Perspectivas de las medidas económicas según lo instrumentado a la fecha

Por: Luis Enrique Gavazut

Es necesario entender que el bolívar ha sufrido una devaluación oficial desde un valor aproximado de 200.000 Bs.F/USD al tipo de cambio Dicom a un valor aproximado de 6.000.000 Bs.F/USD al tipo de cambio Dicom de libre convertibilidad entre el bolívar soberano y el petro, este último fluctuante según el valor internacional del barril de petróleo de la cesta venezolana. Se trata de una devaluación de la moneda equivalente a 2.900%.

Es por ello que, aunque las medidas económicas que acaban de ser instrumentadas por el gobierno buscan recuperar el poder adquisitivo del salario, al haberlo aumentado de aproximadamente Bs.F 5.000.000 a Bs.F 180.000.000 (Bs.S 1.800) –un aumento equivalente a 3.500%- el valor de la moneda ha disminuido significativamente. Aunque ciertamente esa era una realidad impuesta por el mercado cambiario paralelo, ahora es contable, fiscal y presupuestariamente oficial.

Esto lleva a considerar la posibilidad de que, en realidad, el poder adquisitivo de los hogares no mejore tanto como se espera en relación a su situación previa a la entrada en vigor de las medidas económicas el pasado 20 de agosto; razón por la cual es prudente no generar esa falsa expectativa en una población cuyo nivel de paciencia y tolerancia pudiera verse psicológicamente desbordado por una nueva desilusión colectiva. Lo mejor es ir con calma y cordura, pisando tierra.

Deben tenerse muy presentes los aumentos de precios que previsiblemente ocurrirán por la puja distributiva entre el capital y el trabajo, que busca siempre convertir los aumentos salariales en ganancias empresariales.

Hasta la fecha, en dicha puja viene resultando ganador el capital, no solo por el inmenso poder de mercado (concentración monopólica) que tiene –que le confiere la potestad de fijar a voluntad precios y cantidades-, sino por las bien identificadas distorsiones distributivas que han caracterizado a esta guerra económica desde el año 2013 hasta el presente, tales como la concentración de distribuidores, la alteración de rutas, destinos y horarios de despacho, el bachaqueo corporativo y al menudeo, y el contrabando de extracción, entre otras.

Si bien es cierto que, al menos en teoría, si los precios de los bienes en Venezuela suben hasta colocarse al nivel de los precios en los países que le rodean en la región, es decir, que suban a precios internacionales medidos en dólares, eso hace que el contrabando de extracción no sea viable, por dejar de ser rentable; no lo es menos que si la moneda nacional se deprecia, una vez alcanzado el nivel de precios internacionales, esa pérdida de valor monetaria hace que los precios internos, medidos en dólares, vuelvan a abaratarse en relación a los precios externos (la economía interna se hace más competitiva en precios), generándose nuevamente la brecha y el consecuente incentivo al contrabando de extracción.

En pocas palabras, para mantener controlado el contrabando de extracción mediante el equilibrio entre precios internos y externos, es imperativo que la moneda nacional mantenga su valor a lo largo del tiempo, es decir, que no se deprecie.

Pero aun cuando el contrabando de extracción lograra controlarse mediante el referido equilibrio o equiparación de los precios internos con los precios externos, el bachaqueo es otro cuento. Este flagelo obedece a la adición de sucesivos eslabones al final de la cadena de comercialización, un fenómeno que guarda similitudes con las formas hasta ahora conocidas de la economía subterránea, tales como el comercio informal o buhonería, aunque mucho más grave y pernicioso.

Si las mercancías, independientemente de su precio, pueden ser acaparadas por los bachaqueros, estos, producto de la escasez que esta práctica genera, pueden subir los precios indefinidamente, siempre que se trate de bienes de demanda inelástica, como alimentos y medicamentos, y que además exista suficiente liquidez monetaria en circulación que permita sostener la demanda.

Esta práctica tiene mucho mayor probabilidad de éxito en el caso de bienes cuyo precio está siendo subsidiado, regulado o acordado, pero no es el menor precio de la mercancía la causa del bachaqueo, sino la posibilidad de acaparar y generar con ello escasez, en un eslabón de la cadena de comercialización que se prolonga más allá del comercio minorista formal y que rápidamente estrecha nexos con el hampa común (en el caso del bachaqueo menudo) y con el crimen organizado (en el caso del bachaqueo corporativo). De manera análoga a como el contrabando de extracción rápidamente estrecha nexos con el narcotráfico y el paramilitarismo.

