Hiperinflación: enigmas teóricos y políticos

Por: Pasqualina Curcio Curcio [1]

“En las guerras ¿quién vende las armas?”

Enigmas. Eduardo Galeano. Patas arriba. La escuela del mundo al revés. 1998

  1. Phillip Cagan es el monetarista a quien se le atribuye la definición de hiperinflación. En un trabajo científico, publicado en 1956, por cierto en la revista que editaba Milton Friedman [2], estableció que es aquella que ocurre cuando los precios varían más del 50% mensual. Dicho trabajo tenía como objetivo demostrar, mediante el desarrollo de modelos matemáticos y estadísticos, que la causa de las hiperinflaciones es el aumento de la cantidad de dinero. Estudió 7 países que registraron hiperinflación durante la I y II guerras mundiales: Australia (octubre 1921- agosto 1922), Alemania (agosto 1922- noviembre 1923), Grecia (noviembre 1943 – noviembre 1944), Hungría (marzo 1923 – febrero 1924 y agosto 1945 – julio 1946), Polonia (enero 1923 – enero 1924) y Rusia (diciembre 1921 – enero 1924). Concluyó que su modelo tuvo limitaciones para explicar como las variaciones de la cantidad de dinero causaron la hiperinflación en 4 de los 7 países estudiados. Razón por la cual debió referir las explicaciones de las hiperinflaciones a las teorías que enfatizan las causas en factores externos, entre ellos la depreciación de la moneda en la medida en que ésta sea un buen referente para los precios internos de las economías. ¿Habrán los economistas neoliberales y monetaristas, disculpen ustedes la redundancia, leído el trabajo de Cagan publicado por Milton Friedman? ¿Por qué insisten en afirmar que la causa de la hiperinflación en Venezuela es el aumento de la cantidad de dinero y desconocen la “depreciación” del bolívar, aunque manipulada, como la principal causa? Un gran enigma es conocer la intención detrás de tanta insistencia?
  2. En 1972, Wallace Neil y Thomas Sargent [3], también seguidores de la teoría cuantitativa del dinero, demostraron, al igual que Cagan, que en fenómenos hiperinflacionarios, el aumento de los precios precede a la creación de dinero, es decir, que primero aumentan los precios y luego, como consecuencia, aumenta la cantidad de dinero. Demostraron además que si bien se genera un efecto de retroalimentación en el cual, la creación de dinero también incide sobre los precios, lo hace con marcada menos influencia. En otras palabras, concluyeron que la causa originaria de la hiperinflación no es el aumento de la cantidad de dinero ¿Los economistas neoliberales quienes insisten en que la causa de la hiperinflación en Venezuela es la expansión del dinero inorgánico, y quienes hasta la fecha no han echado un solo número para sustentar su discurso, habrán leído los trabajos de Neil y de Sargent?
  3. Cuando Phillip Cagan, en 1956, no logró demostrar que las hiperinflaciones registradas durante la I y II Guerras Mundiales fueron causadas por la expansión monetaria, optó por referir a los trabajos realizados por Bresciani-Turroni [4] y Frank Graham [5], quienes en 1937 y 1930, respectivamente, estudiaron la hiperinflación en la República de Weimar. Estos autores concluyeron que la causa de la hiperinflación en la Alemania de 1923 no fue la cantidad de dinero, sino la depreciación inexplicable y desproporcionada del marco alemán. En su trabajo científico, Bresciani-Turroni cita a Karl Helfferich, quien fue el Secretario del tesoro del Imperio Alemán entre 1915 y 1916. Él dijo en 1923: “Contrariamente a la concepción ampliamente aceptada, fue la depreciación del marco el comienzo de esta cadena de causa y efecto: el aumento de los precios de todos los bienes importados fue causado por la depreciación del marco; luego siguió el general aumento de los precios internos y de los salarios; la mayor necesidad de dinero en circulación por parte del público y del Estado, mayores demandas al Reichsbank por parte de los negocios privados y del Estado y el aumento del papel moneda.” [6] Además y con respecto a esa depreciación inexplicable del marco, Brescianni-Turroni afirmó: “…la depreciación del marco fue el efecto de una conspiración organizada por los partidos reaccionarios y nacionalistas, que buscaba desordenar las finanzas alemanas, desacreditar el régimen republicano y socavar sus bases (aún inseguras), para poder restaurar el antiguo régimen sobre las ruinas de la joven República”[7]. ¿Será que los economistas ortodoxos no han revisado las estadísticas de Weimar?
  4. El propio Lionel Robbins, economista y profesor de The London School of Economics, reconocido por haber dado la definición contemporánea de “economía”, prologó el libro de Bresciani-Turroni, allí escribió: “La depreciación del marco desde 1914 a 1923 es uno de los episodios excepcionales del siglo XX. No solamente por su magnitud, sino también por sus efectos. Ocupa un lugar importante en nuestro horizonte. Fue lo más colosal de su tipo en la historia. Destruyó el bienestar de los más sólidos elementos de la sociedad alemana: dejó atrás un desequilibrio moral y económico, tierra apta para los desastres que han seguido. Hitler es el hijo adoptivo de la inflación.” ¿Los economistas de derecha estarán conscientes que el ataque a la moneda es un arma del imperialismo y que entre sus objetivos está el deterioro moral de los pueblos y abonar el terreno para justificar regímenes fascistas? ¿Estarán conscientes del riesgo?
  5. ¿Los economistas que incansablemente repiten que la hiperinflación en Venezuela es responsabilidad del gobierno al expandir la cantidad de dinero habrán revisado lo que escribió Domingo Cavallo, ministro de economía de Carlos Menen, creador de la caja de convertibilidad en Argentina, también neoliberal y redundantemente monetarista? Escribió Cavallo en 2011: “La existencia de un mercado paralelo con una fuerte brecha en relación al mercado oficial promueve la aceleración inflacionaria, porque muchos precios comienzan a ser fijados según la evolución del mercado paralelo y no en base al precio pagado por los importadores en el mercado oficial. La política monetaria, si pretende enderezarse a una determinada meta de inflación, se torna más restrictiva, porque para alcanzar esa meta de inflación tienen que lograr primero controlar la brecha en el mercado paralelo del dólar”. [8] (resaltadonuestro).
  6. Cualquier libro de texto de “Economía”, hasta el más básico, muestra que la inflación, según sus causas, se clasifica en 1) inflación de demanda y 2) inflación de costos. Teóricamente y según esos textos, siempre que la inflación es de costos, el resultado en la economía es un aumento de los precios acompañado de una caída del producto interno bruto, es decir, implica una estanflación. Los costos, por su parte, aumentan, entre otras razones porque aumentan los precios de los bienes importados, a su vez por la depreciación de la moneda, aunque haya sido manipulado su valor. Este tipo de inflación ocasiona lo que se conoce como shock de oferta. Mientras que la inflación de demanda deriva en un aumento de precios acompañado de un aumento del producto interno bruto. Ocurre cuando aumenta la demanda debido, por ejemplo, al incremento de la cantidad de dinero. Si la inflación fuese de demanda, a su vez originada por la expansión de la cantidad de dinero, tal como afirman algunos economistas de la derecha, estaríamos, teóricamente ante un aumento del tamaño de nuestra economía. No es el caso. Es el caso que en Venezuela, la hiperinflación está acompañada de la caída del producto interno bruto, estamos en estanflación, por lo tanto, la inflación es de costos, no de demanda, estamos ante la presencia de un shock de oferta originado por la manipulación del tipo de cambio que, por las expectativas racionales y adaptativas de los agentes económicos, encarece los bienes importados, incide sobre los costos de producción y los precios de todos los bienes y servicios de la economía. ¿Será que estos economistas, quienes con alguna enigmática intención, insisten en que la hiperinflación en Venezuela es causada por la cantidad de dinero, no asistieron a la clase en la que se explicaban los tipos de inflación según sus causas; ni tampoco leyeron el capítulo 13 sobre “La inflación: causas y soluciones” del libro básico de Economía de Samuelson y Nordhaus? Quizás tuvieron suerte de que no fue una pregunta de examen.
  7. Otro gran enigma surge al tratar de entender ¿cómo estarán resolviendo los monetaristas la contradicción teórica en la que incurren cuando afirman que la causa de la hiperinflación es la emisión de dinero? Su tesis supone que la mayor cantidad de dinero “inorgánico” llega por distintas vías a los bolsillos de todos los venezolanos y por lo tanto, al tener mucho dinero aumentamos la demanda de bienes y servicios, pero como hay una oferta limitada, los mercados, que según ellos, funcionan eficientemente porque cuentan con una mano invisible, resuelven el asunto mediante el alza de los precios. ¿Algún venezolano está demandando más bienes ahora que el año 2013? Es el caso que la demanda de bienes y servicios no ha aumentado, por el contrario, ha disminuido. Entonces la secuencia teórica que tanto repiten los monetaristas para explicar por qué aumentan los precios en Venezuela, en la práctica no se cumple. ¿Estarán ellos conscientes de su contradicción teórica y empírica?
  8. ¿Por qué insisten en que la culpa de la hiperinflación es del gobierno que imprime dinero “no respaldado”, si por el contrario, la cantidad de dinero con respecto al tamaño de la economía ha disminuido 91% desde el año 2014? Hoy, la cantidad de dinero con respecto al producto interno bruto es 6%, en 2014 era 66%. En caso de que tampoco hayan asistido a la clase sobre índice de monetización o masa monetaria, les refrescamos que mide la cantidad de dinero que circula en la economía con respecto al tamaño de dicha economía. En la medida en que el índice de monetización es mayor significa que, en términos relativos, hay mayor cantidad de dinero circulando. El que actualmente el índice sea 6% significa que la cantidad de bolívares que está circulando es relativamente baja para el tamaño de la economía medida por el PIB (indicador que, por cierto, ha sido publicado en los informes de la OPEP). Nos remitimos a los datos mostrados en el siguiente gráfico. Es el caso que a partir del año 2014, la cantidad de dinero que en términos relativos circula en la economía, ha disminuido, sin embargo, los precios siguen escalando. ¿Será un cuento lo del dinero inorgánico? ¿Con qué intención? 
  9. El mayor de los enigmas es dónde están los cálculos, los modelos matemáticos y econométricos que les permita sustentar a los economistas neoliberales y profundamente monetaristas que la causa de la hiperinflación en Venezuela es la expansión de la liquidez monetaria, más allá de un simple discurso repetitivo carente de investigación científica. Nosotros nos hemos dado a la tarea, no solo de demostrar teórica y empíricamente que la causa no es monetaria, sino que además hemos demostrado y sustentado con modelos econométricos que la causa originaria y determinante es el ataque al bolívar a través de la manipulación política del valor del tipo de cambio.
  10. Sin irnos tan lejos en tiempo y espacio, dentro de nuestras propias fronteras, queremos recomendar a los neoliberales y monetaristas la lectura del trabajo “Monetización del Gasto. Fiscal e Inflación en una Economía Petrolera con Cambio Flexible” escrito por Irene Niculescu y Ángel Puente, publicado en 1996. Los autores concluyeron: “Los resultados obtenidos con respecto al tipo de cambio permiten rechazar la validez en el caso venezolano de una teoría de la inflación como fenómeno puramente monetario. Se confirma el supuesto de la incidencia del tipo de cambio sobre los costos y cómo los aumentos de éstos son incorporados en los precios. Al analizar la evolución de la inflación, puede observarse que el mayor poder explicativo se encuentra en la variación del tipo de cambio. La variación de la base monetaria, por su parte, muestra una relación negativa y poco significativa con la de los precios. Al respecto, debe destacarse la importante interdependencia entre el tipo de cambio y el nivel de precios, como la débil relación de los precios con respecto a la base monetaria en el corto plazo.[9] (el resaltadoes nuestro). Nos embarga el enigma de la poca capacidad de investigación y estudio por parte de quienes solo repiten lo que escuchan.
  11. En cuanto al valor del bolívar, que como hemos venido demostrando, su manipulación es la causa de la hiperinflación, ¿qué explicación tendrán los economistas neoliberales acerca de la variación de 558.035.614% desde el 2013? No hemos visto cálculos que les permitan sustentar tal “depreciación”. ¿Será que no hallan cómo incluir la variable política “ataque a la moneda” en las teorías económicas neoclásicas y por eso evitan hablar de dolartoday?
  12. ¿Qué método de cálculo estarán utilizando los monetaristas para justificar que el valor de la moneda hoy es 498,25 BsS/US$, si para que ello ocurra se requiere 21 veces la cantidad de bolívares que actualmente circula en la economía? Nos estamos refiriendo al tipo de cambio implícito, el cual los monetaristas conocen muy bien. Se trata de una metodología que se emplea para estimar el valor de la moneda, ésta supone que se utilizan todos los bolívares que circulan en la economía para adquirir todas las reservas internacionales con las que cuenta el país. Al realizar el cálculo, nos resulta que para que el tipo de cambio pueda ubicarse en el valor que criminalmente reportan los portales web (498,25 BsS/US$) deberíamos tener 21 veces más bolívares que los que actualmente circulan. La estimación del valor del bolívar que hacen los economistas de la derecha es un enigma. No han dicho cuál es, según ellos, el valor de nuestra moneda. En caso de que les resulte equivalente al de los portales web, sería interesante conocer las variables que incorporan en sus modelos econométricos para obtener tales resultados. En caso de que sus resultados arrojen un valor muy por debajo del publicado en las redes sociales, el gran enigma que nos surge es ¿por qué lo ocultan? ¿Por qué no se suman a la campaña contra dolartoday?
  13. Mucha alharaca hicieron los empresarios y sus voceros para liberar el mercado cambiario. Presionaron con el argumento de que no tenían dónde transar sus divisas y que por tal motivo no las traían. Se aventuraron a decir que la liberación detendría el ataque al bolívar porque ingresarían capitales. Ahora que ya fue liberado dicen no tener las divisas, dicen que el Estado debe “inyectarlas”. Al respecto, ni siquiera caben comentarios. ¿Los economistas de la derecha habrán estudiado el caso de la Argentina de hoy para poder asesorar a los empresarios? Sabrán ellos que Macri liberó el mercado cambiario apenas asumió la presidencia y que dos años después, el dolarblue, equivalente al dolartoday, es el que marca no solo los precios de los bienes y servicios de la economía argentina sino el de su moneda? ¿Tendrán conocimiento de la fuga de capitales en Argentina luego de la liberación del mercado cambiario? ¿Están conscientes de los exorbitantes montos de endeudamiento que deberá asumir el pueblo argentino como consecuencia de dicha fuga?
  14. Consecomercio está sugiriendo incrementos de salarios. Se han percatado de que los venezolanos hemos perdido el poder adquisitivo y que no lograrán vender su mercancía. ¿Se les habrá ocurrido que dicha pérdida se debe al aumento de los precios? ¿Por qué en lugar de solicitar ajustes de salarios no detienen la escalada de los precios? ¿Por qué no se suman a la campaña contra dolartoday que en definitiva es el arma de la guerra económica que han empleado para distorsionar de manera masiva y sin discriminación a toda la economía y afectar no solo a la clase asalariada, gane poco o mucho?
  15. Insistir en que la causa de la hiperinflación es la expansión del dinero tiene, en el fondo, la intención de limitar la capacidad del Estado, atarlo de manos para no poder cumplir las metas de la prestación de sus servicios, para deteriorar su desempeño ya mermado por la insuficiencia presupuestaria que le ocasiona el aumento de los precios. Buscan con este discurso evitar los ajustes de salarios que son necesarios para proteger a la clase asalariada ante la pulverización de su poder adquisitivo ocasionado por el ataque a la moneda. La estrategia es utilizar el cuento monetarista como velo para cubrir el arma imperial que implican el ataque a la moneda y la hiperinflación. ¿Sabrán los economistas neoliberales y redundantemente monetaristas que ante tales agresiones económicas contra el pueblo venezolano e intentos de manipulación “teórica” los venezolanos tenemos con qué defendernos? ¿Sabrán que los venezolanos no solo contamos con riquezas naturales y países amigos, sino con elevados niveles de conciencia?
  16. La guerra económica contra los venezolanos ha sido declarada por Donald Trump y todos los voceros del imperialismo, tanto en EE. UU. como en Europa. Hay quienes en Venezuela siguen negando que exista. Siempre será un gran enigma la actitud antipatriota de algunos.

