Sin electricidad no habrá recuperación, crecimiento ni prosperidad

Por: El Equipo de 15 y Último

El lunes 15 de octubre, se llevó a cabo un acto denominado Venezuela Potencia Productiva, que reunió al Ejecutivo Nacional con los gobernadores y alcaldes del país. Según se dijo, la finalidad era consolidar un plan estratégico de desarrollo por regiones. Entre los anuncios destacados, estuvo la creación de un fondo rotatorio en 20 millones de Petros para el financiamiento de proyectos.

La iniciativa es plausible, sobre todo porque procura sistematizar cosas que ya se han hecho –o al menos anunciado- de manera aislada. Dicha sistematización –dentro del marco general del Plan de recuperación, crecimiento y prosperidad- es lo novedoso. Eso y claro lo de los petros, si bien estos todavía no entran en circulación.

Sin embargo, en paralelo, buena parte del país no pudo ni enterarse del acto pues se encontraba en medio de un nuevo apagón eléctrico. Ya resulta casi imposible llevar la cuenta de la ocurrencia de este tipo de eventos, pues si bien los de gran magnitud no son cosa de todos los día, sí son cada vez más frecuentes.

El que Caracas todavía escape (aunque cada vez menos) de la recurrencia de los mismos, no los hace menos grave. Existen zonas donde ya lo excepcional es que pase un día sin que se vaya la luz. El caso más conocido es el del estado Zulia. Pero también ocurre en Bolívar, lo que no deja de ser paradójico pues justo allí se encuentra El Güri. Ahora, sin ir tan lejos, ciudades como Los Teques, Guarenas y Guatire, e incluso en los propios alrededores de la ciudad capital como Mariches o Baruta en sus zonas altas, las interrupciones del servicio eléctrico (que suelen incluir el telefónico), son todos los días.

Tan complejo es el problema que, aunque ha pasado más o menos desapercibido, la liga profesional de béisbol acordó cambiar los horarios de los juegos de la temporada que recién comienza. Así pues, se da el caso de juegos que arrancan a las dos de la tarde, previendo que de irse la luz en los estadios los juegos puedan continuar aprovechando el sol.

Pero ¿que tiene que ver esta problemática con el acto mencionado, con la idea de convertir a nuestro país en una potencia productiva y con el plan de recuperación, crecimiento y estabilidad que adelanta el Ejecutivo Nacional? Pues mucho.

Desarrollo económico = mayor consumo eléctrico

Para decirlo de manera rápida, cuando de desarrollo y crecimiento económico se trata, hay que tomar en cuenta la existencia de una restricción que no es económica stricto sensu, pero sin la cual la economía literalmente “no prende”: la eléctrica. Y es que incluso si fuese el caso que se resuelvan todas las restricciones económicas convencionales actuales existente y problemas ídem (se estabiliza el tipo de cambio, llueven las inversiones, cesa el bloqueo, etc.), de no resolverse el problema eléctrico no se podrá avanzar.

A lo que vamos: el problema eléctrico debe dejar de verse exclusivamente como un problema de malestar social, lo que ya es bastante qué decir, para comenzar  a verse también como un problema económico. Y es que a nuestro entender, es la eléctrica una de las dos restricciones más grandes que sufrimos en la actualidad, no digamos para el crecimiento, que ya es mucho qué decir, sino para la “simple” estabilización del hecho productivo interno.

Pues  así como pasa que mientras no se reactive PDVSA y recupere la producción petrolera todo lo demás corre el riesgo inminente de naufragar en el corto plazo por falta de financiamiento, también pasa que mientras no se recupere el sistema eléctrico nacional no será posible crecer, ni desarrollarse ni prosperar.