La gasolina hasta ahora ha sido “no bachaqueable” en el país porque, pese a estar subsidiada y tener un precio irrisorio, la misma no puede ser acaparada ni generarse escasez a raíz de ello. Si con la nueva medida de vender la gasolina a precios internacionales y dar un subsidio directo a los consumidores a través del carnet de la patria, los bachaqueros pueden conseguir la manera de acapararla y por ello mismo hacerla escasa en las estaciones de servicio, será inevitable que comience a ocurrir este flagelo con la gasolina.

Comoquiera que sea, en estos primeros días de aplicación de las medidas económicas el capital ha intentado subir los precios de golpe, pero no ha podido, en mi criterio porque la liquidez monetaria en circulación no se los permite.

Por ejemplo, al día siguiente de entrar en vigor las medidas económicas, el portal AirTM inició con una cotización de apertura de 180 Bs.S/USD, pero tuvo que finalizar con una cotización de cierre de 95 Bs.S/USD. Esto se debe a que no hay suficiente liquidez para sostener la demanda y soportar la elevación de precios. Lo mismo ocurrió en el caso de muchos comercios que buscaron de subir los precios abruptamente, como tiendas de zapatos, ropa y otros artículos.

Sin embargo, conforme la liquidez va en aumento gradualmente, a medida que el gobierno hace efectivo el bono de 600 Bs.S para 10 millones de hogares y una vez que comience a cancelarse el nuevo salario, con 450 Bs.S para toda la población económicamente activa el 7 de septiembre, otro tanto el 14 de septiembre y luego 900 Bs.S el último de ese mes, correspondientes a la segunda quincena de salario, es previsible que ese aumento explosivo de la liquidez monetaria en circulación posibilitará que el capital eleve los precios sustancialmente en todos aquellos rubros donde pueda hacerlo, incluido el tipo de cambio de mercado, a fin de convertir el aumento de salario en ganancias empresariales.

Que esa liquidez esté respaldada o no por las divisas que PDVSA le va a vender al BCV al nuevo tipo de cambio megadevaluado de 60 Bs.S/USD aprox., es decir, que la inyección no sea de bolívares “inorgánicos”, sino “orgánicos”, no va a hacer ninguna diferencia en esto (pese al entusiasmo que al respecto manifiestan los fanáticos de la disciplina monetaria y fiscal como aparente arma letal en contra de la guerra económica). Liquidez es liquidez –así sea “orgánica”- y puja distributiva es puja distributiva.

Si los consumidores van a poder adquirir al menos los productos de precios acordados según la expectativa que al respecto toda la población tiene en este momento, va a ser algo que dependerá de la efectividad con que el Estado logre mantener bajo control los mecanismos de alteración de la distribución ya anteriormente mencionados (principalmente el bachaqueo), así como los de alteración de la producción por parte de los empresarios que han firmado el acuerdo, tales como la ralentización de la producción, la simplificación de la producción, la subutilización de la capacidad instalada, el acaparamiento por rotación territorial de producción intermedia y final, entre otros que han sido ampliamente identificados desde el año 2013 por el propio gobierno nacional.

Así mismo, dependerá de que las cantidades de materias primas que el Estado se ha comprometido a suministrarles a esos empresarios sean suficientes y oportunas para satisfacer de manera fluida la demanda de la población. Sería una gran señal de vocación por la transparencia, si el gobierno suministrara a la opinión pública la información acerca de cuál es el volumen y el valor de las materias primas que está obligado a entregar a los empresarios que firmaron el convenio de precios acordados, y cuál es el volumen de producción que con esa materia prima dichos empresarios van a generar, en qué fechas estimadas, y cómo será distribuida esa producción en el territorio nacional. Digo, por aquello de la trillada consigna de la “contraloría social”.

