tan idílicos — en los que individuos o grupos relativamente pequeños podían ser totalmente autosuficientes se han ido para siempre. Es sólo una leve exageración decir que la humanidad ahora constituye incluso una comunidad planetaria de producción y consumo.

    Ahora he alcanzado el punto donde puedo indicar brevemente lo que para mí constituye la esencia de la crisis de nuestro tiempo. Se refiere a la relación del individuo con la sociedad. El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad. Pero él no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica. Por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente. Todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro. Los presos a sabiendas de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida. El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.

    La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una comunidad enorme de productores que se están esforzando incesantemente privándose de los frutos de su trabajo colectivo — no por la fuerza, sino en general en conformidad fiel con reglas legalmente establecidas. A este respecto, es importante señalar que los medios de producción –es decir, la capacidad productiva entera que es necesaria para producir bienes de consumo tanto como capital adicional– puede legalmente ser, y en su mayor parte es, propiedad privada de particulares.

    En aras de la simplicidad, en la discusión que sigue llamaré “trabajadores” a todos los que no compartan la propiedad de los medios de producción — aunque esto no corresponda al uso habitual del término. Los propietarios de los medios de producción están en posición de comprar la fuerza de trabajo del trabajador. Usando los medios de producción, el trabajador produce nuevos bienes que se convierten en propiedad del capitalista. El punto esencial en este proceso es la relación entre lo que produce el trabajador y lo que le es pagado, ambos medidos en valor real. En cuanto que el contrato de trabajo es “libre”, lo que el trabajador recibe está determinado no por el valor real de los bienes que produce, sino por sus necesidades mínimas y por la demanda de los capitalistas de fuerza de trabajo en relación con el número de trabajadores compitiendo por trabajar. Es importante entender que incluso en teoría el salario del trabajador no está determinado por el valor de su producto.

    El capital privado tiende a concentrarse en pocas manos, en parte debido a la competencia entre los capitalistas, y en parte porque el desarrollo tecnológico y el aumento de la división del trabajo animan la formación de unidades de producción más grandes a expensas de las más pequeñas. El resultado de este proceso es una oligarquía del capital privado cuyo enorme poder no se puede controlar con eficacia incluso en una sociedad organizada políticamente de forma democrática. Esto es así porque los miembros de los cuerpos legislativos son seleccionados por los partidos políticos, financiados en gran parte o influidos de otra manera por los capitalistas privados quienes, para todos los propósitos prácticos, separan al electorado de la legislatura. La consecuencia es que los representantes del pueblo de hecho no protegen suficientemente los intereses de los grupos no privilegiados de la población. Por otra parte, bajo las condiciones existentes, los capitalistas privados inevitablemente controlan, directamente o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y de hecho en la mayoría de los casos absolutamente imposible, para el ciudadano individual obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos políticos.

    La situación que prevalece en una economía basada en la propiedad privada del capital está así caracterizada en lo principal: primero, los medios de la producción (capital) son poseídos de forma privada y los propietarios disponen de ellos como lo consideran oportuno; en segundo lugar, el contrato de trabajo es libre. Por supuesto, no existe una sociedad capitalista pura en este sentido. En particular, debe notarse que los trabajadores, a través de luchas políticas largas y amargas, han tenido éxito en asegurar una forma algo mejorada de “contrato de trabajo libre” para ciertas categorías de trabajadores. Pero tomada en su conjunto, la economía actual no se diferencia mucho de capitalismo “puro”. La producción está orientada hacia el beneficio, no hacia el uso. No está garantizado que todos los que tienen capacidad y quieran trabajar puedan encontrar empleo; existe casi siempre un “ejército de parados”. El trabajador está constantemente atemorizado con perder su trabajo. Desde que parados y trabajadores mal pagados no proporcionan un mercado rentable, la producción de los bienes de consumo está restringida, y la consecuencia es una gran privación. El progreso tecnológico produce con frecuencia más desempleo en vez de facilitar la carga del trabajo para todos. La motivación del beneficio, conjuntamente con la competencia entre capitalistas, es responsable de una inestabilidad en la acumulación y en la utilización del capital que conduce a depresiones cada vez más severas. La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo, y a ése amputar la conciencia social de los individuos que mencioné antes.