 

[1] Esta es la versión larga del artículo publicado en el periódico Últimas Noticias el 03 de diciembre de 2018.

[2] Cagan Phillip, “The Monetary Dynamics of Hyperinflation”, en Milton Friedman (editor), “Studies in the Quantity Theory of Money“, Chicago, University of Chicago Press (1956).

[3] Thomas J. Sargent and Neil Wallace, 1975.””Rational” Expectations, the Optimal Monetary Instrument, and the Optimal Money Supply Rule”. Journal of Political Economy Vol. 83, No. 2 (Apr., 1975), pp. 241-254. Published by: The University of Chicago Press

[4] Bresciani-Turroni Constantino. 1931. The economics of inflation. A study of currency depreciation in post war Germany. Universitá Bocconi. Primera edición en inglés, 1937.

[5] Graham, Frank, 1930. Exchange, prices, and production in hyper-inflation: Germany, 1920-1923. Princeton University.

[6] Bresciani-Turroni Constantino. 1931. The economics of inflation. A study of currency depreciation in post war Germany. Universitá Bocconi. Primera edición en inglés, 1937.

[7] Bresciani-Turroni Constantino. 1931. The economics of inflation. A study of currency depreciation in post war Germany. Universitá Bocconi. Primera edición en inglés, 1937.

[8] Cavallo, Domingo. 2011. El mercado negro de las monedas extranjeras. Consultado el 01-09-2018 en http://www.cavallo.com.ar/el-mercado-negro-de-las-monedas-extranjeras/

[9] Irene Layrisse de Niculescu y Alejandro Puente. “Monetización del Gasto. Fiscal e Inflación en una Economía Petrolera con Cambio Flexible”. Revistas de Ciencias Sociales FCES-Luz, Nueva Epoca,  Vol. II, N° 1, 1996, pp. 73-104.

Guardar

Guardar

50 Comentarios en Hiperinflación: enigmas teóricos y políticos

  1. Buenas, Profesora Curcio, espero esté bien.

    Su articulo, realmente, me parece una muestra más del poder que tiene la argumentación, como arma de convencimiento y, al mismo tiempo, el poder que tiene la academia actual (a la cual pertenezco, ojo) de hablar mucho, pero mucho; y no decir nada.
    Me surgen solo tres dudas:
    1. Si aceptamos su tesis de que la hiperinflación no la causa el dinero inorgánico, cosa que dirá la historia, no cantemos victoria aún; sino el valor del dolar paralelo, entonces usted asegura que: “Mucha alharaca hicieron los empresarios y sus voceros para liberar el mercado cambiario… Se aventuraron a decir que la liberación detendría el ataque al bolívar porque ingresarían capitales. Ahora que ya fue liberado…”, la pregunta en cuestión es: fue liberado?
    2. No será esto de “liberado” un eufemismo más del gobierno para no decir que el Estado se sale del DICOM porque no tiene dolares para inyectarlos en él, dejando a disposición de unos empresarios, malucos por cierto, la plataforma para que coloquen y adquieran divisas a precios bajos? Cosa que nadie, por más revolucionario o buena gente que sea, va a hacer, ni que le sobre la plata.
    3. usted asegura que no se puede, así, culpar al gobierno, o sea, que el gobierno no es responsable de nada de lo que está pasando?

    Sería para mi muy grato obtener sus respuestas, que es parte del acto pedagógico, como profes lo sabemos; aunque ya sé que usted no acostumbra a responder.

    Saludos.

    • Alias “Raúl”: no estás respondiendo ninguna de las preguntas de la profesora Curcio; ni estás exponiendo argumentos técnicos, ni cifras ni cálculos. Dices pertenecer a la Academia, pero no lo muestras; ni siquiera en dar la cara, menos en escribir un artículo DEMOSTRATIVO “académico”.

