El Último Round / El cuento del cochino pelón

Por: Jessica Dos Santos Jardim

“Probablemente de todos nuestros sentimientos

el único que no es realmente nuestro es la esperanza.

La esperanza le pertenece a la vida,

es la vida misma defendiéndose” J.C

 

Para mí, estas navidades fueron algo atípicas.

Por lo general, estas fechas me agarran de guardia periodística o durmiendo, en una suerte de grinch.

Pero, este año, de repente me dieron ganas de decorar la casa, y como no tenía dinero para hacerlo, pues recorte cositas alusivas a la navidad  para pegarlas en la puerta y en el tururito del timbre, transforme frascos de vidrio en adornos decembrinos para mi sala, hubo un desayunito vecinal, y hasta organice varias reunioncitas navideñas con mis afectos.

Al principio, concluí que quizás me estaba poniendo vieja. “Debe ser la cercanía con los 30”, me dije. Pero, con el paso de los días supe definir mejor mi sensación: NADA ni NADIE me iba a arrebatar la festividad, porque este año, como a buena parte del país, ya me habían quitado demasiado.

En esta tónica, fui el 24 a celebrar la navidad. En la zona donde me encontraba los autobuseros estaban cobrando 70 bs, se fue un par de veces la luz, etc. Pero, yo estaba firme en mi determinación de pasarla bien.

En medio de la reunión, donde había personas con los más variados pensamientos políticos, se hizo presente, otro diciembre más, el tema del pernil.

Cada uno expuso su experiencia. Yo también lo hice: A mi edificio le prometieron 11 perniles para 55 familias, serían unos 800 gramos por cada una. Se pagaron mucho antes del 24. Pero el 31 en la mañana avisaron que no llegarían y habría que esperar la devolución del dinero por parte de Inmerca. Algunos le sacaron el lado jocoso a la situación, otros armaron tremendo peo.

Entonces, a algunos presentes  les molesto eso, les irritó que la gente saliera a protestar por el pernil y no por cosas más esenciales como la falta de medicinas, los precios, el transporte, etc.

Para un sector del chavismo, esas personas no tienen “conciencia política”, “noción de los peligros que nos acechan”, “venden el país por un cochino”, etc. Mientras, para los representantes de la oposición, se trata de unos vulgares lambucios.

Ambas visiones demuestran porque estamos donde estamos: un sector del chavismo culpabiliza y le pide más y más y más esfuerzos a la gente sin tan siquiera reconocer que prometieron y prometen de forma  irresponsable lo que saben que no podrán cumplir.

Pues de todas todas: no se trata de un pedazo de cochino, sino de la decepción, rabia , y hasta tristeza que genera esta suerte de juego donde atentan una y otra vez contra la confianza y la reserva de esperanzas que le queda a la gente.

Mientras que la oposición no es gobierno ni tan siquiera una opción política viable porque el desprecio hacia el pueblo les brota por los poros y prefieren insultarlo o burlarse de él, antes que hacer algo útil.

Quizás  también por eso, a horas del 2019, el presidente Nicolás Maduro convoca a “una Gran Campaña de Motivación, en la que todos, y en especial quienes gobiernan, hagan un gran esfuerzo para ser más eficientes en la búsqueda de soluciones inmediatas a los problemas del pueblo”

Primero, habría que decir que la gente hace esfuerzos inimaginables a cada instante y ya está bueno de exigirnos todos los días algo distinto (sin tan siquiera reconocer que el país se encuentra en pie gracias a nosotros).

Y segundo, ¿en serio? ¿Ahora resulta que nuestras autoridades se encuentran desmotivadas? ¿Entonces para qué los cargos?

No hay mayor motivación para querer resolver los problemas que conocerlos.

Tal vez bastaría con que las autoridades encargadas de la salud buscasen medicinas o visitaran un hospital sin previo aviso, los responsables del transporte usaran perreras una semana, a los de agua les saliera su tobito (en el mejor de los casos) por tiempo indefinido, el encargado de alimentación se aguantase un par de colas, o el de economía intentara hacer mercado con un sueldo mínimo.

Si vivirlo de primera mano no los motiva pues probablemente nada lo haga, porque parece que la empatía ya se les agoto.

Quizás también por eso, los lideres de la oposición anden buscando sonar los tambores de guerra de cara al 10 de enero, sin que en el fondo les importe un carajo la gente y sus peos.

Mientras tanto, nosotros, los más, seguimos defendiendo la alegría aún en medio de todos los males. A lo mejor esa sea la única convicción que nos ha dejado el recibir coñazo tras coñazo: sabremos resolver. No tengo dudas al respecto.

Y buena parte de mi seguridad viene de la fuerza que nos da los afectos que nos rodean: Entonces, salud por ellos. Y por cada uno de ustedes. En mi inventario de fin de año, agradezco tenerlos. Seguimos.

About Jessica Dos Santos
Licenciada en Comunicación Social (UCV). Locutora (UCV). Periodista en La Radio del SUR, Revista Épale CCS, entre otros. Autora del libro “Caracas en Alpargatas”. Profesora universitaria. Ganadora del “Premio de Periodismo Aníbal Nazoa 2014, mención impreso” y una mención especial del “Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, mención radio” en los años 2016 y 2018.

