Sobre la polémica en torno a la conveniencia o no del control cambiario

Este fin de semana publicamos un breve texto de la profesora Pasqualina Curcio sobre el control cambiario. En vista del interesante e intenso debate suscitado en la sección de comentarios, y sobre todo en nuestras redes sociales, donde se plantearon varias preguntas y dudas por parte de nuestros lectores, optamos por escribir esta editorial sobre cuestiones que, por sí o por no, hay que tener presentes a la hora de considerar la permanencia o no del control cambiario.

Aclaramos que no pretendemos responder por esta vía las interrogantes planteadas directamente a la autora del texto implicado. Eso es algo que solo puede hacer ella y estamos seguros lo hará en su momento. Aquí nos limitaremos, como dijimos, a exponer de manera breve algunas claves o pistas para la reflexión:

  1. En primer lugar, el debate sobre la conveniencia o no del levantamiento del control cambiario, ignora que en la práctica el mismo en sentido estricto ya no existe. Lo que a nuestro modo de ver existe es una confusión generada por el hecho de que dicho levantamiento (al igual que ocurrió con el de precios) nunca fue informado de forma oficial y transparente. Así como por la permanencia de algunas normativas administrativas y operacionales aún propias de un control cambiario, como la denominada ley de ilícitos cambiarios.
  2. En el marco de un control cambiario, el ente regulador fija tanto el tipo (o los tipos) de cambio, como la asignación de divisas. En el caso venezolano eso es aún más claro, ya que además de fijar el tipo de cambio, el Estado históricamente no solo regula y/o administra la asignación de divisas, sino que, de hecho, es quién genera las divisas para la asignación, las cuales provienen de los ingresos causados por las exportaciones del sector público, fundamental –aunque no exclusivamente- el petrolero. Esto es un diferencia fundamental con otros controles de cambio, como por ejemplo el aplicado en Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández, dado que el origen de las divisas para este caso provienen prácticamente en su totalidad de los propios privados, y dentro de estos, el sector agrario exportador primario, al cual el Estado aplica retenciones (equivalentes a impuestos o cuotas obligatorias que deben aportar).
  3. Es en virtud de lo anterior que, en nuestro criterio, el control cambiario que regía desde 2003 en la práctica ya fue levantado. Dicho levantamiento ha ocurrido un poco en cámara lenta, por partes y sin ser anunciado, pero en lo fundamental se dio en septiembre de 2017, cuando se suspendió el anterior sistema DICOM.
  4. Como se recordará, el anterior sistema DICOM aún contemplaba dos cosas: en primer lugar, la coexistencia de dos tipos de cambio oficiales: DICOM y DIPRO, éste último –significativamente más bajo que el primero- se suponía para la importación de bienes y servicios esenciales (alimentos, medicinas, etc.). Pero también contemplaba la asignación de divisas públicas (es decir, producidas por las empresas del Estado). En el actual sistema DICOM, que comenzó a operar en febrero de este 2018, ni lo uno ni lo otro existen ya. Se opera con un solo tipo de cambio que es asumido como el oficial (el que arrojan las subastas), pero además, según el convenio cambiario vigente, no es el Estado quien coloca las divisas a ser subastadas, sino los propios privados. Es decir, el DICOM actualmente vigente es un mercado privado de divisas, administrado por el BCV, pero privado al fin de cuentas. Y hasta donde sabemos, el famoso ofrecimiento presidencial de mil millones de dólares supuestamente provenientes de la preventa de El Petro todavía no se ha materializado.
  5. Pero adicional a lo anterior, en nuestro criterio, a efectos del control cambiario, lo determinante ocurrido para su levantamiento informal fue el lapso de cinco meses ocurrido entre la suspensión del “viejo” DICOM en septiembre de 2017 y el comienzo del “nuevo”, en febrero de 2018. Y es que en dicho lapso ocurrieron al menos cuatro cosas:
  • La primera es que al no publicarse ni reportarse ningún tipo de cambio oficial, se dejó que los agentes económicos asumieran que el tipo de cambio definitivamente real era el paralelo-ilegal. Si este “dejar” fue por omisión o con intencionalidad, es un hecho secundario a efectos de lo que estamos hablando. En cualquier caso, el punto es que así ocurrió.
  • En segundo lugar, y como es por todos conocido, no solo pasó que se dejó ante la ausencia de un tipo de cambio oficial que el tipo de cambio paralelo-ilegal se impusiera definitivamente: en la practica se terminaron consolidando también otros tipos de cambio paralelos-ilegales. Es decir, ya no era solo Dolar Today, sino también varios otros como Air TM. Como reza el dicho: éramos muchos y parió la abuela.
  • En tercer lugar, y como decíamos en nuestra anterior editorial, entre septiembre de 2017 y febrero de 2018, ocurrió una de las más dramáticas devaluaciones del bolívar. En primer lugar una doble devaluación oficial, operada en los tramos para los cuales regían los tipos oficiales vigentes hasta septiembre de 2017, DICOM y DIPRO: en aquel entonces, al momento de la suspensión, el tipo de cambio DICOM estaba en 3 mil bolívares. Y en 10 bolívares por dólar en el DIPRO. Cuando el “nuevo” DICOM arrancó en febrero de este año, partió con un tipo de cambio unificado (debido a la eliminación del DIPRO), en torno a los 25 mil bolívares por dólar, lo que supuso una devaluación de más del 700% para todo aquello que estaba a DICOM. Pero de más de 250 mil % para todo aquello que se encontraba a DIPRO. Por su parte, el tipo de cambio ilegal-paralelo, en aquel tiempo hegemonizado por Dolar Today, se encontraba en bolívares 25 mil. Es decir, de septiembre 2017 a febrero 2018 mostró una variación de 803%.
  • Lo cuarto, entre una fecha y la otra, fue el elemento hiperinflacionario, en buena medida alimentado por lo anterior: antes semejantes devaluaciones y ante la suspensión del sistema cambiario (que en la práctica se tradujo en la suspensión de toda autoridad monetaria) el demonio de los precios terminó de soltarse.