      • Estimado Joaquín, espero estés bien.
        Primero, no es un alias, Raúl es mi nombre.
        Segundo, para demostrar que se pertenece a la academia no hay que escribir artículos académicos, y menos que deban llevar cifras, porque la academia amigo Joaquín va más allá de las cifras.
        Tercero, coloco en mi comentario tres preguntas, ya que la pregunta, amigo, es la base y motor de todo lo académico, porque sin pregunta no hay reflexión.
        Cuarto, y esto si es una pregunta para ti: debo aceptar, entonces, todo y sin cuestionar, lo que dice el redactor del articulo? ya que si no tengo un articulo académico o un “investigation paper” (como de seguro te sentirías más cómodo), no puedo decir nada.
        Pues no chico, si no te gustan mis comentarios, no tienes porque leerlos, sigue de largo, y que te vaya bonito.

        • ¡vaya reacción “académica”!. Puro sofisma y eludir el punto. Sí es alias en este contexto, así te llamarán en tu casa, pero acá es deseable, al menos, el nombre completo.Y no cuestioné que hicieras preguntas; sólo que sigues sin responder las preguntas de la profesora Curcio; y lo que escribes, cualquier operador político básico lo hace, y mejor; el asunto es que, sí, la “academia” se demuestra con razonamiento y conocimiento especializado; al menos en este contexto, y no es sólo decir que el adversario está errado, esa es una opinión lega; el académico demuestra con un “paper” como les gusta llamarlos a los académicos snobs, Y nadie está hablando de que se deba aceptar todo lo escrito; pero sí que, si se va a refutar, se haga con rigor académico, ya que de eso trata el artículo. y si te enoja tanto que te refuten, no escribas más en este espacio, y que te vaya mejor…

    • Cómo podría el gobierno tenerculpa del ataque al Bolívar? Responsabilidad? Si, por no haber tomado medidas a tiempo en lo político y en lo jurídico, pensando que con el diálogo podria detener dicho ataque… No dialoga quien quien la ventaja, al menos si no sale ganador de dicho dialogo.

  2. …Escribió Cavallo en 2011: “La existencia de un mercado paralelo con una fuerte brecha en relación al mercado oficial promueve la aceleración inflacionaria, porque muchos precios comienzan a ser fijados según la evolución del mercado paralelo y no en base al precio pagado por los importadores en el mercado oficial. La política monetaria, si pretende enderezarse a una determinada meta de inflación, se torna más restrictiva, porque para alcanzar esa meta de inflación tienen que lograr primero controlar la brecha en el mercado paralelo del dólar”.

    ESTO ES LO MISMO QUE OCURRE AHORA MISMO ACÁ EN VENEZUELA Y SOLO ES POSIBLE CORREGIRLO ANCLANDO LOS SALARIOS AL PETRO, PERO AL CAMBIO REAL DEL MERCADO OFICIAL, QUE DEBE IMPONERSE SOBRE EL MERCADO PARALELO MEDIANTE MECANISMOS DE SUBASTAS, BUSCANDO SIEMPRE ELIMINAR EL DIFERENCIAL CAMBIARIO. CUANDO ESTO SE LLEGUE A APLICAR VEREMOS COMO SE COMIENZA A RECUPERAR EL VALOR DEL BOLÍVAR, YA QUE AL EMPRESARIO TENER QUE PAGAR SALARIOS EN BASE A ESCALAS MÓVILES, QUE FLUCTÚEN DE ACUERDO A LA VERDADERA DINÁMICA DEL MERCADO CAMBIARIO, NECESITARÁ MÁS BOLÍVARES PARA HONRAR DICHOS COMPROMISOS Y POR MUCHO QUE SUBA LOS PRECIOS, NO LE FUNCIONARÁ; PORQUE LA PUJA ESPECULATIVA SE LE VENDRÁ EN SU CONTRA AL EJERCER PRESIÓN SOBRE LA NECESIDAD QUE SE LE PRESENTARÁ DE HACERSE DICHOS BOLÍVARES, PUDIENDO CON ELLO DETENER LA TENDENCIA DEPRECIATIVA Y HASTA INCLUSO, HACER QUE SE COMIENCE A REVALUAR. LO DEMOSTRÓ EL PRESIDENTE AL LLEVAR EL DÓLAR OFICIAL A 6 MILLONES DE BsF, IGUALÁNDOLO AL DÓLAR PARALELO EL 20 DE AGOSTO, QUE FUERON LOS ÚNICOS DÍAS EN LOS QUE EL PUEBLO SINTIÓ UN ALIVIO CON LOS PRECIOS. SI SE SABE QUE FUNCIONA ¿QUÉ IMPIDE QUE SE LLEVE A CABO UNA MEDIDA DE CONTRATAQUE COMO ESTA PARA COMBATIR LA GUERRA ECONÓMICA ?

    • Esto: “BUSCANDO SIEMPRE ELIMINAR EL DIFERENCIAL CAMBIARIO…” es lo que veo imposible, porque tu puedes aumentar el precio oficial pero eso no asegura que se detenga el marcaje del paralelo, porque este se hace por Internet, entonces eso puede ser una cosa momentánea de días, incluso diría que de un día, pero sería meter a la economía oficial en un espiral que puede ser peor, porque terminaría siendo el nuevo DolarToday, al cambíar el precio del dolar diario para competir con las páginas.

      • Pero si el aumento del dólar paralelo/o dólar libre dictara el salario mínimo, entonces si se protegería al asalariado… Pero no… Siguen colocando un salario fijo fácilmente devalúa le en el muy corto tiempo… Pareciera que lo hicieran a drede!

        • Claro pero imagínate lo complicado que sería cuadrar nominas, incluso para el Estado, porque tendrías que cerrar nominas e incidentes con proyección de cambio a futuro, porque las nominas quedan montadas una semana antes, lo que hace que puedas cometer el error de quedar por debajo o por encima, eso es muy fluctuable, yo no conozco, no sé díganme ustedes si saben, algún país que lo haya hecho antes.
          Quizás esta visión es muy conservadora, pero coño no podemos promover más incertidumbre en la gente que ya tiene bastante con lo complejo de la situación cotidiana, para decirle que no sabe cuanto va a ganar, hay que ser responsables.

          • Si se insiste en mantener al Bolívar como moneda oficial de pago a nuestros asalariados entonces eso es facilito! El salario se calcula en a la tasa del dólar/Petro que esté el día de pago 10am. Listo!

            Así de simple…

            PD: si tenemos “logística” para mantener un control cambiario, cómo puede cuestionar usted un sistema de pago dinámico?

            Claro está, olvídese de presupuestos… Los presupuestos serán calculados en Petro/dólar. En bolívares sería imposible manejarlos…

        • Raúl 4 DICIEMBRE, 2018 AT 6:37 PM

          …para decirle que no sabe cuanto va a ganar, hay que ser responsables.”

          Simple: A la gente hay que fijarle sus salarios en Petro, digamos unos 5 Petros como referencia de sueldo mínimo para equipararse con el salario mínimo promedio internacional y ese valor será por siempre conocido por el trabajador; lo que en todo caso ha de tener variaciones sería la cotización del Petro de acuerdo al precio del barril y al “libre mercado” de divisas, o sea; siendo así, esos 5 Petros a razón de 60 $/Barril y a una tasa de 600 Bs/$ significaría que al corte, el salario debería ubicarse en 180 BsS. Esto por su puesto, obligaría al mercado a estabilizar la paridad cambiaria, porque ningún empresario lo soportaría, tanto por tener que absorber la carga especulativa, como por hacérsele imposible contrabandear su producción para obtener divisas, ya que el peso del componente Mano de Obra dentro de las estructuras de costos, llevarían a sus productos a unos niveles de precio que en el mercado extranjero le serían también imposibles de vender, porque el arbitraje se colocaría a favor de la comercialización dentro de nuestros mercados.

          Con la medida de salarios anclados al Petro, pero al cambio real equivalente se matan 3 pájaros de un solo tiro.

          • Riera, con esta explicación que das me pregunto si eso no haría que el Bolívar desapareciera? no de manera oficial, pero si por la vía de los hechos, porque como el valor del petro en bolívares es dinámico, entonces la gente, por necesidad de simplificación, va a calcular los precios en petros y no en bolívares y eso si sería ya desde el Estado matar nuestra moneda.

          • Raúl 5 Diciembre, 2018 at 12:28 pm

            …me pregunto si eso no haría que el Bolívar desapareciera?”

            La respuesta es: No, eso más bien estabilazará el Bolívar; cuando el empresario requiera más Bolívares para honrar compromisos en moneda nacional, esto hará que el Bolívar se revalúe, ya que incrementará la demanda del mismo en un escenario referenciado en su totalidad por el dólar paralelo, donde de por sí la cantidad de Bolívares que circulan son insuficientes para llevar la paridad única a lo que marca el mercado paralelo; así si el BCV dosifica la emisión controlada de Bolívares, tal como lo hizo con el efectivo hasta hace poco, hará que este recupere su valor.

        • Es que ese es el rollo Tito, que el Petro es manejado por una burocracia lenta, que es la que mantiene el “control cambiario”, no creo que sea eficiente para poder hacer efectivo ese sistema de pago dinámico?

  3. Esto: “BUSCANDO SIEMPRE ELIMINAR EL DIFERENCIAL CAMBIARIO…” es lo que veo imposible, porque tu puedes aumentar el precio oficial pero eso no asegura que se detenga el marcaje del paralelo, porque este se hace por Internet, entonces eso puede ser una cosa momentánea de días, incluso diría que de un día, pero sería meter a la economía oficial en un espiral que puede ser peor, porque terminaría siendo el nuevo DolarToday, al cambíar el precio del dolar diario para competir con las páginas.

  4. la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario.

    La Inflación o la deflación obedecen a fenómenos monetarios, ahora, la Hiperinflacion es un acontecimiento político es el que la gente pierde la FE en el sistema (El dinero Fiat requiere de la FE de los agentes), ocurre cuando los agente económicos (lo que a ustedes llaman pueblo) no confían en el líder del país y/o en su palabra (mas que claro que ocurre acá), los agentes tampoco confían en que las instituciones con sus lideres a la cabeza funciones correctamente, en especial que el Gobernador del Banco central pueda distribuir correctamente el dinero en la economía.

