El Último Round / El “arte” de “emprender”

Por: Jessica Dos Santos Jardim

A inicios del 2017, en medio de las más fuertes protestas y con la pelazón a flor de piel, dos amigas y yo, acordamos crear nuestra propia “empresa”.

El contexto adverso nos movía en vez de congelarnos.

Éramos (somos) unas carajas con ganas de quedarnos en Venezuela, pero con la suficiente claridad mental para saber que el panorama se pondría cada vez un poquito más turbio.

Por aquellos días, el incendio nacional nos devoraba a todos. Sin embargo, los objetivos estaban claros y no dependerían de ningún gestor.

Madrugábamos en el registro, llamábamos mil veces a la abogada, comprábamos libros contables por Mercado Libre, nos preguntábamos una y otra vez si las guarimbas nos permitirían concretar nuestra misión diaria.

Un 26 de abril firmábamos el acta constitutiva.

Un 27 se ordenaba el retiro de Venezuela de la OEA y las relaciones diplomáticas caían en punto crítico.

Después de ahí, todo ha sido intentar mantenernos a flote: en el país y en eso que llaman “emprender” (no se imaginan cómo y cuánto odio esa palabra).

Hoy existe un furor en torno a “la necesidad y el arte de emprender” porque “mientras unos lloran, otros venden pañuelos”, bla bla bla.

Pero al respecto, son varias las cosas que se deberían aclarar: “emprender” no es fácil, supone varios debates, y nos deja un sinfín de dudas existenciales.

Empecemos: “Emprender” y que te vaya “bien” no depende únicamente de tu esfuerzo o visión de trabajo (al mejor estilo de las películas: “En busca de la felicidad”, “Steve Jobs: Una última cosa”, etc). Al contrario, esta idea podría frustrarte muy rápido.

En cambio, “emprender” sí depende en buena medida de tu capital: No es lo mismo el “emprendimiento” de un trío de pelabolas, el de un grupo de accionistas con plata, o el de un “enchufado” de cualquier tendencia política (estos son los que más abundan últimamente, por cierto).

Las primeras podemos tener capacidades intelectuales amplias pero siempre acompañadas de limitaciones monetarias: tecnología caduca, dependencia a CANTV, etc. Los segundos tienen con que realizar este tipo de inversiones y solventar cualquier problema.  A los terceros, hay alguien que les da todo a cambio de quién sabe qué (esto también aplica a cafés, venta de hamburguesas, peluquerías, o el ramo que sea).

Pero, además, en el transitar uno se encuentra otras perlas, por ejemplo, mantener la contabilidad al día es jodido, pero intentar ser honesto ante el Estado (pagar patente, impuestos, etc) es aun peor, pues pareciera que las políticas van destinadas a destruir a los pequeños y medianos proyectos que aun existen y darle cancha a los tiburones que históricamente nos han jodido sin piedad o al montón de nuevos comercios que venden un sinfín de productos importados sin siquiera tener permiso para ello. Ante esto, unos y otros vamos cayendo en la ilegalidad, o cerrando las puertas.

Luego, están los detallitos de orden “moral”: todos vamos rechazando, y con razón, la situación actual (los precios están muy altos, nos cobran en dólares, etc.) pero cuando estamos del otro lado (es decir, vendiendo algo: un producto, un servicio, etc.) descubrimos que muchas veces las única manera de mantenernos a flote es haciendo exactamente lo mismo que tanto nos jode. Y no porque seamos unos hijos de puta, sino porque hay una cadena que te empuja a eso y nadie hace nada para frenarlo o reinstaurar el orden.

De esta forma, si te cobran los materiales en $, si te alquilan los equipos en dólares, si tienes que recurrir a costosos servicios de telefonía privados, etc, etc, ¿cómo haces para cobrar en bolívares y económico? Supongamos que lo logramos: ¿cómo resguardamos esos bolívares si no es cayendo en el mercado paralelo? ¿Cómo hacemos si aceptamos Bs.S pero luego nos cobran el condominio, el colegio de los chamos, etc, en US$?

Hace días, un funcionario público me pidió un presupuesto, para minutos después responder: “¡Qué bolas! ¿Cómo vas a cobrar tanto?” Y mi paciencia en fuga le respondió: “Porque yo no tengo ni las facilidades ni los bolsillos llenos con todo lo que muchos, como tú, le han robado al Estado”. Allí se terminó la conversación.

