Interbanex, liberación cambiaria y El Petro ¿Dónde está la caída?

Por: Luis Gavazut Bianco

El 22 de febrero de 2018 el Semanario Ciudad Caracas (CCS) publicó un artículo (¿Tiene Caída el Petro?) que me habían pedido que escribiera. La allí publicada es la versión resumida, pues el artículo original tenía mucha mayor extensión. En esa versión ampliada, escribí lo siguiente:

¿Y entonces en dónde puede estar la caída? El petro tiene que contar con una logística de convertibilidad eficiente en los circuitos financieros internacionales, de tal manera que los tenedores de petros tengan confianza en que podrán cambiarlos por divisas u otras criptomonedas en el momento en que así lo deseen. Para esto se requiere que las cuentas bancarias sobre las cuales las exchange de criptomonedas harán las operaciones de cambio de petros por divisas libremente convertibles, y viceversa, no estén sujetas a la supervisión, bloqueo y sanciones por parte de las autoridades gubernamentales en el sistema internacional de pagos.

Si bien esto puede hacerse, como es usual en el mundo de las criptomonedas, al margen de la ley, es decir, “por los caminos verdes”, lo ideal sería no correr riesgos innecesarios con este aspecto tan crucial, para lo cual es recomendable hacer negociaciones de alto nivel con el bloque euroasiático, principalmente China y Rusia, a efectos de utilizar un sistema de pagos internacionales distinto al SWIFT, como puede ser el CIPS (China) o el SPFs (Rusia). Las perspectivas a este respecto no son del todo favorables para el petro, porque el SPFs está constreñido prácticamente a las transacciones con Rusia, al igual que el CIPS lo está a las transacciones con China; dado que ambos sistemas de transferencia o mensajería electrónica interbancaria, recurren actualmente al SWIFT para asegurar su operatividad en otros países.

Por lo tanto, en mi opinión, este es el principal obstáculo a vencer para que el petro tenga éxito y con toda seguridad será la vía por medio de la cual Estados Unidos y sus aliados geopolíticos intentarán sabotearlo. Ya Estados Unidos ha amenazado públicamente con persecución penal a todo aquel inversionista o acreedor que utilice el petro en sus transacciones con Venezuela, ello en el marco de las sanciones que contra nuestro país han impuesto hasta ahora Estados Unidos y la Unión Europea. Esto hace prever que habrá amenazas directas contra cualquier exchange que acepte el petro como parte de su cesta de criptomonedas.

Esta amenaza, por supuesto, no es un obstáculo insalvable, pero para ello es preciso contar con una muy sofisticada ingeniería jurídico-bancario-financiera que permita garantizar una sólida logística de convertibilidad internacional del petro. Por como vienen ocurriendo todos los acontecimientos relacionados con esta increíble iniciativa del gobierno bolivariano, cabe augurar que esos obstáculos serán vencidos, uno detrás de otro.

Respecto a esa opinión, ahora, casi un año después, tengo que decir dos cosas. Primero, cuando la escribí todavía no había sido promulgada la Orden Ejecutiva 13827 del 19 de marzo de 2018 que establece precisamente las sanciones contra el petro, con lo cual se corroboró la estrategia que Washington efectivamente tenía para sabotear el petro. Y segundo, hasta la presente fecha lo allí expresado sí ha sido un obstáculo insalvable, pues todavía el petro no cuenta con una sólida logística de convertibilidad internacional. Así que, al menos hasta el día de hoy, me equivoqué en mi pronóstico respecto a que ese obstáculo sería vencido (aunque en mi defensa puedo argüir que mi insistencia sobre este tema en los equipos de gobierno que para ese entonces estuvieron al frente del petro siempre fue despachada asegurándome tajantemente que eso no sería ningún problema, que eso estaba resuelto, que ya existían las exchanges euroasiáticas con las que se iba a comercializar el petro…).

Claro que en aquel momento, como puede el lector colegir de lo dicho en el artículo publicado por CCS, las razones por las cuales yo consideraba que el petro tendría éxito eran muy distintas de las que finalmente adoptó el gobierno en la instrumentación de dicho criptoactivo. Debemos recordar que, para ese entonces, regía el primer White Paper del petro y una serie de declaraciones de los voceros del alto gobierno, incluidas las de la Superintendencia de Criptoactivos de Venezuela, que avalaban mis argumentos y, por ende, mi consecuente y bien fundamentada esperanza en el petro como arma letal contra la guerra económica.

Lo que vino después, confieso, me desconcertó por completo. Se incumplió el White Paper, se cambió el protocolo tecnológico de implementación, se convirtió al petro en un supuesto stable coin que no iba a tener un valor de mercado fluctuante al alza, se pretendió respaldarlo con compromiso de venta a futuro de petróleo por parte de PDVSA, se emitió un segundo White Paper donde el petro ya no tendría un techo de emisión (escasez de emisión), sino emisiones ilimitadas en función de las reservas de petróleo y otros minerales estratégicos de la República… En fin, se hizo de todo lo que no se necesitaba hacer, se armó un arroz con mango, y a la vista del mundo está el resultado: de haber sido calificado en su momento como una “genialidad financiera” por parte de la Agencia Dagong calificadora de riesgo de China, pasó el petro a ser una iniciativa que no goza de credibilidad en el mundo de las criptomonedas, ni siquiera por parte de nuestros socios geopolíticos más cercanos. Ni China, ni Rusia –cuya Asociación de Criptomonedas había condecorado la iniciativa del petro en sendo acto público- han manifestado el más mínimo interés en concretar de una buena vez la utilización del petro para las transacciones comerciales con Venezuela.