    Regresando al tema de la emisión, puede ser cierto que el emitir dinero no produzca inflación o una hiperinflacion, pero la economista en su articulo no hace referencia que si cae la demanda de dinero y se sigue emitiendo se genera inflación (a menor demanda de dinero a una cantidad igual o menor de productos y servicios, el poder adquisitivo del dinero cae) y si la confianza en la moneda cae y su respaldo en otra moneda se ve controlado por el gobierno, al solo entregar divisas a un grupo reducido de los agente (enchufados) se genere un mercado paralelo de dicha divisa y el que no tenga las divisas que controla el estado para sus agentes preferidos, buscara las divisas en el mercado negro y pagara el precio que este dispuesto a pagar por dichas divisas de acuerdo a la demanda que el mismo agente tenga del dinero que tenga de la moneda local.

    Ahora si la economista duda de la teoría monetaria del dinero, cosa que no se entiende, ya que en otros artículos pide que se ancle el Boivar al oro, es decir pide que se ancle una moneda Fiat (Bolivar) por dinero Duro (oro), la invito a que proponga en el BCV o el gobierno donde es asesora, que lo coloque a cada Venezolano en su cuenta corriente algo así como 1.000.000.000.000.000.000.000. VES y todos podamos ser millonarios y pasar las Navidades Alegres.

    Lo que debe explicar la economista también es como el Efecto Cantillon, beneficia a los primeros en recibir el dinero nuevo emitido, comprando a precios bajos, mientras que los últimos en recibir ese dinero creado se ven afectados por el aumento de los precio. claro un enchufado nunca hablara de tal cosa.

    A los Que lee estos artículos, tomen lo poco que tienen y resguardenlo en Sound Money, En dinero Duro, guarden su dinero en las llaves privadas de Bitcoin.

    • …llamas payaso a Keynes, que al menos se percató de que la moneda tuviera respaldo para apoyar el acuerdo de Bretton Woods. Claro, del padre de la Estafa Ponzi que soporta al dinero fiat, como lo es el malandro con grado académico llamado Milton Friedman (cual abogado leguleyo, médico carnicero o periodista palangrista), de ese no dices nada; pero ¿y cómo? si gracias a él y sus artificios es que se sigue desangrando a los pueblos y con su trabajo enriqueciendo a las élites y facilitándole la vida a tracaleros de poca monta que también se sirven de ese nefasto sistema.

      El Bitcoin está en picada y esa es una realidad, al igual que el inorgánico dólar que se sostiene con la maquinita de imprimir billetes que tiene la FED; la deuda externa más grande del planeta, que es la de Estados Unidos y por supuesto, por la fe de los creyentes en esa suprema deidad, por no decir “deudad”. En el único país que el dólar y el Bitcoin suben de precio es en Venezuela y eso a consecuencia del diferencial cambiario que por obra y gracia del BCV y su DICOM mantienen vivo este flagelo que al final devalúa es el salario de la clase trabajadora.

      Hace día salimos reseñados en una noticia que publicó Actualidad RT, como el tercer país en el mundo donde más se intercambian criptodivisas; siendo la realidad que esto no es más que el mecanismo que consiguieron los remeseros para canjear divisas a través de esta “Cúcuta virtual”, a tasa del mercado paralelo y burlar los controles informáticos establecidos por el gobierno que impiden que venezolanos fuera del país ingresen a sus cuentas bancarias a través de direcciones IP extranjeras o de VPN. No por casualidad la tasa de cambio que publica LocalBitcoin es la misma del mercado paralelo. De no ser por esa trampa, aquí en Venezuela al igual que en el resto del mundo el Bitcoin, también caería en su mínimo histórico.

      Tú por tu parte defiendes al Bitcoin, porque se ve que has invertido en éste, tal cual como lo hace cualquier otro con el dólar paralelo, pero eso más allá del interés individual, tiene que ser visto como modelo de desarrollo de un país, que de haberse implementado como lo planteó el presidente Nicolás Maduro, de anclar el salario al Petro, pero a la tasa real de cambio del “libre mercado”; hubiese dado resultado, pues la derecha no lo soportaría y tendría que revertir ese esquema perverso de enriquecimiento devaluando el Bolívar. Por supuesto que nunca lo entenderás, porque no has logrado asimilar que esa distorsión se produce al tomarse como referencia un valor impuesto por Cúcuta que en nada es representativo de la verdadera dinámica económica, pero afortunadamente por la lógica de los sistemas, cuando estos no se autorregulan, colapsan y dan paso a nuevas estructuras sistemicas y se corrigen las distorsiones que rompen con la inercia natural. Así que, no te emociones mucho con el Bitcoin.

      Saludos.

    • Cayendo en la misma pueril banalidad, entonces reduzcamos los salarios en 90% , para que la inflación se reduzca en esa proporción; lo que dices no es un argumento serio. Y, por cierto, la demanda de dinero se ha incrementado, como lo prueba que los créditos bancarios en 2018 han crecido al doble de lo que lo ha hecho la Liquidez Monetaria (M2); y esos créditos explican casi dos tercios del crecimiento de M2 en 2018.

  5. 1. La señora totalmente distorsiona el trabajo de Cagan. De hecho Cagan admite limitaciones para cuatro de los casos estudiados, pero estas limitaciones se referían a los últimos meses de la hiperinflación y *no* a las causas. El propone una explicación para estos casos que deja la teoría monetarista intacto. El concluye: “Para tener en cuenta esta limitación del modelo no parece requerir revisiones que contradigan la premisa de este estudio que los factores monetarios internos por sí solos explican hiperinflaciones.”

    El se refiere “a las teorías que enfatizan las causas en factores externos, entre ellos la depreciación de la moneda” no para resolver las limitaciones de su modelo, pero para mostrar por que son *falsas*: “Muchas teorías prevalecientes de perturbaciones económicas enfatizan factores monetarios externos como el tipo de cambio […] Estas teorías postulan que un aumento en los precios resulta de aumentos en los salarios o precios de los bienes importados y precede a los aumentos en la cantidad de dinero. Este estudio apunta a la secuencia opuesta e indica que un aumento extremo de los precios depende casi completamente de los cambios en la cantidad de dinero. Por implicación, el aumento de los salarios y la depreciación del tipo de cambio en las hiperinflaciones son efectos del aumento de los precios.”

    Con otras palabras: La conclusión del estudio de Cagan es que las teorías de las señora Curcio son falsas.

    • Esa frase, si está bien traducida, es ilógica, porque dice que la depreciación del tipo de cambio es consecuencia del aumento de precios.

      • Por qué es la teoría que la depreciación del tipo de cambio es consecuencia del aumento de precios (quiere decir, de la inflación) ilógica? Es muy plausible como una posible explicación.

  6. 3. La señora Curcio totalmente distorsiona el mensaje del estudio de Bresciani-Turroni. Bresciani-Turroni en su trabajo científico de hecho cita extensamente a Karl Helfferich pero solo para exponer la teoría de este como ejemplo de “teorías alemanes”. El concluye el subcapitulo en que describe las teorías alemanas así:

    “Se opusieron a las teorías alemanas aquellas que pueden llamarse “inglesas” […] según las cuales la causa fundamental de la depreciación del marco fue el déficit presupuestario, que provocó la continuación de las emisiones de papel moneda. Sostengo que esta segunda teoría es esencialmente correcta […]”

    Brescianni-Turroni *no* afirmó: “…la depreciación del marco fue el efecto de una conspiración organizada por los partidos reaccionarios y nacionalistas, que buscaba desordenar las finanzas alemanas, desacreditar el régimen republicano y socavar sus bases (aún inseguras), para poder restaurar el antiguo régimen sobre las ruinas de la joven República”.

    El solo presenta esta teoría de conspiración para descartarla! La cita completa lo comprueba: “Por estas razones no puedo considerar seriamente esa acusación. Tampoco consideraré otra acusación, a menudo planteada en la propia Alemania, según la cual la depreciación del marco fue el efecto de una conspiración organizada por los partidos reaccionarios y nacionalistas, que buscaba desordenar las finanzas alemanas, desacreditar el régimen republicano y socavar sus bases (aún inseguras), para poder restaurar el antiguo régimen sobre las ruinas de la joven República”.

    El trabajo de Brescianni-Turroni ciertamente contiene lecciones importantes para la Venezuela de hoy. Por ejemplo (contra las recomendaciones de la señora Curcio y de otros de continuar con la creciente emisión de dinero):

    “Las autoridades, por tanto, no tuvieron el coraje de resistir la presión de los que exigían cantidades cada vez mayores de papel moneda, y de enfrentar audazmente la crisis que (aunque pintada en colores demasiado oscuros por Helfferich) sería, sin dudas, el resultado de un paro de la emisión de notas. Prefirieron continuar el método conveniente de aumentar continuamente las emisiones de las notas, haciendo así la continuación de negocios posibles, pero al mismo tiempo prolongando la patología Estado de la economía alemana.”

    “Además, el aumento de las emisiones de las notas, tras el aumento de los precios domésticos no fue en absoluto una acción necesaria, como parecen creer algunos escritores. Una política financiera y monetaria enérgica y una política bancaria más prudente habrían roto el círculo vicioso; como de hecho fue roto por la reforma monetaria de noviembre de 1923.”

    • CONDICIÓN INICIAL DEL ANCLAJE BSS-PETRO

      El 20 de agosto de 2018, se pone en marcha el Programa de Recuperación económica, Crecimiento y Prosperidad y entra en vigencia el inédito y acertado método del anclaje BsS-Petro, basado en mantener una especie de “equilibrio económico” por medio de las siguientes tres condiciones:

      Que el tipo de cambio se fijó (reconvertida la moneda) en US$ 60, que en ese entonces igualaba el dólar oficial al dólar paralelo.

      Que el valor de un Petro es igual al valor ponderado de una cesta de commodities (50% petróleo, 20% oro, 20% hierro y 10% diamantes), que se estimó de arranque en US$60. Por lo tanto, al tipo de cambio establecido, el valor del Petro quedó en BsS. 3.600.

      Que el salario mínimo quedó fijado en 1/2 Petro, valga decir en BsS. 1.800.