Pero empieza otro dilema: Lo que algunos llaman “caro” (en materia de servicios) no es ni el 5% de lo que en otro lugar cobrarían por ese trabajo. Venezuela es la nueva maquila del continente. Y todos hemos tenido que adaptarnos a eso: subvalorándonos, pidiendo 2 lochas por las pestañas quemadas o el lomo sudado, y teniendo que tolerar que otros nos hagan creer que están haciéndonos un favor inmenso al pagarnos “bien” (“yo te doy 30$, en el Estado no te dan ni 10$, y el sueldo mínimo son 5$”) mientras se llevan consigo una parte de nuestra dignidad.

Luego, hay tres temitas más graves: “emprender” muchas veces puede ser una opción para quien pueda (dentro de lo que cabe) arriesgarse, pero no lo es ni lo será para una madre soltera con 2 chamitos, una persona que tiene a su cargo a alguien enfermo, etc.; la lógica del “emprendimiento” supone una segmentación social muy arrecha (se rompe el intento de equipo-familia laboral, se cae en la más cruenta competencia, etc);  y finalmente: ¿qué coño estamos “emprendiendo”? la mayoría de los proyectos no tributan realmente a las necesidades existentes ni a un proyecto de país que pueda perdurar en el tiempo. Al revés, todos son, en mayor o menor medida, una apuesta coyuntural (y válida, de bolas que es válida) en esta obra titulada: “sálvese quien pueda”. Pero ¿y después qué?

Yo, hace unos días, renuncié a nueve años y medio de trabajo en el Estado, he escuchado unas 10 propuestas laborales, he negociado mis servicios unas 15 veces, he llorado de frustración otras 20, y he concluido que, en una realidad tan perversa, no hay dinámica que funcione.

Cuando el maremoto pase, nos tocará hasta reconstruir los conceptos laborales.

Seguimos.

About Jessica Dos Santos
Licenciada en Comunicación Social (UCV). Locutora (UCV). Periodista en La Radio del SUR, Revista Épale CCS, entre otros. Autora del libro “Caracas en Alpargatas”. Profesora universitaria. Ganadora del “Premio de Periodismo Aníbal Nazoa 2014, mención impreso” y una mención especial del “Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, mención radio” en los años 2016 y 2018.

17 Comentarios en El Último Round / El “arte” de “emprender”

  1. Querida profesora Jessica, cuanto lamento de corazón leerla después de varias semanas y sentir su dolor y desesperanza. Le envío un abrazo con cariño y solidaridad a distancia. Usted es joven querida Jessica. Y sé que saldrá adelante pese a todo. Créalo. Con 60 años y sobreviviente del horror de la 4ta. sé que así será. Aunque hoy, Usted esté desanimada y le cueste creerlo, los 40 años de la 4ta. fueron PEOR que todo lo terrible de estos 6 años. POR FAVOR, siga escribiendo, su luz, aunque tenue como hoy, ayuda a muchas personas por aquí en la distancia. Ánimo que saldrá bien en sus nuevas experiencias de vida.

  2. …Y nadie hace nada para frenar y restaurar el orden. Necesitamos orden entonces ? Y si es asi. Es que precisamente nunca hemos tenido orden recientemente hubo un acuerdo otros lo llamaron pacto. Y bueno hubo algo de orden a costilla del mas humilde. Es necesario volver al orden pero no a costillas del pueblo…vamos mi pueblo no fuña. La gran informalidad que a arropado estos ultimos 20 años en manos de la izquierda esta sepultando la esperanza de muchos y beneficiando a muy pocos conatruyendose pequeños guetto en diversisimas áreas. Emprender desde la etica y moral revolucionaria es imposible hoy dia. Hay que empujar al gobierno y al estado a la formalidad no hay de otra

