Eso que llaman amor… ¿para vivir?

Escribir sobre dedicarse primordialmente al trabajo doméstico no remunerado, o lo que llaman coloquialmente ser “ama de casa”, es sinónimo de escribir desde un cúmulo de privilegios: 40% de las familias venezolanas están encabezadas por una mujer, 70% de estas jefas de hogar no tienen pareja, en estos casos el hogar suele contar con un solo ingreso y, encima, quien lo provee también carga con el grueso del trabajo doméstico. LEER MÁS