      En este caso las tres variables claves (vinculadas) son el Petro (valor ponderado de los commodities), el tipo de cambio (oficial y paralelo) y el salario mínimo real (en dólares), que integramos en la siguiente expresión:

      Pt = 2 * SM / TC (o, p)

      Donde SM es el salario mínimo, Pt es el valor del Petro y TC es el tipo de cambio, sea el oficial (TCo) o el paralelo TCp).

      Si queremos conocer el valor del Salario Mínimo (SM) despejamos y se obtiene la siguiente expresión:

      SM = SM (Pt, TCp)

      SM (Pt, TCp)= 1/2 Pt * TCp

      El Salario Mínimo “nominal” dependerá del tipo de cambio oficial (TCo) y el Salario Mínimo “real” lo determina el dólar paralelo (TCp), porque ya es un hecho público, notorio, comunicacional y vivencial que los dos principales actores económicos de la economía venezolana (empresarios y Gobierno) siguen el comportamiento del dólar paralelo para fijar políticas, costos, precios y la especulación gracias al diferencial cambiario.

      PRIMER FACTOR DE CORRECCIÓN DEL PETRO

      El 28 de noviembre de 2018, se anunció la aplicación del “primer factor de corrección” del anclaje BsS-Petro. Se esperó 102 días para realizarlo. Que considero tardó demasiado tiempo, tomando en cuenta que ya apenas quince días de anunciado el Plan de Recuperación económica la manipulación del tipo de cambio paralelo y de los precios de los bienes y servicios hacia añicos el salario mínimo fortalecido de los BsS. 1.800 más los BsS. 180 de cesta tickets.

      El ajuste o corrección del Petro quedó corto, pero sirvió para justificar la devaluación “chucuta” de la moneda que mantiene viva las mismas perturbaciones económicas que afectaban a la población venezolana antes del 20 de agosto: las cotizaciones manipuladas del dólar paralelo desde el exterior, el diferencial cambiario oficial-paralelo que apetece a la corrupción cambiaria, y la manipulación de los precios de los bienes y servicios que empobrece a la población.

      LA REALIDAD ECONÓMICA

      Al día de hoy, 04 de diciembre de 2018, el panorama hiperinflacionario aun continua, incluso a un ritmo superior al del dólar paralelo. La anarquía está campante y sonante en el mercado de bienes y servicios de primera necesidad y de consumo masivo. La impunidad económica favorece a los manipuladores de oficio. Ver Cuadro: “Variación del Anclaje Bolívar-Petro”. Allí vemos que EL EQUILIBRIO SE ALCANZA APLICANDO EL ANCLAJE COMO SE CONCIBIÓ INICIALMENTE: DEVALUANDO EL DÓLAR OFICIAL AL NIVEL DEL PARALELO Y AUMENTANDO EL SALARIO MÍNIMO REAL AL RITMO DEL PETRO.

      Como recomendación, lo ideal sería tomar, dos medidas concretas de alto impacto contra el mercado especulativo cambiario y de bienes: 1) Anclar el valor del Petro y 2) Anclar el salario mínimo al ritmo que lo impone el dólar paralelo. De esa forma se eliminaría la ganancia especulativa de la corrupción cambiaria, no se perdería el poder adquisitivo del ingreso de los venezolanos y se neutralizaría el efecto político de la conspiración cambiaria que busca la implosión social en Venezuela. Con respecto a la inflación, en primer momento, da igual que todo aumente siempre y cuando el poder adquisitivo del trabajador no se pierda como lo hemos visto en los últimos meses.

      EL DÓLAR PARALELO SIGUE MANDANDO EN VENEZUELA

      Es lógico pensar que el valor del Petro debe subir gracias a que la fórmula del dólar paralelo para desestabilizar la economía está determinando el comportamiento de actores de la sociedad económica. Y cuál ha sido la estrategia cambiaria: subir diariamente la cotización del paralelo a discreción de los manipuladores instalados en Cúcuta y Florida.

      Sobre la base de la tendencia alcista del paralelo el Gabinete económico venezolano se vio nuevamente en la obligación de devaluar nuestra moneda, en este caso en 43,3%, ubicándola en BS. 151,64 (según última subasta de noviembre del Dicom). Este tipo de cambio ha determinado la subida del nuevo valor de mercado del Petro que el Gobierno la ha fijado a partir del 28 de noviembre de 2018 en BS. 9.000.

      Según el informe del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica (OVRE) del fecha 03/11/18, “tras la devaluación del bolívar de 43,3% implícita con el ajuste del valor del petro a BsS 9.000, la tasa Dicom (oficial) avanzó 134,2% desde los BsS 64,75 del cierre de octubre, en contraste con el 106,9% en el mercado paralelo, pero que mueve las mayores transacciones.”

      Como vemos el ritmo de crecimiento del dólar paralelo va marcando la tendencia del mercado cambiario, por tanto en una economía como la venezolana: con controles de precios, con recesión, altamente dependiente de las importaciones y afectada por perturbaciones como el contrabando de extracción, el bachaquerismo corporativo y callejero, y en un ambiente de impunidad económica con anarquía en el mercado de bienes y servicio, es imposible pensar que la inflación esté ralentizándose, sobre todo en el último trimestre del año, que por condición temporal y cíclico es la época de mayor dinamismo y demanda de la economía.

      Es por lo anterior, que el precio del dólar paralelo se duplicó en los meses de octubre y noviembre del 2018. Según la cuenta Twitter de Monitor Dólar (@MonitorDolarVe), que promedia a diario la cotización de los ocho principales manipuladores del dólar paralelo (4 de Cúcuta y 4 de Florida), a finales del mes de octubre promedió BsS 241,57, y un mes después, el 30 de noviembre promedió BsS 499,79, un aumento de 106,9%.

      Cuando se anunció el “factor de corrección” cambiario basado en el valor del Petro, transcurridos 102 días del Programa de Recuperación económica, el ritmo de crecimiento del paralelo (627%) había sido mucho mayor al oficial Dicom (153%). Que determina que son los manipuladores desde Cúcuta y Florida los que siguen dirigiendo la tendencia cambiaria e inflacionaria en Venezuela.

      En esa realidad económica los grandes ganadores son los especuladores cambiarios, los manipuladores de precios de los bienes y servicios, y aquellos corruptos que se benefician de dólares emitido por medio del Dicom y lo destinen al mercado paralelo en Venezuela.

      EL TRABAJADOR SIGUE SIENDO EL GRAN PERDEDOR DE LA GUERRA ECONÓMICA

      Como hemos demostrado, el “factor de corrección” se basa en la tendencia alcista que va marcando el dólar paralelo. Por tanto, corregir es devaluar, algo que no es malo siempre y cuando beneficie a la población. Porque hemos aprendido en los últimos años de vivencia de la crisis, que la devaluación ha beneficiado a los empresarios (manipulando precios), al propio Gobierno (recaudando más impuestos por la venta especulativa de los empresarios), a los corruptos cambiarios (beneficarios del dólar oficial) y a los especuladores cambiarios que siguen a los manipuladores del dólar paralelo de Cúcuta y Florida.

      No obstante, el gran perdedor sigue siendo el pueblo que mantiene todo ese sistema lleno de manipulaciones, miseria, usura, conspiración, escasez e hiperinflación. Lo ideal sería que el valor del salario mínimo creciera al mismo ritmo del dólar paralelo, ese sería el verdadero equilibrio económico. Donde todos los actores ganan: Gobierno, empresarios y trabajadores.

      Se aumentó el salario mínimo en BsS 4.500, lo que representa un aumento del 150%. Eso significa, que al momento de tomar la medida económica (28/11/2018) con un dólar paralelo en US$ 400, el salario mínimo “perturbado” por la manipulación de los precios se ubica en US$ 10 mensuales, que representa US$ 0,33 diarios o US$ 0,042 la hora. Significa que el salario está por debajo del salario de sobrevivencia o umbral de la pobreza que determina la ONU que es un dólar diario.

      Lo ideal sería indexar el salario mínimo semanalmente al ritmo de dólar paralelo para obligar a los empresarios a abandonar esa práctica común de aumentar por aumentar, de aplicar la usura como condición empobrecedora de la clase trabajadora, como parte de la estrategia de los gremios empresariales opositores de dolarizar la economía a fin de generar la hiperinflación y provocar la implosión social que les exigen sus aliados desde el Imperio del Norte.

      En síntesis, hemos entrado a la época del pragmatismo económico, del “olfateo político” de los asuntos de la economía, “como valla viniendo vamos viendo”. Pero la realidad nos demuestra que a pesar del primer “factor de corrección” del Petro el trabajador sigue perdiendo en la guerra económica.

      #victimastoday #vamosAtriunfar

      Twitter: @agiussepe

  7. 8. Lo relevante para la explicación monetaria de la inflación es la relación de la liquidez o masa monetaria al PIB *real* y no al PIB nominal, que ya está inflado por la inflación/hiperinflación.

    La relación de la liquidez monetaria al PIB real aumento año por año desde (pelo menos) 1997. Mientras la liquidez monetaria en 1997 era 21,4% del PIB real en 2017 era 315266,9% del PIB real. La relación aumentó por 1476345,66%. Para 2018 la relación será *mucho* mas grande pero solo se pueden calcular proyecciones.

    La caída del índice de monetización, que no es otra cosa que el inverso de la velocidad del dinero, es típico para una hiperinflación y en nada contradice la explicación monetaria. La explicación es simples: En un ámbito hiperinflacionario las personas usan o venden su dinero rápidamente porque saben que pierde valor y en un caso como Venezuela son forzados de hacer esto simplemente para sobrevivir. Esto por si mismo contribuye a la inflación y la acelera.

    La señora recicla sus cálculos sobre el índice de monetización (que *no* es la masa monetaria, pero la masa monetaria como porcentaje del PIB *nominal*) y alega que el PIB (nominal!) “por cierto, ha sido publicado en los informes de la OPEP”. Esto no es verdad. La señora me puede corregir simplemente indicando una fuente de la OPEP en que publica el PIB nominal de Venezuela en moneda nacional para 2018. (Y como la señora ha publicado gráficos con el índice de monetización mensual, seria bueno si también indicaría su fuente para el PIB nominal *mensual* en moneda nacional para 2018.)