Por cierto que en relación con esto último, no puedo evitar señalar que los entusiastas de la erradicación del rentismo petrolero, no tienen en realidad motivo para estar tan emocionados, porque aunque al parecer se eliminó la venta barata y asignación de divisas del Estado a la burguesía, en realidad se le siguen entregando dichas divisas, porque el Estado lo que se ha comprometido es a importar directamente las materias primas y dárselas a los empresarios, entre los que se encuentran, por ejemplo, Empresas Polar y El Tunal, dos de los más grandes grupos capitalistas del país.

Esto quiere decir, que el rentismo y el parasitismo de la burguesía continúan intactos, porque si no es con divisas del Estado, no producen, ni invierten ni mucho menos exportan. Eso sigue siendo, en mi pueblo y en el de cualquiera, ser un parásito y un rentista. Claro que de esta forma, al menos se evita la fuga de capitales, lo cual es un paso de gigantes; por supuesto, siempre y cuando la corrupción en los sistemas gubernamentales de importación y entrega de las materias primas no haga de las suyas…

Justo al escribir este artículo, el Presidente anunció que se va a lanzar al mercado unas barritas de oro que la gente podrá comprar para ahorrar. El precio al cual serán vendidas arroja una equivalencia al tipo de cambio del mercado de libre convertibilidad que actualmente impera en Venezuela, es decir, aprox. 60 Bs.S/USD. La venta se hará mediante certificados a un año de plazo con posibilidad de monetización cada tres meses. Los certificados serán negociables solo en la banca pública y el BCV.

Si bien resulta una medida interesante para los ciudadanos que actualmente no tienen forma de acceder al mercado libre del dólar, lamentablemente no prevé la libre convertibilidad de los certificados de ahorro respaldados en oro; es decir, los mismos no podrán ser negociados directamente a cambio de divisas, criptomonedas u otros activos líquidos de libre elección de sus tenedores.

Esto implica que como mecanismo de ahorro en bolívares es mejor que solo tener los bolívares en una cuenta de ahorros en la banca; pero no servirá para contrarrestar el mercado paralelo del dólar, porque aun cuando la gente podrá comprar esos certificados en una equivalencia cambiaria más barata que el tipo de cambio de los marcadores paralelos, sin embargo, no podrán convertirlos libremente en dólares, por lo cual el dólar paralelo seguirá siendo una opción más atractiva como reserva de valor para todos aquellos que pueden y saben acceder a este mercado.

Para que eso no ocurra, se necesita que el anclaje bolívar-petro-petróleo se sustente en un activo valioso y líquido que la gente pueda comprar realmente y que compita directamente contra el mercado cambiario de los marcadores paralelos. Si las personas pueden comprar un activo con equivalencia de 60 Bs.S/USD, pues obviamente no van a comprar divisas en el mercado a razón de 90, 100 o 120 Bs.S/USD; máxime tomando en cuenta que el oro es un activo razonablemente convertible a divisas u otros activos líquidos.

Esta es la manera como el anclaje cambiario que ha establecido el gobierno, en los hechos, en la realidad tangible, puede derrotar finalmente a los marcadores cambiarios paralelos. Mercados como el de AirTM, por ejemplo, tendrían que cotizar el dólar mucho más cercano a la paridad del anclaje, o simplemente se irían quedando sin compradores, con puras ofertas para la venta que se les quedarán frías, porque la gente preferiría comprar las barritas de oro más baratas.

Esta es la forma, claro está, como desde el inicio se previó que actúe también el petro, una vez que comience a ser comercializado en el mercado cambiario, lo que va a ocurrir próximamente dado que así lo ha ratificado varias veces el propio Presidente Maduro, al afirmar que el petro será usado para el comercio exterior de la República y también en la economía interna para comprar inmuebles, vehículos y hacer viajes turísticos, así como más recientemente para su uso a través del monedero de la patria, canjeables por bolívares.

También se ha hablado del pago de impuestos en petros, así como de las cajas de ahorro, y hasta llegó algún funcionario de alto nivel a afirmar en los medios de comunicación que la gente podría comprar el pan en la panadería directamente en petros. El Ministro Simón Zerpa, por su parte, recientemente afirmó en televisión nacional que el petro es una divisa internacional, dándolo por hecho.