Sé que este tema es muy polémico todavía y sé, por ello mismo, que los artífices y defensores a ultranza del arroz con mango, no van a estar de acuerdo con lo que estoy diciendo. Pero la verdad, la cruda verdad, sigue siendo esta: si el petro no reúne las siguientes cuatro condiciones, seguirá siendo inútil como arma para combatir la guerra económica, a saber:

  1. Que tenga un valor de mercado.
  2. Que dicho valor sea sostenible en el tiempo, es decir, que el petro no se deprecie.
  3. Que exista suficiente oferta de petros (por valorización creciente o incluso por emisiones sucesivas valorizadas) en todo momento para satisfacer la demanda.
  4. Que el petro sea líquido, es decir, fácilmente convertible a otros activos fiat y criptomonedas cuando el tenedor así lo desee.

Por lo tanto, seguiremos en la dulce espera a ver si finalmente el petro logra reunir esas cuatro condiciones, lo que luce ahora más distante que nunca habida cuenta del previsible recrudecimiento de las sanciones y el bloqueo financiero y comercial que contra Venezuela acomete Washington, sobre todo a partir de este momento en que ya se quitó la careta ante el mundo y ha manifestado su abierta intención golpista e invasora sobre nuestro territorio.

Y en eso apareció Interbanex…

A todas estas, amaneció Venezuela el lunes 28 de enero de 2019 con un nuevo actor en el sistema cambiario nacional, debidamente reconocido y autorizado por el Banco Central de Venezuela (BCV), el Ministerio del Poder Popular para la Economía y Finanzas (MPPEF) y la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN). Se trata de un portal web privado de intermediación cambiaria llamado InterBanex.

Operará como una bolsa de divisas, más que como una casa de cambio, al estilo del portal web AirTM. Las personas colocan sus diferentes posturas (de oferta y de demanda) y esperan a que alguien las acepte, en cuyo caso la plataforma procede a cerrar la negociación y tramitar las transferencias de divisas y de bolívares correspondientes, utilizando para ello la banca privada comercial y universal venezolana, apoyada ésta a su vez en sus respectivos bancos corresponsales en el extranjero, todos los cuales operan con base en el sistema de mensajería electrónica interbancaria SWIFT, que es el que impera en el mundo entero y que está bajo el control directo de Washington.

Esto último, precisamente, hace que el principal obstáculo a vencer para que esta novísima plataforma de intermediación cambiaria tenga éxito es exactamente el mismo que afronta el petro: las sanciones de Washington que impiden a Venezuela acceder normalmente al sistema SWIFT. Dada la reciente ruptura de relaciones diplomáticas entre Caracas y Washington, el reconocimiento por parte de esta última de un presidente golpista alterno al Presidente Constitucional de la República, la apropiación indebida de los activos del país en Estados Unidos, principalmente nuestra empresa CITGO, entre otras acciones de fuerza similares, hacen prever que la Administración Trump emitirá alguna orden ejecutiva en contra de las operaciones de corresponsalía internacional con la banca venezolana, no importa que se trate de la banca privada. De llegar a ocurrir esto, evidentemente InterBanex no podrá operar como tiene previsto hacerlo.

Aparte de ese obstáculo, del que todo hace pensar que también será insalvable, existen otras consideraciones que conviene sopesar en relación con InterBanex:

Fortalezas:

  1. Ofrece un tipo de cambio competitivo con relación al mercado cambiario paralelo, por lo cual puede atraer la oferta de divisas conformada por las remesas y otras fuentes menudas de ingresos en moneda extranjera. Al aumentar la oferta en el mercado cambiario nacional, ello puede contribuir a estabilizar el tipo de cambio e, incluso, bajarlo.
  2. La comisión de utilización de la plataforma por transacción es competitiva, de apenas el 0,125% del monto negociado.
  3. Los tiempos de respuesta pueden ser tan rápidos como los que actualmente se logran en el mercado paralelo.
  4. Al operar como una “bolsa de divisas”, es decir, un mercado de negociación directa entre oferentes y demandantes, no existe el riesgo de monopolización de la oferta; es decir, que la plataforma controle los flujos de divisas a su arbitrio, decidiendo a quién se las vende y a quién no. Esto es importante para evitar una sequía extrema de divisas en la economía nacional que agrave todavía más la recesión.
  5. Como agente formal, legal, reconocido y autorizado, donde participan los bancos privados del país, InterBanex se convierte en la fuente de información natural del tipo de cambio de mercado de la economía venezolana, desplazando con ello a portales delincuenciales como Dólar Today y excesivamente especulativos y volátiles como AirTM. Y con una fortaleza adicional: registrará públicamente el volumen transaccional del mercado cambiario, no solo el valor del tipo de cambio. De esta forma, todos los venezolanos sabremos finalmente cuál es el tamaño real del mercado cambiario.
  6. El lanzamiento de InterBanex se ha hecho de manera simultánea con la instrumentación por parte del BCV de sendas medidas de aumento del encaje legal de la banca, de 57% para nuevas captaciones del público y 100% para las reservas excedentarias. Esto restringe las posibilidades de la banca (principal fuente de los bolívares que se utilizan en el mercado cambiario paralelo) de expandir la liquidez monetaria disponible para alimentar la compra de divisas en el mercado cambiario, lo cual contribuye a contener la escalada del tipo de cambio paralelo e, incluso, a bajarlo para que no se separe de la meta del tipo de cambio de mercado establecida por la Autoridad Monetaria, que es precisamente el tipo de cambio InterBanex, ubicado para el momento de escribir este artículo en 3.200 bolívares soberanos por dólar americano.
  7. A los niveles actuales del tipo de cambio de mercado, no se necesitan muchas divisas para satisfacer toda la demanda efectiva, es decir, aquella que factiblemente puede incidir de acuerdo a la liquidez monetaria en circulación. En otras palabras, con relativamente pocas divisas, se puede satisfacer toda la demanda efectiva del mercado cambiario nacional. Estaríamos hablando de una cifra, tomando en cuenta la velocidad de rotación del dinero, de no más de 8.000 millones de dólares anuales.