En virtud de todo lo anterior, queríamos terminar concluyendo las siguientes cuestiones para el debate:

  1. En nuestro criterio, el no éxito de la política cambiaria para combatir al mercado paralelo tiene varias explicaciones. Una es el bloqueo financiero comercial. Pero adicionalmente, dicha política cambiaría no solo adolece de una estrategia económica más amplia e integral (y no solo cambiaría), sino que parte de un error de diagnóstico fundamental: y es que pese a que en lo discusivo se habla del “dólar criminal”, la “dictadura del patrón dólar”, “guerra económica”, etc., en la realidad se ha terminado asumiendo que el verdadero tipo de cambio es el que opera en los mercados paralelos-ilegales, razón por la cual la política de “combate” contra “el dólar criminal” ha consistido en acercar cada vez más el tipo de cambio oficial al de los mercados paralelo, lo que resulta doblemente inútil: por una parte, porque dada la naturaleza especulativa de los mercados paralelos, por mor tiende a alejarse del mercado oficial para aprovechar el diferencial cambiario; y en segundo lugar, porque al parecer los arquitectos de esta estrategia no han caído en cuenta que al devaluar el tipo de cambio de modo semejante deben en consecuencia aumentar la masa monetaria, lo que termina sirviendo de argumento a los especuladores para hacer subir aún más el tipo (ahora “los tipos”) de cambio ilegales paralelos.
  2. En segundo lugar, es una ilusión absoluta y de una ingenuidad peligrosa asumir que por la liberación definitiva del mercado cambiario desaparecerán automáticamente los tipos de cambio paralelos. El mejor ejemplo es el argentino, donde pese a que Macri en diciembre del 2015 entre sus primeras medidas “levantó el cepo cambiario”, el mercado cambiario no se estabilizó, sino que de hecho los tipos de cambio paralelos siguen operando y son, además, los que se siguen usando para poner presión sobre el peso y devaluarlo cada vez más. Los resultados de esa estrategia están a la vista.
  3. En tercer lugar, existe un problema estructural que debe considerarse para la existencia de un mercado privado de divisas en Venezuela: y es que aunque los privados venezolanos son altamente demandantes de divisas, son pobres oferentes. Veamos en cifras: Entre 1999 y 2015, el sector privado exportó, según cifras del BCV, 121 mil millones de dólares, lo que hace un total de 7 mil millones de dólares promedio año. En el marco de sequía de divisas actual malos no serían, pero este año 2018 solo por concepto de deuda externa el país debe cancelar unos 8 mil millones de dólares más vencimiento por el orden de los 4 mil millones. Por otra parte, entre 2013 y 2017, el promedio anual de importaciones –con todo y recesión- ha estado por el orden de los 27 mil millones. Eso es al menos 3,8 veces más de lo que aporta el sector privado a las cuentas nacionales. Si a eso le sumamos que en 2016 se aprobó un convenio cambiario promovido, entre otros, por el entonces ministro de Inversión Extranjera y Comercio Exterior Jesús Farías, que establece que del 100% de las divisas generadas por concepto de exportaciones los privados solo deben aportar a la República el 20% (lo que de paso no hacen, tal y como ha sido denunciado por el propio presidente), está de más decir que a ese ritmo y dejando por fuera los temas políticos el día que el sector privado pueda sustituir al público (lo que algunos llaman “superar el rentismo”) está bastante lejos, con todo y los estímulos que les han dado, como por ejemplo el hecho de contar en la actualidad con la mano de obra más barata del mundo gracias a las devaluaciones que promueven para ser “competitivos”.
  4. Una de las cosas que se propone en el documento de recomendaciones hecho público por este medio hace unos días, específicamente en el numeral 4, es la creación o consolidación del mercado privado de divisas, que libere al Estado de la obligación de asignarlas. Pero para que esto ocurra, no solo debe darse que los privados aporten divisas para vender, lo que no esta ocurriendo ni ocurrirá en el corto ni mediano plazo se las pongan al precio que se las pongan, sino que debe regir igualmente un marco regulatorio y de fiscalización claro, ágil y públicamente transparente. Desde luego, siempre será preferible que un tipo de cambio para comercio entre privados lo fije una casa cambiaría legal y reconocida que una ilegal y oscura. Sin embargo, el simplemente delegarle esa función a Zoom o Italcambio, no solo mina la ya casi extinta autoridad que constitucionalmente le compete al BCV: si vamos a  seguir hablando de “guerra económica” entonces en términos fácticos es una suerte de rendición, en este caso entregándole las armasde laRepública a unos operadores que fueron, de hecho, quienes que comenzaron los ataques cambiarios en 2007, motivo por el cual sus operaciones fueron prohibidas por el presidente Chávez.
  5. Por último, aunque no menos importante: en el corto plazo -que es el único plazo que tenemos pues en el largo, para citar a Keynes “todos estaremos muertos“- la única posibilidad viable de recuperación pese a las dificultades que enfrenta, es enfocar esfuerzos en el sector petrolero y sus derivados (incluyendo el gas), de modo de recuperar la producción y aprovechar el alza delos precios y desatar un nuevo efecto multiplicador sobre el resto de la economía. Eso y, desde luego, una sana, oportuna, menos oscura, desordenada y discrecional administración de los recursos.