  8. Querer comparar M2 nominal contra PIB “real” es inapropiado, porque también M2 está inflado por la inflación; el llamado PIB “real” es un constructo que consiste en rebajar (“deflactar”) el PIB por el índice de inflación; pero entonces debes deflactar los demás valores.
    Lo que sucede es que, si tomas la serie del PIB real con base en el año 1997, de bolas que para ese año, por convención, el PIB real “coincide” con el PIB nominal, no así en los años siguientes. Pero, si tomas la serie con base en el año 1984, se observa que para ese año base, el índice de monetización fue de 43,08%, y claro que coincide también si tomamos el PIB real de esa serie; pero si sacamos la cuenta para el año 1997 con esa misma serie, el índice de monetización nos da, si tomamos el PIB “real”, 1.489,35%; cuando, calculado como debe ser el índice de monetización para 1997 fue de 21,36%.
    Siempre que compares una cifra “real” con una nominal, llegarás a índices distorsionados; por eso se comparan sólo cifras expresadas en la misma dimensión.
    El punto es que si aumenta la inflación, necesariamente debe aumentar M2 para, más allá de la propensión al uso de los medios de pago líquidos, poder realizar los pagos de bienes y servicios cn recios más altos. En principio, M2 debería tender a crecer en la misma proporción en que crece el INPC; por lo que si el ïndice de Monetización, tal y como lo presenta la profesora Curcio, ha disminuido, entonces hay proporcionalmente menos liquidez para el tamaño de la economía; los precios se pagan en términos nominales, no “reales”.

  9. La señora presenta su punto 8 como un argumento contra el monetarismo. Vamos hacerlo muy simples.

    El monetarista: Los precios suben porque se emita siempre más dinero en relación a la producción real (medido como el PIB real).

    La señora: Pero en realidad “la cantidad de bolívares que está circulando es relativamente baja para el tamaño de la economía medida por el PIB”.

    El monetarista: Comparado con el PIB nominal sí (de donde, alias, sacas tus números?), pero hablé del PIB real. La relación dinero/PIB real creció por más de 1476345% de 1997 a 2017.

    Joaquín Ramos explica que la relación M2 al PIB real depende del año de base.

    El matemático: Sí, claro. Pero *independientemente* del año base la relación dinero/PIB real creció por más de 1476345% de 1997 a 2017.

    Tu: “Siempre que compares una cifra “real” con una nominal, llegarás a índices distorsionados; por eso se comparan sólo cifras expresadas en la misma dimensión.”

    Yo (que no soy monetarista): Si no se pueden comparar cifras reales con cifras nominales no se pudieran calcular indices de precios. Se estás te preguntando si la mayor potencia de un coche comparado con un otro vale la pena el precio mayor estas comparando cifras expresadas en diferentes dimensiones. Que solo se comparan cifras en la misma dimensión simplemente es falso.

    Tu: “En principio, M2 debería tender a crecer en la misma proporción en que crece el INPC”.

    Yo: Si quieren una receta para continuar con la hiperinflación, cierto.

  10. ¡Qué argumentos tan pueriles e improcedentes! Alias el tuyo, pero las cifras son de las series históricas del BCV. Y ya expliqué y demostré que si comparas una cifra deflactada por el valor acumulado del INPC, contra otra cifra contemporánea, pero que no haya sido igualmente deflactada por el mismo valor del INPC, es de Perogrullo que te dará un valor muy elevado, pero distorsionado. Tratas de evadir el error, ante lectores que tal vez no captan el detalle.
    No es que “independientemente” M2 haya crecido tal porcentaje con respecto al PIB “real”, porque el PIB “real” es un constructo formulado sobre el supuesto de que los precios se mantienen fijos a una fecha dada (año base); pero la realidad real es que los bienes deben ser adquiridos en valores nominales corrientes a la fecha de su compra, por lo que, necesariamente, M2 debe crecer para poder comprar dichos bienes a precios nominales mayores.
    Por tal razón, la misma Liquidez Monetaria crece por el mismo efecto inflacionario; por lo que, no puedes comparar M2 inflado por el INPC contra un PIB deflactado.
    La Liquidez Monetaria (M2) debe tener un tamaño acorde con el tamaño nominal de la economía, no con el tamaño real; eso no es de mi cosecha, ni es ninguna “receta”, como peyorativamente la tildas; ese es el postulado de la tan manoseada por los ortodoxos Ecuación de Fisher: p*q= m, en su formulación actualizada; donde p= precios, q=cantidad de bienes y m=cantidad de dinero. Entonces, si se eleva “p”, como está demostrado, entonces debe elevarse “m”, para mantener el equilibrio de la ecuación.
    Dicha ecuación no es más que lo que los contadores denominan un Balance General, que indica, como todo BG, la situación, la foto, a un momento determinado; pero NO indica cómo se llegó a esos valores; cuál es el orden, la secuencia, la prelación, de los hechos que desembocan en ese resultado a esa fecha.
    Y el ejemplo automovilístico, apartando lo mal escrito y peor explicado, para nada viene al caso, porque estás hablando de una comparación compuesta de dos pares de variables, así: “precio 1/potencia 1”, versus “precio 2/potencia 2”, o sea, estás comparando la variable compuesta “relación precio/potencia”.
    Y en cuanto al índice de precios, también estás errado, porque precisamente dicho índice, de tipo Laspeyres, se establece para cualesquiera dos fechas dadas, dividiendo el precio nominal de la fecha más reciente entre el precio nominal de la fecha más antigua, restando la base (el precio más antiguo), todo expresado en porcentaje: (p2/p1)-1. Cuando hablamos del INPC, dado que el mismo ya es una cifra agregada, se toman los valores respectivos del INPC para las dos fechas que corresponda. En estos cálculos no se deflacta, ya que, obviamente, de lo que se trata es precisamente de medir la variación nominal de precios; sólo que siempre se establece un año base, referencial, por lo que el INPC anterior a la respectiva medición de base (asumida como el 100%) siempre será inferior a 100%, mientras que los valores del INPC de fechas posteriores a la base, tendrán valores superiores al 100%, acumulativos fecha a fecha de medición.

    • …La paridad del poder adquisitivo es una de las medidas más adecuadas para comparar la producción de bienes y servicios, con ventajas sobre el PIB nominal per cápita, puesto que toma en cuenta las variaciones de precios. Este indicador elimina la ilusión monetaria ligada a la variación de los tipos de cambio, de tal manera que una apreciación o depreciación de una moneda no cambiará la paridad del poder adquisitivo de un país, puesto que los habitantes de ese país reciben sus salarios y hacen sus compras en la misma moneda. …

      Leer más: https://es.wikipedia.org/wiki/Paridad_de_poder_adquisitivo

      • Solo como nota pequeña: Se comparamos la relación M2/PIB (PPA) de los años 1997 y 2017 podemos observar un aumento por 1018117,40%. Esto es todavía enorme pero mas bajo que lo calculado en base del PIB en precios constantes. Una de las razones es la inflación del dólar internacional.

  11. “Alias el tuyo, pero las cifras son de las series históricas del BCV.”

    El BCV no ha publicado números sobre el PIB nominal para los años 2015, 2016, 2017 y 2018.

    “Y ya expliqué y demostré que si comparas una cifra deflactada por el valor acumulado del INPC, contra otra cifra contemporánea, pero que no haya sido igualmente deflactada por el mismo valor del INPC, es de Perogrullo que te dará un valor muy elevado”.

    No es de Perogrullo que me dará un valor muy elevado. Es falso: Si comparo la producción petrolera (una cifra contemporánea no deflactada por el INPC) con el PIB real *no* me da una cifra muy elevada. En el caso especifico de M2 solo en un país con una inflación muy alta me dará un valor muy elevado. (En comparación con valores anteriores.) Como nota técnica: El deflactor del PIB no es el INPC.

    “No es que “independientemente” M2 haya crecido tal porcentaje con respecto al PIB “real”, porque el PIB “real” es un constructo formulado sobre el supuesto de que los precios se mantienen fijos a una fecha dada (año base)”.

    No leíste bien. El crecimiento porcentual de la relación M2/PIB (real) no depende del año base. (Usando el mismo indicador, claro.)

    “Por tal razón, la misma Liquidez Monetaria crece por el mismo efecto inflacionario; por lo que, no puedes comparar M2 inflado por el INPC contra un PIB deflactado.”

    Gran parte de tus argumentos simplemente presupone que tu teoría (que el aumento de la liquidez es una respuesta – hasta necesaria – al aumento de los precios, y no una de las causas principales de este aumento) es correcta. Aquí solo tengo que decir: Si tu teoría es correcta, ella es correcta.

    Pero como argumento contra otras posiciones esto es circular: Si la liquidez monetaria crece por decisiones políticas y resulta en la inflación, *o* si la liquidez aumenta como efecto de la inflación es exactamente una de las cuestiones contestadas.

    El núcleo de una versión de la teoría monetarista de la inflación es que el aumento de la masa monetaria arriba del aumento del producto real de una economía es la causa de la inflación. No hay manera práctica de medir el producto real sin usar un indicador come el PIB real que deflacta el PIB nominal. Si prohíbes comparar PIB real y masa monetaria (o indicadores similares) prohíbes examinar empíricamente esta teoría.

    p*q= m no es la formulación “actualizada” de la “Ecuación de Fisher” (el nombre normalmente se usa para otra ecuación) y no es un “Balance General”, pero una formulación simplificada, y si le damos una interpretación empírica simplemente *falsa*. Si interpretamos p*q como el PIB nominal y m como M2 la gráfica de la señora Curcio debería mostrar una linea recta con un valor 1 para cada año, que obviamente no es el caso.

    La formula correcta es p*q = m*v. Y esta formula es – en la forma que ella normalmente es interpretada – tautológica. Solo con asunciones adicionales tiene contenido empírico.

    No es un postulado de esta formula ortodoxa entonces que la liquidez monetaria “debe tener un tamaño acorde con el tamaño nominal de la economía”. (Como v puede cambiar – y de hecho cambia siempre.)

    No hay automatismo que lleve del aumento del INPC al aumento de la liquidez y de hecho entiendo que propones que la liquidez “debe” crecer in la misma medida como el INPC porque es un problema si no lo hace. (Porque no se pueden comprar los bienes con sus precios nominales mayores entonces.) Y esto significa que de hecho es (parte de) tu “receta”.