Debilidades:

  1. Es posible que gran parte de los tenedores de las divisas que previsiblemente alimentarían la oferta del mercado InterBanex tengan aversión política al gobierno bolivariano y a toda medida, pública o privada, que contribuya a “darle oxígeno” al “régimen de Maduro”. Este factor puede hacer que esos oferentes potenciales decidan no utilizar InterBanex para vender sus divisas, con independencia de las obvias ventajas que esa plataforma les ofrecerá desde la racionalidad estrictamente económica. En otras palabras, así sea un buen negocio, es posible que no quieran hacerlo porque más peso ejerce en esas personas el deseo de derrocar a Nicolás Maduro “como sea”.
  2. La economía venezolana se encuentra desde hace varios años en situación de “equilibrio precario”, donde las remesas, el empleo público, los subsidios directos e indirectos y las actividades delincuenciales de contrabando de extracción, bachaqueo y especulación cambiaria y con criptomonedas, son los factores que a mi juicio resultan cruciales para impedir una peligrosa desestabilización social. Es posible, de acuerdo a sondeos parciales realizados como parte de mis investigaciones, y en función de las estimaciones del rango de emigración poblacional, que entre dos y tres millones de hogares, del total de seis millones de hogares que integran la sociedad venezolana, estén recibiendo algún tipo de remesa y/u otro ingreso menudo de divisas. En consecuencia, si el tipo de cambio se estabiliza, pero la hiperinflación de bienes y servicios continúa, las divisas que reciben esos hogares ya no podrán indexar la inflación; es decir, verán disminuida su calidad de vida y sus posibilidades de supervivencia. Esto, en mi criterio, podría eventualmente romper el “equilibrio precario” y conducir a un estallido social y a la ingobernabilidad. Este escenario luce tanto más factible cuanto que la inflación en Venezuela no está determinada únicamente por la variable cambiaria, sino que obedece también a factores de mucho peso como el monopolio importador, productivo, distribuidor y comercializador. Monopolios muy poderosos que hacen de Venezuela el país con el mayor índice de concentración económica de América Latina y el Caribe y que además están prestados de lleno a la guerra económica con el fin derrocar el gobierno bolivariano.
  3. Si los tenedores de divisas no pueden indexar la inflación ni en InterBanex ni en el mercado paralelo, optarán por utilizar directamente sus dólares, sin cambiarlos previamente a bolívares, para negociar la compra de bienes y servicios en el país. Esto ahondará mucho más el proceso de dolarización de facto que ha venido ocurriendo de manera significativa desde hace algunos meses (aunque igual no podrán obtener un poder adquisitivo mayor que el equivalente en bolívares a tipo de cambio InterBanex, porque los oferentes de bienes y servicios se guiarán por ese tipo de cambio a la hora de efectuar la negociación).
  4. Ni InterBanex, ni ningún otro mecanismo del mercado cambiario podrá atraer la oferta de divisas para la inversión privada, sino únicamente las divisas que son utilizadas para consumo final. Esto es así, debido al fenómeno estructural de la “huelga de inversión del sector privado”, que impide atraer inversiones productivas al país independientemente de los incentivos que el Estado ofrezca a los inversionistas privados. No importa cuán atractivo sea el incentivo del tipo de cambio, el incentivo de la mano de obra barata, el incentivo de la legislación laxa, el incentivo de las rebajas y exoneraciones de impuestos, entre otros muchos, pues las inversiones privadas solo afluyen hacia la economía venezolana bajo la premisa de un único incentivo: la renta petrolera. Si no hay renta petrolera que es la que estructuralmente alimenta la oferta del mercado cambiario, pues no hay inversión, por la sencilla razón de que el inversionista no tiene expectativas de recuperación y retorno sobre su inversión en divisas. Esto es cierto para el caso de las inversiones en todos aquellos sectores donde Venezuela no es considerada como base para la exportación, es decir, en todos los sectores de actividad económica distintos del petróleo y la minería.
  5. Dado que la Autoridad Monetaria no puede intervenir en el mercado cambiario mediante operaciones de mercado abierto, es decir, vendiendo y comprando divisas (sobre todo vendiendo, porque no tiene disponibilidad actualmente para ello), la única vía que le queda para impedir la depreciación de la moneda es restringir la liquidez monetaria en circulación. Puesto que tampoco puede acometer dicha restricción mediante la contracción salvaje de los sueldos y salarios y la eliminación del gasto público redistributivo (empleo público y subsidios directos e indirectos), porque ello representaría un alto costo social y riesgo político, entonces no le queda más remedio que aumentar el encaje legal de la banca (que además se sabe que es la principal fuente de bolívares para la compra de divisas en el mercado cambiario legal y paralelo). Sin embargo, ya tuvo el BCV hace poco que eliminar la medida que mantenía en vigor un 100% de encaje sobre las reservas excedentarias, debido a que la tasa overnight de préstamos interbancarios aumentó peligrosamente, lo cual es un indicador de iliquidez del sistema financiero nacional. En su lugar, adoptó una medida de encaje legal sobre nuevas captaciones del público de 60%. Ahora, coincidiendo con el lanzamiento de InterBanex, este último acaba de establecerse en 57% y se volvió a instrumentar el 100% de encaje sobre las reservas excedentarias. Todo esto indica que la Autoridad Monetaria monitorea de cerca las repercusiones de sus medidas de encaje legal sobre la liquidez y rentabilidad de la banca, con el objeto de evitar una crisis del sistema financiero nacional. Lo que precisamente constituye una limitante al grado en el cual puede el BCV utilizar el encaje legal (sumado al rezago de los salarios y la contracción del gasto público real) como medida efectiva para contener la depreciación del bolívar. En la medida en que esto último no pueda lograrse, podría aumentar la brecha entre el tipo de cambio paralelo y el tipo de cambio de mercado InterBanex, persistiendo por ello la tendencia a la pérdida de valor de nuestro signo monetario.