Veamos algunos números para ver el asunto en mejor perspectiva:

  1. En 2014, cuando se publicó el último Proyecto de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PDSEN), entre los datos que se ofrecieron, se encontraba el siguiente: el Tiempo Total de Interrupciones (TTI), que es tanto como el número de horas que pasa una persona sin electricidad al término de un año por causas imputables a los prestadores del servicio, es de 7 horas en promedio regional. Sin embargo, para el caso nuestro, ese número era de 24,96 horas. Es decir, ya para 2013 –el año al que corresponden los números de PDSEN- los venezolanos y venezolanas sufríamos 3,5 veces más horas sin servicio eléctrico que nuestros pares regionales.
  2. En el mismo PDSEN se explican las causas: para 2013, la demanda total de energía era de 18.689 MW. Mientras que la capacidad instalada de generación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) 27.496 MW. No obstante, buena parte de esta capacidad instalada representaba una oferta nominal, pues por problemas dentro del parque de generación la oferta real era de 18.715 MW. Si a esto se le suman los problemas a nivel de la distribución, daba como resultado un sistema ya bastante frágil, en el que cualquier alteración leve comprometía la prestación del servicio en algún punto.
  3. En razón de este diagnóstico, el PDSEN se planteó como meta acometer hasta 2018 un período de adecuación y ampliación de la oferta del SEN, tanto para cubrir de manera óptima la demanda existente en aquel momento como la proyectada. En virtud de esto último, en el PDSEN se estimaba en los escenarios más conservadores, un aumento de la demanda en consumo eléctrico nacional a 24 mil MW para 2018, lo que implicaba recuperar la capacidad de generación inhabilitada por diversas razones, al tiempo de mejorar la distribución y acometer inversiones para la diversificación de las fuentes de generación, de modo de reducir la dependencia de las fuentes hídricas.

Ahora, ¿cuál es la realidad actual? Dado que no existen datos oficiales publicados, es imposible saber a ciencia cierta cuál es la realidad actual del SEN. Sin embargo, parece obvio que no es mejor que la de aquel entonces: no solo no se cumplieron las metas del PDSEN, sino que además hemos retrocedido en el cuadro (el TTI actual por ejemplo puede ser perfectamente el doble de 2013).

En una investigación realizada consultando fuentes ligadas al sector (trabajadores y técnicos), obtuvimos los datos que a continuación presentamos. No son datos oficiales, pero dada la inexistencia pública de estos, es a lo más que podemos aspirar para llamar la atención sobre la necesidad de abocarse de manera pronta a la solución del tema, no ya viéndolo -como dijimos- como un problema social, sino como condición de posibilidad (o de imposibilidad) de los planes que en materia económica productiva adelanta el Ejecutivo Nacional.

