El Último Round / ¿Lo extraordinario dejo de ser cotidiano?

Por: Jessica Dos Santos Jardim

 “Si regreso a casa y todavía no hay agua ¿qué carajo voy a hacer?”, pensé tras terminar de dictar mi clase en la universidad.

Horas antes, una amiga se había reído hasta la saciedad cuando me dijo “¡que linda te queda esa trenza!” y yo le confesé que el peinadito solo buscaba ocultar el look de empanada frita que tenía mi cabello tras días sin ser lavado.

Durante la semana, me fui gastando las reservas de agua y la noche anterior había tenido que sacrificar casi todo el botellón (mineral) entre el baño y los corotos.

Finalmente, al llegar, los vecinos estaban congregados hacia la parte de atrás del edificio con decenas de potes y potecitos. El agua, finalmente, había llegado, pero venia tan “flaquita” que estábamos a años luz de que se llenase el tanque para bombear hacia nuestros hogares.

Por ende, habían pegado una manguera y estaban, con infinita paciencia, dotándose del “vital liquido”. Eran las 8:30 pm cuando yo me dispuse a buscar mis chachachás para alistarme en la cola.

Durante aquellas horas, cada vecino narraba su experiencia: la bebé de una se había orinado 3 veces antes de terminar de pronunciar “mamá… pipi”, otra tenía tres chamos en edad escolar “y hoy los mandé con esos uniformes todos sucios”,  uno susurró “¿y en mi casa? somos seis”, mientras que otro remató “en la mía también pero mi papá se fue pa’ donde mi abuelo porque y que él no es camello”.

  • “Lo que pasa es que nosotros estamos mal acostumbrados a tener agua todas las semanas, por lo menos 3 días, por eso es que ya andamos así de desesperados”, dijo una señora, sin darse cuenta de la gravedad de su afirmación.

Una afirmación que también le he oído a un sinfín de compañeros que viven en Los Valles del Tuy, Guarenas, Los Teques, La Guaira, y un montón de sectores mucho más afectados que el mío.

En este sentido, una compañera de oficina, me aseguró que en su barrio “este peo ha sido así siempre, en la 4ta, en la 5ta, en la 3era, todo la vida, chama”.

Yo, me he mudado a distintos espacios, pero básicamente siempre he estado radicada en la misma Parroquia caraqueña: Altagracia. Desde que tengo uso de razón, recuerdo momentos donde el servicio, por una u otra razón, se veía afectado por determinados lapsos. Pero, nunca a esta magnitud.

Para mi, de repente, es como si tener agua fuese un privilegio del que nos debemos olvidar de una vez y para siempre.

  • “Por supuesto que sí, sino pregúntaselo a un africano”, dirán los panas que son capaces de interconectar absolutamente cualquier cosa con tal de conseguir una justificación.

Tal parece que lo extraordinario poco a poco va dejando de ser cotidiano.

Para mayor ironía, afuera, estalló la lata de agua. “Agua hay”, dijo un don mientras miraba la lluvia caer. Mientras otro empezó a explicarle que “los sistemas de distribución están todos jodidos”.

Entonces, recordé que a finales de febrero de este año, el entonces ministro  para Ecosocialismo y Agua, Ramón Velásquez, afirmó que ya habían llegado al país todos los motores, bombas y “más de 300 equipos” necesarios “para que dentro de ocho meses la Gran Caracas tenga agua de calidad y continúa las 24 horas del día”.

Febrero – Octubre: 8 meses.

¿Qué nos puede explicar Velásquez (que al fin y al cabo tampoco es que se ha ido del gobierno sino que ahora preside Conviasa)? ¿Qué tiene que decir al respecto la nueva Ministra para Atención de las Aguas, Evelyn Vásquez? ¿Nada? ¿Los ministros nuevos se deshacen de lo adquirido por los anteriores? ¿O nunca se adquirió nada? ¿No funcionaron? ¿Qué pasó? ¿Por qué Hidrocapital no tiene por lo menos la decencia de establecer un cronograma serio de distribución y cumplirlo?

Pasadas las 11:00 pm, por fin había llegado mi turno. Fueron tres horas más de mi vida perdidas.

Hoy, de hecho, el que solía ser mí tiempo libre o de descanso, muchas veces se va en esto: esperar horas por una camionetica, hacer colas,  resolver el agua, tener varios trabajos, doblegarme ante la intermitencia/lentitud de internet, y… morir de cansancio.