¡Gracias a todos y todas por sumarse al debate!

19 Comentarios en Sobre la polémica en torno a la conveniencia o no del control cambiario

  1. Cansa oir al Presidente y sus ministros hablar de la guerra económica, pero no se toman medidas eficientes para combatirla. Pareciera ser que, en materia de políticas monetaria, cambiaria y fiscal, el sector público y el BCV no disponen de especialistas en esas áreas. Desde el punto de vista técnico, no tengo ninguna objeción importante al escrito de Pascualina Curcio y a lo expuesto en este editorial. Habiendo en el país suficiente capacidad técnica para enfrentar y resolver la situación económica, financiera, comercial y cambiaria trajimos especialistas extranjeros. Ahora bien, dónde están las recomendaciones de estos expertos, por qué no se han tomado las iniciativas pertinentes?. Estamos esperando la catástrofe para tomar decisiones. Mientras tanto, el gobierno continúa deshojando la margarita.

  2. Afirmar que en Venezuela no hay control de cambio es terriblemente irresponsable, por lo general los errados analisis de las causas del desastre nacional que atribuyen el debacle de la economía a una guerra económica es previsible pero es dificil de digerir que hay quienes afirmen categoricamente que el control de cambio se ha levantado. Suelo leer este portal para intenatr enteder como se razona desde el lado de quienes apoyan aloficialismo pero este tipo de afirmaciones le restan cualquier tipo de seriedad al analisis.

  3. ME SUMO AL ANALISIS DE QUE EN LA ACTUALIDAD NO EXISTE CONTROS DE CAMBIO OFICIAL COMO EXISTIÒ EN SU OPORTUNIDAD CUANDO LOS CIUDADANOS NATURALES Y LOS JURIDICOS TENIAMOS ASIGNADOS UNA CUOTA ANUAL DE DOLRES A LOS QUE PODIAMOS ACCEDER SIN SUBASTAS NI OTROS MECANISMOS QUE LOS ESTABLECIDOS EN EL CONTROL CAMBIARIO Y LOS ESTATUTOS SOBRE ILICITOS CAMBIARIOS. EN LA ACTUALIDAD ENTIENDO QUE LA SUBASTAS DE DIVISAS SE BASAN EN DOLARES APORTADOS POR PRIVADOS Y ADMINISTRADOS O SUBASTADOS CON SUPERVISION DEL ESTADO. Y
    SE HA DEJADO EN MANOS DE CASAS DE CAMBIO LA COMPRA Y VENTA DE DEVISAS PROVENIENTE DE REMESAS Y OTRAS PROCEDENCIAS LEGALES Y NO TAN LEGALES.