  1. Según las fuentes consultadas, la demanda eléctrica nacional actual retrocedió con respecto a 2012, situándose en 14.000 MW. Esto es consistente con la caída del PIB en un 35% desde 2012 hasta 2017 y proyectada en 50% para finales de 2018.
  2. Esta caída de la demanda tiene múltiples dimensiones: se estima que 3.000 MW corresponden a la contracción de la actividad industrial, comercial y de servicios. Y más o menos 1.500 MW a disminución en el consumo de hogares.
  3. En cuanto a la oferta, todos los consultados afirman que se ha ampliado, sobre todo por la vía de la incorporación de plantas térmicas. No obstante, aquí se presenta un problema, pues si bien al parecer la capacidad de generación actual se ubica en torno a 30.000 MW (dos veces la demanda), en realidad, de ellos solo 13.800 MW están disponibles dados diversos inconvenientes operativos.
  4. Lo que esto significa en términos prácticos, es que aunque la demanda se redujo significativamente, el sistema no alcanzó niveles óptimos de funcionamiento, pues el deterioro del parque de generación avanzó en paralelo, lo mismo que en el sistema de distribución.
  5. Sumados ambos factores, se da el caso entonces que cualquier eventualidad sobrecarga el sistema y lo tumba, lo que por lo demás facilita su sabotaje.
  6. Sin embargo, el tema más amplio a plantearse es el siguiente: si como se anunció, en un término de dos años se espera recuperar la actividad económica y por tanto el bienestar de los venezolanos, eso supone recuperar el aparato productivo y comercial, lo que necesariamente se traduce en un aumento del consumo de hogares. Y eso exigirá inevitablemente más consumo eléctrico.
  7. Si tomamos como base el año 2013, que es el último año de crecimiento del PIB antes de la debacle actual, eso supone que la demanda eléctrica debería pasar de los 14 mil MW actuales a los 18 mil MW de entonces, lo que implica que la generación debe subir también en el mismo lapso de tiempo al menos 4 mil MW, lo que mantendría el sistema frágil pero operando. En cualquier caso, sea cual sea la estimación que se tenga, lo cierto es que al mismo ritmo que se pretenda se recupere y crezca la economía debe crecer obligatoriamente el SEN. No hay forma de que, en su estado actual, éste soporte un proceso de recuperación y crecimiento menos aún apalancado en producción local.
  8. A propósito de esto último, tómese como ejemplo el siguiente dato: en razón de su importante nivel de concentración poblacional e industrial, una de las zonas del país que tradicionalmente más demanda tiene de energía eléctrica es el eje Aragua-Carabobo, que en los actuales momentos se sitúa en unos 2.300 MW. Y a su vez, después de Guayana, es la que más capacidad instalada de generación tiene: 5.900 MW. No obstante, de esos 5.900 MW, solo se encuentra disponible el 30%, por lo que una parte importante de la mencionada demanda se debe cubrir con energía “importada” de otras zonas. Se estima que dada la contracción del sector industrial que hace vida en dicha región, la demanda se ha reducido en más o menos unos 1.000 MW. El caso es que para reactivarse dicha actividad industrial, habría que reactivar primero la capacidad de generación de al menos esos 1.000 MW, pues si no, se dará el caso que para que funcionen las industrias deberá dejarse sin luz a los hogares. Se estima que nada más para recuperar el parque de generación ya instalado pero inoperativo se pueden necesitar unos 5 mil millones de dólares.
  9. En el caso de la promoción que se está haciendo de la minería de criptomonedas, hay que tomar en cuenta que esta implica un consumo adicional de energía eléctrica que pone aún más cuesta arriba las cosas. Desconocemos el número de maquinas de cripto-minado existentes en el país. En informaciones de prensa se habla de que en el registro convocado por el gobierno nacional se inscribieron unas 50 mil personas. Seguramente no todos esos inscritos están minando ni tienen máquinas, pero también seguramente no todos los que están minando y tienen máquinas se inscribieron. En una entrevista realizada a el ex superintendente de criptomonedas Carlos Vargas en enero de este año, habla de diez mil máquinas registradas. Suponiendo sea esta la cifra –que deben ser más- estamos hablando de unos 2.000 MW  de demanda solo por ese concepto, buena parte de la cual se recarga al SEN (otra parte funciona con plantas de auto-generación) no solo porque es más práctico para quienes minan, sino porque incluso se ha promovido la mineria utilizando como incentivo el bajo costo del servicio eléctrico en el país, como de hecho lo dice Vargas en aquella entrevista.
  10.  Pero en esa misma entrevista,  el entonces superintendente de criptomonedas, ante la pregunta de si en la promoción de granjas de minado habían considerado la demanda exponencial de energía eléctrica que eso implica, alcanzó a responder que sí, por lo que en conversaciones con CORPOELEC habían decidido colocar las granjas en zonas donde la caída de la actividad económica permitía un “excedente” de electricidad. Esperemos que de enero a la fecha la respuesta de las autoridades ante este dilema haya evolucionado, pues promover el cripto minado usufructuando el debilitado SEN y aprovechando la contracción de la actividad económica es cuanto menos discutible como plan y obviamente contradictorio con los procesos de industrialización que se han anunciado.

13 Comentarios en Sin electricidad no habrá recuperación, crecimiento ni prosperidad

  1. Saludo Cordial camaradas de 15y ultimo. Concidero que sus bases ideológicas son tan débiles que un simple apagon basta para hacerlos cambiar de ideología. Sin embargo sigan adelante que la lucha es larga por no decir eterna. Si Maduro no se cansa de luchar nosotros menos..

    • Saludos cordiales compa. Mire, el año pasado se registraron unos 1800 apagones de diversa magnitud a nivel nacional. Y en este momento hay zonas del país que no tienen luz. No se trata de un “simple apagón”, sino de un problema estructural por atender urgente. No es que estemos cambiando de ideología, solo que nos parece que no hablar de los problemas no evita que sean problemas ni los solucionan.