Comoquiera que sea, este proceso de unificación cambiaria, ciertamente complejo y cuyo costo, como siempre, recae severamente sobre el bolsillo del pueblo trabajador, estará por verse si tendrá éxito o no para contener la depreciación del bolívar y abatir la inflación. Por mi parte, sigo sosteniendo que no es por la vía de medidas neoliberales neoclásicas u ortodoxas que se va a resolver la crisis económica en Venezuela (sobre todo en esta situación de guerra económica, acoso y sabotaje permanente, y amenaza de invasión militar inminente), sino con más socialismo, es decir, con la asunción de los procesos productivos y distributivos directamente en las manos del Estado y del pueblo organizado (ya sé, ya sé que la corrupción atenta contra esa solución, pero no es menos cierto que nunca ha existido verdadera voluntad política para adoptar medidas eficaces que impidan o minimicen dicha corrupción, principalmente la transparencia radical de la contabilidad, las finanzas, las cuentas bancarias y las operaciones administrativas y logísticas de las empresas públicas).

 

¿Es la liberación cambiaria la solución?

Desde hace tiempo yo mismo he recomendado en diferentes entrevistas por los medios de alcance nacional e internacional y en algunos de mis escritos, la liberalización del mercado cambiario para permitir la captación de la oferta menuda de divisas que actualmente se queda a nivel del mercado paralelo y, por ello mismo, no contribuye a estabilizar el tipo de cambio. Para tales efectos se precisaba, obviamente, que el tipo de cambio oficial Dicom se colocara al nivel del tipo de cambio del mercado paralelo, pues no se puede tener un tipo de cambio de mercado legal y abierto aceptado por la Autoridad Monetaria, es decir, oficial, y que será utilizado para la contabilidad de las empresas y del Estado y, al mismo tiempo, otro menor (Dicom) igualmente oficial. Por lo tanto, la solución de liberalización cambiaria para atraer oferta menuda de divisas y desplazar los marcadores delincuenciales de referencia del tipo de cambio de la economía venezolana, pasaba necesariamente por la unificación del tipo de cambio oficial Dicom y el tipo de cambio de mercado que, por razones de competitividad, necesariamente tenía que ubicarse al nivel del tipo de cambio paralelo o superior, como en efecto ha sido el caso hasta ahora con el tipo de cambio InterBanex.

Mi defensa de esa solución, a sabiendas perfectamente de que es una medida que precariza dramáticamente la calidad de vida del pueblo trabajador, la he hecho siempre ante la falta de voluntad política para adoptar una mejor solución por la vía al socialismo y el golpe de timón, al igual que bajo la premisa de que el petro iba a funcionar como estaba previsto en sus inicios, con una fuerte revalorización y capitalización de mercado y sin problemas de iliquidez. De esta manera, el petro se constituiría en una fuente de divisas frescas que alimentaría la oferta del mercado cambiario sustancialmente y, con ello, se lograría estabilizar el tipo de cambio. Estará por verse si finalmente el petro logra ese efecto y si efectivamente el ahora libre mercado cambiario logra atraer la oferta menuda de divisas destinadas al consumo final de los hogares. Con InterBanex y la política monetaria del BCV, la mesa está servida para lograrlo… esperemos que Washington no le meta de nuevo una patada a esa mesa.

About Luis Enrique Gavazut
Coordinador del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Director Ejecutivo de la Fundación Punta de Lanza. Coproductor del Programa Radial “Trinchera del Poder Popular” Investigador Independiente en Ciencias Sociales y Consultoría desde 1990.

22 Comentarios en Interbanex, liberación cambiaria y El Petro ¿Dónde está la caída?

  1. Excelente apreciación,solo quiero hacer unas interrogantes: ¿Por qué mantener el Dicom?¿ qué sentido tiene? ¿por qué no? en vez de Petro un Bolívar digital con dos modalidades, que fortalezca nuestra moneda -fisica- y le de prestancia a nuestro bolívar en todos los mercados.¿Qué razón de existencia tiene mantener la Ley de Precios Justos? si es el perfecto argumento empresarial para no invertir en el País. ¿Si ya chocamos,tocamos fondo, no hay otra que liberar y abordar oro modelo de cambio que perfectamente puede utilizarce con la plataforma PATRIA.ORG para que se apliquen las licencias de otorgamiento automáticas para hacer mas eficaz el trabajo y la misión de interbanez…saludos,mi estimado.