  4. La seriedad no es un problema reñido con una logica sustentada en hechos a toda luces irrebatibles. Lo que ha sido poco serio es que desde el alto gobierno se haya llevado hasta el extremo del vaciamiento conceptual terminos de mucha significación politica, como el de guerra economica, por esa suidida mania de ocultar la realidad tras juramentos de un mejor porvenir, que terminan desarmando y desmorarizando a sus propias fuerzas frente al combate de fondo: superar el putrefacto orden capitalista.

  5. Creo que la profesora Pasqualina Curcio afirmó como lo esencial el valor del Bolívar, por eso recomienda el respaldo de la moneda con el Oro almacenado en bóveda, que se incrementa en cerca de 1 tonelada por mes y que no tenemos que comprarlo como Rusia y China porque lo tenemos en las minas……..el asunto cambiario es secundario y ha sido usado para devaluarnos la moneda……si la respaldamos en Oro cuyo precio responde a la cotización en el Mercado Mundial, no pueden afectarnos como si lo hacen con los precios del Petróleo, con el Fracking, las presiones sobre Arabia Saudita, etc…….la clave es el valor del Bolívar…… y su valor en dólares dependerá de la cotización de la Onza Troy en el Mercado…..que el precio del Oro fluctúa, si, puede bajar/subir un poco, pero nosotros mes a mes tenemos cada vez mas en bóveda…..

  6. CON NICO DEBEMOS ELIMINAR EL CONTROL CAMBIARIO.
    NO ME VOY ADESGASTAR EN DISCUTIR SOBRE SU EXISTENCIA O NO.
    1-NO MAS VENTA DE DÓLARES POR DEBAJO DEL MARCADOR CRIMINAL.
    2-NO MAS VENTA DE PRODUCTOS DEL ESTADO POR DEBAJO DEL PRECIO DEL MERCADO.
    3-VENDAMOS A PRECIO DE MERCADO LOS PRODUCTOS DEL ESTADO GASOLINA, GAS, ELECTRICIDAD, TELEFONÍA, METRO, TRANSPORTE, MEDICINA, ALIMENTOS, PARA QUE LAS EMPRESAS DEL ESTADO ARROJEN RESULTADOS POSITIVOS Y REDUNDEN EN MEJOR SERVICIO PARA EL PUEBLO.
    4-FACILITAR LA EXPORTACIÓN Y LA IMPORTACIÓN.
    5-FACILITAR LA INVERSIÓN NACIONAL Y EXTRANJERA.
    6-QUE EL ESTADO NO TENGA NECESIDAD DE PERSEGUIR INVERSIONES, NI DIVISAS, PUES NO LE SERÁN ENTREGADAS AL PRIVADO Y EN TODO CASO SI SE VENDEN, SE VENDEN AL PRECIO DE MERCADO CRIMINAL. O SEA, NO SERÁN SUBSIDIADAS.
    7-FACILIDAD AL QUE SE QUIERA LLEVAR LAS DIVISAS PRODUCIDAS POR EL SECTOR PRIVADO. TOTAL NO SERÍAN ASIGNADAS NI SUBSIDIADAS POR EL ESTADO, NI VENDIDAS POR EL ESTADO PARA SER DEVUELTAS AL ESTADO.
    NECESITAMOS UN ESTADO PRODUCTOR IMPORTADOR MAS FUERTE, PERO NECESITAMOS QUE AL SECTOR PRIVADO SOBRETODO EL PEQUEÑO Y MEDIANO LE INTERESE ENTRAR EN EL MERCADO MAS POR EQUILIBRADO QUE POR ESPECULATIVO.