Hace poco, por cierto, veía un documental titulado “Ladrones de Tiempo” donde explicaban que, en condiciones “normales”, el 10% de la población adulta entra en la categoría “pobre de tiempo”, pues trabaja más de 12 horas, cifra que sube a 26% si se incorporan las horas de espera del transporte ¿De cuánto tiempo nos despojan a nosotros día tras día?

A finales del 2010, Chávez decía: “Nos quitan el tiempo. Todos, absolutamente todos, pero sobre todo la juventud, los adultos mayores, y los niños, tienen derecho al llamado ocio creativo, el ocio liberador (…) Pero el sistema quiere que los hombres y las mujeres sean esclavos, que no tengan derecho a más nada, sino que vivan para trabajar, y esperar. Entonces tú ves al trabajador que tiene que pararse de madrugada, llegar de noche cansado, de lunes a sábado, si acaso el domingo medio libre, pero igual no tiene recursos para ir para ninguna parte”

Suspiro.

Ojalá podamos tomar, nuevamente, aquel camino que conducía a la mayor suma de felicidad posible. Ojalá.

9 Comentarios en El Último Round / ¿Lo extraordinario dejo de ser cotidiano?

  1. Gracias Jessica. Poco a poco nos estamos deslizando hacia el “bolson” de Bolsonaro. La ineficiencia, el sabotaje interno y la corrupción cada día es mayor. Suerte que no hay oposición real y efectiva. En realidad, ésta forma parte de grandes e importantes sectores de la gestión del gobierno. ¿Cómo se pueden explicar las fallas continuas de electricidad y agua? Un verdadero revolucionario si no puede corregir estas deficiencias crónicas, debe poner su cargo a la orden. La máxima en revolución es: no mentir jámas. Si nos vamos a otras áreas de actividades públicas, observamos políticas y acuerdos fallidos: violación de precios acordados y desabastecimiento; tarifas de transporte (apoyo a empresas de servicio privado que aparecen como servicios públicos); créditos a empresarios que han violado los acuerdos de precios y se les facilitan recursos para que lo sigan haciendo (burlándose del Presidente en el acto de entrega); acuerdos con las transnacionales farmaceúticas; etcétera…etcétera. Gracias a los errores de la oposición todavía estamos en el poder, ¿hasta cuando será?. ¡ Cuidado con otro Bolsonaro!.

    • Entonces esto de “un verdadero revolucionario”no existe, porque esto de: “Un verdadero revolucionario si no puede corregir estas deficiencias crónicas, debe poner su cargo a la orden”, que yo recuerde, corrijanme si estoy equivocado, no lo he visto, es decir, yo no he visto el primero que haga esto.

      Cada vez me convenzo más de que los revolucionarios no están en el gobierno y que los que están en el gobierno no son revolucionarios!

  2. Excelente artículo, esta chamba de investigación es importantísima porque tendemos a olvidar las promesas hechas por los gobernantes, sobre todo en estos tiempos en donde todo es tan difuso ¿dónde están los resultados? ¿pa qué se cambia de ministro si ninguno tiene un plan y cada vez que se hace cambio lo que había adelantado el anterior queda en el olvido absoluto? Este tipo de situaciones deben ser denunciadas.

  3. que va, el problema viene con contrataciones, el gran asunto radica en la planta de tratamiento La Mariposa, la entrada de la toma principal está tapiada y la producción de agua ha mermado por esa causa, el otro problema es que las empresas no quieren contratar con el estado, debido a que a cada rato suben los precios de los insumos y el estado se niega a pagar las reconsideraciones …

  4. Hola Jessica, yo por aquí de nuevo.
    Si te cuento mi experiencia en el Proyecto Tuy IV bajo la gestión de Alejandro Hitcher, o sea, a años luz de esta situación; lloras, y eso que sólo fue en el área social de ese proyecto, pero ya todo era una locura y esto se veía venir.
    Yo no sé si es que yo soy demasiado pesimista chama, pero he pasado por varios lugares y el cuento parece ser el mismo, falta de compromiso, falta de gerencia o mal interpretación de lo que es el compromiso revolucionario, de verdad que no sé, la historia nos lo dirá, bueno al menos eso espero.