    • Un saludo, Ramón. El Dicom, si InterBanex tiene éxito, probablemente caerá en desuso u desaparecerá. No son incompatibles, porque uno es del Estado y la otra del sector privado. El tema del bolivar dual, defendido por mi bien camarada y colega José Gregorio Piña, es ciertamente una opción, aunque dudo que ningún socio comercial de Venezuela tenga real interés en aceptar una divisa venezolana, pues ello afecta sus pretensiones hegemónicas en el sistema financiero internacional. En cuanto a la Ley de Precios Justos es como tú dices, solamente un pretexto. Se puede eliminar e igual no va a haber inversión privada porque esta depende exclusivamente de la existencia de suficiente renta petrolera. Un abrazo.

  2. El analisis aunque profundo y bamboleando en el filo ya no resulta convincente. El socialismo tambien sabe quitarse la careta en sus verdaderas intenciones: El control absoluto de la economia y la precariedad de todos los sectores economicos a fin de garantizar el domidio absoluto, No importa si es de el siglo 21. Solucion: Caida y mesa limpia. Un nuevo cerebro en el poder y de ese nuevo cerebro si depender de si las decisiones cambiarias son correctas o no.

    • Quien puede estar de acuerdo con que la produccion este en manos solo del estado o socialistas? es la receta de EVO? de los chinos? porque insistir en el absurdo de creer que se puede tener una sociedad de altruistas de la noche a la manana…creer en el socialismo significa un nivel de desprendimiento de lo material y un apego a lo humano que no esta ni remotamente sembrado en nuestra cultura del vivo criollo, el bachaqueo, el acaparamiento, la especulacion, el robo, el engano, LA INDOLENCIA, basta ver como viven los hijitos del regimen para darse cuenta de los verdaderos ideales de quienes hoy se erigen como los pilares “socialistas” son mas falsos que Trump. El mismo autor del articulo NO critica la forma en que adjudicaron la consecion de Interbanex, formalizamos lo incorrecto, el cuento de la guerra justifica todo. No es un modelo economico lo que tienen es una obra de titeres con un publico infaltil hipnotizado que jura es real, pero algunos se estan despertando y estan arrechos, porque en la comunicacion la coherencia es clave y la propaganda tiene sus limites.

      • En China, los privados invierten en respuesta a los incentivos del Estado. En Bolivia, el 70% de los hogares come lo que extrae de la tierra con sus propias manos. En Venezuela, ninguno de esos dos casos se cumple. Se puede cambiar de gobierno… ¿Y? Sin renta petrolera los privados no van a invertir. El socialismo es un imperativo para la supervivencia de nuestra población, no es cuestión de elección o preferencias superficiales, es una necesidad. Es el Estado el único que alimenta la formación bruta de capital fijo en Venezuela, por lo que en nuestro país realmente no hay sector privado, no hay capitalistas, como en China, por la sencilla razón de que todo el capital instalado en el país ha provenido de la renta petrolera, directa o indirectamente. Así que la propiedad del capital de hecho no es privada, sino pública. Esa es la obvia implicación de un hecho fundamental de nuestra economía: el 95% de las exportaciones y la oferta del mercado cambiario la ha generado la industria petrolera, la cual es de capital público. En comparación, la Inversión Extranjera Directa ha sido solo “para el café “. Esto no es ideología, son hechos objetivos, y en cuanto tales, verdades científicas. En relación a mi conciencia crítica, te recuerdo que fui yo quien hizo y publicó en Aporrea el estudio pionero acerca de la base de datos de Cadivi y las empresas de maletín.

      • Otra cosa más. No se debe confundir cristianismo, humanismo y altruismo, con socialismo. El socialismo es un modo de producción donde la propiedad del capital es del Estado y donde los excedentes de explotación no se acumulan en manos de los privados, sino del Estado.

        • Y tu crees que el TODO el capital en manos del estado dirigido por un punado lo hara sin altruismo? este modelo “socialista” empodero a los trabajadores? empodero a las comunidades? empodero los indigenas? a los unicos que empodero fue a unos pocos resentidos. Hablas de nosotros los productores nacionales como que ninguno intento romper con la dependencia de la renta petrolera cosa que es falso, se requiere de voluntad del estado para migrar. Voluntad inexistente desde el 2002. Fui invitado por Bancoex como productor nacional para ir a China a ofrecer nuestros productos, y hacer intercambios, con la apertura que hizo Chavez, 95% de los que fueron regresaban en el avion venian ya con la intension de cerrar lineas de produccion para importar productos semiterminados mas economicos y maquilar en Venezuela. No es cuestion de cerebros? no es cuestion de altruismo? de nacionalismo? como es posible que apoyaran la apertura de Chavez con Asia? como podemos competir con eso? me intriga como planeas fomentar desde el estado esa produccion popular/socialista y como la haras competitiva o planteas un modelo proteccionista y pal cara la globalizacion?