  7. El control cambiario existe en tanto los operadores cambiarios no pueden disponer libremente de sus divisas en el mercado interno, sin tener que comprarlas o venderlas al BCV. Una cosa es el tipo de cambio (el precio de las divisas) y otra la libre convertibilidad de la moneda. En este artículo se reconoce el fracaso del control cambiario en Venezuela cuando el precio en que se cotiza la moneda nacional la fija el mercado paralelo ilegal, al punto que ejerce influencia sobre el tipo de cambio oficial. Eso es evidente. Ahora, lo que se discute es la pertinencia de mantener un control que no controla nada y que, al contrario, crea ruido al intentar fijar un precio oficial de la moneda en el que nadie cree ni confía. La políticas económicas surten efecto cuando actúan sobre las expectativas de los agentes económicos, previendo su conducta, sus actos, y los efectos que éstos tendrán sobre las variables en las que se quiere incidir. Las políticas que apuntan a controlar todo, al final terminan creando incentivos perversos. En nuestro caso, si ha quedado demostrado algo en los últimos años, es que el Estado Venezolano no tiene la capacidad de controlar ningún precio, incluyendo el precio de la moneda. Queda por demostrar si el Estado puede controlarse a sí mismo en el cumplimiento de las políticas que él mismo formula para ejecutarlas internamente, superando la exacerbada corrupción que se manifiesta en todos sus niveles; tal es el caso de las recomendaaciones que apuntan a administrar de manera transparente las divisas que generan las empresas públicas, con PDVSA a la cabeza (97%), dejando que los entes privados asuman el mercado cambiario con un régimen de libre convertibilidad. Al final, quedaría sincerado la contribución del sector privado al PIB, sin una transferencia neta de nuestra renta en divisas para ser sacadas al exterior, como ha ocurrido secularmente en desmedro de la economía nacional, en las 4ta. y 5ta. repúblicas (por ahora).

  8. Definición de control

    Es un mecanismo preventivo y correctivo adoptado por la administración de una dependencia o entidad que permite la oportuna detección y corrección de desviaciones, ineficiencias o incongruencias en el curso de la formulación, instrumentación, ejecución y evaluación de las acciones, con el propósito de procurar el cumplimiento de la normatividad que las rige, y las estrategias, políticas, objetivos, metas y asignación de recursos.
    Inspección, fiscalización. Dominio, mando. Dispositivo para regular la acción de un mecanismo.

    Fuente: http://www.definicion.org/control

  9. Como tal no le encuentro sentido al desgaste que representan las discusiones estériles sobre si hay o no control de cambio, pues eso significaría desarrollar una investigación sobre las diversas acepciones, etimología y orígenes de la palabra, así como los distintos usos que se le haya dado a lo largo de la historia y como ha sido su proceso evolutivo; lo cual sería equivalente a investigar sobre la inmortalidad del cangrejo. Es más que evidente que control no hay y no hace falta tener un coeficiente intelectual superior a la media para entenderlo, quienes insisten en lo contrario lo hacen para tratar de influir en la opinión pública con argumentos rebuscados que solo buscan ejercer presión para que el Estado renuncie a la administración de las divisas de la renta petrolera y las Reservas Internacionales y las exponga a merced de la voracidad del “mercado”.

    Sin embargo, si creo necesario insistir en algunas propuestas para estabilizar la paridad cambiaria e instaurar un verdadero y auténtico CONTROL DE CAMBIO, las cuales son como sigue:

    1. El Estado Venezolano debe solicitar ante instancias internacionales la eliminación de la libre convertibilidad del Bolívar en Colombia, el intercambio comercial debe regirse por el PROTOCOLO MODIFICATORIO DEL CONVENIO DE PAGOS Y CRÉDITOS RECÍPROCOS, SUSCRITO EL 19 DE MAYO DE 2017, entre los PRESIDENTES o GOBERNADORES de los BANCOS CENTRALES de: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, entrado en vigencia desde el primero de enero de 2018.

    2. Actualizar los precios de la gasolina, demás combustibles y lubricantes según se cotizan en el mercado internacional, con subsidio directo al usuario a través del Carnet de la Patria.

    3. Expandir la apertura de Casas de Cambio, incluso hasta con participación de la banca privada en todo el país para que el sector privado desarrolle su actividad cambiaria, pero sin la participación del Estado.

    4. Sistema de fijación de Costos, Precios, Salarios y Tributos, establecidos en Petros, pero para ser cancelados en Bolívares al cambio equivalente, según fluctúe el Bolívar con respecto al Dólar en las Casas de Cambio certificadas por el Estado para desarrollar la actividad cambiaria.

    5. Crear instrumentos de ahorro/inversión denominados en Petros para ser adquiridos en Bolívares, no negociables en el mercado secundario, solo canjeables por Bs. directamente al inversionista original por el Ente Emisor que en todo caso sería el BCV, al cambio equivalente según fluctúe este con respecto al dólar en las casas de cambio privadas.