    Por otro lado, siendo irónico, tomo esto que colocas: “Hace poco, por cierto, veía un documental titulado “Ladrones de Tiempo” donde explicaban que, en condiciones “normales”, el 10% de la población adulta entra en la categoría “pobre de tiempo”, pues trabaja más de 12 horas, cifra que sube a 26% si se incorporan las horas de espera del transporte ¿De cuánto tiempo nos despojan a nosotros día tras día?…” para decir: que débil es tu ideología que con un documental ya la cambiaste jajaajaja… esto para aquellas personas que no aceptan que uno use de ejemplo un docu, una película, algo audiovisual, porque sería debilidad y no un elemento para ejemplificar o reforzar una crítica.

    Es triste querida amiga que nos invada el sectarismo revolucionario de los 80′ y 90′, pero si es para aprender, como esta crisis, entonces espero que saquemos lo mejor de ello.

    Tu sigue haciéndote tus crinejas que de seguro refuerzan tu belleza y te traen suerte 😉

  5. parece insólito pero ciudad Guayana pareciera una isla, rodeada de agua, hasta hace unos días atrás los ríos orinoco y caroni estaban desbordados y muchisimos sectores de esta mencionada ciudad no cuenta con el vital liquido y optan por comprarle a los camiones cisternas que venden un tambor en 80bs soberanos y cuando las personas se dirigen a realizar su denuncias y quejas antes los organismos encargados reciben esta respuesta las Bombas están dañadas y los repuestos son importados y se consiguen con DOLARES y ahorita NO HAY CON QUE COMPRAR entonces que paso con hidrobolivar

  6. Eso de renunciar al cargo jamás lo he visto; lo que sí he visto hasta la saciedad es la rotación de ministros, presidentes y directores de un lado pa’ otro como si fuesen expertos en todas las áreas, incluso en tiempos del Comandante Chávez. A veces ni cumplen con el perfil político y mucho menos con el técnico. Hace falta un equilibrio.

    También creo que se debe acabar con tanta improvisación. Como han dicho anteriormente, llega un nuevo ministro y acaba con los planes del anterior. Eso es un despilfarro de dinero, de tiempo y desmoraliza a los trabajadores, y lo peor es que sucede en TODOS los ministerios. Tiene que existir un plan que se cumpla, ¡esté quien esté!

    ¿Queremos derrotar al capitalismo, no? Entonces estudiemos al enemigo y veamos en qué son exitosos: los países más avanzados del mundo se trazan planes a futuro, a plazos de 5, 10, 20 e incluso 50 años. Los cubanos lo hacen; los soviéticos lo hicieron, ¿por qué nosotros no?

  7. En el caso del agua, tomado de la “LEY ORGÁNICA PARA LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS
    DE AGUA POTABLE Y DE SANEAMIENTO”:

    “Artículo 4. El pago de las tarifas correspondientes a la prestación de dichos
    servicios es de obligatorio cumplimiento por parte de los suscriptores.”
    Estuvimos tres meses sin agua, igual cobraron (y subieronn la tarifa)…y luego…
    Lo mejor es esto, no se lo pierdan:
    “Reclamaciones de los suscriptores
    Artículo 71. Los suscriptores deberán presentar sus reclamaciones por ante los
    prestadores de los servicios dentro de los quince (15) días hábiles después de
    haberse producido el hecho o acto que origine la reclamación. El prestador de servicios resolverá el reclamo y notificará su decisión al suscriptor en un plazo
    de quince (15) días hábiles contados a partir de la fecha de recibo de la
    reclamación. **Transcurrido el plazo sin producirse la notificación al reclamante,
    se considerará que la misma es negativa, **en cuyo caso el suscriptor podrá
    interponer Recurso de Reconsideración dentro de los quince días hábiles al
    vencimiento del plazo anterior por ante el municipio o distrito metropolitano
    quien deberá decidir dentro de sesenta (60) días continuos siguientes a su
    presentación. Vencido el lapso sin respuesta o con decisión negativa para el
    suscriptor éste podrá interponer el Recurso Jerárquico correspondiente por ante
    la Superintendencia Nacional para la Prestación de los Servicios de Agua Potable
    y de Saneamiento. Esta instancia agota la vía administrativa y el suscriptor podrá
    recurrir a la vía contencioso administrativa impugnando judicialmente por ante
    los tribunales competentes el acto objeto de la reclamación.”

    ¿Qué les parece? Les entregas una carta de reclamo, cuando te das la vuelta la pueden tirar a la basura y como no contestaran ya perdiste…y encima les tienes que pagar…claro tienes “derecho” a demandarlos…¿me río o lloro?…de mas esta decir que ya lo viví…

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿PetroCadivi? – 15 y Último
  2. ¿PetroCadivi? - Supuesto Negado

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*