          • En efecto, migrar de una hegemonía a otra nos mantiene igual de dependientes. Pienso que la manera de saltarse esa dependencia pasa, primero que nada, porque el Estado haga las inversiones para producir las materias primas semielaboradas que insuman nuestros propios estándares industriales. Los privados no lo van a hacer. Eso implica cifrar nuestro desarrollo en nuestros propios centros e institutos de investigación científica y tecnológica, que los tenemos y muy buenos, pero sin voluntad política para catapultarlos. Un ejemplo simple: si el Estado monta una fábrica de soda cáustica y otra de bicarbonato de sodio, y le abastece de esos insumos a los hogares productivos y micro talleres artesanales comunitarios, Procter & Gamble ya no nos haría falta. Cuando uno quiere, con una ponchera, aceite reciclado, agua y una infusión de flores, hacerse su propio jabón de tocador en casa, no puede porque la sosa cáustica es importada. En eso consiste la dependencia económica.

    • Pienso que no es cuestión de cerebros, sino de renta petrolera o, en su defecto, de asumir la producción popular y socialista. No hay más opciones. Pretender la independencia económica mediante un préstamo con el FMI y la entrega de PDVSA a los capitales norteamericanos, es absolutamente contradictorio con dicha independencia. Solo hay una forma de lograrla: tener nuestras propias capacidades en ciencia y tecnología. Eso no se va a lograr con IED ni con FMI ni con cerebros mágicos. Eso se logra con socialismo o con capitalistas independientes y nacionalistas y una periferia de la cual extraer recursos primos. Como aquí la burguesía es apátrida y además no le debe su proceso de acumulación a sus propias capacidades, sino a la renta estatal petrolera, pues no queda otra que ir al socialismo.

      • Además aunque ustedes no lo quieran aceptar, chave y maduro ya enterraron al comunismo, iquierdismo, socialismo y cosas parecidas´, de forma que las generaciones actuales y futuras no querrán saber nada con eso…La única manera de producir que es parecido al socialismo, es el kibutz en israel, pero como son judíos ese reconocimiento no cuenta para ustedes los de izquierda, si hasta replican las maldiciones de chavez contra ese pueblo que tambíen ya le tocó sufrir bastante antes…

        • Siempre que se pretende despachar el socialismo con creencias y no con hechos, siempre pongo dos ejemplos: la Unión Soviética y China. Dicen que el socialismo fracasó en ambos casos, pero lo cierto es que el socialismo sacó a Rusia del feudalismo y la industrializó convirtiéndola en la segunda potencia militar y aeroespacial del mundo, para algunos la primera. Fue después que vino el reformismo y la apertura al capitalismo. China igual. Sin los 30 años de Mao, jamás se habría industrializado, ni habría dejado de ser el pais atrasado que era. No creo, por lo tanto, que el socialismo no tenga logros históricos que exhibir.

  3. Otra vez con su “socialismo” sr Gavazut…el hombre no es ni será nunca (a no que sea en el “reyno de los cielos”) “bueno”….en cualquier socialismo los líderes inevitablemente caen en los vicios y tentaciones, o si no ellos su familirares (aquí son los bolichicos) y sus “amigos”o camarillas, como siempre pasó y seguirá pasando en el mundo (urss, cuba, bulgaria, desde luego nuestra Venezuela…Ya está grande usted sr, Gavazut para seguir siendo ingenuo con su bendito “socialismo”….ahh! de pasada le recuerdo que la infraestructura que tiene el país (presas y carreteras sobre todo) fueron hechas por gobiernos que no fueron socialistas, el “socialismo de chavez y maduro” aun teniendo los mayores ingresos que el país ha tenido en su historia, no hicieron nada que valiera la pena, al contrario, quebraron al país… además su defensa de maduro ya no importa, sus días están contados…. es mejor que personas tan valiosas como usted se desmarquen a tiempo ese sujeto…

    • El punto no es si la infraestructura fue hecha por un gobierno socialista o uno socialdemócrata. El punto es que toda la formación bruta de capital fijo del país la ha hecho el Estado, directa o indirectamente. Por otro lado, insisto, el socialismo no tiene nada que ver con conceptos morales sobre el bien y el mal, es solo un modo de producción. En cuanto a la corrupción, la misma no es privativa de los gobiernos socialistas. De hecho, el mayor caso de corrupción de toda la historia de la Humanidad ocurrió hace algunos años en el país más capitalista del mundo: las hipotecas basura en el sistema financiero de Estados Unidos. No creo que países como Colombia o México sean precisamente un dechado de honestidad y probidad, y sus gobiernos son capitalistas. En mi opinión la corrupción tiene que ver con la falta de verdadera voluntad política para erradicarla o hacerle difíciles las cosas a los corruptos.

      • El estado es un pesimo empresario. El modelo chino no interviene en que cosas producir, no presume de saber que necesita la gente, aprovecha el conocimiento de las empresas, les construye complejos industriales y les da edificios, electricidad y agua a cambio del 50% de la acciones, no les cobra impuestos por ser empresa mixta, no interviene en ninguna decision de la empresa, solo usa su participacion para verla que se contranten el numero de empleados minimo locales y no locales, vela por el uso acordado de las instalaciones, y no fija precios.
        Papa trabajo en SIDOR como vendedor 22 anos, un dia un cliente le hizo un pedido extrano, queria mas gandolas de los acostumbrado de unos tubos, pero los queria de un grado de calidad inferior, inservibles para la aplicacion que solia darle ese cliente, cuando averiguo un poco mas, descubrio que era un guiso en fabrica, donde calificaban productos de 1era como de 3era para quedarse con mascada.
        Bancoex al regresar de China me ofrecio un credito, a cambio de que empleara 20 personas mas pero no de la comunidad, sino del partido. Pal carajo vale, asi no se construye patria.
        Por cierto, trabaje en P&G en la fabrica de jabones en la yaguara antes de graduarme, la fabricatuvieron que cerrarla, los obreros y el sindicato amenazaron de muerte al gerente de planta al no cumplir con reenganches de flojos y choros, comenzaron a tirar zapatos y cosas en las coladas de jabon, y cuando una colada de esas se contamina no la puedes tirar al guaire, la debes enterrar en un taque especial y esa operacion te cuesta unas 5 coladas. Esa fabrica era practicamente un favor a la comunidad, eran maquinas de vapor de agua, casi todo en bronce, tenian un taller de torneria para mantener la operacion, habian empleados inutiles con palos y ganchos en las lineas para destrabar las maquinas, el sindicato el hizo un favor a P&G. Hagamos una lista de las fabricas del estado que funcionan bien hoy quiere?