20 Comentarios en El Último Round / El cuento del cochino pelón

  1. Hola Jessica. No esperemos nada, sino de nosotros mismos. Tal y como están las cosas no queda más que darnos aliento entre nosotros mismos, mantener viva la esperanza y seguir pa’lante; que algo bueno tiene que pasar y en algún momento tendremos que superar todas estas vicissitudes que ya parecen tenernos sumidos en un videojuego que nos la pone más difícil a medida que pasamos a un siguiente nivel. Ahora, ojalá y nunca nos toque llegar al punto donde después de haber luchado tanto, de pronto nos encontramos con la frase: G A M E O V E R, porque de seguro que no habrá un: T R Y A G A I N.

    Muy apropiadas tus palabras para este momento de reflexión; gracias por ellas y por compartir tus propias experiencias para hacerlas más sentidas.

    Al igual que tú, en días anteriores sentí la necesidad de hacer algunas reflexiones ante toda esta situación que amerita una revisión muy, pero muy profunda. Reflexiones estas que también deseo compartir, las cuales dejo a continuación en el siguiente link:

    https://alexanderrierablog.wordpress.com/2018/12/28/un-viejo-mensaje-de-buena-nueva-de-salvacion-hoy-mas-vigente-que-nunca/

  2. A los politicos (de oposicion y del chavismo) no les importa la situacion porque ellos tienen su mesa repleta de comida, no necesitan usar trasporte publico porque viajan en camionetas blindadas y rodeados de escoltas, las medicinas las tendran de todo tipo y la atencion medica la mejor. No te has dado cuenta que si vemos bien los politicos son todos iguales, viven como reyes mientras el pueblo pasa trabajo y hambre. Te voy a contar como fueron mis navidades en la cuarta, la familia reunida, hallacas para tirar para el techo, pernil o asado negro no siempre comiamos lo mismo quedaba hasta para desayunar con unas buenas arepas, ensalada de gallina no de pollo de gallina fresca del mercado de quinta crespo, pan de jamos de diferentes panaderias para ver cual era el mas sabroso, bebida de la quisieramos, wisky para el que quisiera, ron para el que quisiera y cerveza para los otros, regalos y estreno no faltaban, asi fueron mis navidades antes y todo esto siendo todos en mi familia unos simples trabajadores que dependian del 15 y ultimo. Como han sido mis navidades desde que Maduro llego, las hallacas desaparecieron, ni pernil ni asado eso esta incomprable, ni un cachito con pasas me he comido, solo queda tristeza y desesperanza. Yo no quiero un pernil que me de el gobierno yo quiero que lo que gano trabajando me alcance para vivir con dignidad como lo hacia en la cuarta, yo solo quiero que mi trabajo valga

    • Muy cierto las mias tambien fueron asi, solo que brinas de la cuarta a Maduro y no es justo, porque con Chávez fue diferente, hubo whisky cerveza, pan de jamón, regalos, viajes, carros y etc. solo que se murió, o lo mataron, a estas alturas sospecho hasta de sus herederos, lo cierto es que nos cayó encima una plaga…

  3. “…sin tan siquiera reconocer que prometieron y prometen de forma irresponsable lo que saben que no podrán cumplir.”
    JDSJ

    Me atrevo a decir, sin ánimo de corregir sino en un intento de señalar verdaderos motivos, que la promesa y posterior adquisición de la carne de cerdo, entre otras promesas y adquisiciones, en el exterior no estuvo motivada por satisfacer necesidades de un pueblo que espera… El real estímulo para crear y hacer esa promesa fue la búsqueda de comisiones en divisas, más nada.
    Si hay un beneficio secundario, bien bueno…
    Los negocios con alimentos, por ser estos perecederos y por la estructura de corrupción que se creo durante tantos años de importación de los mismos con dólares preferenciales, dejan una huella mucho menos notoria que otras actividades, de allí que se prefieran como forma de guisar.
    Vale la pena averiguar cuanto pagó la República por cada kilo de pernil puesto en Venezuela ya nacionalizado…
    y le preguntemos a l@s supuest@s beneficiari@s:
    ¿Qué prefieres, 50 dólares (cifra inventada por mí, aunque puede acercarse a la realidad) o 2 kilos de puerco?
    Por lo demás: agudo, fresco, pertinente y tierno (que tiene ternura) el escrito.
    Feliz 2019
    Salud

  4. Felices fiestas para ti, querida Jessica.

    Me encanta que hayas escrito sobre este tema que el gobierno pretende tapar y sobre el cual nadie dice nada en ningún otro medio. Estoy de acuerdo con que parte del problema es que hay mucha gente floja que espera que el gobierno les regale todo y el gobierno se aprovecha de eso para mantenerlos amarrados a su agenda politiquera. Pienso que Venezuela nunca saldrá de abajo si no entendemos que el trabajo es lo más importante y que cada quien debe poner de su parte si quiere obtener algo a cambio. ¡Basta de populismo barato!