Por lo tanto, y dado que difícilmente pueda sustentarse el anclaje a largo plazo en la venta de oro, cuya disponibilidad es limitada, y además no está previsto por la no convertibilidad a divisas de los certificados de ahorro en oro, es previsible que el petro entrará pronto al ruedo ejerciendo ese rol, algo que en mi criterio es absolutamente indispensable para que el anclaje bolívar-petro-petróleo sea sostenible y, con ello, todo el programa de medidas económicas que ha comenzado a instrumentarse desde el 20 de agosto.

 

22 Comentarios en Perspectivas de las medidas económicas según lo instrumentado a la fecha

  1. De todo lo comentado lo que no se está considerando es el efecto de las escalas salariales fijadas en Petros para ser canceladas en Bolívares, lo cual tendrá un efecto en las estructuras de costos que colocará el arbitraje a nuestro favor, de manera que los precios siempre estarán acorde para ser comercializados en nuestro mercado interno y no para ser contrabandeados porque en el mercado externo resultarían muy costosos.

    Por otra parte, con esta medida se revierte la tendencia alcista sobre la depreciación del Bolívar, porque el empresario ya no le puede transferir la carga especulativa a través de todos los eslabones de la cadena de distribución al consumidor final, sino que deberá absorberla él pagando salarios, tributos y acumulando pasivos laborales; por tanto, ya no estará en la misma disposición de pagar por el dólar lo que le pidan, lo cual hacía simplemente porque el sobrecosto lo recuperaba aumentando precios, más no los salarios, ni los impuestos; siendo allí donde estaba su ganancia. Ahora no, con este nuevo esquema cambiario en el mediano plazo el empresario no tendrá ningún interés de que el dólar suba, porque para él le supone una descapitalización y es donde entra en vigencia la máxima por la cual se rige el libre mercado de divisas que dice que: “el dólar vale lo que el comprador esté dispuesto a pagar por él.”

    Por supuesto que el mercado paralelo va a seguir existiendo, pero se manejará de forma discreta entre los negociantes y poco a poco dejará de ser asumido como marcador de referenncia, porque el mismo incidiría sobre el mercado oficial, a su vez sobre el Petro y por ende sobre los salarios y sobre los impuestos que es la partecita que al sector privado no le gusta. Pero bueno, amanecerá y veremos.

    • El problema con elanclaje salarial, es que los empresarios han optado por liquidar a sus trabajadores al valor del salario vigente para recontratarlos después del 1 de septiembre bajo una nueva figura empresarial fachada como si no operaran en el país para dejar de pagarles el seguro social y otros compromisos de ley, este caso no lo invento yo lo aplica por ejemplo la empresa constructora Vialpa, ubicada en el centro emperarial del este de chacao, en Caracas, quien además obligó a sus trabajadores a renunciar y nadie se atreve a denunciarlos porque son opositores o les temen

      • Ya lo explicó María Alejandra Díaz en la Hojilla. Existen mecanismos legales contra esas maniobras; es cuestión de que los interesados actúen.
        Por otra parte, no existe la “megadevaluación” que el articulista busca resaltar; porque ese era el tipo de cambio al cual, de facto, estaba ya operando la economía en cuanto a los precios de bienes y servicios; al contrario, hay una revaluación en términos reales, porque el Salario aumentó al nvel que ya tenían los precios. hay quien quiere ver el vaso medio vacío, otros lo ven medio lleno; es cuestión de a favor de qué interés se esté.

        • Mi trayectoria pública claramente me ubica del lado de las luchas del pueblo, jamás del lado del capital. El tema no es cómo queramos cada quien ver o no el vaso de la realidad, sino lo que la realidad es.

          • Lo ubico perfecto del lado de los que argumentan con base en una “guerra económica” y no en “consecuencias lógicas de un sistema iluso, muy iluso” pero le debatiría su calificación de los “grandes capitales”…

            Cuando se importan alimentos desde México se hace exactamente lo mismo (o peor) que usted define como “parásito rentista”: Se envían divisas y se recibe producto!!!

            Todo empresario “recibe divisas y entrega productos”!!! donde está el parasitismo? es más bien una simbiosis!

            Parásito aquel que ]”recibe divisas y no otorga productos”!!! cóm la cantidad de empresas de maletín que sin ningún control (y estoy convencido que con complicidad roja) “recibieron divisas y no entregaron productos”!!!