  4. Hay otros errores, pero quiero corregir solo uno: De acuerdo con la resolución 19-01-05 *no* hay encaje sobre las reservas excedentarias. Este “encaje especial” se eliminó a partir del 22 de enero y la última resolución no dice nada sobre este encaje.

    100% es el encaje sobre el *saldo marginal*, quiere decir el encaje sobre el *aumento* de depósitos, captaciones etc. y inversiones cedidas a partir del 25 de enero. Este encaje aumentó de 60% a 100%.

    57% es el encaje “ordinario” sobre los depósitos etc. y las inversiones cedidas. Este encaje aumentó de 31% a 57%.

  5. Gracias por sus respuestas sr, Gavazut, no es santo de mi devoción por que usted ha apoyado a este régimen…si embargo de adultos es de reconocer que usted es una persona valiosa y preparada, un respeto…

  6. Excelente enfoque e interesante debate. Hay unos elementos de nuestra formación económica social venezolana que asumo no se han considerado, trataré de aportarlos: Nuestra dependencia no solo ha sido del rentismo petrolero, somos un país cuyo desarrollo histórico natural fue interrumpido por la dominación española, donde se impuso el modelo de la extracción y comercialización de materia prima o semielaborada que ha sido una constante histórica de nuestras relaciones sociales de producción como base de la estructura en nuestro sistema nacional, a partir de ahí nuestro desarrollo científico, tecnológico y cultural está mediado por este mecanismo; de hecho, durante los últimos 150 años hemos sufrido unos 25 períodos cíclicos de crisis económicas (muchas de ellas cuando ni siquiera vendíamos petróleo sino productos agropecuarios que explotábamos para satisfacer las demandas que nos eran impuestas desde el exterior). Entramos al siglo XX en medio de un profundo atraso y hasta la fecha no hemos logrado ni siquiera modernizar nuestras competencias científico-tecnológicas, este es un aspecto que debió asumir nuestro sistema educativo y en especial nuestras universidades, pero también estas estructuras han sido dependientes y condicionadas desde los designios externos. Este es un problema estructural que debe asumirse a mediano y largo plazo y existen experiencias recientes que pueden ayudarnos; de hecho, los éxitos de Rusia y China para sacar a sus países del atraso semifeudal estuvieron marcados por la transformación y el incremento de su capacidad educativa-científico-tecnológica. Si notamos que este aspecto es la base fundamental de nuestras relaciones sociales de producción, tendríamos que precisar que desde ahí se ha derivado todo nuestro modelo cultural revendedor, especulativo, no ético y antidesarrollista, así como la cultura de la “viveza criolla” que empeoró con la comercialización del petróleo. La fundación de FEDECAMARAS en 1944 fue una operación desarrollada por nuestra burguesía en este marco relacional, para controlar la base económica del país y para apropiarse, tal y como se ha hecho, de la renta petrolera a partir de un órgano monopólico que ha controlado hasta el presente y de forma directa e indirecta las operaciones de importación, semiproducción, distribución y comercialización de bienes y servicios, generando alto impacto en el sistema político general del país; de hecho, la inflación, el alto costo de la vida y el malestar social son controlados y promovidos eficientemente desde este órgano que funciona de acuerdo con sus intereses particulares y su cultura antinacional, egoísta y parasitaria. Quienes pretenden utilizar la teoría del valor para analizar la realidad venezolana deberían entender la inconmensurabilidad lógica de ésta con la realidad que se desarrolla en la economía del contexto venezolano, porque aquí hay un agente institucional que ha generado su cultura particular, sus técnicas y sus políticas por más de 70 años y es capaz de controlar totalmente el mercado, los medios de comunicación y los gobiernos. Propuestas… 1- Si considero que la solución es un paso adelante en el impulso de mejores condiciones previas para el desarrollo socialista, con medidas puntuales que vayan dirigidas a la transparencia y auditabilidad económica como nueva cultura ética-productiva del venezolano, esto implica que cada quien viva de su trabajo y de sus haberes por esfuerzos lícitos; hoy en día es muy fácil debido a que las operaciones financieras son en su mayoría electrónicas, de tal manera que con un mecanismo que pueda cruzar tus inversiones de vida con tus ingresos y su orígen se podría limitar la corrupción inclusive detectando las administraciones de economías paralelas personales existentes; pero esta es una medida que requiere compromiso y práctica política ejemplar desde el mismo Presidente de la República hacia abajo en toda la administración pública y privada. Venezuela es uno de los pocos países del mundo donde una persona puede exhibir bienes y fortunas sin justificarlas 2- Desarrollar un plan intensivo para impulsar el desarrollo científico-tecnológico en todo nuestro sistema educativo, aquí tengo una observación, hay que reorganizar toda la estructura de formación de investigadores desde la educación media hasta el postgrado universitario, nuestra formación debe ser progresiva y secuencial, abierta a los diferentes enfoques y diseños, pues cada uno tiene una utilidad propia, esto quiere decir que desde los investigadores en formación inicial, desde la educación media, hasta los expertos en el doctorado deben existir hilos comunicantes y de realimentación; impulsar la investigación teórico-racionalista, la interpretativa-vivencial, la de aplicación tecnológica y la de participación colectiva y desarrollo sociocultural con igualdad de condiciones, cada una en sus contextos y con metas claras. 3-Conformación regionalizada de brigadas de educación y acción productiva que funcionen de forma transparente como verdaderas empresas de producción social apoyadas en procesos de industrialización avanzada (podíamos ayudarnos con China, Rusia, India, Turquía…), para romper la hegemonía y el control impuesto por FEDECAMARAS que mencioné anteriormente, dedicadas a alimentos, calzados, vestido, electrodomésticos, tecnología digital, entre otros; con plena vinculación al sistema de educación, ciencia y tecnología, no se trata solo de ensamblar, sino que se hagan los procesos de ingeniería inversa y vayamos desarrollando nuestra tecnología contextualizada.