    Considero esta mutilación de los individuos el peor mal del capitalismo. Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.

    Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.

    Sin embargo, es necesario recordar que una economía planificada no es todavía socialismo. Una economía planificada puede estar acompañada de la completa esclavitud del individuo. La realización del socialismo requiere solucionar algunos problemas sociopolíticos extremadamente difíciles: ¿cómo es posible, con una centralización de gran envergadura del poder político y económico, evitar que la burocracia llegue a ser todopoderosa y arrogante? ¿Cómo pueden estar protegidos los derechos del individuo y cómo asegurar un contrapeso democrático al poder de la burocracia?

    Tomado de: https://www.marxists.org/espanol/einstein/por_que.htm

    • Ósea, que Venezuela no está aún en socialismo esto aún?, entiendo entonces que esta es una economía planificada “acompañada de la completa esclavitud del individuo” ósea que para llegar al socialismo se debe hacer esclava a la gente, bueno es lo que está sucediendo, gracias por el aporte Riera, ese texto le da más fuerza a lo expresado por mí. Ahora, es chistoso que algunos vean con buenos ojos el Esclavizar a la gente en una economía planificada para llevarla a la tierra prometida del Socialismo, pero se rompen las vestiduras cuando un °neoliberal” aplica las normas de ajuste que pone el FMI, ósea es malo el Ajuste del Fondo, pero es bueno cuando ese mega ajuste se hace en nombre del Socialismo? , Un poco contradictorio todo. Claro tooodo se puede arropar con un manto de Teorías de la conspiración.

    • Ay, Pedro; ya no das risa, ya lo que das es lástima. Si no entendió a Eisntein, lléveselo de tarea y dé gracias a que esto no es una asignatura que está cursando, porque de haber sido así, ya le habrían aplicado RR.

      Ahh, la palabra ósea, pegada y con acento se usa para referirse a lo relacionado con los huesos; en su caso, si lo que desea es introducir una explicación, la forma correcta de escribirlo es: o sea, separado y sin acento.

      Hasta la vista.

  9. Oye Pedro ¿y què es lo que explica los millones de ciudadanos “sin techo”, atencion medica, desocupados y drogadictos en Estados unidos: el socialismo o la crisis del capitalismo? ¿y què me dices de los millones de desempleados en la Union Europea y sus monumentales gestos de solidariadad hacia los que huyen de los lugares a los que ellos han llevado muerte y destruccion? ¿De Argentina o Brasil nos podrás ilustrar algo: votaron allá por el Socialismo tambien?

  10. Negar que hay o no ver que hay una guerra dificultad manipulacion llamela como usted quiera, economica de parte de externo e internos es tratar de tapar el sol con un dedo,,, el gobierno cometio errores por su puesto que cometio a mi juicio este fue uno , esperar tanto para cabalgar sobre lo que al final tuvo que hacer o esta haciendo que fue
    devaluar el bolivar,,, ahora confio en que tienen una vision completa hacia donde vamos con respecto a la economia, y tambien confio en que saben que con el salario minimo que existe actualmente calculado en bolivares , dolares yuanes, rublos petros libras esterlina,
    no vamos a ningun lado los trabajadores venezolanos,, quien debe estar feliz es el fondo monetario , por el salario mas bajo del mundo
    entiendase bien (mas bajo del mundo)… que hay en venezuela…

    cuando llegue la hora de revisar el salario ojala haya un alumbramiento y la vision cambie… en lo personal considero que seguir teniendo un salario donde me acumulen mis derchos socio economicos ya no conviene mas paguenme todo mensualmente me refiero a salario prestaciones bonos , vacaciones , antiguedad hora extra y todo lo que se acumule,,, no me lo acumule paguemelo mensual y yo me encargo de lo demas,,, si yo lo mal administro ese es mi problema….. por que aqui ni los intereses lo pagan los empresario
    de lo acumulado ya nos han robado bastante, ……..
    o esta haciendo que fue devalu