  3. Emprender está convirtiéndose en una especie de sinónimo combinado de bachaquero, trending con aspirante a pequeño burgués pero pela bolas. Ese eufemismo inmundo sirve para arropar cuanta vaina loca se le ocurra hacer algún venezolano que se niega a ir o bien sea preñado de buenas intenciones e intentando salir a flote en este hundimiento económico o por armar una trampa caza bobos que nos permita quedarnos con las cuatro lochas que todavía circulan en la paupérrima economía local.
    Un sifrino venido a menos dice que montar una charcutería con el extraño nombre de bodegón, para capitalizar las divisas que llegan del extranjero, es llamado emprendedor. Los mini markets que no son otra cosa que centros de bachqueo legalizados y con punto de venta también son supuestos emprendimientos.
    Palabras como resilencia, oportunidad, ganar-ganar, marketing y toda la jerga de vendedor de Herbalife son obligatorias para todos los fiebruos del emprendimiento.
    Al final dela historia el coñazo con la cruda realidad económica no se sana con frases de autoayuda y actitud positiva.
    Mientras sigamos esperando que los que nos condujeron hasta este abismo sean los mismos que nos saquen, ni con engaños de emprendimientos ni con la fe que mueve montañas pero no hace mercado saldremos del embudo. Una economía sana hará que emprender sea natural y la dinámica de la macroeconomía hará que los pequeños emprendedores puedan tener éxito.
    Algunos ilusos creen que un nuevo gobierno constituido por empresarios y los ladrones de ayuda humanitaria seria la panacea dorada para salir adelante en un futuro próspero lleno de fotos bellas en el Facebook. Pero ante esta supuesta alternativa hay que preguntarse… si Maduro y el PSUV se van del gobierno será este un acontecimiento mágico que le quitará de golpe y porrazo la mentalidad de bachaquera a millones de ciudadanos que creen que emprender es robar a tu prójimo o que no son choros pero la inercia del malandreo colectivo se los lleva y los revuelca en la orilla de playa de la circunstancias.

  4. Buenas a todos! como siempre, bien resumido y con sensatez este artículo de la Prof. Jessica.

    Este tema del emprendimiento, starups, etc. siempre me ha parecido más de lo mismo, la trampa caza bobos:

    1 Estás pelando bolas por tu culpa. haz algo!
    2 Tienes el poder de cambiar todo, llámame y págame y te digo cómo
    3 Ahora ten paciencia tu recompensa está al finaaaaal del larrrgoooo camino

    Empresarios que por la situación tienen frito el negocio son asesorados por COACHERS que le dicen, no es tu culpa es que tus empleados no trabajam en equipo, págame y te diré cómo salir.

    Profesionales que ahora deben buscar cómo hacer plata por su cuenta sin saber cómo vender o gestionar sus servicios se deseperan por hacer algo y caen con vendedores de ilusiones: antes AVON, antes HERBALIFE. antes muchos, ahora VISION TRAVEL, que ahora es CLUB DE VIAJES.

    Gente con real (sin mencionar la procedencia) que apoyan a la pareja, hijos, etc. y les dan la plata para que monten un negocito para que se independicen y después de la furia de montarlo queda el vacio del fracaso (negocios viscerales).

    27 años en la producción publicitaria he visto de TODO, desde el judío que prepara a su prole para que sigan con los negocios, al tracalero que monta el negocio a punta de estafar a todos a su alrededor (otro tipo de vendedor de ilusiones).

    Si bueno, esto del emprendimiento es más de lo mismo, trabaja solo, solo tú, lucha por tus sueños. Nada de cooperativismo, trabajo comunal, trabajo en equipo. Ah! y si no estás en las redes no eres nadie!!!! Es mejor andar sin cédula que sin cuenta en instagram.

    Saludos! buen artículo!

  5. El emprendimiento es una iniciativa del privado, es en el sector privado donde podemos encontrar emprendimientos, no es otra cosa que la búsqueda del lucro lo que mueve a un emprendedor. En Venezuela se ha sembrado la idea, y bastante raíces que ha echado, que el comerciante y el empresario son una clase maligna que se enriquece a costa de ciudadano de a pie, cuando la iniciativa privada es la verdadera fuente de creación de riquezas de un país, los problemas que pueda afrontar un emprendimiento en Venezuela no son a causa de una “cadena” maligna que los obliga a actuar malignamente, la raíz de lo cuesta arriba de un emprendimiento en Venezuela es el modelo socialista implantando por décadas, un emprendimiento puede ser fácilmente ahogado por la corrupción y burocracia que emana del Estado. No quiero decir con esto que un emprendimiento en otra parte del mundo sea soplar y hacer botella, sin embargo el entorno venezolano es una maquina para destruir cualquier iniciativa privada, el socialismo del siglo XXI no puede permitir que el individuo se pueda valer por sus propios medios, el socialismo necesita que los individuos estén sometidos a la miseria para poder así repartir migajas y que quienes logran recibir esas migajas lo agradezcan. Cuando Venezuela tenga una economía de libre mercado entonces tus esfuerzos serán correspondidos como se debe, mientras sigamos en socialismo tus frustraciones serán cada vez mayores.