    • Excelente Gerardo, es correcto lo que mencionas de China, absorver la tecnologia importada de las grandes empresas era un reto que solo pudieron abordar gracias los programas de becas de miles de chinos en el exterior, fue un proceso en paralelo, tambien es algo cultural, no dejaba de impresionarme el nacionalismo de los chinos becados que conoci, genios en distintas areas pero todos se sentian con un deber moral de retribuir lo recibido al gobierno y pueblo chino. Era el reconocimiento de que lo regalado no cayo del cielo ni me lo regalo un corrupto, son del pago de impuestos, son del trabajo de todos. Por eso es que me gusta tanto la propuesta de una renta universal con pago de impuestos en lugar de los subsidios indirectos o incluso los directos excentos de impuestos.
      Sobre la academia y la investigacion tambien diste en un punto clave, pero tenemos visiones distintas, ese mismo monopolio capturador de renta se encargo de castrar la academia, y no hay una cooperacion ni modelo de intercambio entre las empresas y la academia, en mi experiencia se debe a que no existe una politica de gobierno ni de los ministerios que estimule ese intercambio, por el contrario, me encontre con que la academia juega al rol de victima y exige requisitos absurdos para cooperar.
      Cuando abrimos la fabrica en guarenas, teniamos acceso a fabricar antigenos recombinantes, proteinas de ultima generacion que nos darian la independicia biotecnologica para muchisimas pruebas de diagnostico pero ademas para desarrollar cosas nuevas, llevamos el projecto a varias universidades que por demas esta decirte ninguna tenia el personal capacitado, solo buscabamos el talento para desarrollarlo, ofecimos: tecnologia,equipos, entrenamientos, insumos y salarios, y la academia nos exigia poseer la patente y derechos de todo lo desarrollado, no exigian regalias de todo lo que fabricaramos, exigian millonarias sumas de dinero para las universidades, la lista de absurdos era larga, al final no tenia sentido intercambiar o ayudar a la academia en la formacion de talentos. Seguimos importantdo los antigenos de China y EEUU, la tecnologia no llego, aunque escuche los cubanos la traerian al centro de vacunas de la UCV ese proyecto no prospero, igual que destruyeron a Quimbiotec, entre otras.

  7. Hay un elemento a tomar en cuenta: “Tanto nadar para morir en la orilla”
    1. Vivieron afirmando en este portal, que la “política monetaria” no tiene ningún impacto en la inflación. Sin embargo, el mismo Maduro (no fue ningún economista neoliberal), afirmó el día de los anuncios: “cero dinero inorgánico y un anclaje”.

    2. Admitiendo las variaciones especulativas del dólar paralelo, el gobierno terminó reconociendo una tasa similar, cuando su premisa siempre fue enfrentarla, dado sus efectos perniciosos en la economía. Hay una contradicción enorme en este punto.

    Con respecto a este punto, debemos hacer una fuerte observación. Es bastante lamentable y termina de sentar las bases acerca de la premisa que afirma que el socialismo es un sistema económico fallido, un experimento que trae costos sociales terribles. “El mecanismo de captación”, es una simple salida para un gobierno que está desesperado, carente de recursos en divisas. Tan terrible es, que no pudieron construir un sólido cuerpo productivo estatal, capaz de producir las divisas que necesitan para financiar la política social populista y la corrupción. Hoy, salen a buscar los dolares que las personas en el exterior producen, que terrible. La empresa privada va a generar divisas cuando existan instituciones y gobiernos serios, como el caso de Japón y Corea (claro está, hablando en términos de desarrollo, en general). Pero si usas la renta petrolera para financiar un sistema populista y expoliador, los resultados no serán otros.

    Ver a la empresa privada de manera dogmática, colocándola como enemigo, no traerá los resultados esperados en términos de desarrollo. Si no, vean la respuesta del asesor chino al ministro.

    Pero como los dogmas impulsan a los izquierdistas a una absurda búsqueda constante de excusas, seguirán de fracasos en fracasos, claro está, el bolsillos de los impulsores del modelo, no fracasa.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*