            El término “parásito” es despectivo y mal utilizado denota resentimiento y falta de objetividad!!!

            PD: Me agradó mucho su artículo! exceptuando el párrafo de “parásitos rentistas” me parecen unas líneas dignas de compartir que expresan objetivamente la situación del país y las reacciones a las medidas económicas…

            Saludos y mis respetos!

          • Excelente camarada GAVAZUT….Solo que tus analises y estudios sérios como el que hicistes del desfalco dentro de CADIVI Y CENCOEX. .. no les interesa à los CONSEJEROSS ECONOMICOS DEL GOBIERNO QUE SE PROFUNDIZEN !! SE RÉCUERDAN DE LAS EMPRESAS QUE MAS RECIBIERON DIVISAS del estado? No podemos seguir dandole dolares à la empresas privadas….ni à los MILITARES. ..SALUDOS LUIS DESDE PARIS.

    • No hay tal descapitalización. Para los monopolios el pago de salarios es insignificante, no importa que sea en petros o no. Por otra parte, el problema es que los marcadores paralelos te devalúan el petro a menos que éste adquiera valor de mercado y libre convertibilidad a divisas y criptomonedas.

      • Sólo la convertibilidad flexible (por no usar el término libre) podrá respaldar estas medidas… Dicom está liquidando a personas naturales y a través de ellos obteniendo la liquidez “orgánica” sincera que nunca debe ser distinta. Eso es muy positivo y puede hacer el sistema sostenible…

  2. En fin, continuamos creyendo que todo se resolverá bajo el manto de la economía capitalista y jugando con las reglas de sus tahures. Para cambiar definitivamente la situación es necesario cambiar la espina dorsal del sistema, el libre mercado, y su conexión al cerebro global. ¿Se podrá ? ¿Será aconsejable ? Mientras, debemos lidiar con la corrupción de nuestras bases de apoyo que en tanto quiera no ir contra el poder bolivariano debe solventar de alguna manera el hambre de sus hijos, y para ello solo cuenta con el bachaqueo.

    • Una sola oración para usted: El “socialismo” sustentable sólo surgirá en una sociedad tan culta que utilice el capitalismo para fomentar sus capacidades hasta el punto que sean esas virtudes servidas al prójimo, y no una moneda, la interacción económica común

  3. El poder adquisitivo no se recupera con aumentos nominales, en el circulo vicioso donde para contrarestar aumentos de precios se hacen aumentos de salarios, el consumidor siempre saldra perdiendo, porque esto no resuelve el problema de fondo, la inflacion, en el caso venezolano la hiperinflacion, dicho fenomeno nace por la desbordada financiacion del deficit fiscal con emision de dinero por parte del BCV, practica que ha sido recurrente durante la tirania chavista. Mientras no haya una reforma discal, cambiaria, monetaria que garantice que las distorsiones causadas por 20 años de chavismo sean erradicadas y vayamos hacia una economia de libre mercado jamas la poblacion obtendra el bienestar que tanto anhela y que le ha sido negado por la terquedad de una minoria de imponer un modelo fracasado. Ya leeremos por aqui las justificaciones que daran ante el monumental fracaso de las “medidas” que han sido anunciadas como la formula milagrosa para recuperar la economia, los culpables seran los mismos: el imperio, los comerciantes, la oligarquia, el capitalismo, etc.

    • Pero bueno, chico; tanto que llorabas por la liberación del mercado cambiario y ahora que se te concedieron tus deseos, te quejas y comienzas a buscarle la quinta pata al gato. Pues bien, comienza a ofertar esos dólares que se ve que produces con “tanto sacrificio” para que alimentes el mercado cambiario, que ya no tienes barreras; eso si, trata de no especular porque el efecto se te vendrá en tu contra y estarás ampliando el margen de maniobra del gobierno, que para contener la subvaluación artificial del Bolívar, tendrá que sacrificarse emitiendo más dinero “inorgánico” para compensar el déficit que ustedes generan anclando precios al dólar paralelo; claro está, para honrar compromisos laborales del sector público y las empresas del Estado, que ahora están indexados al Petro. Ahh, pero recuerda que los compromisos laborales de ustedes los privados tambien están indexados al Petro y esos tienen que absorberlos ustedes, el Estado solo les cubrirá el diferencial los primeros 90 días, luego de entrado en vigencia el recientemente decretado régimen de escalas salariales. Dicho en criollito, para que lo entiendas: “LA SALSA QUE ES BUENA PA’ LA PAVA, TAMBIÉN ES BUENA PAL’ PAVO.” Y “QUIEN OPTÓ POR COCINAR SU GUISO EN SU PROPIA SALSA, QUE CON SU PAN SE LO COMA”

      Buen provecho!!!