    • “El entorno venezolano es una maquina para destruir cualquier iniciativa privada”. Buen dato para seguir destruyendo nuestro gentilicio como venezolanos. Una cosa es que, como sociedad tengamos problemas y otra es estigmatizar nuestra sociedad como maligna y destructiva.
      No muchos como tu piensan de esta manera, y por ello tenemos el pais que tenemos. Gracias por tu aporte destructivo.

    • “Cuando Venezuela tenga una economía de libre mercado entonces tus esfuerzos serán correspondidos como se debe, mientras sigamos en socialismo tus frustraciones serán cada vez mayores.”
      1. Ilústrenos usted, en cuál economía de “libre mercado” se premia el esfuerzo de los pequeños emprendedores. Los países donde la pequeña y mediana industria es fuerte, disponen de Políticas dirigidas a PROTEGERLOS. Revise las noticias sobre la guerra económica que TRUMP ha desatado contra el mundo y entenderá que NO EXISTE EL LIBRE MERCADO EN EL MUNDO CAPITALISTA DE HOY.
      2. En Venezuela NO EXISTE UN SOCIALISMO, AL CONTRARIO, SUFRIMOS EL CAPITALISMO MÁS SALVAJE EN EL QUE LOS EMPRESARIOS SE RIGEN POR UNA PÁGINA DE INTERNET Y EL ESTADO SE LA CALA. EN UN ESTADO SOCIALISTA ESO SERÍA IMPOSIBLE.
      3. CAPITALismo es un sistema en el que predomina el CAPITAL por sobre TODO, inclusive la vida, la humanidad. Usted lo dice, impera el LUCRO por sobre la existencia misma. EL SOCIALismo es un sistema antropocéntrico en el que EL SER HUMANO, LO SOCIAL es lo preminente por sobre TODO LO DEMÁS, por tanto, es la VIDA LO QUE IMPORTA.
      Conclusión: No hace falta tanta alharaca para entender de qué se trata IDEOLÓGICAMENTE y el PORQUÉ EL MUNDO SE ENCUENTRA EL EL ESTADO EN QUÉ ESTÁ. Le sugiero que lea los informes de la ONU sobre Pobreza, DDHH, Educación, etc.

  6. Los intelectuales chavistas/maduristas piensan que podrán sacar adelante la economía sin la participación de los opositores, nos persiguen e intentan exterminarnos, y peor si somos emprendedores, nos acusan de oligarcas y traidores a la patria…por eso los maduristas prefieren que chinos, árabes, turcos, etc vengan aquí a adueñarse del comercio e industria pequeña en Venezuela. Ningún país puede recuperarse económicamente si no hay democracia y seguridad jurídica…

    • de verdad tu capacidad intelectual es de un primate, ACASO NO LEISTE EL ARTÍCULO COMPLETO? LLAMARSE “EMPRENDEDOR” EN ESTO SIMPLEMENTE ES UN EUFENISMO RIDICULO QUE USTEDES MISMOS SE IMPONEN PARA VERSE COOL, te guste o no, eso de “emprender” es como los “franquiciados”, una verdadera trampa caza bobos, babosos que creen que llamarse “emprendedores” y ser un PELA BOLAS se hace salir del lote, jajajajaja.. pobre pelabolas..

    • “Los intelectuales chavistas/maduristas piensan que podrán sacar adelante la economía sin la participación de los opositores, nos persiguen e intentan exterminarnos..” Y viceversa, la oposicion quiere exterminar todo vestigio del chavismo. Mientras estemos en la permanente “destruccion mutua” tenemos la economia que tenemos. Mas de lo mismo.