    6. Salario mínimo fijado en 5 Petros/mes cancelados en Bs. al cambio equivalente según fluctúe este con respecto al dólar en las casas de cambio privadas; escalas de salarios móviles indexadas a la inflación.

    7. Reemplazar la adjudicación discrecional de divisas por planes de financiamiento en divisas, pero para ser cancelados en divisas, no en moneda nacional, los cuales deben estar dirigidos a apoyar al empresariado que se avoque a la actividad de exportación y a generar ingresos en divisas, con los cuales honraría los compromisos que devienen del crédito.

    8. Para las compras estratégicas del Estado en divisas, asumir como tasa de cambio la que resulte según fluctúe el Bolívar con respecto al dólar en las casas de cambio privadas, no dar cabida a arbitrajes que hagan atractivo el contrabando de extracción. Así, si el Estado provee de materia prima importada al sector alimenticio, esto debe ser al precio de mercado, esto para que el precio resultante del producto final sea el óptimo para ser comercializado dentro del territorio nacional.

    9. De eliminarse el diferencial cambiario asumiendo las tasa del mercado para la cotización del Dólar, no hace falta prohibir el libre cambio de Bs. las otras criptodivisas, ya que al tener costos, salarios, precios e impuestos en Petros, el Bolívar se encuentra blindado porque pierde el atractivo la depreciación de este, pues, para quien no genere ingresos en divisas, le representaría la descapitalización automática, ya que los costos asociados debe asumirlos directamente, porque no los puede transferir a través de la cadena especulativa.

    10. Sumarse a las iniciativas de los países de BRICS, Alemania, Irán y otros de restituir el Patrón Oro para dar respaldo de las monedas y paulatinamente salir del sistema Fiat.

    En conclusión, más que discutir sobre la necesaria pertinencia del Control de Cambio, lo verdaderamente importante debe estar orientado en el diseño de los mecanismos para que funcione, es decir, no solo se trata del Control de Cambio, la tarea más bien es de profundizarlo con un Cambio de Control, o de controles que den los resultados esperados.

    Saludos.

  10. Lo sabio será legalizar la LIBRE CIRCULACION DEL DOLAR y el BCV solo participar como un oferente más en el mercado privado de divisas con subastas diarias y asignaciones transparentes administradas mediante SISTEMAS AUTOMATIZADOS. Ello junto a la circulación del BOLIVAR y la creación del BOLIVAR ORO como Nueva Moneda de curso legal con respaldo de 200 mg de ORO almacenados en el BCV y valor de 7 $USD por cada BOLIVAR ORO que circule en la Economia. Asi como el BOLIVAR ORO debe ser valido solo en Venezuela y el BCV no estar obligado a cambiar los BOLIVAR ORO por el ORO almacenado en sus bovedas, solo estará obligado a CERTIFICAR que el ORO de respaldo existe.

    • Nuevamente pones a “Papá Estado” con el unico rol de “Proveedor” de $ dolares, haciendole el negocio a los ineficientes de siempre el empresariado del pais, incompetente de producir y ofertar sus propias divisa con exportaciones nacionales…! Asi la vida en un “Jamon” ya van 60 años de empresariado parasitario, improductivo e ineficiente, en un sistema capitalista real ya hubieran quebrado pero en el “Mercantilismo” venezolano son reyes del saqueo del erario publico.

      • Eso es correcto, por eso fue que no apoyaron la propuesta de Dolarización de Henri Falcón (Ojo: Que de este lado tampoco apoyamos, pero por razones de soberanía). Con un país dolarizado se les acaba el pan de piquito a los parásitos mercantilistas, porque tendrían que proveerse de sus propios dólares y de paso se verían obligados a ofrecer precios competitivos y entrar en los márgenes de ganancia que se manejan en el mercado internacional, que no superan el 8%. Sin embargo, hay formas de llevarlos a esos estándares sin tener que dolarizar, la misma no es otra que apoyarse con el Petro para referenciar costos, precios, salarios y tributos; para ser liquidados en Bolívares al cambio equivalente, según fluctúe este con respecto a las divisas internacionales en las casas de cambio facultadas para operar lícitamente en el país.

        Saludos.

  11. El centro del debate claramente esta en buscar soluciones a un extinto “Control” Cambiarío que lo que esta es trayendo mas problemas a la población que soluciones. Comenzando con dejar por sentado la poca capacidad del Gobierno Nacional en establecer políticas económicas que de verdad rompan con la crisis que no solo es culpa de factores externos que únicamente buscan el enriquecimiento propio, también está el propio Estado que desde hace años realiza cambios tan pequeños como los pasos de un bebé ante un problema que requiere zancadas de un gigante.