    • Por Dios! Lo mismo decia yo. Pero venite a vivir al Zulia cuando es todos los días y a eso le metéis aires, neveras y cuanto artefacto eléctrico tengáis. Entonces mientras tenga fortaleza ideológica me da para soportar todos esos males y ademas no ver que parte de ellos es el atraso, la mala administración de corpoelec, la cantidad de mano de obra que se ha ido buscando vivir porque si no lo sabes un ingeniero hasta hace 6 meses ganaba 600 mil mensual en la referida empresa. Trabajé desde mi universidad con ellos, dictando cursos gratis durante 4 años, por ser empresa del Estado y pude constatar la precaridad y falta de inversión, unidades fuera de servicio, sub estaciones abandonadas lo que hacía que recargaran las operaticas con circuitos y que a la larga produce fatiga y calentamiento generándose explosiones y no precisamente por saboteo. Mire camrada, una cosa es ser revolucionario y otra es ser ciego, creo ser de los primero porque dejé de ser de los segundos. Los mismos trabajadores me comentaban que era de dominio público mantener la verdad de por qué suceden las cosas, o sea todo es un saboteo. No! Hasta cuando??? No pienso en una Corporación privada, pero si en una que cobre lo justo y que eso sea suficiente para su manejo y sostenibilidad. Preguntame por el complejo termoelectrico Termozulia en la Cañada de Urdaneta del estado Zulia??? No genera un Mw…. Abandonado.. Una obra de miles de dolares… No hay nadie trabajando ahí. Y bueno así puedo seguir nombrandote ejemplos de la mala administración de la pobre corpoelec. Pero me venís con ese cuchillo de cartón que lo ideológico y el “con hambre y desempleo con el gobierno me resteo” No seamos imbéciles porque nos acostumbramos a la mala calidad de vida pero no a rectificar, a cambiar o pensar que por tener el poder que pase lo que pase pero no lo entregamos así el pais quede sin un alma sumido en la miseria y desidia… Eso es irracional.

      • excelente, amigo Quijada, es la cruel realidad, el abandono de las instalaciones eléctricas, desde hace una década, al menos. Eso no es un empacho ideológico ni sabotage de Tromp

  2. Camarads, de verdad, la cruda realidad es que el pueblo de a pie (somos las MAYORÍA) anda es tratando de SOBREVIVIR, lo menos que tiene en su mente es el PETRO (y lo demás planes asociados al respecto…). Hace solo 2 días, el apagón fué en 12 ESTADOS, desde 12 a 24 horas (y en algunas parroquias, siguen sin LUZ hoy). Está bien que la MINORÍA se ocupe de los OTROS temas, PERO que SEPAN que la MAYORÍA no pondremos atención hasta que logremos pasar de SOBREVIVIR a VIVIR.

  3. Buenas tardes. La producción de bienes y La recuperación económica PARA NUESTRO DESSRROLLO SOBERANO, sé hacen cuesta arriba sin electricidad. Al escrito del compatriota Méndez le falta la propuesta para superar la situación que describe. No basta con insinuar una inversión de 5 mil millones de dólares. Esa ha sido la respuesta fácil que siempre se ha dado para enfrentar una debilidad estructural que hemos tenido en nuestra patria desde antes que el comandante Chávez nos convocó a lograr la independencia y la PATRIA SOCIALISTA. Un aspecto a tomar en cuenta para revertir esa situación es el aspecto cultural: la electricidad es más que la luz, por eso cuando “se va” la electricidad, NO SÓLO SE VA LA LUZ sino que dejamos de tener ENERGÍA ELÉCTRICA para los equipos y maquinarias útiles en hogares y fábricas. El capitalismo dependiente y deformado que implantaron las trasnacionales en complicidad con la burguesía parasitaria nos hizo creer que la electricidad es sólo iluminación y los dueños de equipos creen que resuelven su problema organizando los juegos en horarios de día.
    El otro aspecto que propongo es que coloquemos el SEN al servicio del plan de recuperación, estabilización y prosperidad, así como de las micromisiones recién aprobadas por el Presidente Obrero Nicolás Maduro. Esto significa que debemos iniciar la recuperación del SEN por las instalaciones que suministran electricidad a las áreas geográficas donde las micromisiones son desarrolladas, priorizando por la micromisión incremento de la producción petrolera.
    Actualizando los diagnósticos que ya existen y pémitiendo que los trabajadores egresados o no egresados de universidades participen en la planificación y elaboración del cronograma respectivo para determinar tiempo, recursos económicos y conformación de cuadrillas, aseguro que avanzaremos en ese objetivo a un costo mucho menor de 5 mil millones de dólares y concatenando las actividadrs de recuperación con el mantenimiento del parque de generación, transmisión y distribución que permita el desarrollo independiente y soberano que será autosustentable en el mediano plazo.