  11. Este proceso NO va ser fácil, son demasiadas riquezas por administrar a pesar de que aun la siguen saqueando, apenas se esta tratando de controlar pero muchas termitas por dentro van carcomiendo y el gobierno actúa a destiempo; dos ejemplos: desestimo lo dañino del dollar cucuteño en sus inicios y cuando reacciono ante las guarimbas las cuales era parte de una guerra anunciada y planificadas por el norte, es entonces cuando decide confrontarlo para el momento ya habían asesinado y quemado algunas gentes.

  12. Creó que no debemos juzgarnos o hacer leña del árbol caído, es increíble como el gobierno las ha tenido todas sobre todo con EL PETRO y sólo fue una pantomima, no se puede confiar en el y por en de será acto de su propia destrucción.

    No se puede justificar ninguna guerra ni nada, hay que asumir que el estado ha sido sumamente paternalista hasta con la empresa privada y negarlo es querer tapar el sol con un dedo.

    Es increíble pero cierto, el artículo es sumamente explicito esto esta pasa y se pondrá peor, horrible esos comentarios de que “que nos mantenga con comida” coñooo dejen de pensar de forma marginal y conformista. Por amor a Dios. Carajo si esta vaina es un socialismo entonces China es comunista.

    Virar en el sentido de comprender una nueva sociedad y dejar el pasado tétrico atrás.

  13. Mi pais tiene una enorme crisis, la mano de obra regalada a 1,25/1,55 Dolar $/ mensuales hacen inviable la vida, pero se insiste en vender 3,4 millones de litros de gasolina por un dolar pero ni siquiera puedes mantener tu auto, cambiar la baterias o los neumaticos….! Hay quienes proponen que con esos sueldos de hambre podemos captar inversionistas extranjeros e impulsar las exportaciones, cuando en realidad se estaria impulsando el sub-esclavismo economico post-modernista, basta de seguir pidiendo sacrificis a quien ya no da mas, un pueblo con hambre, sin calzado, sin esperanza y a punto de perder su salud, con problemas en el hogar (multiples peleas y discusiones inutiles por problemas que ellos no pueden solucionar) La frustración crece dia a dia y las acciones a tomar se postergan olimpicamente sin que les duelan los millones que sufren con la inacción de los politicos y economistas, a los empresarios (Los grandes beneficiados de esta crisis) los subsidian irresoponsablemente el estado con gasolina barata, energia electrica barata, telecomunicaciones baratas y la peor de todas salarios groseramente baratos, para rematar con acceso de algunos de ellos a Dolares subsidiados y con todo esto nos dolarizan el precio de los productos, es triste ver que con sencillas acciones en lo economico se pueden enmendar muchos errores la principal dar por descontado que carecemos de empresariado competente, eficiente y productivo tenemos un empresariado parasitario y depredador que para nada es un orgullo mostrar simplemente no sirven, en 60 años ¿cuanto aportaron en millardos de $ dolares a la economia y cuantos millardos de $ dolares consumieron en ese mismo periodo? Cuanto saquearon de esas divisas provenientes del petroleo? Se habla de 380 mil millones de $ en sus cuentas de bancos en el extranjero pienso que esa cifra es aun mayor…! Cuantos Dubai o Qatar tendriamos aqui de haber apostado por nuestro pais en lugar de soñar con esa “Visa para un sueño” en el exterior recurriendo a depredar su propio pais. “Por eso estamos como estamos” decia la vieja canción de Billo Frometa

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*