    Comparto varias ideas que no solo he leído en esta editorial, también a diario en el pueblo que esta en las calles que tiene esperanzas de que su futuro puede mejorar y que esta mejora será con el Gobierno actual.

    1. Estoy totalmente de acuerdo con un ajuste en el precio al mercado internacional de la Gasolina, el Gas y demás lubricantes que se produzcan en el país. En este mismo portal leí como podía mantenerse el subsidio de la gasolina, Gas y lubricantes dirigido directamente a la persona a través del carnet de la patria con un abono mensual que en realidad será circulante si es únicamente dirigido para el pago de estos insumos. Yo por mi parte agrego a esta idea que este mecanismo pudiese estar mas blindado si de utiliza la cadena de bloques (Blockchain) para certificar el monto asignado a la población y que este monto sea únicamente empleado para el pago de estos servicios.

    2. El estado debe ser firme y dejar de ser el padre prestamista de las divisas al mercado privado. Es cierto, que no todas las empresas generan divisas pero si requieren divisas para la operatividad y producción de sus plantas y/o servicios, pero también es cierto que hay empresas de gran envergadura en el país que si generan divisas y que siempre van a requerir BS para realizar pagos de productos y/o servicios dentro del territorio nacional respetando las leyes que tiene el país.

    3. Es tiempo de dar el Gran paso de establecer el Patrón Oro aprovechando que somos un país con inmensas reservas de oro en nuestros subsuelo. Esto podría ser conveniente en todos los aspectos de la vida cotidiana, desde el fortalecimiento de nuestra moneda (Bolívar) hasta el paulatino incremento del interés de los ahorristas por mantener sus fondos en la moneda oficial de nuestro país y no otra moneda extranjera.

    4. Entender que la congelación de los precios de los productos lo que genera es acaparamiento, bachaqueo y extracción. Por este motivo, lo más factible es marcar el precio de estos productos al costo real de la producción de acuerdo fluctúe el mercado nacional y el intercambio de divisas si el producto requiere insumos del exterior.

    5. Es claro para todos los venezolanos que el salario mínimo nacional actualmente no rinde para subsistir. Por este motivo, es imperante que de implementar el Patrón Oro, se ate el salario mínimo a un monto establecido por este patrón que fluctúe de acuerdo el mercado internacional.

    Son parte de mis opiniones personales que comparto en esta editorial respetando las opiniones de los expertos en la materia y que espero den pie a continuar con el debate para que sumemos ideas positivas que esperamos todos sean observadas, evaluadas y hasta empleadas por el Gobierno Nacional para al fin lograr el país que todos queremos.

    Saludos,

  12. Es bonita e interesante la teoría, el análisis, el debate, muy nutritivo intelectualmente, pero creo que aquí hace falta mas acción, mas practica, el pueblo esta muy desesperanzado, mientras los dirigentes políticos esta cómodos en sus capsulas de cristal. El Gobierno encabezado por Maduro no tiene la mas remota idea de como hacerle frente a esta situación y lo que es peor no quieren ni aceptar la ineficiencia, ni mucho menos aceptar propuestas, hay que entender que la guerra económica se esta perdiendo desde hace rato, si no hay un cambio de estrategia no vamos a seguir de este hoyo en donde estamos metidos, ya uno no sabe con que se come este neochavismo que ha surgido, algunos dirán que uno es chavista de a 100$ del barril, pero coño es arrecho defender a quien omite todas las soluciones posibles y sigue empeñado en tomar decisiones que jamas llega a cumplir, entes cada vez mas destruidos gracias a la mala gestion de algunos fulanos por ahi… Sera que llego el momento de de buscar un nuevo lider o tirar la toalla?

  13. mientra el gobierno no de claro indicios de saber a donde vamos a llegar con las nuevas medidas económicas anunciadas por el presidente y los cambio o enroque de personajes en los diferentes ministerio no den señales clara de querer trabajar para el pueblo, la guerra económica seguirá en su curso hasta llegar al desenlace que ellos (los yanquis ) han diseñado, necesitamos medidas claras y pocas complacientes a los sectores económicos poderosos.