  7. Este es el ultimo negocio que intente hacer… fui a informarme sobre las placas del carro en la inspectoria de cagua estado aragua bueno el dueño de la inspectoria me pidio 95 dolares para resolver lo de las placas si alguien esta interesado puede escribir aqui y le doy el nombre para que vaya directo al grano y no pierda tiempo buscando con quien hhablar

  8. llamarse “emprendedor” es en otras palabras un BACHAQUERO SIFRINO, se tenia que decir y se dijo.
    El que tenga dudas que por favor averigue en Banesco que tiene GALPONES Y GALPONES de maquinaria de todo tipo perdidos en los “programas de emprendedores”, muchos bolsas pensaban que pedir un crédito y tener un local los hacía verse cool, los negocios de “emprendimiento” por lo general no llegan a los dos años porque simplemente los “emprendedores” se comportan como empleados de su propia empresa.. en otras palabras, no asumen la mentalidad de empresario, se quedan en eso de ser empleados… las características de esto simplemente se quedan en contratar al primo, hermano, cuñado etc porque “está pelando bola”, pero no tiene la capacidad ni las ganas de trabajar y ser productivo para el negocio..

    la otra causa del por qué fracasan los emprendedores es que se vuelven “empleados de sí mismos”, en otras palabras, COMIENZAN A COMERSE LAS GANANCIAS DE LA EMPRESA, ya es harto conocido que cuando las ventas comienzan a subir, el “emprendedor” se le ocurre ir a la playa, a salir a discotecas, a vacacionar a otras partes CON EL DINERO PRODUCTO DE LAS VENTAS.. asi nadie progresa..

    y otra causa del por qué estos “emprendedores” fracasan es por que NO QUIEREN DELEGAR PORQUE TIENEN EL TEMOR DE PERDER CONTROL DEL NEGOCIO.. en otras palabras, tienen miedo de contratar personal capaz y competente “porque cobran mucho” y terminan contratando al cuñado, al hermano, al primo, “porque es pana” y no saben que allí están sellando la muerte de la empresa.. igual sucede si contratan un vendedor y el hombre comienza a vender de una manera desaforada y por ende a cobrar inmensas comisiones: LO DESPIDEN Y LUEGO ASUMEN LA VENTA A ESOS CLIENTES.. en otras palabras SE CONVIERTEN EN UNOS VULGARES LADRONES, piensan que vender es sencillo o tener algun aspecto de la empresa es fácil y se creen la última coca cola del desierto…

  9. Me imagino que el trabajo que renunciaste fue el de la radio del sur y es una gran tristeza que eso haya sucedido por culpa de esta crisis economica la radio del sur no sera lo mismo sin ti en mi opinión eras como el alma de la emisora bueno pero ese no el tema y tienes toda la razón en lo que dices venevisión por ejemplo le hace publicidad a los emprededores pero a simple vista se ven que son persona de clase media y tienen maquinas que vienen del extranjeros y le quieren hacer ver al pobre q si se puede

  10. “Cuando el maremoto pase, nos tocará hasta reconstruir los conceptos laborales.”
    Los laborales y otros más que nos permitan revertir ese perverso mecanismo deshumanizador, “sálvese quien pueda” (aupado desde arriba). Para la reconstrucción necesaria venidera, es bueno saber que contaremos con personas como usted que constituyen una reserva moral necesaria.
    Saludos y mi respeto

  11. Yo también aborrezco esa palabtita de «emprender», me parece una trampita en donde quieren hacer creer q todxs tienen posibilidades de progresar, cuando es un tema de condiciones de clase y que hace q la gente individualice la lucha (mejor resuelvo la papa «emprendiendo» individualmente y no fomentando un proceso productivo comunal que también me puede resolver la papa, sin caer en utopías y comprendiendo que lo personal o individual no desaparece con lo colectivo… Y lo peor (siempre puede ser peor) que VTV se la pasa con programitas q incentivan este tipo de prácticas q individualizan la lucha

2 Trackbacks & Pingbacks

  1. The “Art” of “Entrepreneurship” – Orinoco Tribune
  2. Lo que debes saber sobre “emprendimientos” y nadie te dice: precisiones y recomendaciones adaptadas al contexto – 15 y Último

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*