  4. Otra obra de la revolución, el sistema de generación y distribución de energía eléctrica destruido. Otra prueba más del rotundo fracaso del socialismo, y si le van a echar la culpa al imperio, las sanciones, las iguanas, etc, vale acotar que los unicos responsables del desastre en el sector electrico responde a la pesima gerencia chavista que no ha hecho sino destruir Venezuela.

  5. En favor de la revolución, habría que decir que esta crisis es muy reciente…. No es que lleve 8 o 10 años o que todo el mundo que tuviera conocimiento del area nos hubiera dicho hace tantos años que esta crisis iba a suceder, cierto? Ni tampoco es que el gobierno haya implementado planes de emergencia inyectando cientos o miles de millones de dólares para tratar de resolverla, cierto? Si… En este caso el gobierno revolucionario es totalmente inocente.

  6. Beremiz, la revolución tiene ya 20 años gobernando Venezuela, en los cuales se tuvieron ingresos monumentales por venta de petróleo y deuda…el país está ahora quebrado…pero el grupo mafioso que controla el pais, encabezados por maduro, son ahora inocentes…ver para creen lo que piensan con los “patriotas” maduristas….

  7. Más claro imposible los razonamientos de esta nota. La verdad no se en que planeta viven los que dicen que debemos luchar eternamente. Les recuerdo que las fábricas no se prenden con velitas. Si no hay generación eléctrica no hay P.I.B eso lo sabe las señora Pascualina solo que mira para los lados. Solo basta decirles lo siguiente ¡perdónalos señor que no saben lo que hacen y/o lo que escriben!

  8. Existe todo un compendio de razonamientos realizados por LENIN , en los primeros años de la Revolución Soviética, sobre la importancia de la electricidad para el desarrollo de los planes de un gobierno socialista, sin atender aun problemas de guerras imperiales, ¿existe en realidad algún plan para sostener los exigentes proyectos e inversiones?¿ hay en nuestros Ministros una visión futurista sobre tamaña tarea desarrollista?¿Desde que Chávez asumió el poder había claridad al respecto? ¿ sabrá la magnituda del problema a superar el actual equipo económico?¿tendrá Nicolás la visión de Lenin sobre el problema eléctrico?…saludos a todos-as.

  9. muy bueno el reportaje y para agregar un poco mas te puedo decir que la plata que le invirtieron en fabricar la hidroelectrica manuel piar (tocoma) practicamente esta perdida, la central quedó detenida en el tiempo debido a la ausencia de recursos que permitieran culminar la importante obra. Aproximadamente seis mil millones de dólares fueron invertidos en la etapa inicial del proyecto, el cual debió culminar para el año 2014 sin embargo no llego ni al 70% de avance y me pregunto que hicieron con esa cantidad de plata que le dieron a argenis chavez- jesse chacon- y hector navarro
    ademas macagua y caruachi parecen estar desolados sin trabajadores muchos profesionales se han ido del pais en busca de mejores oportunidades laborales y a los que quedan prácticamente ni dotación de implemento de seguridad les dan,la mayoría de los vehículos de la empresa están desmantelados y la falta de mantenimiento a los equipos producen estos apagones

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿PetroCadivi? – 15 y Último
  2. ¿PetroCadivi? - Supuesto Negado

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*