  14. mientras los precios sigan subiendo eso indica que estamo mas cerca de la estabilidad economica ,, no crean que el gobierno no entiende o no sabe como y cuando tomar las acciones del caso para resolvwer es mas cada dia se estan tomando las soluciones el asunto es que nosotros creemos que es asi zuass y listo ya esta ,,, el gobierrno esta conciente de toda la situacion,,, no se desesperen la mayoria del pueblo es sabio y saben por que apoya al chavismo de eso na hay duda,,, todo tiene su tiempo,,,

    yo estoy de acuerdo en aumentar el precio de la gasolina una empresa no puede producir a perdida asi de sencillo…. pero si el gobierno no lo hace es porque todavia tiene capacidad de maniobra. eso es lo que yo entiendo,,, entonce eso me indica que no es que el gobierno no sabe para donde va y que no sabe como resolver este asunto ,,,,,, y se pueden seguir dando otros ejemplos…..

  15. ES CON NICOLÁS MADURO QUE ESTE PUEBLO ESTÁ DISPUESTO A REALIZAR LOS CAMBIOS NECESARIOS QUE ESTAMOS OBLIGADOS A REALIZAR EN FUNCIÓN DE LA GUERRA ECONÓMICA Y DE LA FUERZA DEL MERCADO:
    1-DEBEMOS BUSCAR EQUILIBRIO CON EL MERCADO INTERNACIONAL.
    2-EL ESTADO EMPRESARIO DEBE VENDER A PRECIOS INTERNACIONALES:
    2.1-TRANSPORTE AÉREO, BUS, METRO, ETC.
    2.2-GASOLINA, ACEITE, GAS.
    2.3-ELECTRICIDAD, AGUA.
    2.4-VIVIENDA.
    2.5-MEDICINA Y COMIDA.
    2.6-DE CADA QUIÉN SEGÚN SU CAPACIDAD: EL PUEBLO ESTÁ DISPUESTOS A COLABORAR MONETARIAMENTE SEGÚN SUS POSIBILIDADES CON:
    2.6.1- EL SISTEMA DE EDUCACIÓN Y
    2.6.2-EL SISTEMA DE SALUD

    LA ACCIÓN FUERTE DEL ESTADO ESTARÍA DIRIGIDA IGUAL A EVITAR EL HAMBRE.
    SUPONEMOS, QUE ESTO REDUNDARÍA EN:
    1-LA MEJORA DE LOS INGRESOS.
    2-MAYOR COMPETENCIA.

    EL ESTADO EMPRESARIO A PRECIOS INTERNACIONALES, CADA DÍA SERÁ MAS FUERTE Y PODRÁ IR CRECIENDO.

    NO SERÁ NECESARIO ESTAR CONTROLANDO LA INVERSIÓN PRIVADA Y ESTA SE SUPONE MOTIVADA A PRODUCIR EN VZLA POR LA MANO DE OBRA MIENSTRAS ESTÉ BARATA.

  16. No soy economista ni mucho menos especialista en estas áreas. Soy un simple y común asalariado que observa atónito y absorto como su salario, sus prestaciones, su capacidad de compra y fundamentalmente su calidad de vida SE EVAPORAN CADA SEGUNDO. Y el gobierno BIEN GRACIAS INMOVILIZADO Y SIN DAR VISOS DE TENER LA PUT… IDEA DE QUE HACER. Es cierto, como cantaba Ali EL PUEBLO ES SABIO Y PACIENTE, ES EL DECIR DE LOS VIEJOS… Pero definitivamente estoy en lo particular al borde del colapso, sin poder alimentarnos bien, sin poder adquirir medicamentos, caminando pa´todas partes porque no hay transporte y mucho menos efectivo para pagarlo… EL GRANDISIMO COÑ… DE SU MADR… YA UNO ESTA PENSANDO SERIAMENTE EN SALIR A LA CALLE A LIBERAR LA FUERZA DEL PUEBLO Y ROMPER EL CELOFAN COMO CUANDO EL CARACAZO, PUES DEFINITIVAMENTE ES MÁS DIGNO MORIR DE UN PEPAZO INSOFACTO QUE PERECER DE A POCO POR HAMBRE, MENGUA Y ENFERMEDAD…. MEJOR A PONERSE LAS PILAS COMPAS… ESTE GOBIERNO TIENE QUE HACER MÁS (y de inmediato, pa´mañana es tarde) Y HABLAR MENOS… O CORRERÁ LA SANGRE PARA QUE SE CUMPLA LA MÁXIMA DEL POETA “REVOLUCIÓN SIN SANGRE NO ES REVOLUCIÓN” MUCHAS GRACIAS POR PUBLICARLO!!!

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Anuncios económicos del 25 de julio: reflexiones e inquietudes tempranas – 15 y Último

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*