  5. Mi mejor y mayor deseo por tu éxito. Has dado, una vez más, en el clavo. La resiliencia gubernamental a todos los niveles: nacional, estadal, municipal y parroquial nos comprime fuerzas y sentimientos hasta desesperanzarnos. No habrá mejor país sino comenzando a cambiar nosotros mismos. Abrazos…

  6. La estoy leyendo hoy #30DIC camarada noble y optimista y solidaria Jessica. De verdad que Usted, tan jóven (se le escapó que no llega a los 30), y yo ya tan aporriadita a casi 60, la leo siempre que puedo porque me recuerda que a pesar de todos los pesares…no podemos perder TODAS las esperanzas. Es REAL los terribles 6 años (de la 5ta) y en mi caso, también 40años de la 4ta., pero lo PEOR de todo es la INERCIA (y tambien como Usted dice la APATÍA) del ESTADO. Cada día se hace mas difícil resistir a punta de SOLO conciencia y dignidad. Creo que por eso las protestas del pernil se han convertido un espape, una CATARSIS, necesaria para aliviar tanta angustia. Yo como vegetariana y defensora del derecho a la VIDA de todas las maravillosas criaturas, no me he pronunciado al respecto, pero lo mismito pasa con las proteinas vegetales. La mecha larga de Chávez se está realmente acercando demasiado para ser posible seguir alargándola…Para Usted todo mi cariño solidario y mis energías positivas, de una comunista no-creyente, desde el vientre de mi madre.

  7. Querida amiga muy opotuno y acertado tu artículo.En mi comunidad vivimos en carne propia la entrega de bendito pernil,por supuesto que yo me puse de parte de mis vecinos,no por el pernil sino por la burla de que fuimos objeto.Luego nos ofrecieron un combo de cochino que mi Clap lo sometió a consulta y mis vecinos dignamente no acepteron.Ayer me acerque con mi vocero territorial a entregar un acta firmada por todos mis vecinos y nos encontramos con un espectáculo de lo bochornoso que me llenó de tristeza y de ira de que estos seudos dirigentes jueguen con el pueblo.LLegue a mi casa y me puse frenta a mi computador y encontre ese artículo tan locuaz y certero que escribiste, Immediatamente lo recomende como lectura al mal-llamado Estado Mayor de la Parroquia Sucre y busca la página La Pastora Resiste que ya lo publicó por recomendaciones mias.Ahora viene la joda amiga,cuando seas famosa por favor nombramé tú asistente jajaja.Bueno amiga te deeo lo mejor para el año 2019 y que sigas escribiendo para todas aquella pessonas que no tenemos la oportunidad de expresar lo que sentimos,Un abrazo fraternal de la jodedora mayor de la clase de portugués,Se le quiere y extraña,

    • Amiga hermosa: En medio de lo malo, me da esperanzas que gente verdaderamente buena, como tú, este trabajando en-por-con la comunidad. Gracias por la lectura, la recomendación/difusión. No quiero ser famosa, pero créeme que no dudaría en hacer equipo contigo. Feliz 2019, mujer. También te quiero y extraño. Necesitamos un merecido reencuentro universitario. Un abrazo.

  8. Estimada, usted como enamora con sua palabras!
    Sin embargo, debemos tener cuidado con la naturalización de los procesos, es decir, irnos acostumbrando cada vez más y más a las cosas no cotidianas y “normales” en el mundo.

    Un beso, un abrazo, saludos!

  9. me gusto tu articulo muy interesante de lo que actualmente nos acontece…con lo del pernil en la comunidad donde vivo llego un domingo en la noche y nunca llamo a nadie a que le ayudara como siempre lo requiere para lo de las cajas descargo junto a su familia de forma misteriosa y obsesiva de que la estuvieran observando los vecinos, luego llegaban persona ajenas a la comunidad y salían con cajas y luego que algunos vecinos le reclamaron por su actitud se escudo en unos colectivos que para nada nos sentimos protejidos ni hacen labor social , esto es mas de la misma corrupción en la que estamos entrampados desde los políticos hasta la mas baja clase social , quisiera que regresara la 4ta to trabajaba y me alcanzaba para comer , comprar ropa etc y aun que había corrupción politica

  10. CARLOS ZAMBRANO
    BARQUISIMETO EDO LARA
    MIS SALUDOS A TODOS LOS QUE ESCRIBEN EN ESTE SITIO, MUY BUENOS TODOS LOS ARTICULOS, EL ULTIMO DE JESSICA , EL DE ALEXNDER, EL DE PASCUALINA, PERO ME DA UNA INDIGNACION , QUE LS SOLUCIONES LAS DAN , PARA RESOLVER ESTE PEO, PERO NADIE DEL GOBIERNO , DE LAS INSTITUCIONES LES PARA BOLA, QUISIERA SABER QUIEN COÑO ES EL QUE ESTA ARRIBA QUE NO QUIERE QUE SE ACOMODE ESTA TRAGEDIA

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. The tale of the filthy pig – Orinoco Tribune

Responder a Héctor Gouverneur Castellanos Cancelar respuesta

Tu email no será publicado.


*