      • Tanto nadar para morir en la orilla
        Leí en reiteradas oportunidades, los artículos de los señores presentes, donde afirmaban que la inflación en Venezuela, no era un problema de política monetaria, sino de especulación y de poder de mercado. Bastó, que saliera el mismo Maduro, hablando de déficit fiscal cero y dinero inorgánico. Después de todo, los admiro, considero que resulta difícil defender con aspectos técnicos cada ocurrencia del señor Maduro, máxime cuando resultan ser contradictorias.
        Así las cosas, resulta curioso ver, que existen países con gobiernos capitalistas que deciden disminuir el déficit, por ejemplo, de un 9% a un 5, tildándose la medida como ultraliberar y Fondomonetarista; sin embargo, Maduro decide bajarlo de un 25% a un 0%, y nadie dice nada, bastante curioso como el marketing político usa las ideologías y discursos, a propia conveniencia.
        Por otro lado, es excelente ver, a Maduro responsabilizando a Ramirez y viceversa, todo dentro del Chavismo. Claro, siempre se verán las costuras. Hablando de Ramirez, fue el que afirmó, que Maduro estaba aplicando un paquetazo, pero sin plan macroeconómico.

        Tampoco sé, porqué no se comenta mucho, en los círculos de opinión, porque el chavismo nos vendió la política social, como socialismo, cuando son dos términos diferentes. ¿Será que fue para quedarse con la mayor parte la torta, los que en efecto llevaron a cabo el manejo de la renta petrolera, en nombre de un discurso social?
        Cada vez que escucho términos referentes a socialismo, revolución, por parte de este gobierno, me suena satírico.

        Sigan nadando, sigan.

        • Se están cocinando en su salsa y aún no lo terminan de asimilar, cuando el presidente habla de cero déficit fiscal y de cero dinero inorgánico se refiere a que en lo adelante la economía será reestructurada en función del Petro, cuyas emisiones fueron finitas, el cual se revaluará en la medida en la que suban los precios del petróleo por estar anclados a éste y a como fluctúen las divisas en las casas de cambio. No así con el Bolívar, el cual se expandirá tantas veces sea necesario para corresponderse con la subvaluación que ustedes inducen a través del dólar paralelo. De esta manera, si se les ocurriese seguir asumiendo al dólar paralelo como indicador de referencia para desarrollar su actividad económica, tendrán que asumir los gastos en base al mismo, así que si llevaren el dólar a 120 Bs; por ejemplo, el medio Petro que les toca pagar de salario pasa de 1800 Bs a 3600 Bs, ahh y con incidencia en los pasivos laborales. Así que ustedes deciden con que salsa se quieren comer su pancito y el que quiera dólares como que ahora si se verá motivado a exportar para generarse sus propias divisas, a menos que vuelva Jesús Faría al gabinete para que le suelte todos los dólares que ingresan por la renta petrolera y los de las reservas internacionales.

          • Clásico de los izquierdistas, se olvidan del otro 90%, me acabo de dar cuenta. En el mundo ideológico, siempre decidiremos de que lado estamos. Realmente, empiecen definiendo su estrategia. Parece una mezcolanza de Socialismo, Keynesianismo y Neoliberalismo. Es complicado.
            Pd: No tengo dolares y trabajo con mi salario de 15 y último. Lo que si podemos es tener conciencia y criterio propio, cosa que a usted no tiene. Diferencie lo que un político dice, y como actúa en realidad , usted sabe, un poco de marketing político. Tenemos 18 años bailando al son de un poder político que manejó la renta petrolera, la presidencia de la república, las gobernaciones, alcaldías, industrias básicas, y mire los resultados. Pero tranquilo, se que tendrá habilidades absolutas para justificar lo injustificable. El pancito me lo comeré con promesas incumplidas.