    “Y el ejemplo automovilístico, apartando lo mal escrito y peor explicado, para nada viene al caso, porque estás hablando de una comparación compuesta de dos pares de variables, así: “precio 1/potencia 1”, versus “precio 2/potencia 2”, o sea, estás comparando la variable compuesta “relación precio/potencia”.”

    Lo que admites aquí ya basta para me argumento. Yo comparo “M2 1/PIB real 1” versus “M2 2/PIB real 2”, o sea, estoy comparando la variable compuesta “M2/PIB real”.

    Una aclaración final: No pienso que en la situación actual Venezuela simplemente debe de un día para otro parar la emisión de dinero inorgánico. Si necesita un plano integral bien preparado que como una componente importante restringe de manera creíble la emisión de dinero a un nivel *mucho* mas bajo que el actual y que se orienta en la economía real y no en la inflación. Otras componentes deberían ser – por ejemplo – la protección de los salarios ya muy bajos y un retomada del crecimiento de la producción. Años atrás (en el tiempo de Chavez) parar la inflación sin daños sociales y económicas habría sido relativamente simples. Hoy es difícil. Y cuanto más se posponen las medidas necesarias tanto más difícil será.

    El Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica era una oportunidad que se perdió. Que es triste en se mismo, pero adicionalmente destruye la credibilidad de programas futuras.

    • Observo fallas de lógica, no lectura y de memoria. Yo referí cifras desde 1984 a 1997, que sí están en la series históricas del BCV. Pero tú refieres a cifras que requieren PIB e INPC de los últimos años, hasta el actual, pero ahora alegas que no hay tales cifras; es decir, tus cifras sí sirven porque son las tuyas. Tu “refutación” a lo que refiero sobre tu ejemplo automovilistico no tiene ninguna lógica, no se relciona con los argumentos previos. Lo de la comparación del precio de petróleo, en este contexto no tiene sentido; es algo distinto; a lo que me refiero es que SI TIENES DOS VARIABLES EXPRESADAS EN UNA MISMA MONEDA (NO EN OTRA UNIDAD, BARRILES O TONELADAS, POR EJEMPLO) Y SI UNA DE DICHAS VARIABLES LAS TIENES EN MONEDA DEFLACTADA Y LA OTRA NO, ES OBVIO QUE EL PORCENTAJE TE DA MUCHO MÁS ELEVADO QUE SI COMPARAS, COMO DEBE SER, AMBAS VARIABLES DEFLACTADAS, O AMBAS EN MONEDA NOMINAL.
      Y veo que no captas lo que significa un símil; que fue lo que usé, cuando comparo la Ecuación de Fisher con un Balance General.De hecho, por reflejar el estado en un momento determinado, es por lo que se plantea lo tautológico de “v”, ya que en los hechos las transacciones económicas que se dan en cada momento dependen de la cantidad de dinero disponible en ese momento preciso; todoelo dentro del supuesto de la citada fórmula. Por cierto, el volumen de créditos bancarios en Venezuela, que son ceación de dinero y aumentan la Liquidez Monetaria ha crecido 50.000% en lo que va del año 2018.
      No me voy a desgastar en seguir razonando contigo, porque sigues tratando de debatir con ausencia de lógica; cada vez esgrimes sofismas y aseveraciones sin ninguna lógica.
      Y no estoy “proponiendo” nada, sólo trato de demostrar tu falta de lógica en tus “argumentos”, pero cada vez te enredas más, y ya ni llevas ilación ni siquiera con lo que escribiste previamente. No entiendes lo que trato de explicarte y sales con otra aseveración que ni siquiera se deriva de la logica de lo dicho. Imposbile el diálogo. Queda para el resto de foristas la evidencia de lo que afirmo.

    • No he cuestionado los números tuyos, pero los de la señora Curcio. Ella alega que OPEP ha publicado números actuales de PIB (nominal, en bolívares, en el contexto) que no es el caso. Las cifras actuales que usé vienen del BCB y del gobierno de Venezuela (liquidez monetaria y PIB real hasta 2016) y del FMI (PIB real para 2017).

      No he “refutado” lo que dices sobre el ejemplo automovilistico mas lo he usado. Tiene mucha relación con los argumentos previos. Yo he mostrado que la relación M2/PIB real aumentó vertiginosamente de 1997 hasta 2017, comparando esta relación para 2017 con la para 1997. Tu admites que una comparación de variables compuestas como “precio/potencia” es posible. (Quiere decir variables compuestas por variables con dimensiones diferentes.) M2/PIB real es una variable compuesta en este sentido.

      La comparación con la producción petrolera hace mucho sentido porque muestra que lo que pronunciabas como “obvio” es falso. Ahora estás precisando lo que llamas obvio, pero continua falso. Solo dos ejemplos:

      1. La relación M2/M0 (Monedas y Billetes) – dos variables nominales – en 2016 era 22,4. La relación M0/PIB real – variable nominal versus variable deflactada – era 9,9. La primera obviamente mas grande que la segunda.

      2. La relación M3/PIB nominal de Japón en 2013 (dos variables nominales) era 2,353. La relación M3/PIB real – variable nominal versus variable deflactada – era 2,327. La primera es mas grande que la segunda. (Es importante de entender que un deflactor no tiene que ser > 100.)

      Tal vez quieres de nuevo decir que te refieres a otra cosa. Mejor seria pensar un poquito sobre lo que significa el hecho que lo que te parece tan obvio es tan difícil de expresar de forma correcta.

      Capto bien que es un símil. Solo que escribiste que dicha ecuación no *es* más que lo que los contadores denominan un Balance General, y no, que es *como* un BG. Pero no importa mucho, porque también no es *como* un BG.

      Para ver que la formula p*q= m es falsa empíricamente basta visitar la página https://datos.bancomundial.org/indicador/FM.LBL.BMNY.GD.ZS y lembrar que la masa monetaria como % del PIB no es otra cosa que m/(p*q) (como porcentaje). Debería ser una constante y igual para todos los países, que obviamente no lo es. (El valor de m/(p*q) depende también del indicador para m. Pero independientemente del indicador empírico elegido m/(p*q) no es 1 para todos los países en todos los años.)

      “en los hechos las transacciones económicas que se dan en cada momento dependen de la cantidad de dinero disponible en ese momento preciso; todoelo dentro del supuesto de la citada fórmula”

      Esto depende del sentido de “depender”. Por ejemplo, una persona decide si o no comprará algo también en vista del dinero disponible. En este sentido las transacciones económicas dependen de la cantidad de dinero disponible. Pero lo normal es que en cada *momento* mucho mas dinero es disponible que es necesario para las transacciones económicas de este momento. El dinero liquido también se usa como depósito de valor. Situaciones en los cuales la cantidad de dinero disponible es una restricción limitante para las transacciones de la economía son situaciones de crisis.

      Pero la formula p*q = m*v no es el retrato de un momento. Ella relaciona una variable de flujos (q) con una variable de stocks (m). Durante el tiempo de producción, compra, venta y consumo (parcial) de q (digamos un año) se puede usar el dinero en el stock m (la cantidad de dinero) varias veces. Esto es una razón porque m puede ser menor que p*q.

      • Sigues sin entender que la igualdad será siempre para un momento determinado; y sí, la literatura económica asemeja esta relación a un balance contable; pero olvídalo, si te empeñas en negarlo, it’s up to you. Tampoco vale seguir tratando de explicarte que en tu ejemplo automovilístico, lo relevante es que estás realmente comparando los dos autos sobre una misma variable, expresada en una misma unidad (precio/potencia) pero, es inútil, tu falla es de lógica propositiva. Lo mismo sucede con el tema de la comparación de variables deflactadas con variables nominales; los nuevos “ejemplos” que esgrimes NO tienen relación con mi argumento; estás quedando mal con el resto de foristas, demostrando tozudez además de falta de lógica, que es algo distinto a repetir un dato o concepto. No insistas en quedar mal rebuscando “ejemplos” que son otra cosa: el punto es que si comparas M2 de una fecha debes compararlo contra el PIB nominal de esa misma fecha; no contra un PIB “deflactado” con precios “constantes” de un año anterior; el índice de monetización se refiere al tamaño nominal de M2 con respecto al tamaño nominal del PIB, ambos para una misma fecha: si ese índice aumenta o disminuye, en esos términos, indicará si la liquidez monetaria, proporcionalmente, aumentó o disminuyó. Y en ese contexto es que tiene lógica decir que si comparas M2 nominal de una fecha contra el PIB deflactado, te dará una cifra bastante mayor que si comparas la misma cifra de M2 (nominal) contra el mismo PIB nominal, sin deflactarlo; pero te has ido por las ramas, enredándote más, tratando de “demostrar” lo que ni siquiera estaba en discusión, y es ahí donde estás quedando mal.

      • “Sigues sin entender que la igualdad será siempre para un momento determinado”.

        Expliqué por que no existe esta igualdad en cada momento y expliqué que la formula correcta no es el retrato de un momento. Como no hay argumento nuevo de tu lado, no tengo repetir mis argumentos.

        “lo relevante es que estás realmente comparando los dos autos sobre una misma variable, expresada en una misma unidad (precio/potencia)”

        “M2 año 1/PIB real año 1” y “M2 año 2/PIB real año 2” son dos valores de la misma variable expresados en la misma unidad.

        “el punto es que si comparas M2 de una fecha debes compararlo contra el PIB nominal de esa misma fecha”

        Porque tu lo mandas así?

        “el índice de monetización se refiere al tamaño nominal de M2 con respecto al tamaño nominal del PIB, ambos para una misma fecha”

        Esto es correcto. Pero no excluye que también se calcula M2/PIB real y que esta variable ayuda a entender la inflación.

        “Y en ese contexto es que tiene lógica decir que si comparas M2 nominal de una fecha contra el PIB deflactado, te dará una cifra bastante mayor que si comparas la misma cifra de M2 (nominal) contra el mismo PIB nominal, sin deflactarlo”

        El ejemplo de Japón 2013 (y otros años) muestra que esto es falso.

        Tienes una fuerte tendencia de descalificar tu interlocutor en vez de argumentar.