        • Negativo, la teoría monetarista de la inflación es falsa. Lo he sostenido y lo sigo sosteniendo. Nada hay en este artículo que indique lo contrario ni un cambio de posición de mi parte. No es la expansión de la liquidez la que antecede en el tiempo a la inflación, sino al revés, por lo tanto es la inflación la causa de la expansión de la liquidez y no a la inversa. Lo que sí hace la liquidez y la anticipación de que la liquidez tendrá necesariamente que aumentar, es que los monopolios fijen los precios al alza. La causa de la inflación es la fijación monopolista de precios. En años recientes ese proceso viene apoyándose en la manipulación del tipo de cambio a través de los marcadores paralelos.

          • Falacia, ningún monopolista venderá sus productos a Pt cuando puede aprovechar el poder de mercado y vender a precio de Pt+1 inmediatamente. El detalle es que existe un dinámica hiperinflacionaria, donde la estrategia dominante, es subir el precio, inclusive en bienes que no son altamente demandados y respondes bajas elasticidades. Aún así, independientemente de los resultados que arrojen sus pruebas de causalidad, cualquier libro te indica, que la inflación es un problema de política monetaria, que las grandes hiperinflaciones se han caracterizado por monetización del déficit. Dos cosas: El BCV no tiene la herramienta de confianza y dicho sea de paso, independientemente del resultado de su prueba de causalidad, el financiamiento inflacionario, alimenta la espiral, en ese caso, no tiene sentido argumentar que fue primero, si la gallina o el huevo. No tiene sentido de hablar de poder de mercado, en hiperinflación. En ultimo caso, ya hay bastante literatura, que argumenta de que manera, las instituciones y políticas regulatorias, pueden impulsar la competencia, en el seno de una economía de mercado. La ideología y dogmas, de poco sirven. Abrazo.

      • Esta jugada es EXCELENTE… Sólo tienen que reprimir el deseo de emitir de manera inorgánica o sin respaldo dinero que impulsará la inflación… Sólo tienen que cambiar al precio que oferten en Dicom!!! y así se vuelve orgánico la liquidez del gobierno gracias al desespero por las divisas…

        Ese desespero, avidez de divisas, bajará cuando la liquidez baje y el precio de la divisa bajará…

        Sólo se necesita voluntad! honestidad y voluntad!

  4. Amigo Lucho Gavazut, Humberto, si no es mucho pedir, para lerdos como yo, que me pierdo entre tantas líneas, definiciones y conceptos, explicar sus ideas a través de infografías.

  5. El autor del artículo no ha percibido que los certificados de Oro no tienen que ser convertibles ni en divisas externas ni en Petros. Si tienes el certificado, tienes asegurado su valor equivalente en divisas, pagadero en bolívares soberanos al tipo de cambio de ese momento, que podrás rescatar al vencimiento, o trimestralmente; y con ese valor podrás adquirir divisas externas o Petros, en las casas de cambio, en el DICOM o en la banca, según corresponda.
    Tampoco el articulista parece haberse enterado de que el esquema privatista y de desplazamiento del bolívar por el Petro, que fue promocionado inicialmente por el personaje aquél, ha sido desechado; nada de “comprar pan en la panadería de la esquina usando petros”.

    • Sobre el primer punto, el problema es que si la oferta de divisas a 60 Bs.S/USD resulta insuficiente en el Dicom para satisfacer la demanda, pues la gente tendrá que buscar las divisas que quiere o necesita a quien esté dispuesto a vendérselas a un precio mayor, según los marcadores paralelos. Al respecto, debo aclarar que las casas de cambio no pueden vender divisas, solo comprarlas, al igual que la banca. El único mecanismo legal para comprar divisas en Venezuela es el Dicom.

      Sobre el segundo punto, debo señalar que si el petro no se constituye en moneda (unidad de cuenta, medio de intercambio y reserva de valor) de libre circulación en el mercado cambiario, pues simplemente no tendrá valor de mercado y, por ende, no podrá sustentar el anclaje ni estabilizar los marcadores paralelos del tipo de cambio de la economía venezolana.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*