        • En lo de la “tendencia” estamos a la par, no quiero descalificarte, descalifico tus argumentos; aunque tiendes a “responder” con algo que no se aviene con lo que planteo y ni siquiera con lo que previamente has dicho.. Pero, yendo al punto, en el caso venezolano, por no haber episodios de deflación desde el año 1960 (caso contrario a Japón), el deflactor sí disminuye la cifra y la que llamas “real” es siempre contra un año base, que si tomas nominal y real para ese año base son iguales, pero que se diferenciarán cada vez más en la medida en que avanzas en el año donde tomes la M2 nominal y la comparas contra un PIB “real” deflactado contr un año base distante. Por eso, many days ago, mostraba que si tomas año base 1984 para deflactar el PIB del año 1997, que sería “real” pero contra ese año base y lo comparas contra M2 nominal del año 1997 te da una cifra bastante mayor a que si tomas las cifras nominales de ambas variables nominales para el año 1997. Te cito: “Mientras la liquidez monetaria en 1997 era 21,4% del PIB real en 2017 era 315266,9% del PIB real. La relación aumentó por 1476345,66%. Para 2018 la relación será *mucho* mas grande pero solo se pueden calcular proyecciones.”. Estás afirmando que M2 del cierre de 2017 estuvo más de tres mil (3.000) veces POR ENCIMA del PIB real de 2017. M2 al cierre de 2017 fue de Bs. S. 1.270.493.912, por lo que estás afirmando que el PIB “real” al cierre de 2017 fue de sólo Bs. S. 402.991, es decir, sólo 40,3 mil millones de bolívares fuertes.
          Por eso, mantengo lo dicho bastante arriba, porque todo inició por tu comparación de M2 nominal de 2017 contra PIB real deflactado con el año base de 1997 (último año base oficial).
          Pero, en verdad, ya estamos repitiéndonos, de lado y lado.

  12. Muy de acuerdo con la propuesta de Alexander Riera( 5/12/2018, 10:47am), no se nada de teorías económicas ni de renombrados intelectuales de la economía, lo que si sé, y nadie me va a decir que no es eso, es que la mayor causa de lo que está pasando en el país es la manipulación del dolar paralelo, que el gobierno ha cometido errores es irrefutable, ahora, he leído tantos intelectuales en este artículo que, en verdad, pienso que, tanta teoría para qué?Ninguna teoría va a funcionar aquí, lo que si creo que funcione es lo que plantea Alexander de indexar los incrementos del dolar paralelo al salario,semanalmente. También, Alexander, debe haber un mecanismo para no solo considerar el incremento del paralelo sino tambien los incrementos de precios que hacen sin que se haya movido el paralelo.

  13. 9. “Nosotros […] hemos demostrado y sustentado con modelos econométricos que la causa originaria y determinante es el ataque al bolívar a través de la manipulación política del valor del tipo de cambio.”

    Esto *no* es verdad. Ya he explicado muchas veces que la señora no sabe interpretar los resultados de los métodos econométricos que aplica, especialmente del teste de Granger. Solo en la base de una interpretación errónea ella puede sustentar su tesis con los resultados que publica. Una interpretación errónea, alias, que revela una incomprensión más profunda de la estadística en general: Basta saber que es la función de una hipótesis nula y como se usa para ver que la interpretación de la señora es erronea.

    Una explicación mas detallada se encuentra en el punto 3 de este comentario: http://www.15yultimo.com/2018/08/21/hiperinflacion-arma-imperial-iii-el-caso-venezuela/#comment-38323

    • ” Basta saber que es la función de una hipótesis nula y como se usa para ver que la interpretación de la señora es erronea.”

      DEMUÉSTRALO, PERO CON HERRAMIENTAS ESTADÍSTICAS PARA RECHAZAR LA HIPÓTESIS NULA Y ACEPTAR LA HIPÓTESIS ALTERNATIVA, NO CON OPINIONES QUE SE PARECEN MÁS A LA DESCALIFICACIÓN DISCURSIVA, QUE A LA ARGUMENTACIÓN CIENTÍFICO TÉCNICA Y EN TAL CASO NO SERÍA ÉTICO.

      SALUDOS.

  14. Con mucho gusto explico porque los escritos de la señora Curcia muestran que no entiende que es una hipótesis nula, cuando esta es rechazada y que significa que es rechazada. (Estas son cuestiones técnicas, no ideológicas.) Pero no hace sentido *discutir* principios básicos de econometría con alguien no sabe de econometría. (Como no hace sentido discutir los teoremas de Gödel con quien no tiene un conocimiento adecuado matemático.)

    Por eso le quiero preguntar primero algunas cosas:

    1. Estamos de acuerdo que – asumiendo que los números indicados de hecho son el resultado de la aplicación correcta del teste de Hausman – los resultados siguientes muestran que la hipótesis nula “Efectos aleatorios de corte transversal” es rechazada, y así – de acuerdo con el teste – falsa:

    Hipótesis nula: Efectos aleatorios de corte transversal
    Estadístico ji cuadrada: 49.619687
    gl ji cuadrada: 3
    Prob: 0.0000

    2. Estamos de acuerdo que alguien que en vista de los resultados de este teste dice que el teste muestra que hay efectos aleatorios de corte transversal no entiende los resultados del teste?

    3. Estamos de acuerdo que – asumiendo que los números indicados (se refieren a México) de hecho son el resultado de la aplicación correcta del teste de causalidad de Granger – los resultados siguientes muestran que (al nivel de significación de 0.05) la hipótesis “M2 no causa INPC” no es rechazada en el caso de 1 rezago:

    Hipótesis nula: M2 no causa al INPC
    Rezagos: 1
    F-statistic: 0.879
    P-value: 0.349

    4. Estamos de acuerdo que el hecho que la hipótesis nula no es rechazada en este teste *no* significa que la hipótesis nula es correcta. Con otras palabras este hecho no significa que M2 no causa al INPC.

    5. Estamos de acuerdo que – asumiendo que los números indicados de hecho son el resultado de la aplicación correcta del teste de causalidad de Granger – los resultados siguientes muestran que (al nivel de significación de 0.05) la hipótesis “M2 no causa INPC” es rechazada en el caso de 4 rezagos, y así – de acuerdo con el teste – falsa (asumiendo que 4 rezagos son correctos):

    Hipótesis nula: M2 no causa al INPC
    Rezagos: 4
    F-statistic: 2.710
    P-value: 0.032

    6. Estamos de acuerdo que alguien que en vista de los resultados de este teste dice que el teste muestra que M2 no causa INPC no entiende los resultados del teste?

    7. Estamos de acuerdo que es buena practica econométrica de decidir antes de un teste sobre el nivel de significación?

    8. Que nivel de significación quieres que usamos para la discusión de resultados de la aplicación del teste de Granger? 0,05, 0,01 o 0,001?

  15. En verdad, sobre ese mismo razonamiento, tampoco está demostrando que la inflación en Venezuela está ocasionada única o principalmente por un aumento previo de la liquidez monetaria, sobre todo cuando en este año, dos tercios del crecimiento de esa liquidez es atribuible a créditos nuevos concedidos por los bancos, y cuando hay estudios previos hasta del BCV que apuntan a lo contrario, elaborados por economistas que no son afectos a este Gobierno. En lo que sí hay que convenir es que es Pasqualina Curcio quien tiene que refutar, si puede, los argumentos en su contra; ella fue quien escribió el artículo, que lo defienda.

  16. Anakarina Liendo 11 DICIEMBRE, 2018 AT 4:44 PM

    Por supuesto que la Dra. Pasqualina no necesita que la defiendan, cada vez que alguien (de lado y lado) sale a aporrearla o a descalificar su trabajo, solo recuerdo aquel proverbio que dice: “Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira el dedo”.

    Para asimilar la realidad económica de Venezuela en su verdadero contexto a través del análisis estadístico, lo más elemental comienza por comprender que el sistema de fijación de precios no se puede regir por parámetros que toman como referencia el comportamiento de la actividad cambiaria que se desarrolla en Cúcuta, siendo esta poco o nada representativa de la verdadera dinámica de nuestra economía, por otro lado; tampoco se puede atribuir a que la pérdida del valor del Bolívar se debe al exceso de liquidez, fíjate por ejemplo, lo que ha pasado con el Bitcoin en menos de un año, que pasó de cotizarse en poco menos de 20 mil dólares por unidad a ubicarse en poco más de 3000 dólares por unidad, ¿significa esto que durante este año se minaron más Bitcoin que lo debido y se inundó al mercado o que la liquidez en dólares disminuyó? nada de eso, ¿verdad? ¿No será más bien que es otro caso de falta de representatividad de la dinámica de ese mercado cambiario en un universo donde el dólar aún mantiene su hegemonía?

    Ahora, imagina que hubiese pasado si en EEUU se hubiese consolidado un sistema de fijación de precios basado en la paridad Dólar/Bitcoin (digamos, Bitcointoday), como de hecho comenzó a observarse en el mercado inmobiliario cuando este rosaba los 20 mil dólares la unidad.

    Pues eso es justo lo que sucede acá en Venezuela, a diferencia que la paridad Bs/Dólar impuesta desde Cúcuta, además de no ser representativa, es manipulada al restringir la oferta de divisas en dichas plazas para crear el efecto especulativo deseado, donde el resto de los oferentes en su gran mayoría solo esperan que el valor se infle para comercializar sus divisas en otras plataformas paralelas o subterráneas en una especie de subasta.

    Otra cosa, el 20 de agosto cuando el Presidente igualó la paridad oficial con la del mercado paralelo a razón de 60 Bs/S ¿tú crees que esto hubiese sido posible si no aumenta la cantidad de Bolívares necesarios para que el mercado pudiera operar? ¿de dónde crees que salieron los recursos para financiar la nómina de todas las empresas del país durante 90 días? Hubiese sido interesante que ni lo uno, ni lo otro hubiere ocurrido; a ver con qué iban a salir los monetaristas.

    Saludos.

  17. Concuerdo plenamente con tu primero punto: Desafortunadamente no existen estudios serios sobre las causas de la hiperinflación de Venezuela, independientemente de la orientación ideológica. Como estos estudios previos del BCV no son publicados no se puede decir nada sobre su cualidad.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*